El Último día Seguir historia

pp_odls odls gvr

Donde luego de ausentarse durante dos años ChanYeol vuelve al colegio donde estaban los que antes solía llamar amigos, donde está aquel chico castaño al que había rechazado y que aparentemente estaba con su otro mejor amigo, para su mala suerte termina enamorado del frío chico rubio que solía ser su mejor amigo Las cosas cambian y también las personas, lamentablemente no todas cambian para bien y el se dará cuenta de que pequeños detalles del pasado arruinaron el presente muchas personas. *Historia100% mia *no acepto adaptaciones *actualizaciones cada 84 años: cuando tenga tiempo *yaoi *hay partes algo fuertes


Fanfiction Bandas/Cantantes Sólo para mayores de 18.

#hosehun #byunbaekhyun #parkchanyeol #eso #hunsoo #sebaek #chanyeol #baekhyun #exofanfic #chanbaek
2
840 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

El Último día

Los últimos días de clase siempre solían ser días tanto horribles como significativos, era como cerrar un ciclo a sabiendas de que uno nuevo iniciaba. Nunca faltaba el amigo que se cambiaba de instituto, de casa, de ciudad o incluso de país aún ese no era el caso de BaekHyun.


El chico estaba más que nervioso, a sus cortos quince años se había decidido contra todo pronóstico a aceptar su enamoramiento por su mejor amigo, otras personas en su situación tendrían más de una razón para negárselo a sí mismos y definitivamente no muchos estaba dispuestos a hacer lo que él tenía planeado para ese día.


Él tenía muy claro lo que sentía desde hacía ya un tiempo y termino tomando la decisión de expresarle sus sentimientos, de todas formas era su mejor amigo, lo conocía mejor que a nadie. Después de pensarlo mucho decidió que un buen día para confesarse sería su último día de clase.


Estaba tan sumido en sus pensamientos que ignoro por completo a una segunda persona que estaba tocando la puerta y al no recibir respuesta optó por gritarle.


–BaekHyun ya párate holgazán, es tarde!!! –gritó.


No podía ser nadie más que el rarito de su hermano TaeHyung era un crío de lo más extraño que era dos años menor que él.


Rodó los ojos hastiado de tener que escucharle gritar diariamente para molestarlo o solo porque le apetecía molestar a los vecinos.


Miro el despertador que estaba al lado de su cama para revisar la hora dándose cuenta que era muy tarde y el no se había cambiado o aseado, estaba hecho una mierda y ese era el único día que debía lucir decente.


Mierda, tenía quince miserables minutos.


Se paró de golpe algo mareado por la rapidez de sus movimientos y tuvo la maravillosa idea de correr las cortinas de su cuarto de golpe resultando obviamente en una ceguera instantánea, mientras sus ojos intentaban adaptarse a la luz sus pies lo traicionaron y se golpeó el dedo chiquito del pie con la pata de la cama, todo en menos de 30 segundos.


Chillo de dolor durante unos segundos maldiciendo a todo lo que respirase y corrió hacia el baño, no tuvo más remedio que bañarse con el agua helada y salió del baño tiritando como un perro, como pudo se cambió, tomó sus cosas y salió de la habitación corriendo.


Desde la primera planta su hermano lo miraba con cara de pocos amigos.


–Rápido inútil, no pienso llegar tarde el ultimo día por tu culpa –el chico era un amor definitivamente.


La razón de que su hermano estuviese tan ansioso por llegar era más que simple, aparentemente BaekHyun no era el único que le tiraba hacia el otro lado en la casa.


Como todo buen hermano mayor había revisado el teléfono de su hermano en un ataque de curiosidad mientras este no se encontraba, encontró una mina de hora en donde esperaba encontrar basura y porno, al parecer su hermanito tenía novio —lo cual era totalmente injusto ya que él era el menor y lo había conseguido antes— no encontró mucha información, solo sabía que se llamaba JungKook y era un año menor que su hermano, definitivamente jamás había siquiera imaginado que a su hermano le gustasen los chicos y menos los menores.


Tardo algo de tiempo en bajar las escaleras por culpa de su mala condición física, uno pensaría que vivir en una especie de pequeña mansión sería una un paraíso y claro que lo sería si sus padres no hubiese tenido flojera de instalar un elevador, tampoco era muy favorecedor que su cuarto estuviese el tercer piso, pero tuvo que elegir entre eso o que su cuarto estuviese al lado del de TaeHyung.


Una vez abajo se sentó durante unos segundos en un escalón para estabilizar su respiración, luego se levantó y corrió afuera montándose rápidamente en su bicicleta.


De nada le servía que su familia tuviese dinero si no podía usar ninguno de los autos de su padre por su edad.


Entonces sintió como su hermano se sentaba detrás de él.


El subnormal de TaeHyung tuvo la maravillosa idea de prestarle su bicicleta a uno de sus amigos que termino por romperla y para su desgracia él era el que debía pagar por la estupidez del incordio.


– ¿No podías ir más lento abuelo? –lo miro como si el tuviese la culpa.


–No me fastidies, yo no tengo la culpa de que alguien más rompiera la tuya —su hermano desvío la mirada ante el recordatorio de su error.


Estaba a punto de comenzar a pedalear cuando sintió un pellizco en su espalda, definitivamente TaeHyung quería ir caminado a la escuela.


–Si fuese ChanYeol no te quejarías tanto– dijo con voz sugerente.

BaekHyun no pudo evitar sonrojarse ante la mención del chico.


–Solo somos amigos, inútil –escupió con nerviosismo– Tu solo quieres llegar temprano para ver a ese niño raro con dientes de ratón —ataco con suficiencia.


–Por lo menos JungKook tiene orejas normales, concéntrate en el camino antes de nos atropellen.


Y así lo hizo con el corazón latiendo desesperado, su hermano pesaba y sus piernas ya le estaban doliendo apenas comenzar a pedalear.


Cunado logro llegar a la escuela el ingrato de TaeHyung se bajó sin siquiera mirarle o darle las gracias, y si, su escuela y la de su hermano estaban una detrás de la otra y aun así jamás se les había pasado por la cabeza ir juntos. Tuvo que quedarse unos segundos parado al lado de la bicicleta todo encorvada intentando recuperar el aliento después de haberle exigido a su cuerpo el esfuerzo que nunca hacía, TaeHyung no era la persona más ligera del mundo y sus piernas lo sabían.


Levanto la mirada y se encontró con SeHun caminando hacia el a pasos lentos como si no tuviese nada mejor que hacer, lo saluda con un hola, SeHun era su otro mejor amigo, no es como si estuviese todo el tiempo a solas con Chanyeol, realmente no soportaría eso por suerte para él estaba SeHun aunque eso a veces también era tan benéfico.


–¿Piensas quedarte allí parado o vas a ayudarme? –Le recrimino cansado.


–Ni siquiera saludaste, hoy estas más amable que de costumbre –le respondió tan inexpresivo como de costumbre.


–Que dramático eres


SeHun y él se conocían desde hacía ya mucho tiempo, no tanto tiempo como el que tenía de conocer a ChanYeol pero en fin era mucho por lo que había mucha confianza en su relación, SeHun era dos años menor que BaekHyun y aun así el más joven no lo trataba como tal.


Aunque SeHun ni siquiera debería estar en la misma escuela que el por su edad, el colegia pri

vado al que pertenecían contaba con instituto y escuela media, ambas en el mismo terreno pero en edificios diferentes, uno al lado del otro, sin embargo la relación entre los muchachos del instituto y los de la escuela media no era muy buena y los menores tenia prohibida la entrada al edificio del nivel superior y eso era toda una suerte porque en su caso se libraba de TaeHyung por varias horas.


El plan de declararse estaba en pie pero tenía la necesidad de contarle a SeHun en caso de que este tuviese planeado aparecer de la nada como solía hacerlo e interrumpiera todo.


–SeHun –Lo llamo intentando llamar su atención.

Seguía nerviosos, incluso esos o más años de amistad no le aseguraban que el otro tuviese una buena reacción, y tampoco era como si pudiese decirle al otro que se lo tomara con calma porque posiblemente lo interrogaría a mas no poder.


–¿Qué? –cuestiono para luego darle la mano ayudarlo a enderezarse.


–Necesito que te saltes la primera clase conmigo, tengo algo importante que decirte y no puede ser en otro momento.


El tono de seriedad que utilizo dejo muy claro que era algo serio y no se trataba de una broma o simplemente de perder el tiempo.


–Más te vale que en serio sea importante –Asintió –Ya vámonos, las cosas que hago por ti.


BaekHyun lo tomo del brazo y lo guio hasta el patio trasero del instituto, en esa parte no había ventanas de ningún edificio y casi siempre estaba oscuro por la enorme sombra que los edificios proyectaban hasta ese lugar.


Lamentablemente cuando ambos se asomaron para comprobar que estuviese vacío se encontraron con una escena que resulto sumamente repugnante para ambos, el director se estaba casi tragando al profesor HyeSung y ambos estaban comenzando a acariciarse demasiado para ser un beso, la cosa definitivamente iba para largo.


BaekHyun y SeHun se miraron y pusieron caras de asco, pero eso no impidió que SeHun les sacara más de una foto desde las sombras, luego de eso ambos optaron por ir hacia la azotea, aunque fue complicado llegar hasta allí sin que nadie los viese.


Una vez que ambos estaban en la azotea BaekHyun se volteo para ponerle seguro a la puerta, SeHun lo miro pero ignoro el detalle de la puerta.


–Creo que nunca poder mirar de la misma manera al profesor HyeSung y mucho menos al director –tembló el menor fingiendo escalofríos.



El otro simplemente ríos por el comentario pero a los pocos segundos su rostro reflejo una seriedad que no era normal en el chico que normalmente era despreocupado.


–Bueno dejando de lado la experiencia más traumante que he visto en mi vida, necesito que pongas seriedad en esto –le advirtió –Lo que te voy a decir tal vez no sea sencillo de escuchar pero eres uno de mis mejores amigos y confió en ti...


–Estas muy misteriosos, ya dime lo que sea que hizo que me perdiera una clase a la que de todas formas no iba a entrar.


–Bueno... me gusta alguien y pues tengo planeado declararme hoy a la salida –Su voz se fue apagando conforme las palabras iban saliendo tímidamente.


BaekHyun observo como el rostro de SeHun se deformo en una mueca de confusión, luego en una de proceso para terminar con una de sorpresa.


–¿Qué?, ¿Por qué?, ¿de quién?, ¿porque no me dijiste antes? –pregunto tan rápido que las palabras eran difíciles de entender para el otro.


BaekHyun estaba incluso más sorprendido que SeHun, de alguna manera el ya esperaba que SeHun no se lo tomara mal pero no esperaba que se enfadase un poco justamente por no haberle contado antes.


–para que me dijiste si no ibas a responderme –Reclamo -¿Cómo se llama ella?, ¿Es de tu edad?, ¿Es de la escuela?


Demonios


Ahora venía la parte más complicada, explicarle al preguntón que tenía enfrente que no se trataba de una ella si no de un él y que ese él era ChanYeol.


–Es que no se trata de ella si no dé el, hace no mucho acepte que las chicas no son lo mío –El silencio del otro lo alarmo pero continuo –Lamentablemente tú y yo lo conocemos mejor que nadie, de hecho es porque comemos todos los recesos con ChanYeol y sería extraño no hacerlo.


No pudo evitar bajar la mirada del nerviosismo que lo había invadido trago saliva y espero unos segundos hasta que SeHun se dignó a reaccionar.


–No esperaba lo de Chan pero, aquí entre nosotros, nunca te viste tan masculino –admitió sin pena.


Cuando el más alto se dio cuenta de la indirecta a su masculinidad le pego en el brazo y relajo su expresión, después de todo no había salido tan mal como lo había imaginado.


–¿Y eso que significa?


El menor se limitó a reír


–De que te ríes! –Le grito alterado –tu nunca te ríes, solo sabes burlarte de mí y de Chan.


Luego de un rato de estarse riendo como retrasados BaekHyun le respondió las preguntas que le había hecho el menor con un poco de vergüenza, pues eran cosas que se había guardado sin admitir en voz alta y se sentía un poco expuesto. A final llego a la conclusión de debió haberle contado antes al chico de expresión nula, el solamente le había reclamado por no haberle contado antes.


Sintió como un peso desaparecía de sus hombros y se sintió como un tonto por haber hecho todo un drama, definitivamente le saldrían arrugas por estresarse por todo.


Reviso su teléfono por mera curiosidad de la hora dándose cuenta de que faltaban menos de diez minutos para que empezara la siguiente clase, le aviso a SeHun y ambos se pararon para irse.


Desbloqueo la puerta y bajo las escaleras con el otro siguiéndolo.


–¿En serio piensas decirle hoy?, digo ¿porque hoy en específico?


–Me lo he estado pensando durante ya un tiempo y llegue a la conclusión de que si se lo decía un día antes de las vacaciones, tendría tiempo suficiente para asimilarlo y darme una respuesta cuando estuviésemos de vuelta –Y no estaba mintiendo.


El por más positivo que quisiese ser no podía esperar que las cosas se dieran como en los dramas, intento ser un poco realista y concluyo que lo normal sería que el otro no supiese que responderle y le pidiese tiempo, y para no hacer incomodas las cosas entre ellos durante las clases o los recesos decidió que las vacaciones serian su tiempo de meditación.


–Tiene sentido pero ¿ya pensaste en lo que va a pasar después de las vacaciones? –Apunto –Él te dará una respuesta pero no estoy seguro de que sea lo que tú quieres escuchar –Su rostro adquirió una mueca triste al pensar el esa probabilidad.


–Quita esa cara de cachorro regañado –Sonrió a pesar del triste comentario –estoy totalmente consiente de que algo así puede llegar a pasar, pero si me rechaza no voy a hacer una escena dramática, voy a aceptar su decisión y puede que un tiempo después las cosas sigan como siempre –hizo una pausa –además se que si sale mal no estaré solo.


SeHun sabía exactamente a lo que se refería y no dijo ya nada.


Obviamente las cosas eran un poco más complicadas de lo que a BaekHyun le gustaría admitir, lo más probable era que si las cosas salían mal se deprimiría durante un tiempo pero estaba seguro de que podría con ello.


-Como digas, pero deberías apurarte a menos que quieras ir a la dirección estando tan cerca de la libertad.


Se separaron al llegar al pasillo principal y cuando estuvo totalmente seguro de que nadie pasaría por allí se escabullo esta llegar al salón, abrió la puesta sin tocar y para su suerte la maestra aún no había entrado. Cuando entro algunos alumnos lo miraron extrañados, seguramente porque notaron su ausencia en la primera clase, y como no hacerlo si cada cierto tiempo se escuchaban sus cuchicheos con el chico alto, de todas formas la atención solo duro unos segundos y todos volvieron a sus teléfonos o a sus pláticas.


Como todos los días, tomo su lugar al lado de ChanYeol que daba hacia la ventana, estaban dos sillas atrás del escritorio de los maestros.


–¿Por qué no entraste a la primera clase? –Le pregunto a penas se sentó, lucía un poco molesto.


–Llegue tarde –mintió nervioso.


–Claro, y SeHun paso los extraordinarios –respondió con sarcasmo –cuando estaba entrando a la escuela te vi con SeHun, salieron corriendo hacia no sé dónde y luego simplemente no entraste.


–Bu-bueno es que te-tenía algo impo-portante que decirle a SeHun y se nos fue el tiempo –Su voz temblorosa no ayudo mucho con la veracidad de lo que estaba diciendo.


–Como digas, en el descanso me contaras la historia completa –y no le estaba preguntando si quería contarle.


No le pareció extraño que ChanYeol se molestase, él era una de los mejores alumnos de la escuela, estaba más que claro que era un colegio privado, pero él tenía una beca que cubría el setenta por ciento de su colegiatura, ChanYeol no era de una familia pobre, eran más bien clase media, rozando la media alta por lo que para sus padres no significaba tanto la cantidad que pagaban aun así el chico se esforzaba todo lo que podía para no perder dicha beca.


Por otro lado BaekHyun estaba en el instituto porque para sus padres no significaba nada pagarlo, no era un alumno malo pero constantemente se olvidaba de hacer sus proyectos y tareas, el pasaba todas sus materias porque ChanYeol era su mejor amigo, era como tener una enciclopedia portátil.


Pensaba decirle algo más respecto al tema pero entro justamente una de las personas a las que no quería ver, el profesor HyeSung, para su mala suerte no pudo ocultar mucho su sonrojo y es que luego de lo que había presenciado junto con la otra pobre víctima no podía ver con los mismos ojos a su profesor. Lo perturbador no era de parte de él, por lo que sabía su profesor tenía unos treinta pero el director tenia cuarenta y cinco eso si era algo perturbador, sin contar que le había parecido sumamente asqueroso.


–¿Qué te pasa?, ¿Por qué estas todo rojo? –cuestiono indiscretamente el otro.

Definitivamente el orejón no sabía cunando debía quedarse callado.


–Dime –exigió zarandeándolo ligeramente y haciendo un puchero.


Y pesar de lo inteligente que pudiese llegar a ser tendía a ser infantil en algunas ocasiones, como el berrinche que estaba montando en ese momento en medio del salón, el profesor los miro mal a ambos y pero únicamente regaño a BaekHyun –Disculpe joven Byun pero si quiere platicar más a gusto con su compañero puede salir del salón –con su semblante recto, aunque después de lo había presenciado a BaekHyun no le parecía extraño que se hayan remodelado exclusivamente los salones donde ese maestro daba clases.


Se sintió ligeramente superior por algunos segundos por lo que decido parase de su haciendo llamando la atención de los demás alumnos incluido ChanYeol que no dudo ni un segundo en tomarlo del brazo para detenerlo de lo que sea que planease hacer.


–No es buen momento, te van a mandar a la dirección –Susurro por lo bajo.


BaekHyun aparto la mano del alto con una pequeña sacudida acompañada de una mirada que le decía algo parecido a "tengo un plan".


Cuando el profesor Shin se dio cuenta de que uno de sus alumnos revoltosos había permanecido parado manteniendo una pequeña conversación durante varios decidió que no sería más indulgente.

–¿Algo que quiera comenta con la clase alumno Byun? –Cuestiono con un tono molesto.


–Preferiría comentárselo de una manera más privada –Respondió a modo de juego.


Camino hacia el escritorio del docente como solo una persona que tenía un haz bajo la manga podría hacerlo, con una confianza que hasta cierto punto hizo al profesor preocuparse incluso antes de que se parase frente a su escritorio y sacase su teléfono.


BaekHyun busco en su galería la foto que SeHun ya le había mandado y subiéndole el brillo al máximo la puso frente al profesor de forma que ninguno de sus compañeros pudiese verlo incluso asomándose con dicha intención.


El profesor palideció en un instante, sus manos temblaron y su quijada se endureció con furia, definitivamente no esperaba que después de meses por fin alguien descubriera eso y mucho menos que fuese precisamente uno de sus alumnos más revoltosos.


BaekHyun se acercó lo suficiente al profesor y susurro discretamente bajo la mirada de varios de sus compañeros.


–Sería una lástima que terminara el los teléfonos de todos los estudiantes –Susurro perverso.


–¿Qué es lo que quieres? –Pregunto con voz temblorosa.


–Creo que sería agradable que saliese del salón y no de ambas clases libres –Sonrió con inocencia.


El profesor lo miro estupefacto pero asintió, se levantó y anuncio que tenía asuntos que atender en la dirección, —cosa que solo hizo que BaekHyun se riera por lo bajo— el chico simplemente regreso a su lugar y sus compañeros no hicieron más que festejar.


ChanYeol lo miro extrañado cuando regreso, era normal que se preguntara que había hecho el bajito, BaekHyun muchas veces era un chantajista, pero normalmente los maestros no cedían ante él.


–¿Qué le mostraste? –Pregunto acusatorio.


BaekHyun no pudo evitar soltar un pequeño suspiro, estaba tan colado por el alto que cuando este se enfadaba o hacia muecas le parecía de lo más tierno.


–No fue gran cosa –saco su teléfono y le mostro al otro la foto –solo esto.


ChanYeol inmediatamente puso una cara de asco y parpadeo varias veces como si la foto le segara, aunque talvez se debiese a que el malvado castañito que tenía por mejor amigo tenía su teléfono con el brillo muy alto.


–No puedo creer que lo chantajearas con esto –apunto a la foto, el otro guardo su teléfono –olvídalo, si puedo creerlo eres un aprovechado –lo acuso con desaprobación.


–Talvez tengas razón –admitió –Pero deja de mirarme así, no es mi culpa que fueran tan indiscretos yo solo aproveche su distracción y sabes tan bien como yo que tu igual lo hubieses hecho.


Estuvieron hablando durante toda la primera clase, BaekHyun le comento que SeHun había tomado las fotos y se las había enviado, así como también que fue un accidente encontrarlos en esa situación tan comprometedora, como no podía ser de otra manera ChanYeol intento indagar un poco sobre lo que supuestamente le había contado el castaño al chico de pocas expresiones, BaekHyun desviaba el tema en cada oportunidad pero fue demasiado obvio y solo consiguió que el otro insistiese más sobre ello.


La profesora Kim había entrado al salón, pero a pesar de esto ChanYeol pareció prestarle poca atención y siguió insistiéndole a BaekHyun logrando que la profesora se molestara y lo sacara del salón una hora antes del receso.


Cuando la clase por fin termino BaekHyun esperaba encontrar a ChanYeol afuera del salón esperándolo, como ya había sucedido en otras ocasiones, pero no lo encontró cerca por lo que se dispuso a buscarlo con la mirada por toda la escuela para que pudiese ir con SeHun como siempre.


Logro divisarlo al final del pasillo hablando con una chica que desde la distancia era no era identificable, se acercó lo más sigilosamente posible escondiéndose detrás de un bote de basura, asomo la cabeza y cuando por fin pudo ver a la femenina se dio cuenta de que era nada menos que Sandara Park o la sanguijuela como el mismo BaekHyun había apodado a la chica hacia un largo tiempo.


Para su sorpresa la chica estaba llorando en silencio intentando hablar entre hipidos que en un primer momento lo hicieron sonreír hasta que entendió el porqué.


–¿pero porque? –Lloro siendo abrazada por el alto.


Eso hizo que a BaekHyun le hirviera la sangre, el ChanYeol era mejores amigo pero no era tan cariñoso con este porque ChanYeol no era un fanático del contacto excesivo, por otro lado con SeHun solía hacerlo incluso si el menor se negaba a recibir cariño.


ChanYeol se acercó al oído de Sandara y eso fue suficiente paras que se molestase lo suficiente para irse, de manera silenciosa huyo por el pasillo.


Una lagrima se le escapo, definitivamente tenía ganas de darle un golpe al alto pero solo era su amigo, no era como si pudiese meterse en la vida personal del otro, no hasta ese punto.


Cuando estaba corriendo para intentar estar lo más lejos posible entro en la cafetería y choco con SeHun


–¿A dónde vas?, oye ¿Qué te paso?


El castaño levanto la mira, lomo del brazo y lo arrastró consigo hacia un pasillo no muy concurrido, una vez allí le conto lo que había visto al menor de la manera más dramática posible.


–Talvez ella se le confesó y fue rechazada -dijo tratando de que el otro no diese mucha importancia.


Y BaekHyun sonrió nuevamente ante la posibilidad de que la llamada sanguijuela pero el sentimiento reconfortante se fue cuando un pensamiento llego a su mente.


Te puede pasar lo mismo.


Ambos planeaban seguir hablando pero el tiempo se cabo y tuvieron que regresar a las clases, SeHun simplemnte le dijo "inténtalo, suerte con ello"


Cuando entro en el Sanlo se sento en el lugar de siempre pero ChanYeol noto que algo no andaba bien.


–¿Qué te pasa? –Pregunto siendo ignorado –Baek, Baek, Baek –insistió –BaekHyun –Siguió presionando.


–¿Qué quieres dumbo? –pregunto enojado.


–Creo que la señorita no está de humor – le contesto a sabiendas de que el otro odiaba que se le hablase como si fuese una niña.


–Cállate Park –lo llamó por su apellido, ChanYeol definitivamente supo en ese momento que el bajito estaba más que enojado.


–Si te vas a poner así me voy ­–paso seguido se levantó –cuando se te pase el berrinche me hablas –dijo molesto, para luego sentarse del lado opuesto.


Al poco tiempo en el lugar de ChanYeol se sentó un chico alto ojeroso, BaekHyun no era muy bueno con los nombres de algunas personas pero recordaba haber hecho algún proyecto con ese chico.


–Hola te pelearse con tu amigo el alto ¿verdad? –dijo el chico


–¿Es tan obvio? –pregunto algo divertido. No esperaba que alguien aparte de ellos se diera cuenta.


–La verdad... si, llevamos como 15 minutos aquí y el no deja de mirarte, además yo pensaba sentarme cerca de la puerta pero me empujó y se sentó - dijo riendo.


–Soy BaekHyun –le dijo con una sonrisa –y tú eres......


–¿Enserio no te acuerdas de mi nombre?


–Lo siento tengo pésima memoria –admitió.



–Me llamo Tao y ayer nos tocó hacer equipo juntos en la clase del profesor HyeSung pero hoy salió luego de que le dijeras algo –no pudo evitar reír al recordar eso.


Extrañamente esa clase tampoco llego su maestra, la señorita Bom había contraído conjuntivitis aparentemente, la maestra ya tenía unos lindos ojos grandes la enfermedad definitivamente haría que diesen miedo en se momento.


BaekHyun se la había pasado tanto tiempo hablando con Tao que no se había percatado de la constante mirada de ChanYeol en ellos.


Las demás clases tampoco llegaron los maestros, al parecer la señorita Boom también contagió al señor Lee y a los demás profesores, BaekHyun había entrado en confianza demasiado rápido, incluso le conto al chico alto que gustaba de alguien y que tenía planeado declararse ese día, no tuvo que decir más para que Tao le dijese que sabía que era ChanYeol, no era difícil de adivinar.


Cuando las clases terminaron el chico se despidió de BaekHyun deseándole suerte con su declaración que por supuesto seguía en pie a pesar de lo que había pasado en el día. Se puso a buscar a ChanYeol con la mirada pero ya no había nadie más en el salón, todos habían salido muy rápido.


BaekHyun salió corriendo y logro verlo a lo lejos caminando hacia la salida, corrió para alcanzarlo, el otro lo miro extrañado y molesto cuando BaekHyun logro llegar hasta su lado.


–Lo siento ­–Se disculpó y lo abrazo tomándolo por sorpresa.


Chanyeol detuvo su caminar pero se sintió extraño que el bajito se disculpara de la nada, este solía hacer dramas de hasta una semana cada vez que discutían pero ni siquiera habían hablado y BaekHyun ya se había disculpado.


–Necesito decirte algo pero quiero que te lo tomes en serio.


–¿Ahora vas a contarme lo que le dijiste a SeHun?


–Sí, de todas formas iba a contártelo hoy pero eres muy impaciente –regaño –me-me gusta alguien –Admitió en un susurro, que solo ChanYeol pudo escuchar,


ChanYeol lo miro con indignación en medio del abrazo que ninguno de los dos se había dignado en terminar.


–¿Por qué no me lo dijiste antes?, ¿Por qué le contaste primero a SeHun?


–Estaba nerviosos y me avergonzaba demasiado decírtelo –Contesto con un sonrojo adornando sus mejillas.


–¿Y desde cuando te pasa eso? –Dijo ofendido –a mí me cuentas todo no sabía que ahora se lo contabas todo a SeHun antes que a mí, ya, dime como se llama la chica.


–Ese es uno de los problemas, no-no es mujer –Y aquello último lo había dicho bajando la cabeza –es un chico.


ChanYeol lo miro con una expresión que por primera vez en su vida no supo descifrar, su corazón latía demasiado rápido.


–¿Quién?


–Tú – dejo escapar sintiendo quitarse un peso de encima.


Sintió como el otro se separaba con rapidez, ChanYeol había terminado el abrazo dio dos pasos hacia atrás cuando BaekHyun intento acercarse, algo no estaba saliendo bien.


Entro en pánico, desde ese momento estaba más que claro que el otro no sentía lo mismo, estaba siendo rechazado y ChanYeol no necesito decir palabra alguna para hacérselo saber.


–Yo-yo lo siento, no dejes que nuestra amistad se vea afectada por esto –Cerro los ojos al no poder controlar el miedo.


–Es que..... –Comenzó siendo interrumpido por el bajito.


–No es necesario que me respondas ahora –dije tratando que calmar la situación – tendrás mucho tiempo para asimilarlo y pensar en ello.


–Baek lo siento mucho no usaré ese tiempo porque sería incómodo para ambos –contesto y desde ese momento BekHyun supo que no le estaba gustando el rumbo de la conversación –no te quiero dar falsas esperanzas, eres mi mejor amigo y ni por asomo te he llegado ver como algo más que un hermano para mí.


Demonios.


Sintió como algo dentro de él se rompía, BaekHyun no pensó que sería se esa forma, tan crudo, tan humillante.


–No te preocupes desde el principio no esperaba ser correspondido –Intento calmar su voz pero sus ojos lo traicionaron soltando las primeras lágrimas –solo quería decírtelo por si... ya no importa.


–Pero podemos seguir siendo amigos, eres mi mejor amigo y no te quiero perder por tonterías –mencionó con lastima.


Wow


Pensó que nada dolería más que el rechazo, pero vaya que dolió más referirse a sus sentimientos como tonterías.


–No te preocupes tienes razón son tonterías –Contesto con un sarcasmo que evidenciaba lo herido que se sentía


–Sabes que no quise decirlo de esa forma yo solo...


–Está bien –no quería dejarlo terminar –pero tengo que irme ahora, nos vemos luego.


No quería que siguiese haciéndole daño por accidente.


Pareciese que el otro iba a contestar algo pero no pudo aguantar, comenzó a correr hacia la salida y aún habiéndola pasado siguió corriendo, tenía miedo de seguir escuchándolo, sus lágrimas salían sin control y se esparcían por su rostro deformado en una mueca de dolor. No evito que el sollozo que quiso salir de su garganta desde el momento que abrazo terminó saliese, necesitaba dejarlo salir de alguna manera.


A los pocos minutos se cansó de correr y comenzó a caminar, seguía llorando pero intentaba recomponerse ese sin éxito.


Ya estaba casi enfrente de su casa, el no vivía lejos de la escuela, pero no se había dado cuenta durante cuánto tiempo había estado caminando, seguramente habían sido unos 20 o 30 minutos, no estaba seguro.


Cuando pasó la gran reja de acero no pudo evitar caer de rodillas a unos pasó de la puerta y echarse a llorar de nuevo. Había salido tan feliz y estaba regresando tan derrotado.


TaeHyung lo había visto caer, estaba viendo desde la ventana del segundo piso, salió corriendo, bajo las escaleras y cuando abrió la puerta encontró a su hermano hecho un mar de llanto. No dudo ni un segundo cuando se agacho con el y lo abrazo.


–¿Que pasó – fue lo primero que se le ocurrió preguntar.


BaekHyun quiso decir algo, aunque sea una mentira pero no podía dejar de llorar.


–Espera un segundo – le dijo TaeHyung levantándose.


–¿A donde podría ir en este estado? – logró formular con su voz ronca.


Cuando se quedó solo saco su teléfono, tenía varias llamadas y mensajes de SeHun, también había de ChanYeol. Pero no se sintió capaz de contestar a ninguno de los dos, tampoco quiso abrir los mensajes. Se metió a la casa y se sentó en el sillón de la sala.


TaeHyun entró a la sala con dos botes enormes de helado y dos cucharas. Estuvo comiendo y llorando durante toda la tarde y entre sollozos y helado en la boca le contó a su odioso no tan odioso hermano lo que había sucedido.


Luego el otro lo abrazo y ambos se quedaron dormidos.


Estaba teniendo un lindo sueño en el que ChanYeol lo abrazaba y le decía lo mucho que lo amaba, escuchó a lo lejos el ruido de una puerta siendo abierta pero no quería dejar de mirar a su ChanYeol.


Pero terminó despertando cuando si tío el flash de un teléfono en su rostro, TaeHyung igual había despertado.


–Es un milagro que no estén peleándose por algo, tenía que aprovechar el momento –Se excusó su hermana.


Yoona era su hermana mayor, una rarita igual que ellos, veinte años no le parecían suficientes para madurar, parecía una niña de 12 por si comportamiento pero era más alta que BaekHyun y TaeHyung.


–¿Que te pasa anciana? –reclamó un molesto TaeHyung.


La poca madurez que tenía la usaba ignorando constantemente a TaeHyung cuando se ponía insoportable.


Yoona se fijó en los ojitos rojos de su hermano y sus mejillas del mismo color, el chico había estado llorando y no iba a dejar que eso pasase desapercibido.


–¿Que le pasó a Baek? – cuestionó a TaeHyung viendo las pocas ganas que BaekHyun tenía de contestar.


–Ya te lo contará después, vamos a ver que hay en el refrigerador.


Ambos bajaron a cenar y BaekHyun intento volver a dormir para ver si podía recuperar el sueño tan lindo que había estado teniendo.





13 de Febrero de 2020 a las 16:11 0 Reporte Insertar 1
Continuará… Nuevo capítulo Cada 30 días.

Conoce al autor

odls gvr Hola, mis historias también están otras plataformas pero quise probar suerte espero que encuentren algo interesante en las pilas de basura que escribo.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~