Luna :La bruja del crepusculo Seguir historia

esteban-cartagena1580481267 Esteban Cartagena

En la familia real que gobierna Aurecia es normal que cada generación nazca una niña con poderes mágicos ,pero incluso en una corte donde eso se considera normal ,Luna es especial .Las adivinas y eruditos de la corte coinciden en que es la hechicera mas dotada que ha nacido en generaciones


Fantasía Todo público.
3
902 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

La creación del espejo magico

La joven hechicera contemplo por un momento el espejo delante de ella. Era de plata bruñida, una reliquia de los tiempos en que aún no se perfeccionaba la técnica para hacer grandes espejos de cristal.

¿Había acaso un destello en su interior?

¡Claro que no ¡ Que ingenuo de su parte pensar que esta vez sería diferente!

Por un momento contemplo la pila de espejos desechados en la pequeña cocina que había hecho instalar junto a la habitación que era a la vez estudio y laboratorio. Estaba repleta y había más en su dormitorio.

Solo esa noche usado más de veinte.

Se le habían agotado los espejos que pudo comprar con los fondos asignados al presupuesto para sus investigaciones. No quedaba nada del dinero de este mes y no podía presentar ningún logro que justificara tal despilfarro.

Su hermana y su tío no estarían contentos cuando se enteraran.

Más de cien espejos descartados después de fracasar en su intento de recrear el místico espejo mágico capaz de mostrarle a cualquier persona y cualquier lugar.

A estas alturas dudaría que fuera posible crearlo si no fuera por la incuestionable evidencia de que en el pasado otra hechicera de la familia real lo había logrado.

Este logro impresionante fue en el pasado una gran ventaja para el reino pues podían ver a sus enemigos y evitar conspiraciones en contra de la familia .

Pero el poder del espejo murió junto con su antepasada y en 350 años ninguna hechicera real había logrado recrearlo.

Cuando se quedó sin espejos envió a sus sirvientes sonámbulos a recorrer los pasillos del castillo en busca de espejos de tamaño apropiado colgados en salas y corredores.

Los sirvientes sonámbulos fueron rápidos y eficientes en cumplir su labor.

Como siempre lo hacen pensó Luna “la bruja del crepúsculo”.

Sus sirvientes sonámbulos eran una extensión de su voluntad. Luna había dedicado meses a buscarlos en la época en que se manifestaron sus poderes y las adivinas y eruditos de la corte habían concluido que era la hechicera más poderosa nacida en siglos en la familia real.

Por entonces luna solo tenía seis años ya daba muestras de una gran inteligencia.

Cuando necesito sirvientes recorrió los orfanatos del reino buscando niñas y niños que fueran sonámbulos.

Todos sus sirvientes tomaban una poción para dormir cuando estaban de servicio, así entraban en un estado de sonambulismo y se convertían por medios mágicos en extensiones de la propia Luna , dotados de una inteligencia similar a la suya y una voluntad que era su voluntad.

_Que orgullosa estoy de ustedes exclamo sin percatarse de que hablaba en voz alta. Acordándose de Ives , su criada favorita cuando estaba sonámbula y su amiga y compañera de juegos cuando estaba despierta deseo que estuviera con ella para que le preparara una rica taza de té que aclarara sus ideas .

_Quisiera que Ives estuviera aquí. ¿Qué estará haciendo ahora?. Luna pensó que no savia nada de en qué ocupaban su tiempo libre Ives o cualquiera de sus acólitos.

_Oh Ives! ¿Dónde estás ahora que tu señora te necesita?

De repente el espejo en el que había estado trabajando emitió una casi inaudible nota musical y brillo con luz propia.

Luna observo el espejo fascinada al constatar que no era su imagen la que se reflejaba .

Estaba viendo a Ives .

Se encontraba en la sala de descanso del personal conversando animadamente con las criadas de su hermana y con otros miembros del personal de servicio del castillo . Ives parecía estar coqueteando con alguno de los jóvenes guardias asignados al castillo .

El pobre muchacho pasaba momentos incómodos rechazando educadamente las insinuaciones de la bella Ives , por la que evidentemente se sentía atraído .

¡Pero que chica tan malvada! , pensó Luna.

Todos los guardias en el castillo, puede que incluso en todo el reino sabían que ives era una extensión de ella y que tocarla equivalía a poner sus manos sobre la propia Luna y, aunque la bruja del crepúsculo no le diera importancia al asunto y el guardia no terminara con las pelotas comprimidas por alguna maldición , de seguro su hermana , la princesa Aurora no sería tan comprensiva . Seguro que la princesa de hierro tendría uno de sus temidos ataques de furia y metería al pobre guardia un mes a pan y agua en el calabozo mas sucio y maloliente que pudiera encontrar y eso si el guardia tenia suerte y no se enteraba su tío el duque Offwid .

Ives no debería andar por ahí coqueteando irresponsablemente.

_Ives! , ven aquí de inmediato, dijo Luna a la imagen en el espejo.

Ives se puso pálida y disculpándose con sus compañeras de cotilleo abandono la sala a toda prisa y se dirigió a las habitaciones de Luna.

Que interesante!, pensó Luna . Esa debe ser una de las funciones del espejo.

Con un pase mágico el espejo volvió a la normalidad .

¿Qué más podrá hacer este espejo?

_Veamos, ¡espejito , espejito! Dijo sintiéndose un poco tonta usando esas palabras de cuento para niños.

_Muéstrame…Eh ,no se …

_¿Quién de entre todas las nobles damas y doncellas del reino de Aurecia es la más hermosa?

El espejo parpadeo, por un momento pareció que no iva a mostrar nada pero luego emitió una nota musical ligeramente diferente a la anterior y le mostró el rostro de una bella joven vestida únicamente con una bata de seda idéntica a la que ella tenía en su dormitorio.

La bata estaba abierta y dejaba al descubierto sus senos bien formados. La joven tomo un cepillo y empezó a pasarlo por sus largos cabellos rubios.

Una criada apareció por detrás trayendo una lámpara que dejo en el tocador a un lado de la joven muchacha. Esta despidió a la criada con un gesto de su mano y esta se retiró haciendo una reverencia.

Luna se sobresaltó.

A la luz de la lámpara pudo ver bien el rostro de la muchacha y era su propio rostro.

Tuvo que abrirse la camisa para asegurarse que sus senos no habían crecido de repente , tal era el parecido del rostro en el espejo con el suyo , aunque el cuerpo no fuera igual.

Se dio cuenta que estaba viendo a su hermana.

Aurora! , exclamo sin darse cuenta de que lo decía en voz alta.

El rostro en el espejo se sobresaltó y adquirió una dureza que era bien conocida en el castillo.

_¿Quién está ahí?

¡Guardias ,grito sin ni siquiera cerrarse la bata .

De inmediato aparecieron dos guardias con las armas listas .

Uno de los guardias era una mujer guerrera , quien se sobresalto al ver que su ama estaba a medio vestir.

_¡No mires!, le dijo al otro guardia .

El guardia no pudo evitar la visión de los senos de su señora y de inmediato bajo la cabeza, lo que empeoro todo puesto que sus ojos se cruzaron con la rosada virginidad de su ama .

Avergonzado se dio vuelta y musito mil disculpas en su dialecto natal ofreciendo quitarse la vida como disculpa.

La princesa Aurora, ignorando por completo los apuros de su guardia se limitó a cerrarse la bata y a ordenar que registraran la habitación.

_¡Háganlo bien!, dijo dirigiéndoles una severa mirada a sus guardias.

_Yo estaré en el comedor.

_Mi señora! , dijo la guerrera, necesitas una escolta!

Aurora no le hizo caso, descalza y cubierta solo con una fina bata se dirigió al comedor.

_Que mi doncella me alcance allá!

Aurora era ama y señora en esta parte del castillo , este era su hogar y si quería ir descalza y en bata lo haría sin preocuparse por los demás .

_Mas vale que esto no sea un truco de Luna se le oyó decir al salir.

Luna trago saliva al escuchar eso.

Luna y Aurora eran princesas y si peleaban nadie se atrevería a separarlas.

Con un pase mágico cerro la imagen del espejo, se imaginó a su hermana atravesando el castillo descalza y a medio vestir para entrar en sus habitaciones.

Estaría tan furiosa que le daría una paliza!

Bien sabia Luna que en una confrontación física nada podría contra su hermana, mucho más acostumbrada a las actividades físicas. Luna en cambio era una estudiosa , una chica tranquila que utilizaba su magia para resolver sus problemas.

¿Debería ordenar a su golem que impidiera el paso de Aurora si llegaba a venir?

Mejor no , pensó luna los golem no eran nada delicados y aurora podría salir lastimada .

Luna amaba a su hermana y jamás usaría su magia para lastimarla, igual que Aurora la amaba y nunca la metería en el calabozo, que es donde usualmente terminaban los que la hacían enfadar.

Lo mejor sería hablar con ella por la mañana y ofrecerle una disculpa, eso si no venía en los siguientes minutos a darle un puñetazo en la nariz.

De seguro la noticia de su éxito en la creación del espejo haría desaparecer su enojo y la pondría de buen humor.

Sin dudas la princesa de hierro vería las ventajas para el reino de contar con tan singular artefacto mágico .

En ese momento entro Ives jadeando por haber corrido todo el trayecto desde la sala de descanso del personal hasta la apartada torre donde están los dominios de Luna .

_¿Mi señora? , dijo tímidamente asomando la cabeza por la puerta entreabierta.

_Ah! , Ives , ¿Qué estabas haciendo?

Ives se puso pálida.

_Mi señora yo….empezó a decir .

Pero una mirada de Luna le hizo comprender que era mejor no decir nada.

Luna suspiro. Normalmente se limitaría a darle alguna tarea como castigo, como deshacerse de todos los espejos dañados que se acumulan en la cocina y el dormitorio , pero ahora de repente se sintió muy cansada . Además Ives parecía entender lo equivocado de su proceder.

_Ives, empezó diciendo Luna , cuando estamos solas siempre me llamas por mi nombre . El hecho de que entres aquí llamándome “mi señora “, aun sabiendo que no hay nadie más es clara evidencia de tu mal comportamiento .

_Mi señora ,digo Luna , lo siento mucho no lo volveré a Hacer .

_Dime Ives , ¿sabes que podría pasar si mi hermana se enterara de que un guardia te dio un beso? , ¿o si se entera mi tío?

_Luna te juro que no pasó nada de eso.

_Todos te consideran una extensión de mí y si alguien te tocara mi hermana lo tomaría como si me hubieran tocado a mi .

_Luna , dijo Ives con tratando de mantener la calma ,no es asi como son las cosas.

En ese momento a Ives se le ocurrió pensar por qué medios su señora se habría enterado de sus acciones en la sala de descanso.

_Mi señora , es decir Luna ¿puedes ver atreves de mi aunque no este sonámbula?

La pregunta de Ives tomo a Luna por sorpresa.

Ella podía percibir lo que ocurría a través de sus acólitos sonámbulos cuando estaban bajo su influencia, pero esto se producía por medio del oído y no a por medio de la vista.

Estaba segura que si fuera necesario podría poseer totalmente a una de sus acólitas pero para eso ella misma tendría que estar en un estado de trance similar a un sueño profundo.

Era posible pero no lo haría jamás. La mente de la acolita se vería afectada, hacérselo a Ives sería como violarla. Le dolió que Ives pensara algo así de ella . En todo caso para llegar al estado en que una acolita pudiera entrar en comunión con su señora sin daños severos a su mente se necesitaría mucho más disciplina de la que, la a menudo indisciplinada , Ives tenía. De sus servidores solo Había una que tenía el grado de compromiso y entrega para intentar algo así. Marí , La hermana mayor de Ives , solo ella estaba tan entregada al servicio de su señora que se sacrificaría sin dudarlo si se lo ordenaba y ese era el grado de entrega necesario para volverse una con su ama sin que ninguna de las dos resultara dañada en el proceso.

Claro! La gente hablaba, los calabozos de Aurora se llenaban de chismosas que difundían rumores como que Luna usaba a sus sirvientas para tener relaciones con sus guardias o que poseía a sus sirvientes para seducir a las criadas del castillo .

Por lo general Luna no prestaba atención a esos chismes .

¡Pero que la propia Ives pensara que la había usado de esa manera! ¡eso ya era el colmo!

_¿Es eso lo que piensas de mi Ives?

Ives se arrepintió de inmediato de sus palabras. luna la había rescatado a ella y a su hermana de la miseria de un orfanato rural y las había traído al castillo .

Les brindo una educación, las vistió y alimento. Las veces que Ives estuvo enferma luna la sano con sus poderes.

Mas que un ama fue casi una hermana para ellas.

Ives mas que nadie conocía el corazón bondadoso de Luna y estaba orgullosa de ser suya , por ella daría hasta la vida.

Ives callo de rodillas y beso un pliegue de la túnica de Luna.

_Perdóname mi ama , Hable sin pensar!

_Bien mi querida Ives ¿quieres que te perdone?

_Entonces ,primero ponte de pie , luego puedes decirme como supe lo que estabas haciendo .

Ives trago saliva . No se le daba nada bien resolver problemas, se le antojaba un trago del aguamiel que su señora guardaba en el gabinete .

_Espero tu respuesta dijo Luna.

Ives dijo lo primero que se le ocurrió.

_Lo supiste porque…eres la hechicera mas grande sabia y justa del reino?

_Además de ser tan hermosa gentil y piadosa como para no enojarte con tu humilde criada por un pequeño desliz?

_Los halagos descarados funcionan con mi hermana , no conmigo . Y hablando de Aurora ¿recuerdas este regalo suyo?, dijo luna sacando un látigo pequeño de un cajón donde había estado guardado desde que Aurora se lo diera para que disciplinara a sus sirvientes (especialmente a Ives)

Luna nunca la había castigado ni a ella ni a su hermana , pero Aurora había demostrado cómo se usaba el látigo cruzando la espalda de Ives con un cruel latigazo que había desgarrado la tela de su uniforme y mordido cruelmente su carne dejando en su espalda un largo cardenal que hasta a la magia de Luna le había costado sanar .

_­Era de la abuela , explico aurora con un tono frio y cruel . Lo usaba para castigar a las criadas rebeldes.

_¡Es un artefacto mágico! , dijo Luna.

Aurora asintió con la cabeza .

_¡Y golpeaste a Ives con el!

Luna hizo un gesto a sus guardias para que salieran y se llevaran a Ives.

Ives quería quedarse .Era evidente que las dos princesas terminarían yéndose a las manos y , aunque sabia bien que si atacaba a Aurora podría terminar siendo ejecutada , no quería dejar a luna para que se las viera sola con la mucho mas fuerte Aurora en una pelea .

Pero los guardias la sacaron y la llevaron a la cocina donde otras criadas le habían atendido la herida del látigo y le habían remendado el vestido .

Luego le contaron que Aurora se fue sin decir una palabra, con el vestido roto y un labio partido. Su elegante peinado deshecho allí donde Luna le había tirado del pelo .

_Si hubiera sido cualquier otra , dijo Ives , la magia de mi señora hubiera acabado con ella .

Ives vivió un tiempo aterrada de cruzarse con Aurora , pero tiempo después esta la llamo a su presencia e insólitamente le pidió disculpas .

Parecía sinceramente apenada por haber lastimado a alguien tan apreciada por su hermana .Fue entonces que Ives se dio cuenta de que Aurora , conocida como la princesa de Hierro ,amaba sinceramente a su hermana menor y acepto sus disculpas con humildad .Para su sorpresa Aurora la despidió con una sonrisa .

Luna había conservado el látigo olvidado en un cajón desde entonces , pero su sola presencia en las manos de su ama le había hecho recordar el dolor que le infligió el golpe de Aurora y empezó a sudar pese al clima agradable que siempre reinaba en los dominios de Luna.

Luna seguía esperando su respuesta.

Ives savia que debía responderle algo pero no podía evitar que sus pensamientos volvieran a aquel día en que su señora se enfrentó a la temible Aurora por su causa.

Cuando le permitieron volver junto a su ama la encontró con un ojo morado y con sangre en la boca . La habitación estaba toda desordenada y muchos de sus preciados instrumentos mágicos estaban esparcidos en el suelo.

Algunas cosas se habían roto incluyendo el espejo ante el que pasaban tantos momentos felices cepillándose mutuamente el cabello.

En ese momento Ives tuvo algo parecido a una revelación y supo la respuesta a la pregunta de su ama.

_Es el espejo! ..¡lo conseguiste!

_Si , dijo Luna con una gran sonrisa ,dejando caer el látigo en un rincón y abrasando a ives ¿acaso lo dudabas?

¡Eso nunca!...nunca, nunca , nunca , nunca dude de mi señora.

Luna la más grande de las hechiceras ,Luna la bruja del crepúsculo.

8 de Febrero de 2020 a las 04:35 0 Reporte Insertar 1
Leer el siguiente capítulo ¿como usamos el espejo?

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión