Cuento corto
0
348 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Viaje sin retorno

He tomado desde hace mucho tiempo, la decisión de volar del nido donde nací, ya nada me ata a este lugar, hay una fuerza interior que me está llamando, hacia el lugar que es no lo sé todavía, ahora que me encuentro sola en esta pequeña casa, mis padres murieron hace cinco años, me separé de mi esposo hace dos meses y sin esperanzas de volver, él y yo no nos llevábamos bien, siempre estábamos discutiendo, dos caracteres distintos por completo, no me dejaba dominar por su machismo, él no creía en nada, lo cual chocaba con mis creencias, yo era católica y hace dos años me había iniciado en el arte de la hechicería, cierto día estaba visitando la librería para ver si encontraba un libro que atrajera mi atención, y rebuscando encontré el libro de rituales llamado El Poder de la Diosa interna, entonces me da a la tarea de llevarlo a cabo al pié de la letra, mi mundo cambió, y ya fui otra persona, esperaba con ansias todas las festividades, me sentía por dentro muy bien, tenía otro mundo por quién vivir, es decir ya mi vida iba tomando sentido y el por qué, ya tenía mis cosas recogidas, me llevaba dos únicas maletas, mi ropa con mis cosas esenciales, la otra maleta cargaba las herramientas, es decir utensilios para la celebración de las festividades que más adelante os contaré, me da un baño y almorcé algo, ya arreglada y equipaje en mano tomo las llaves para dejárselas a mi sobrina que recién se había casado, le echo una última ojeada a la casa y me despido de ella, toda mi vida hasta ahora que he vivido ahí, junto a mi única hermana que ahora tiene una hija mayor de diez y ocho años, la recién casada y un hermano de diez años, ella se había casado hace mucho, es mayor que yo, todavía convive con su esposo, se llevan bastante bien, ninguno de los dos tenían creencias, yo la adquirí después en el transcurso de mi vida cuando me hacía preguntas a mí misma el del porqué de esta vida, el porqué de la religión, a qué daba todo esto lugar y para qué, entonces poco a poco me fui adentrando en ese mundo místico y fascinante, en la puerta de la calle me percato de pasar todos los seguros.


Me encamino hacia la casa de mi hermana que quedaba a cuadra y media, así tendría a su hija relativamente cerca, el llamado de mi corazón me decía que siguiera hacia adelante, me impulsaba a continuar sin mirar hacia atrás, con las maletas un poco pesadas me hacían sudar a chorro, había mucho calor,me fui un poco apurada, para despedirme rápido de mi hermana y poder sacar el boleto del tren, ya en la puerta de la casa de ella toco en su puerta y secándome el sudor de la frente y las sienes, ella me abre y al verme con equipaje en manos y sin avisarle previo se quedó espantada porque yo le había comentado con anterioridad de mi partida, pero no le dije cuándo, así que la sorprendí y me mando a entrar hacia el interior de su confortable vivienda, le dije que no, que estaba apurada, a tanto insistir decidí entrar y me senté un rato para tomar un pequeño resuello, ella como es lógico, me dijo que porque no le avisé la fecha, que ya partía y comenzó a sollozar, le dije que yo era así y que le había avisado con tiempo para que se hubiera preparado psicológicamente con tiempo, nos abrazamos por última vez y nos dimos un beso de despedida, le alargué las llaves y le dije toma que son para tu hija como regalo de bodas, me dijo que prefería que me quedara, pero como ella no entiende lo que estoy sintiendo dentro de mí, no le expliqué mucho y tomé mis maletas, en eso llegó mi sobrino del colegio y me preguntó que adónde iba y se me partía el corazón al decirle una pequeña mentirijilla, pero no quería que sufriera por mi partida, le dije que iba de vacaciones al campo con una amiga y le hice una seña a mi hermana para que entendiera, pues por ahora no se le podía decir la verdad, ya mi sobrina lo podía entender mejor, esto es muy duro para todos pero tenía que hacerlo, pues si me acobardaba por eso me lo iba a reprochar toda mi vida esta oportunidad que se me estaba brindando para avanzar espiritualmente.


Luego de este momento tan embarazoso ingreso a la calle y desde lejos les envío con mi mano saludos de adioses, se me salen las lágrimas y me las voy secando como puedo, mi mente y corazón me van guiando el rumbo que debo tomar, llego a la parada del autobús y espero alrededor de quince minutos, ya estaba impaciente cuando veo aparecer el ómnibus repentinamente, ya desesperada por subir parquea y hace su recogida a cinco o seis pasajeros que como yo esperaban con ansias su llegada, nos acomodamos porque traía asientos disponibles para los que allí abordamos, suspiro entre alivio y descanso, pazé seis paradas antes de llegar a mi destino, ya en el andén voy derecho a sacar los tickets y de ahí me dirijo hacia un puesto para abastecerme de una merienda bien cargada para el camino, compre galletas de mantequillas, panes, un pomo de seis vasos de refresco de sabor a naranja, unos vasitos desechables, una caja de bombones, unas cuantas chucherías más y un litro de agua, no me gusta ser una improvisada, siempre me preparo bien para todo, no quiero que nada me tome por sorpresa y si así pasara fuera por un error mío que no pude prever con tiempo, ya el tren estaba haciendo notar su presencia, el sonido del pito y la marcha de la maquinaria con su exuberante humareda tomaba todo el lugar, luego de su enorme y chirriante frenazo todos nos pusimos en atención para abordar la mole de hierro, como locos dentro de los coches buscábamos desesperadamente asientos, diviso uno libre y me apresuro a tomarlo antes que se adelante la multitud que no perdona si te atropellan y yo con las maletas tan pesadas me limitan el andar y me corren las gruesas gotas de sudor por el cuerpo, al lado de un señor maduro de unos setenta años por ahí más o menos frisaba su edad, saludo a todos los allí presente pues enfrente también viajaban un matrimonio de mediana edad que levantaron su vista para observarme por mi llegada al lugar, mientras leían una revista para llevar el viaje más soportable, les sonreí y la pareja me correspondió, mientras que el anciano solitario se limitó a mirarme por encima de sus espejuelos, lo miro y me dedicó un hola seco, acomodo como pude el equipaje encima de nosotros, en los estantes destinados a tal menester, la jaba de hule con los comestibles a mi lado en cuanto comenzara a cosquillearme el estómago, tenerla a mano, todos sentados ya tranquilamente cada cual siguió en lo suyo, el señor mayor a mi lado cerró sus cansados ojos, cayendo en los brazos del Dios Morfeo. El tren puso en funcionamiento su marcha y ya más aliviada por la partida y con el corazón palpitante por mi viaje hacia lo desconocido, tenía una mezcla de emociones que no sabía explicar, suenan los vagones al chocar unos con otros, el olor del combustible me ahoga un poco, se cuela por la ventanilla más próxima, saco mi abanico y desesperadamente despejo ese olor tan contaminante, mi vecino ni se entera, da unos pequeños ronquidos acompasados, mientras que la máquina toma fuerza y va acelerando su velocidad, me dedico a entretenerme a mirar por la ventanilla, lo que me queda el paisaje, lejos de mi puesto de observación, es para mí muy incómodo, pero que le voy a hacer, si es lo que me tocó, así tan contrariada trato de hacer mi viaje feliz, pasamos un buen trayecto por la ciudad, y me quedo muy absorta contemplando la arquitectura, me atrae, y me hubiera gustado haber cursado la carrera de arquitecta, la ciudad es un pintoresco lugar donde confluyen un gran contraste de edificaciones y colores, las voy clasificando, esta me gusta más que la otra, esta vivienda está casi en estado de derrumbe, a este edificio le falta pintura, otros a medio terminar y así vamos saliendo poco a poco de la populosa urbe y adentrándonos en los campos de labriego, donde se puede divisar el ambiente rural, los primeros potros de esta primavera, los polluelos persiguiendo a su madre para que los proteja del medio ambiente y los provean de su ración diaria, que hermosos, es el renacer de la vida, mis ojos se elevan hacia las enormes montañas que se pueden divisar a lo lejos, llenas de una espesa neblina, pues se acercan nubes de aguas y el cielo se va tornando oscuro, el suelo está húmedo, y ya ha habido por estos días grandes temporales, el tren hace su próxima parada donde descienden un buen número de pasajeros, como también ascienden una buena cantidad, a las dos horas y medias del viaje noto que ya mi estómago se está quejando y rápido le echo mano a mi preciada bolsa porque por allí no se ve nada con qué alimentarse, decido compartir la merienda y me da pena despertar al señor e invito a mis vecinos que viajan al frente, ellos gustosos aceptan y con nuestras charlas mi vecino de viaje se despierta y entonces compartimos lo que traía, el matrimonio para compensar su agradecimiento, nos ofreció café, pero ambos lo rechazamos amablemente porque ese vicio no lo teníamos, al terminar todos de saciar el apetito guardé lo que quedaba, pues va y más adelante no sabía con qué me podría encontrar, fui cayendo poco a poco en un rico y poderoso sueño, comencé a tener una visiones muy extrañas, veo un gran edificio muy bello con grandes carteles luminosos anunciando que su nombre era Magic Center Cinco Estrellas de un color amarillo fluorescente, a lo lejos se podían divisar casas multicolores, hermosamente construidas, del pueblo salía una luz divina, en esa ensoñación me despierta un fuerte golpe que me hace saltar de mi asiento, y es que el señor mayor sin querer, se había levantado de su puesto en el justo momento en que el tren diera el frenazo para parar, me he llevado un tremendo susto, él por su parte me dice que vaya recogiendo mi equipaje que hemos llegado al final del camino, miro a mi alrededor y veo que el coche está completamente vacío de personas, me dice que somos los únicos que quedamos, que este lugar es el pueblo que yo lo había soñado, me quedé un poco desconcertada, pues como sabía de mi sueño y me dijo hijita también soy mago, vamos a bajarnos para encaminarte hacia el lugar que debes de llegar, tomó una de mis maletas para ayudarme yo tomé la otra y la bolsa con los víveres que me quedaron, ya abajo damos unos pasos, cuando estábamos a una distancia prudencial el tren se va desapareciendo lentamente hasta que ya no quedaba nada de él, éramos los únicos dentro de ese páramo solitario, marchamos lentamente hacia la civilización, cuando ya estábamos relativamente cerca, me apuntó con el dedo por donde debía tomar para llegar al edificio que había soñado, alí lo diviso con sus grandes letras amarillas, que de levanta majestuoso entre los follajes de los árboles que lo circunda, a lo lejos puedo divisar el bosque y hacia la lejanía diviso las grandes montañas, le pregunto a mi compañero de viaje que como de llama el pueblo y que lugar es este, dice que edificio tomó el nombre de ese lugar, y que es un pueblo mágico, oculto en un plano paralelo al mundo fenoménico, es decir, al mundo normal de dónde vengo, por dentro me lleno de alegría al saber lo que el destino me había preparado, lo que tanto había ansiado, en un lugar así me sentiría como en mi propia casa, imbuida en este último pensamiento al voltearme me percato que mi interlocutor se había esfumado sin ni siquiera despedirse, bueno me dije, continuaré sola como mismo me embarqué en esta loca aventura de mi vida mística, lo digo así porque es lo que yo siento. Avanzo lentamente por el peso del equipaje, diviso que las calles están asfaltadas, hay parques, jardines, lámparas que adornan e iluminan con su luz las oscuras noches del místico lugar, casas construidas algunas de maderas de dos pisos o más, también las hay construidas de mamposterías de igual forma de construcción, por fin llego a la puerta de cristal, del edificio que más alto se erige en el lugar, entro y no veo portero y avanzo, cuando pretendo ingresar hacia la carpeta, que se encontraba a unos diez pasos a mi derecha veo bajando por unas majestuosas escaleras a dos jóvenes como de mi edad muy hermosos que me cautivaron al momento, quedé hechizada de golpe, ellos vinieron hacia mí y yo me quedé petrificada ante tanto esplendor y belleza, por turnos tomaron mi mano y besándola como perfectos caballeros que eran se presentaron, el primero se nombraba Petrus, de pelo hasta los hombros y barba todo de un color rojizo y penetrantes ojos azules como en forma de loto muy atrayente, con el pelo partido al medio, el cual me recordaba a una persona conocida que ya había visto con anterioridad, me volteo hacia la palma de mi mano derecha leyéndome lo que aconteció en mi vida anterior, dice, aquí veo cuando fuiste en una de tus encarnaciones una sacerdotisa virgen que trabajaste en el templo del Sol en Perú, en las manos traes una carabela de cuarzo, moriste cuando venías por un camino y tuviste un encuentro con los conquistadores españoles que te dieron muerte con una lanza, eras una india peruana, entonces Nathaniel que era como se llamaba el segundo jóvenes un pelo negro semiculto con una sembraba, adornado con unos preciosos ojos verdes brillantes, toma mi mano izquierda y la besa, me dice que con tiene el gusto de conversar y le digo que me llamo Lena Magget Atswork Madison, para servirle a ambos, al igual que Petrus me voltea la mano hacia la palma y lee que en un futuro voy a tener tres hijos unos gemelos hembra y varón, y luego un varón, que aquí terminaba mi progenie, luego vienen bajando dos mujeres jóvenes también de nuestras edades que se acercan y les dicen a mis anfitriones que si no iban a casa del amigo de ellos por fin, llamado Andreus, ellos le dicen que si pero que me estaban recibiendo, pues acababa de llegar la nueva maga a la comunidad, que por su puesto era yo, ellas se alegran y me saludan, Petrus me presenta a Maredhic como su esposa y Nathanael a Otisha también como esposa de él, me dicen que se tienen que ir porque un compañero necesita de ellos en ese momento y sus esposas se van para el trabajo, que vinieron al Hotel, por un asunto de necesidad personal, yo los despedí no sin antes los caballeros ayudarme con las valijas hacia la recepción, donde me presentan a la trabajadora de ese momento, la saludo y le doy las gracias a ellos por su amabilidad que se marchaban a sus respectivos lugares, yo me quedo muy impresionada por los galantes jóvenes e intenté controlar la respiración y mis nervios, Marinka que así se llamaba la que ahora estaba trabajando como recepcionista me dio la bienvenida y me hizo entrega de la llave de la que sería mi habitación, me tocó la número treinta y tres, me despido de ella y subo la gran escalera bellamente esculpida y barnizada que desprendía un rico olor a madera, característico de su naturaleza vegetal, lo cual me deleitaba sobre manera, las emociones anteriores me traían la cabeza llena de pajaritos como suele decirse y las piernas flojas, busco afanosamente mi lugar y los pasillos estaban desiertos, parecen que estaban recogidos en sus cubículos o para el trabajo, al fin pude encontrar mi habitación, al penetrar percibo una inmaculada limpieza, estaba bellamente decorado y tenía las cosas imprescindibles para estar cómodamente instalada, la cama camera, con sus almohadas y ajuares de cama, una mesa de noche y un closet, para guardar la ropa, una coqueta con espejo, en la cocina comedor su mesa acompañada con sus cuatro sillas, en la meseta un platero con los utensilios de cocinas, además vasos, cucharas y tenedores, eso pienso yo si lo necesitáramos en alguna ocasión, y el cuarto de baño, bastante espacioso, con su rosada bañadera, habían pomos con perfumes y champú, jabones y toallas, entonces debido al cansancio y el agotamiento que ya tenía decido por lo pronto darme un buen baño cabeza y todo, luego registrando en el closet encuentro un secador de pelo, lo cual iba a ser más rápido y el poder dormir más temprano, como algo de lo que quedó de la merienda, me cepillo los dientes y felices sueños, por la madrugada me despierto y necesito realizar mis necesidades apremiantes, estoy todavía somnolienta y voy a continuar mi descanso, eran cerca de las tres de la mañana, no recuerdo nada de lo soñado pues dormí profundamente, el sueño iba a ser reparador, siento que algo me despierta y era el canto de los pájaros acompañado de unos pasos como taconeos y pisadas fuertes masculinas, me levanto y me dirijo al cuarto de baño a asearme y demás cuestiones, voy al comedor e ingiero algo de lo último que me quedaba, pues me desperté con un apetito voraz, se me olvidó mencionar que tenía un refrigerador, disponíamos de una tele a color, allí se informaba de todos los acontecimientos del poblado, se ponía música de moda e infantiles, menos cosas de violencia, como películas, etc., yo no digo que este lugar sea aburrido para nosotros porque la violencia ha sido eliminada de nuestras vidas, muy al contrario, somos felices como somos, no existe la infidelidad, se respeta a todos, aunque yo me estaba enamorando de Petrus poco a poco cada vez que lo veía, no quiere decir nada, a veces el corazón quiere, pero no podemos darle todo, porque eso sería debilidad, no me precio de eso, prefiero sufrir silenciosamente que entregarme al oprobio, veo algo cerca de la puerta y voy hacia allá para ver de qué se trataba, tomo el cartón y leo unas indicaciones, que me avisan que hoy por la noche comienza el Equinoccio de primavera, a las ocho de la noche, cae en luna llena, debo ir vestida con mi atuendo característico, que es mi traje de ceremonia, de color verde, con aretes de Esmeralda y collar de plata con un dije también de dicha gema, es porque todo reverdece en esta época del año, es su homenaje, dice la misiva que traiga consigo la varita que la voy a necesitar, debo como iniciación encontrar el lugar sola, seguir la pista de los símbolos, que debo ya conocerlos perfectamente y llegar al círculo que se llama precisamente el Círculo de las Flores, allí es un lugar ceremonial, preparado para esta función. Aprovecho el tiempo y preparo mi altar con los objetos que traía en mi segunda maleta, una roca de cuarzo para el norte que representa la tierra, el sur pongo la vela pues va el fuego, al este el pebetero con el incienso, que representa el aire y el oeste va el agua salada en la copa, que es el mar, con una concha, pongo un retrato de la diosa y el dios enfrente, mi bolita de cristal, todo esto lo pongo en el espacio que queda al lado de mi cama, en el piso, recuesto las fotos a la pared, pongo velas en los cuatro puntos cardinales y hago las invocaciones guiándome por el libro de la diosa que les mencioné al principio de mi relato, el que compré en la librería especial, pues ahí los libros son de los más caros, y si son los libros de misticismo principalmente, traje también un pequeño espejo que me sirve para mirarme y hacer la comparación con el dios y la diosa, sentir que soy ellos, verme como ellos, lo pongo en el altar también, de manera que me pueda ir mirando de vez en vez, aunque aquí al parecer hacen todos los rituales del año, luego me aclararé más al respecto, es bueno siempre tener su propio altar, hay cosas pequeñas que pueden pasar por alto y que son de suma importancia y yo aquí tranquila en mi pequeño pero importante altar puedo lograr grandes cosas en mí, a la vez que también trabajo sola, hay menos peligro de tener alguna discordancia con alguien y las energías pueden fluir mejor, lo hago ama modo, ya anteriormente cuando comencé y me inicié en la magia a través de este libro de la diosa, logré formar un grupo con personas desconocidas que fueron apareciendo sin yo buscarlas, en la medida que hacíamos los rituales como es lógico, se estrechaba más nuestra amistad, pero comenzaron a aparecer las mandonas que silenciosamente querían hacerse ellas con el poder y actuar a su antojo y voluntad, ya no seguían las reglas del ritual, cada vez buscaban nuevas cosas de literatura ritualista, cambiando las invocaciones originales, entonces la diosa al ver el desastre que se avecinaba habló a través de mi informándoles que se guiaran por el libro que para eso fue concebido y que todos los años debía cambiarse la sacerdotisa principal, eso era democracia, ellas no conforme con eso fueron agregándole más negatividad al grupo, lo cual estaba tan decepcionada de todas sus manifestaciones, que todos las veces tenía que lidiar con algo distinto, discusiones, liderazgo, no ayudaban para nada a la humanidad, viendo todas estas cosas que no acababan de cuadrarse y que no mejoraban, lejos de ser un grupo espiritual, era más bien un grupo ordinario, que solo le preocupaban otros problemas menos a los que debían ocuparse, por eso un día sin que se dieran cuenta las abandoné y luego una de ellas vino a reclamarme, pero yo con mi boca callada no le respondí, sufrí en ese grupo ni lo imaginable, no existía el altruismo para nada, en grupos de esa índole es mejor que se disuelvan, como eso fue lo que pasó después, ellas tenían conceptos equivocados de lo que era ser una diosa y era olvidarse de las cosas materiales y dedicar la vida a las cosas del amor hacia la humanidad y hacia sí misma, por eso decidí seguir sola practicando mis rituales, hasta este momento que pongo mis pies en este lugar sagrado, que no mancharé, aunque me pongan la prueba más fuerte que exista, como ahora que la veo venir, ya ustedes se habrán dado cuenta por donde vienen las cosas, yo trataré de luchar contra esto que ahora mismo me está afectando, y lograré salir airosa, todo es poner la fuerza de voluntad que poseemos y no dejarme vencer tan fácilmente. Ya con mi altar armado me dispongo a realizar la ceremonia, invoco al dios y al diosa, para la protección, primero asperjo con agua salada magnetizada por mí con una invocación, luego enciendo incienso y las vela de los puntos, el centro lleva un tazón con tapa de porcelana que compré para la ocasión, ella significa el Sipapu ,el órgano reproductor de la mujer, para completar el altar también puse el órgano reproductor del hombre, dos piedras redondas y entre ellas una piedra alargada, así ya estaba la unidad, el ying y el yang, el complemento de la reproducción humana, pues sin estos dos elementos no fuera posible la vida, es la representación para expresar que los dos deben estar siempre muy unidos, al caer en una meditación muy profunda comienzo a visualizarme como una luz que se expande por el universo, elevándome hacia el infinito, rodeada de una luz multicolor, es decir los siete colores del arcoiris, que son las fuerzas supremas que rigen el universo, tienen esos colores sus connotaciones especiales, porque están regidas por los maestros de esos rayos como se les conoce, también los Arcángeles tienen su participación y le dan a esos rayos aspectos positivos para poder realizarnos como súper humanos, convertirnos en Ángeles que es lo más próximo a la categoría que un ser humano puede aspirar, gozar plenamente de ese disfrute espiritual, sin tener que sufrir más por los dolores del cuerpo físico, alcanzando el nirvana y vivir en plena armonía con el dios y la diosa, esto parecerá de lo que les hablo de una fantasía, pero no, es pura verdad, cuando sepamos armonizarnos podremos trabajar y ayudar con las fuerzas de la naturaleza a nuestro antojo, siempre todo para el bien de todos, eso es lo que tiene que entender la persona, pues con egoísmo no se llega a ninguna parte, luego de este pequeño conocimiento que les doy, continúo enviándole ahora a la tierra la energía arco iris, acorté un poco el ritual porque tenía que hacer otras cosas, como por ejemplo ir a almorzar y recorrer el lugar para conocer la pequeña ciudad campo, todo junto en uno, ya eran cerca de las doce y me picaba el hambre, me visto, perfumo y maquillo un poco, tomo por el pasillo hasta salir a un lugar más abierto, el olor que sale del comedor me lleva directo hacia el restaurant, en la puerta hay una persona parada que es un joven que custodia la puerta, para encaminar a los usuarios los puestos que deben ocupar en las mesas, él me pregunta que soy la nueva que había llegado ayer, le doy la mano y me presento, él me da el suyo, y me manda a pasar, ya sentada muchos me miran y saludan y yo les correspondo, luego cada cual sigue en lo suyo, ante tanto barullo por mi presencia, a lo lejos veo a mis conocidos de ayer que me captan y me hacen señas para que me siente con ellos, era para mí un verdadero placer compartir la mesa con distinguidos personajes, Maredhic y Otisha eran dos muchachas que también se distinguían por su belleza externa, no les digo nada de la interna porque apenas nos estamos conociendo, una era de pelo y ojos color avellana, esa era Otisha y Maredith era más tirando a rubia, con ojos verdes claros, la complexión de ambas se puede decir que eran término medio, ni gordas ,ni delgadas, al igual que yo. En la medida que me iba acercando a ellos por el caminos muchos magos y magas me llamaban para saludarme y crecían mis nervios ante estas personas desconocidas para mí, al fin llego a la mesa de mis recientes amistades y los saludo a los cuatro con un beso, no podía mirarle los ojos a Petrus porque sentía algo indescifrable por él, era algo que no podía controlar, yo sacaba fuerzas de donde no las tenía para pasar estos incidentes por alto y mantener una cordial amistad entre todos, reímos en el almuerzo de los chistes que contamos, les dije algo de mi vida y ellos contaron sobre las suyas también a grandes rasgos, al terminar ellos se fuero de vuelta para sus trabajos porque hoy debían acabar temprano por lo del ritual, Maredhic me comunicó que ellos cuatro me habían preparado la citación de esta noche y yo les agradecí, me voy para mi habitación y descanso un poco para la actividad, duermo un rato después del almuerzo y a medida que voy entrando en el túnel del sueño, se me van presentando símbolos que son conocidos por mí, veo un hermoso jardín en forma circular, con toda una amalgama de colores y especies de flores, de las cuales emanaba un rico olor a perfume, en el centro podía distinguir un gran diamante que refulgía y adornando los cuatro puntos cardinales pirámides transparentes fabricadas de cuarzo, con sus colores correspondiente al punto, rojo fuego Sur, Norte verde tierra, Oeste azul mar, Éste amarillo incienso, que el incienso representa el éter, todo estaba tan hermoso que me desperté tan contenta de poder contemplar algo tan bello en el sueño, me espabilo un poco pues quería recorrer el lugar y conocerlo más de cerca, bajo las escaleras y voy hacia la parte externa del edificio, camino hacia uno árboles y debajo de ellos de erige un lugar que tiene muchos bancos de naturaleza granítica, muy cómodos, me siento un poco a reflexionar y a respirar el agradable aroma del monte y su vegetación circundante, a lo lejos se pueden contemplar el bosque y más alejada las grandes montañas, veo una muchacha de unos años más joven que yo, viene saliendo del hotel, y al verme toma el rumbo hacia mí, me siento un poco cohibida, pues soy de naturaleza tímida, ya cerca me saluda y le devuelvo el saludo y nos presentamos, me llamo Betlelda, dice, como es lógico, le digo el mío, me dice que si yo era la nueva que había entrado este año, le digo que sí y le pregunto que cada que tiempo entran a formar parte de la comunidad los magos y magas, dice que cada siete años, que siempre la entrada es en el equinoccio de primavera, le dije que esta noche había ritual de primavera, que allí nos veríamos, me dijo que sí, me preguntó que de donde venía y toda una serie de curiosidades sobre mi antigua vida, dice que ella nació en la comunidad, pero que decidió ir a vivir al hotel pues ya como adulta, salió de la casa de sus padres para independizarse, que está viviendo en la habitación cuarenta y seis, que después le haga la visita, la invité también a la mía, se despidió de mí, pues se tenía que regresar al trabajo y terminar temprano por lo de la festividad, ya parece que estaba haciendo amistad, aparte de Petrus su esposa y amigos, un rato allí sentada decido regresarme al edificio para tener tiempo y salir más temprano y poder localizar el sitio, especificaba que ese trayecto tenía que hacerlo sola ,solo los símbolos serían mi guía, después de un baño y acicalarme decido ir al comedor restaurant, para comer y así emprender mi marcha hacia el lugar que me habían indicado, luego de saciar mi apetito, voy a cambiarme por mi traje ceremonial, bien perfumada y un toque de color en los labios, y rubor en las mejillas, me peino una coleta y tomo rumbo escaleras abajo, un poco apurada pero sin despertar sospecha entre los que allí habitan, saliendo del local me doy de tropezón con Petrus que viene solo de su trabajo, lo cual me pone de lo más nerviosa al verlo y hablar con él, me pregunta cuál es mi apuro, le digo que si se me nota ,me dice que selle digo que quiero localizar el lugar antes que anochezca, pues como no conozco bien el sitio asignado, que podía extraviarme por ahí sola. Era una prueba que tenía que pasar sola, lo afrontaría con mucho valor y decisión, nos despedimos con vistas a vernos en la ceremonia, alejándome del hotel con las piernas temblorosas por tan inesperado encuentro continúo casi sin respirar y con el corazón palpitante me dirijo por detrás del edificio, que me parece que por ahí es el camino hacia el lugar de los rituales, me queda una hora para llegar antes que anochezca, hay unas escaleras que bajan hacia unos terrenos, se ver muchos arbustos, pero también puedo percibir un trillo, por el cual tomo, caminando con un paso apurado y quitando las ramas que me dan de golpe en la cara por el alocado movimiento que voy proyectando en la atormentada carrera, a unos largos pasos me parece divisar algo, como un gran cartel en lo alto, entonces camino con un paso más redoblado, ahí se intensifica mi alegría y al llegar miro hacia lo alto y diviso una gran Estrella Amarilla que está dentro de un Círculo, pero siento como algo que se va materializando y a la altura del gran cartel ya en mi total visión, puedo contemplar a la Virgen con su pequeño en brazos, dándome la bienvenida al lugar, ellos me sonríen y les correspondo, fue tanto el impacto que me causó que caí de rodillas en señal de adoración ante sublime presencia, ellos dos me dan su bendición y me levanto del suelo, ya se habían desvanecido, fue la segunda visión que he tenido de ella, pero ahora con el niño, en la primera cuando se me apareció por los disturbios que en el grupo se estaban produciendo, y ahora con el niño recibiéndome, eso significó para mí como una buena señal, es lo más grande y hermoso que pueda obtener un ser humano con grandes aspiraciones como yo, agitada un poco por la magnánima visita, decido apresurar el paso, voy divisando el segundo cartel y veo el segundo símbolo que se trata de una flor de cuatro pétalos de color Rosa Encendido, se trata de la Benevolencia de Dios, significa la Religión y Devoción al frente está el Maestro Jesús, la Estrella Amarilla es el Fuego de Dioses la Ciencia y el Conocimiento y al frente de ese Rayo está el Maestro Hilarión, me sé este conocimiento porque lo he estudiado, veo que la tarde está cayendo y me doy prisa, al llegar al tercer cartel es un Triángulo de color Verde, que significa la Filosofía el Tacto y la Adaptabilidad a cargo está de ese Rayo el Maestro llamado Veneciano, un gran pintor de esa época que alcanzó el adoptado en Italia, significa, Uno que Ve a Dios, continúo mi trayecto, me quedan cuatro todavía por vencer, el camino algunas veces venía en líneas rectas y otras veces de forma semicircular, por eso no podía apreciar el panorama que se me ofrecía a mi vista, más las ramas de los medianos arbusto que se me interponían, no me daba por vencida, esta tarea que me habían interpuesto se me hacía más dura, porque como iba en solitario tal vez, si fuera con alguien acompañándome fuera distinto, será para demostrar nuestro valor y fortaleza, pienso yo, ya estoy arribando al cartel número cuatro, precedido por el Maestro Racoxi, el Conde de San Germán, como también es conocido, tiene ese rayo el cargo sobre la Cultura y el Orden Ceremonial, su símbolo la Svástica, de color Púrpura Azúr Zafiro, está derecha, con sus brazos a favor de las manecillas del reloj que es como va naturalmente, no como Hitler que lo invirtió para su propio interés, él tenía que ayudar a Alemania con lo que el traía de conocimiento interno, debido a su poder, fuerza y el don de la oratoria, pero todo lo tergiversó, también se traumó, porque recibió desde su niñez los maltratos de su padre, esa prueba no la pudo aguantar e hizo mella en su psíquis, lo convirtieron en un mago negro y su destino no fue el mejor, siempre lo digo, hay que tener cuidado cuando Dios nos da un poder, significa ese nombre el Poder Sanador de Dios, voy a hacer una reseña aquí de mi con respecto a este problema que nos pasa a muchos y son los tratos que recibimos en nuestras vidas, cuando , era pequeña, y de mayor también, nunca fui la niña mimada de mis padres, ni de nadie, muy al contrario todo, pero como tenía fortalecida mi mente continué siendo normal, nunca descargué, ni ira, ni enojo contra nadie y ahora doy a Dios las gracias por haberme formado así, una mujer fuerte que solo le ha dado amor a los demás a pesar de los tratos recibidos, entonces continúo mi camino, ya se acerca la negra noche y la Luna llena no se divisa todavía, ella sale más tarde cuando estemos en pleno ritual, allí nos beneficiaremos con su luz, no solo por su claridad si no también por su poderes, que nos ayudaran a eliminar lo negativo que hay en nosotros y nos fortalecerá como personas en positivo, ya estoy llegando al cinco símbolo, que se trata de un círculo con una cruz, es de color Oro o Azul Azur, liderado por el maestro Kouth Houmi, al frente del rayo de la Filantropía, Amor Sabiduría, es la Omnisciencia de Dios, luego ya viene llegando por fin el Sexto Rayo, que este Rayo rige el Gobierno, la Voluntad y Fortaleza, es para los gobernantes del mundo, el signo de Leo juega también un papel importante en este aspecto, el símbolo es un Círculo Blanco Incandecente, es la Fortaleza de Dios, al llegar por fin al último cartel veo mi símbolo que son dos letras equis unidas como el número veinte en números romanos son de color naranjados, el Maestro Serapis está al frente de este Rayo, el de los artistas como yo, que me gradué en la Escuela de las Artes Plásticas, rige el Arte, la Armonía y la Belleza, es la Belleza de Dios, es el significado del nombre del símbolo, bueno pues hasta aquí termina mi odisea, ya diviso el Círculo de las Flores, su agradable fragancia, la noche perfumada por el incienso que allí se propaga a través del aire, están purificando el lugar, llegué al lugar un poco tímida, observándolo todo como, así mismo lo había visto en mi sueño, también tenían unos Molinetes o Reguiletes que el aire batía con mucha fuerza constantemente, produciendo un agradable sonido para mis oídos, lo cual me traía una gran calma y me daba una quietud y lo acompañaban los suaves tíntineos de unas campanillas o sonajeros que el viento los hacía danzar, estaba maravillada por tan agradable ambiente, se sentía armonía y paz, veo a lo lejos unas personas que estaban dándole el toque final al arreglo del altar, con frutas bayas, un tazón con huevos hervidos, calabazas y habichuelas cocinadas, trozos de queso, una gran jarra llena de leche, panes, galletas, todo lo que se ha cosechado en ese tiempo y elaborados por todos, voy al encuentro de ellos y los saludo, le digo que había entrado ayer a la comunidad y ya conocí a algunos de los que allí vivían, ella me dice que se llama Marialice, que este año ella funciona como Sacerdotisa Principal, entonces les digo mi nombre, me dan la bienvenida y además de presentan como sus ayudantes Matew, Louise, Lourdes y Esteffaníe. Marialice me dijo que como estaba tan ocupada con lo de la festividad no había tenido tiempo para darme el recibimiento que me merezco, pero que hay una actividad que se celebra a los tres días de la llegada del nuevo Mago o Maga, es decir que ya mañana toca, que es en el Anfiteatro llamado Atlantis Astoreth a las dos de la tarde y que por la noche hay otra actividad de esparcimiento en conmemoración de la primavera, así que vamos a pasarla bien en el día de mañana, les da una pequeña ayuda pues ya estaban terminando, me dijo la Sacerdotisa que ya estaban por comenzar la Ceremonia y rápida me fui a integrarme con los demás que ya estaban llegando, muchos me saludaban, y llegaron mis cuatro amigos más Betlelda, ahora si estaba un poco más contenta pues tenía la compañía que esperaba, ya todos varitas en mano la Sacerdotisa sube por los peldaños de la escalera construida de cuarzo, con un fenomenal traje, muy bonito y llamativo, en la cabeza una tiara de joyas preciosas, parecida a la de laVírgen, con micrófono en mano para que todos la oigan, sale su voz por unas grandes bocinas que se encuentran en lo alto del sitial y comienza diciendo, asperjo este lugar con agua salada para su purificación, e invoco a las diosas y dioses que presiden los cuatro puntos cardinales, para que nos protejan, levanta su varita y dibuja en el aire de esos puntos una estrella de cinco puntas, luego se dirige al centro donde ella se encuentra y abre ese punto invocándolo también, el olor de los inciensos y las velas de color verde, hace de la noche junto a la luna llena que ya comienza a aparecer un lugar místico, todo en silencio de pronto resuena su voz de nuevo, alzando el tazón de huevos cocidos al cielo, dice, Ofrezco este tazón de huevos a la Madre naturaleza, a Gaia, a Perséfone, a Istar, a Astoreth, a la mujer Araña, por los nuevos comienzos, las nuevas cosechas que vendrán, al Dios Sol, a la Diosa Luna Selene, por el equilibrio para nuestro mundo, la Diosa y el Dios dadores de todo, los huevos como símbolo de todo nacimiento de toda la creación universal y renacimiento. El Huevo Cósmico que representa a la diosa que es a la vez Tierra y Luna, el Huevo, como renacimiento interno de la Diosa y el Dios en cada uno de nosotros, hombres y mujeres, entonces se oye una música muy contagiosa y comenzamos a movernos a favor de las manecillas del reloj, la música y la danza exalta a nuestros espíritus, nos vamos transformando, la mente se enerva, ya no sentimos los cuerpos, somos el fuego, la llama divina dentro de nosotros que va creciendo, se siente calor y el baile circular alborota los sentidos, somos uno con el dios y la diosa, las ropas vuelan por los aires al ritmo de la melodía, se expande el cuerpo mental, estamos con nuestra desnudez como venimos al mundo, volamos como aves danzantes, ya al terminar la música, que volvemos en sí, tomamos las varitas y localizamos nuestros trajes y nos vestimos entre risas al contemplar la desnudez de los demás, como si fuéramos niños de nuevo, la Sacerdotisa habla de nuevo, que viene ahora el baile en forma de espiral y que en el centro de dicha espiral, pongamos al planeta tierra para darle energías de colores y fortalecerla, generamos con la danza mucha energía, limpiando así la tierra de malas vibraciones generadas por las guerras, el descontrol y el exceso de egoísmo, terminado el baile, la Sacerdotisa dice, todos venimos de la diosa y el dios y hacia ellos retornaremos como gotas de lluvia fluyendo hacia el océano, porque si la buscan no la encuentran dentro de ustedes, nunca la encontrarán. Así termina la ceremonia, y nos manda a poner los pies y manos a tierra para depositar las energías sobrantes que nos puedan dañar y le sirva a la tierra para su recuperación, entonces Marialice cierra los cuatro puntos despidiendo a las diosas y a los dioses, deseándoles la Paz, nosotros todos comenzamos a abrazarnos en señal de amor y hermandad. Quedamos tan animados después de la actividad que al invitarnos la Sacerdotisa para el banquete corrimos como niños entre risas y bromas a disfrutar del banquete que se había preparado, habían apartados en unos tanques, refrescos y los helados en unas neveras, coní tanto que mi estómago estaba al estallar, alí estuvimos hasta el final algunos, muchos se fueron después de merendar, puesto que tenían obligaciones y en la mañana debían hacer algunas cosas, entre ellas prepararme el recibimiento y la otra, una actividad recreativa por la llegada de la Primavera, la Sacerdotisa y sus ayudantes se fueron con nosotros los que nos quedamos de últimos, ella conversó conmigo como era la vida allí, me explicó algunas cosas, yo quise saber si la comida era al cien por ciento vegetariana, claro eso incluía también, leche, huevo no fecundado, queso, yogurt, esa era mi dieta, dice que ellos también se alimentaban de esa manera, entonces respiré tranquila, esa parte quería investigarla bien, entonces me dí cuenta que estaba viviendo en un lugar especial, libre de toda vibración animal, que contamina todo nuestro organismo, desde la mente, sistema digestivo y emocional, cuando vivía en el mundo normal al eliminar de mi dieta todo lo concerniente que tuviera que ver mi alimentación con la carne y sus derivados, las personas se alarmaron y estaban ofendidas, solo porque eliminé la carne de mi vida como alimento, para mí lo más natural del mundo, ya estaba preparada para llevarlo a cabo, tal vez me ayudó que en mis vidas anteriores, en muchas de ellas fui vegetariana, también comprendí lo que nos enseñaron los maestros, la indanñabilidad a los seres vivos, en ellos están incluidos los animales también, entre muchas cosas, me dijo que cada siete años viene un ser humano muy bien preparado a la comunidad, y que todos los años se escoge alternando aleatoriamente a un Sacerdote o una Sacerdotisa, según el grado de preparación que vayan teniendo para llevar todo un año el ritual, yo creo que encajaba perfectamente en esta comunidad y que pronto me ubicarían a trabajar, que allí pasábamos por todos los oficios, que eso era muy bueno aprender de todo, los ojos me brillaron en el momento que me comentó sobre ese tema, porque me gusta trabajar y si es sobre variados oficios mejor, no me aburriría, me preguntó que había estudiado, le dije que me había graduado en la escuela de las Artes Plásticas, que también sabía cantar, que podía amenizar algunas fiestas. Por lo pronto me recomendó trabajar con los niños en la escuela y enseñarles ese arte tan importante, que los ayuda para obtener destreza en muchos ámbitos de la vida, los prepara como buenos observadores, en los trabajos manuales, les armoniza sus cuerpos, tanto físico, astral, como mental, me complació mucho comenzar con lo que más me gustaba, que es el Arte. Así ella me preparó para lo que me tocaba desarrollarme y yo estar en sintonía con sus habitantes, al llegar al centro todos fuimos marchando para los lugares donde habitábamos, Betlelda y yo subimos para nuestras respectivos cuartos del Hotel, ella estaba en un piso superior al mío, en la número cuarenta y seis, Petrus, Nathanael, Maredhic y Otisha, en el tercer piso, ocupaban habitaciones de matrimonios, Marialice y sus muchachos, porque tenían como diez y nueve años se fueron para su casas y otras personas más que venían con nosotros, algunas vivían en el hotel y otras también se fueron para sus residencias, al llegar a mi cuarto de hotel fui derechito para el cuarto de baño, me dí una refrescada en la tina, después de haberme sudado toda, en ésta noche tan activa, tanto en el ritual, como en la gran caminata de ida y vuelta, me tiré en la cómoda cama camera, apagué las luces y el sueño me iba venciendo poco a poco, mientras visualizaba los ojos de quien me estaba volviendo loca, pero que tenía que olvidarme prontamente y desperté a las ocho de la mañana, había mucho silencio, pensé que tal vez estarían muy cansados por lo de la noche anterior, me tiré de un salto e ingresé a asearme porque deseaba desayunar porque hoy iba a ser un día muy activo para mí, el comedor restaurante estaba un poco desierto, desayuné y bajé las escaleras, saludé a la Carpetera Recepcionista y salí hacia afuera para tomar un poco de Sol y sentarme debajo de los árboles para meditar un poco más sobre mi vida y empaparme de la energía de esa naturaleza, que me daba aire acariciándome el rostro, el susurro del bosque que se divisaba a lo lejos, las aves y los animales que aunque eran los llamados feroces en el mundo de los hombres normales, aquí eran completamente inofensivos para nosotros, aunque entre ellos seguían su normal ritmo de vida, de alimentaban los carnívoros con sus presas habituales y los herbívoros con el pasto del lugar, este lugar mágico se preparó con el sentido de que nosotros con éste desarrollo psíquico, evolución espiritual e inquietudes hacia la magia pudiéramos alcanzar lo que tanto deseamos y es llegar a ser lo que nosotros somos en realidad y es la llama divina que habita en nuestros corazones. Veo de pronto venir a Petrus y Nathanael que salían muy apurados del hotel, parece que se le pegaron las sábanas pienso yo, llegaron y me saludaron muy sonrientes, les pregunté si se encaminaban hacia el trabajo, dicen que iban a preparar la actividad recreativa de esta noche, no me ofrecí a ayudar porque quería tomar unos días más para descansar, porque desde que llegué no he parado y cuando empezara a trabajar, las vacaciones iban seguro a demorar varios meses, les pregunté que cada que tiempo descansaban, dicen que cada cinco meses, eso estaba muy bien, les dije, de pronto Nathanael comenzó a decirme que si los ojos míos eran los de una hechicera, de hecho lo soy, le contesté, se echaron a reír, yo también, lo digo también porque nos tienes hechizados, nunca había visto unos ojos así, son un poco enigmáticos y magnéticos que atraen con la mirada, eso lo sé, dije, pero cuidado no vayan a caer en mi red y en la debilidad de la carne, porque son casados, no temas dijo, seremos fuertes, eso está bien les reafirmé y nos echamos a reir, Petrus se envalentonó y comenzó a hablar de mi pelo tan negro casi azul, que era muy espeso y bonito, que parecía una gitana, sus palabras me sonrojaron que tuve que bajar la cabeza del insulto que me vino y sonreírme muy discretamente, al mirar hacia sus bellos ojos azules veo que por detrás vienen acercándose Maredhic y Otisha que al igual que ellos eran inseparables, del tiro me repongo del bochorno y trato de ponerme normal, para que no sospechen los filisteos que sus esposos estaban teniendo conmigo, ellos al notar que se acercaba alguien miraron para atrás y divisaron que eran sus esposas, ellas llegaron y me saludaron efusivamente y yo a ellas también, ellos dijeron a sus maridos que ya los hacían en la labor que Marialice les había encomendado para hoy, les dijeron que se habían detenido un poco para saludarme que ya iban a partir para el centro, entonces me dieron el adiós y los cuatro se encaminaron para sus labores, quedé de nuevo sola, al rato se aparece Betlelda con cara de sueño y con paso apurado, que como hoy de trabajaba a media jornada tenía que rendir en el trabajo para salir en tiempo, dime amiga, me dijo, aquí tratando de pasar el día, le dije como que me vio medio tristona, comenzó a indagar el porqué, es por una bobería que no me corresponde ni hablar de eso, pues es pecado, tan grave es el asunto, así mismo, pero ya se me pasará, cuéntame no tengas pena, va y te puedo ayudar en eso, no voy a dar rodeos porque me gusta ser directa, me he enamorado de Petrus y lo puedo remediar olvidándome de eso, voy a ser fuerte, ya lo veras, déjame sufrir un poco aunque sea, luego trabajaré en eso ya lo verás, Betlelda me comunicó que se tenía que ir en el momento que llegaron Julius y Josh, eran dos primos, amigos de ella, me los presentó ,eran de su misma edad, vamos a ser parejas esta noche del baile, me dijo Josh, lo miré y asentí con un poco de timidez, pues apenas lo concia, entonces Julius le dijo a Betlelda que quería que fuera esa noche su pareja especial, ella le dijo que sí que se tenía que ir a laboral y que nos veríamos en el local, ellos de marcharon a sus labores y Josh se quedó prendado de mí por la mirada que me echó, me quedé pensando en lo que ocurrió en ese pequeño espacio de tiempo y si de todas las maneras yo estaba soltera podía escoger un hombre soltero que me agradara, pero como mi mente no veía nada más que a Petrus, no podía enamorarme seguro de Josh, pero esa noche serviría de mi compañero, él no era feo, ni nada por el estilo, pero no era mi tipo de hombre, ojalá que él hubiera sido él elegido de mi corazón, en la vida las cosas son así, pero en este caso lo mejor que hago es tratar de utilizar la alquimia mental, porque esto no me puede dominar. Salgo de mi lugar y me encamino para mi habitación, necesito poner en orden mi mente y descansar los nervios principalmente pues a las dos tengo que ir para el anfiteatro de nombre Atlantis Astoreth para mi bienvenida, como ya casi es la hora de almorzar me preparo para ir al restaurante y satisfacer el hambre que ya me estaba entrando, luego de pasar esas horas en el exterior conversando con mis amigos. Todavía me quedaba tiempo para descansar otro poco más hasta las dos de la tarde, estaba pensando que ropa ponerme, ya que si iba a vivir aquí tendría que hacerme de ropa nueva, tengo que buscar también donde queda la lavandería, pues preciso por lo pronto lavar mi ropa. Ya se acercaba la hora para que me presenten como la nueva integrante de la comunidad mágica, mis nervios podrán descansar hasta que todo esto termine, la timidez que me embarga hace que se dispare mi adrenalina, me pongo muy tensa, aquí me tratan bien, normal, hay verdadera amistad, no como en el mundo del cual provengo, nunca tienes una amiga o amigo verdadero, eso no existe,después,si te conocí, no me acuerdo, porque uno internamente es distinto a los demás, eres un despreciado o despreciada, por eso estoy aquí que vengo con ese trauma, pero como ahora estoy con mis semejantes y me tratan tan bien, que hasta sospecho, pero con el tiempo me iré adaptando y que aquí existe la fraternidad de verdad, que no existen los intereses mezquinos, mi mente ahora tiene que adaptarse a ese pensamiento, para poder lograr completamente la armonía que necesito para desarrollar mis vehículos inferiores y llegar a un alto estado de conciencia con lo divino, que él está dentro de cada uno de nosotros, siento en el exterior de mi habitación movimientos que me indican que están llegan do de sus respectivos trabajos mis compañeros, por lo tanto debo acelerar para estar en tiempo y terminar que elegir que ponerme para el festejo, finalmente me pongo un vestido estampado muy bonito que me entalla al cuerpo y resalta mi figura, que me llega casi a las rodillas, siempre he sido un poco, discreta al vestir, soy un poco conservadora por esa parte, aunque aquí no se ve a nadie vistiendo indiscretamente, esta es una comunidad seria, pero tampoco vamos a decir que vestimos como monjas. Voy al departamento de Betlelda a recogerla, por el camino me tropiezo con algunos habitantes del hotel y nos saludamos, ya en su puerta toco y al rato me recibe, pues estaba dándose una ducha, me manda a pasar y percibo que su lugar de residencia tenía los mismos inmuebles que los míos, eran idénticos, me mandó a sentar, entonces se apresuró un poco más para completar su maquillaje y vestimenta que iba a lucir esta tarde, se perfuma un poco y lista ya, partimos hacia el Anfiteatro. Allí mientras nos íbamos acercando salían a nuestro encuentro varios magos y magas que ya de antemano me estaban saludando y dándome la bienvenida, Betlelda y yo saludábamos y sonreíamos, me puse muy contenta porque al parecer la vida allí no era igual que en mi anterior vida, era una vida llena de hipocresías, remilgos, que si la posición social tal o más cual, que quién tiene más dinero o cosas materiales, que quién es más bonito o más feo, todas esas cosas me repugnaban, porque esas cosas en mi vida ya no existían desde que nací, para mí todas las personas siempre han sido iguales, nunca he discriminado a nadie por nada, el amor es lo que ha primado en mí y siempre he recibido de las personas lo peor que puede poseer un ser humano, pero tanto y así aquí siento ese temor con el que he vivido toda mi vida que tengo que ir superándolo poco a poco, en el exterior del Anfiteatro, en la parte superior hay un gran cartel que da su nombre Atlantis Asthoret de color Anaranjado, ya dentro del local, nos vamos acomodando y van llegando más y más personas, hasta niños, nadie se queda de pie, porque él tiene la capacidad de expandirse en la medida de los allí presentes, en esta ciudad campo cuando se requiere que por la cantidad de personas que haya en ese momento en cualquier sitio, tiene su expansión para que todos estén cómodos, hay que acordarse que este es un plano donde interactúan lo físico, astral y mental, todos juntos y los magos y magas que allí habitan, tienen la habilidad de interactuar con sus pensamientos más fácilmente, porque es en el campo donde sus poderes adquiridos a través de sus encarnaciones anteriores las han ido desarrollando, ya sea cometiendo errores, subsanándolos después, siendo de malas personas a buenas, yo no he sido la excepción, pues también he pasado por eso. Llega por fin Marialice, la Sacerdotisa de ese año, como he dicho en veces anteriores, ya en la tribuna comienza diciendo, queridos hermanos de esta gran congregación de magos y magas, hechiceros y hechiceras, estos dos calificativos son uno con ustedes, saben muy bien todos que en esa bella primavera una vez más, que cada siete años, llega a nuestra Comunidad, una persona que se ha preparado muy eficazmente, para ser una integrante más de este sagrado lugar, que con sus poderes adquiridos y la gran espiritualidad asociadas, hacen de la persona digna para vivir como una más entre nosotros, así que démosle la bienvenida a esta humilde y fiel servidora de la Diosa y el Dios, todos comenzaron a aplaudir entre vítores y alegría, me pidió que me levantara y fuera al centro, en la tribuna, aquello para mí fue lo máximo, porque debido a mi gran timidez, el cuerpo no me respondía muy bien, las mejillas se me sonrojaban, y el esqueleto temblaba, era un manojo de nervios, ella me pidió que les dijera mis nombres y apellidos, saqué valor dentro de mí para que las palabras salieran altas y pudieran escucharlas claras, aunque tenía el micrófono lo cual me ayudaba mucho, de mi boca salió mis nombres y apellidos lo mejor que pude hacerlo, mirar desde allí a todos ellos me provocaba un poco de vértigo, debido a mi miedo escénico, me preguntaba cuando iba a superar ésta dificultad en mi vida, quizás nunca, pero ahora mismo no era lo que más me preocupaba en éste momento, porque algo más malo tenía que transcender, ya en la tribuna miraba a la multitud y buscaba nerviosamente encontrarme con los ojos de mis amigos, pero era imposible, había tantos, que estaba perturbada, entonces la Sacerdotisa habló una vez más, ahora vamos a festejar con ricos manjares que le hemos preparado a nuestra querida anfitriona, música, pide ella que la pongan y todos se dirigen hacia el salón,allí muchos de los que no me habían saludado lo hicieron, por fin llegan a mí los amigos que había hecho desde mi llegada, me saludan afectuosamente y quedo encantada, Josh y Julius también se acercan, les doy mi saludo y comenzamos todos a charlar animosamente, luego Josh me invita a bailar, la fiesta se extendió mucho por lo que lo de la fiesta de por la otra noche en el Círculo de la Gema Azul, quedaba para el día siguiente, nos divertimos mucho, fue un jolgorio muy bueno, pues me unió más a la Comunidad, hasta con Petrus pude bailar, fue muy emocionante, él me invitó y yo temerosa porque no sabía por la reacción de su esposa, pero todo fue normal, no me gusta la falta de respeto, soy muy medida, porque aunque yo sienta lo más grande por él, hay una línea divisoria que me separa de él, estábamos ya exhaustos de brincar toda la noche y la fiesta concluyó, porque mañana tocaba trabajar, a mi seguro me iban a ubicar ya, eso esperaba y la fiesta de la noche, era otra que nos estaba esperando, nos despedimos todos muy contentos y yo más, porque tuve mi pedacito de felicidad, hasta con eso me conformaba, cuando uno se enamora y más e la persona menos indicada vive un idilio tormentoso, que le satisface ya la vez de sufrimiento, todo eso sentía yo en estos momentos, pero trataba de no demostrárselo a nadie, solo se lo comenté a mi amiga la gordita pelirroja, a quién cada día le tomaba más aprecio, ella quería llevarme a la casa de sus padres para que yo los conociera, deseaba platicar con las personas allí y ver por dentro las viviendas, eran preciosas, todo relucía por la pulcritud y el cuidado que con tanto esmero cuidaban del lugar y las personas, en verdad que aquello me parecía irreal.

Por la mañana todo estaba tan tranquilo, puesto que mi recibimiento se extendió más de lo normal, ya que la pasamos muy bien y nos divertimos muchísimo, como hacía rato que no disfrutaba de una buena fiesta, todos terminamos exhaustos, me levanté de un salto para arreglarme e ir al encuentro de Marialice, para ver si ya tenía que incorporarme a trabajar, me fui al Puesto de Mando para contactarme con ella, todavía no había llegado, esperé un rato en el que apareció su equipo de trabajo, que ya los conocía, Matew me dio los buenos días sonriente, luego las otras tres ayudantes mientras duraba su reinado en ese año, Louise, Lourdes y Esteffanie, las saludé también y les expliqué que si ya hoy tenía que comenzar a trabajar, que Marialice me había dicho que ya era próximamente, pero que no sabía si comenzaba hoy. Me dijeron que esperara que ella llegara, porque tenía el plan de trabajo en sus manos, me invitaron a entrar en el lugar y que tomara asiento, allí esperé alrededor de quince minutos, y veo entrar a Marialice que se dirige a mí con una sonrisa dibujada en sus labios, yo le correspondo y me levanto del asiento y voy a su encuentro, ella me pregunta que cual oficio podía desempeñar primeramente, porque aquí teníamos que aprender todos los oficios que en ésta comunidad se laboraban, le dije que me había graduado en las Artes Plásticas y que podía enseñar en ese mes que me tocaba, que ya luego rotaría por los demás oficios, exceptuando los de medicina, que para eso si había que nacer y enfermería, podía ser ayudante de la enfermera, menos inyectar porque eso no me iba a salir bien, lo sabía de antemano, podía curar heridas, dar masajes y fisioterapias y rehabilitación, dar pases de energías, todo esto en lo concerniente a la medicina, porque de ahí en fuera, hasta ahí llegaba yo. Luego me explicó que en la comunidad eran muy raras las enfermedades, ya que los místicos se caracterizan por ser personas muy sanas, ya que a través de nuestros cuerpos cuando hacemos las prácticas espirituales, pasan las energías, las cuales ayudan a fortalecernos, nuestros cuerpos mentales se van expandiendo y el conocimiento que recibimos lo podemos procesar con más facilidad, llegando poco a poco a la perfección y creando más habilidades, tanto física como mental, me preguntó si había desayunado y le dije que no, entonces me recomendó comenzar con los niños en la escuela e impartir la asignatura, que iba a programarla y que luego me avisaba, entonces tomé el rumbo del restaurant y me empiné por las majestuosas escaleras con el rico olor de la naturaleza vegetal que desprendían los escalones y el pasamanos, en el tiempo que estuve en Puesto de Mando parece que ya casi todos habían pasado por el desayuno, solo algunos morosos estaba allí todavía, los saludé de lejos, ya que los que estaban no les tenía todavía tanta confianza como que para ponerme a conversar con ellos, por lo tanto pedí mi alimento y mientras lo injería pensaba en la fiesta de ayer, también en qué me llegaría el momento de servir en el restaurant, y así fui meditando en todo esto hasta que terminé mi desayuno y fui para mi lugar de residencia a cepillarme los dientes para luego ir al parque debajo de los arbustos a tomar el sol de la mañana, como me gustaba a mí, tendría que aprovechar este rato de ocio porque luego tendría que ponerme a trabajar y hasta que no tuviera los cinco meses de trabajo, no descansaría. Después de un rato de estar entada allí, me levanto y doy una vueltecita por detrás del Gran Hotel y me recuesto en las escaleras que bajan para el camino que conduce hacia el Círculo de las Flores, allí siento la suave brisa primaveral que acaricia mi rostro, y puedo divisar el bosque a lo lejos y detrás de éste, las sagradas montañas que me atraen enormemente, es una vista hermosa, a mi derecha se pueden ver las casas, un tanto alejadas de aquí, las hay de muy variadas arquitecturas, cada cual las construye a su forma, estoy pensando que cuando me encuentre con mi hombre ideal, entre los dos en la comunidad haremos una vivienda a mi antojo, entre tanto seguiré aquí mientras permanezca soltera, como estoy un poco cansada voy a recostarme un poco, pues en la noche hay una actividad por el recibimiento de la Primavera y debo estar en forma, al entrar al Hotel le pido a la recepcionista que me indique donde se encuentra el lugar donde pudo lavar mi ropa, con una afable sonrisa me indica que debo tomar por el pasillo que bordean nuestras habitaciones y al salir de estos tomar a mano izquierda que al final se encuentran los espaciosos cuartos de lavado, con sus enormes máquinas lavadoras, todas en perfecto estado, el local de una inmaculada limpieza y con sus cordeles perfectamente alineados, para tenderlos después del secado, todo está preparado con cajas llenas de prendedores, hay también cubetas, palanganas, detergentes, pomos con líquidos para blanquear la ropa, y varias cosas más que se necesitaban para la comodidad del lavado de la ropa, mientras uno lavaba se podía sentar en unos bancos de una gran longitud, en este tiempo vinieron varias personas a lavar y comenzamos a hablar de muchas cosas, estaba apurada por terminar, llevé toda la ropa y la de cama también, allí me puse en la faena inmediatamente, quería que todo estuviera listo antes de las cinco de la tarde, porque Betlelda y yo habíamos quedado para ir juntas a cenar, lavé, centrifugué, y por el aire que penetraba entre los grandes ventanales, la ropa estuvo lista a las dos horas, ese local estaba dispuesto en forma de la letra T, le entraba el sol a todas horas por cada abertura de los grandes ventanales,según la posición que el sol tomaba en el día ,hasta su puesta,así que la recogí y de vuelta a mi lugar de residencia, la planché y ordené dentro del clouset, usé los percheros y otras las doblé, en las gavetas guarde las ropas interiores, ya podía ir con ropa fresca y con olor a fragancia del detergente que usé. Era de un gran beneficio para nosotros poseer un cuarto de lavado tan práctico, contando con tantas comodidades, la energía eléctrica se obtenía por un Gran Diamante, que estaba ionizado con un gran cuarzo gigante, que estaban enterrados y de ellos salían unos grandes cables, para energizar a la Comunidad, todo esto se encontraba en las afueras del pueblo,había una construcción de grandes dimensiones, por donde salían dichos cables, y desde adentro se monitoreaba el flujo de energía hacía todas partes, no hacía falta el petróleo, que contamina, que le está restándo mucha sangre al planeta y debilitandolo. Aquí todo es distinto, hasta nosotros lo somos, la vida aquí es realmente bella, se vive armonizado con la naturaleza, tanto animal, como vegetal, como mineral, los jardines de las casa están muy bien cuidados, todo aquí es bello, es un mundo fantástico, diría yo, los niños desde pequeños están muy bien educados, las palabras de todos, grandes y pequeños son agradables, no se levanta la voz, no existen frases groseras, es un mundo soñado por mí, en mi mundo anterior, los niños desde muy pequeños les faltan el respeto a las personas mayores con mucha facilidad, yo diría que están muy consentidos, pero aquí el cambio es muy distinto, es un giro de ciento ochenta grados, por lo cual me tengo que acostumbrar, con el tiempo y poco a poco se hará mi vida tan normal que podré disfrutar de esta vida tan sencilla, pero perfecta, llena de encanto y magia. A las seis de la tarde ya mi amiga la gordita pelirroja me toca a la puerta para recogerme e ir al restaurant a comer, ya estaba perfectamente acicalada, yo ya me había terminado de vestirme, me faltaba maquillarme un poco, perfumarme y peinarme, como soy muy rápida terminé en un abrir y cerrar de ojos, ya las dos juntas y contentas de vernos para platicar, nos dirigimos a cenar, antes de llegar al comedor salía un rico aroma de la comida que se había cocinado, pedimos unos ricos platos que con tanta dedicación se elabora, yo le digo a mi amiga que cuando me toque a mí pasar por la cocina trataré que la comida me quede tan rica como ésta, entonces ella suelta una carcajada y arquea las cejas y la boca, en señal de interrogación, como dudando si quedará buena; no soy una estrella en la cocina, pero sí creo que le sacaré un rico olor a los alimento, pues me corre por las venas sangre de cocineros, como mi abuelo y mi madre que en paz descansen, él murió cuando yo tenía dos años, vivía en un pueblito, no me recuerdo de él, si lo llegué a ver, porque yo me acuerdo de muchas cosas cuando era muy pequeñita, de mi primer añito, de cómo me pusieron en una mesita que tenía un cristal por debajo, para tirarme una foto, que es la única que conservo, quedé triste porque estaba llorando por un muñeco que era de mi madrina, y le estaba diciendo a mi hermana que me lo diera, pero no quería dármelo y comencé a sollozar y brotaban gruesas lágrimas de dolor, cuando llegó el fotógrafo dijo que me dieran él bebé, como yo le llamaba y así quedé haciendo bembita, y así recuerdo de muchas cosas que me pasaron. Terminamos la rica cena y fuimos para nuestros respectivos locales a cepillarnos los dientes y retocarnos el maquillaje y me eché otro poco de perfume y salimos para la espada fiesta, en honor, esta vez no es por mí, sino por la llegada de la Primavera, ya no tenía tantos nervios porque ya con él recibimiento del día anterior, la pena la había disipado un poco, pero no del todo, tenía mis reservas todavía. Por el camino Betlelda y yo saludábamos a nuestro encuentro los que venían del trabajo y los que como nosotras ya iban para el Centro Recreativo, desde lejos se oía ya la pegajosa música, todo estaba engalanado, había un agradable ambiente, esperamos a Julius y a Josh un buen rato en el exterior del local, mientras tanto conversábamos con los que allí iban apareciendo, muchas entraban para comenzar a disfrutar, ya eran cerca de las siete y media, ya comenzábamos a incomodarnos porque pensábamos que los muchachos nos habían dejado enganchadas, cerca de las ocho ya estaba oscureciendo cuando vemos un grupito que se vienen acercando al lugar, aunque estaba todo alumbrado, no los distinguíamos bien, porque también había un poco de penumbras; ya cerca pudimos ver a nuestros anfitriones que venían acompañados de nuestros amigos, Petrus y compañía, nos saludamos todos y ya decidimos entrar, ocupamos las mesas que quedaban, pues ya él local se había llenado bastante y seguían llegando más personas, como no quedaba tanta capacidad, comenzó a expandirse el local y se duplicaron las sillas con las mesas, entonces todo volvió a la normalidad, en la parte anterior, había un salón donde se bailaba, el personal que trabajaba esa noche, llevaba a las mesas los refrescos de frutas naturales y entremeses vegetarianos, elaborados con formas finas y de exquisitas proporciones. Como deben saber aquí no existe ninguna forma de vicio, no se fuma, ni se toman bebidas alcohólicas, también debido a que todos los que hemos sido escogidos para vivir aquí ya todo eso ha quedado atrás, los que los tenían, lo han superado y los que nunca los hemos tenido, pues no lo extrañamos, porque ni siquiera ha formado parte de nuestras vidas. En nuestras anteriores encarnaciones hemos aprendido todo lo que ahora proyectamos en ésta vida, fue una fiesta muy animada, porque pese a todo me divertí, salvo que ya Josh me estaba tirando los tejos y quería que esa noche le diera él sí, pero le dije que no se precipitará porque él iba muy rápido y eso lo tenía que pensar muy bien, por ser una decisión muy seria, que no era a la ligera, él entendió un poco inconforme, pero la pasamos la noche estupenda, a mi amiga la vi un poco acaramelada con Julius, parece que esos dos acabarían enamorándose, lo cual no me pasaba a mí, ya que mi corazón latía por un ser que no me correspondía, Petrus y su gente también se divertían, algunas veces bailábamos con diferentes personas, en una de esas, logré bailar con mi amor platónico, aunque sea así, eso me daba felicidad, ese pedacito me lo llevaría como recuerdo al ir al dormir. Ya la fiesta llegaba a su fin y era la hora que todos debían descansar, porque el día que se avecinaba todos tenían que trabajar menos yo por el momento, hasta que me avisaran, conocí a magos ya retirados, algunos acompañados por sus esposas, o esposos, otros eran viudos o viudas, los niños quedaban al cuidado de los que esa noche les tocaba atenderlos hasta el otro día, los padres los llevaban a ese lugar que era como una guardería, cada vez que se celebraban las actividades nocturnas. Nos marchamos todos para nuestras residencias con el corazón rebosante de alegría, íbamos un grupo juntos los que vivíamos temporalmente en el gran Hotel, los demás siguieron para sus casas, Petrus y su comitiva vivían en el mismo piso de Betlelda, subimos muchos las escaleras, me despedí de mis amigos y hermanos de esta nueva vida mía y me encerré en mi habitación con el corazón palpitante de emoción, que mi mente no se apartaba de lo sucedido esa noche, así me aliste para dormir y caí rápidamente en el sueño; serían las ocho cuando ya había rebasado el sueño cuando decidí ponerme en pie y estar preparada para si se me presentaba el trabajo que la Sacerdotisa me iba a dar, yo salí directo al desayuno y me encontré con muchos que ya partían para su trabajo, luego regresé a mi habitación en vista de que me avisaran, pero mientras tanto aproveché y me puse a meditar, como siempre lo hacía en mi antigua casa, de donde provengo, aquí muchos son llamados de distintos países, hay muchas nacionalidades, todos nos entendemos perfectamente, un solo idioma, muchos han nacidos aquí; en esta comunidad, no hay Cementerio porque existe un Crematorio, ya luego entre todos en una Ceremonia se llevan las cenizas y se esparcen por el bosque, lago o el río, este conocimiento de cremar lo tengo antes de venir aquí, es muy útil y necesario porque se acelera el proceso de descomposición de la materia, que ésta a su vez se convierten en átomos, los cuales se necesitan para la formación de otro cuerpo físico, muchos de nosotros traemos átomos de muchas personas fallecidas, que nos dan características a nuestra personalidad de ellas. Todo aquí está pensado para él bienestar y progreso de sus integrantes, llevamos una vida normal, aparejada a nuestras creencias y la práctica de las ceremonias espirituales, todos unidos en un mismo pensamiento y con el conocimiento adquirido llevado a la vida práctica, qué más puedo pedir, salvo que mis sentimientos por un hombre casado, están interfiriendo en mi progreso, sé de sobra que yo tengo que llegar a un consenso conmigo misma, es una prueba muy dura que tengo que vencer, para eso estamos aquí en este mundo, para tener la suficiente fuerza de voluntad y remover los obstáculos para derribarlos, eso es igual que el vicio que adquiere el ser humano en el transcurso de su vida, que sabe que es dañino para su salud y no quiere o no puede dejarlo, entonces culmina en la muerte y eso yo no lo quiero para mí, tengo que librarme de ese sentimiento, aunque sé que me va a llevar tiempo, mientras tanto llevaré el control ante cualquier destino que me venga, este es uno de los sentimientos más fuertes que pueda enfrentar un ser humano. Ya era mediodía y salí a almorzar y en el restaurant me encuentro con Matew y Louise me comunicaron que ya Marialice había hecho mi plan de trabajo que seguro empezaba pronto con los niños en la escuela, que seguro podía dar otras clases además de las Artes Plásticas, me emocioné y les dije que sí, que seguro podía dar otras asignaturas más, así me alimenté más animada y con paciencia esperé a que me llegara el día de comenzar, como no tenía nada que hacer salí al exterior a contemplar una vez más la naturaleza y respirar aire puro, luego de limpiar mi habitación, por el camino me topaba con muchos que en su ajetreo diario desempeñaban sus trabajos; el rotar por casi todos los trabajos era con la intensión de fuéramos personas muy capaces y no estancarnos en un oficio en específico, que tuviéramos desenvolvimiento en la vida, vaya hablando claro, que no fuéramos unos inútiles, esa idea me gustaba mucho porque me gusta trabajar y lo hago con grandes deseos, pero aprender otros oficios, ya eso es lo máximo para mí, verme haciendo el pan, elaborando dulces, en la carpintería, cocinando, repartiendo la comida o atendiendo la recepción, cuidando los niños cuando se celebran actividades nocturnas u ofreciendo fisioterapia en un músculo o hueso atrofiado, eso llena mi ser en la máxima potencia, siempre tengo que estar haciendo algo, porque me aburro, soy una persona de mucha actividad, sin contar que me encantan los rituales y tasa actividad espiritual, la magia y los poderes me fascinan, sin ellos no sé qué serían de mí, en mi vida anterior cada vez que pensaba en algo que necesitaba, enseguida aparecía, era fascinante, el poder ayudar mentalmente a curar a cierta persona enferma y ver los resultados, esa es una dicha, poder resolver entuertos mentales y demás cosas, puedo agradecer que mi desarrollo psíquico esté funcionando bien, gracias a lo aprendido durante encarnaciones y encarnaciones, así

se llama al morir y nacer de nuestro espíritu en cuerpos de distintas nacionalidades, el espíritu encarna primero en cuerpo de la raza negra, luego india, después china, entonces en la raza aria ya el cerebro tiene mejor desenvolvimiento porque hay alcanzado su plenitud y es la últimas, aunque muchos quieran pensar otra cosa con lo que pasó en el racismo, ese señor tergiversó el conocimiento llevando el caos y la destrucción del ser humano, necesariamente el espíritu tiene que pasar por esas etapas primitivas para evolucionar, hasta llegar a ser una persona civilizada como es la raza aria que cuenta en un cerebro más preparado ya que ha alcanzado todo el conocimiento necesario para su desenvolvimiento espiritual, pero si estás muy avanzado en una raza, no importa, puedes también alcanzar la iluminación, como San Martín de Porres, estaba en raza negra, o Siddhartha Gautama, era Indio y en la China también muchos a través de enseñanzas, ya sean buddistas,Católicos,protestantes,Islamistas,Magos,Druidas,mientras sigas una orden religiosa y tu corazón ame a la humanidad con profundo amor sincero, en ello entra, respetar a los demás, no dañar a un ser vivo de la naturaleza que sea, en el respeto entra, no interferir en la vida de otros, no quererla dominar y muchas cosas más que entran dentro de ese ámbito por el respeto ajeno, a mí me ha molestado siempre a las personas que quieren gobernarle la vida a los demás, no me gusta en lo más mínimo, ni yo meterme en sus vidas, si vienes y me pides un consejo te lo doy, eres libre de tomarlo o dejarlo, así soy yo.

Pasaron muchos días, hasta que por fin ya me había llegado él día de comenzar a trabajar,me citó Marialice desde el día anterior, ya me había preparado mentalmente para asumir dicha responsabilidad y estaba lista,ella misma me llevó a la escuela,pude apreciar la estructura de la misma,una construcción fuerte y muy bien diseñada,de hermosas columnas de bellos contornos,constaba de dos pisos,era muy amplia,grandes ventanales pintados de blanco,con portales y grandes pasillos,el piso de un granito tan pulido que brillaba,las aulas tan grandes albergaban hasta treinta infantes,desde niños de cuatro años hasta adolescentes de quince años.La escuela tenía profesores de múltiples asignaturas y entre ellas mi especialidad, pero nunca ha estado de más otro profesor, por eso la demora en ubicarme, querían comenzar conmigo con algo tan importante, me presentaron a la Directora y al Subdirector y poco a poco me presentaron al claustro de profesores, había una asignatura en especial que era sobre magia y religión, muy apropiada; la hechicería conformaba esta asignatura como parte intrínseca de su fundamentalismo. Como tengo esa gracia con los niños, pronto me conecté con ellos y logramos tener un buen vínculo alumno maestro, siempre me ha gustado la carrera del magisterio, transmitirle a la nueva generación todo lo que he aprendido, me prepararon también las clases de otras asignaturas para impartirlas cuando faltase un profesor o maestro de otros grados, solo tenía que tomar él programa de estudios por donde esos educadores habían dejado sus clases hasta ese momento que tuvo que faltar, más bien ejercí como suplente, aparte del grado que me habían asignado, los niños venían con una inteligencia tal, que se lo aprendían todo tan bien, y sus notas eran de sobresaliente, no tuve nunca una queja por el mal comportamiento, los poderes que traían superaban los míos, Clarividencia, Clariaudiencia, Telequinésis, etc, pero nunca los usaban a menos que el profesor se lo pidiera para comprobar el grado de avance en esa especialidad, se trabajaba mucho con los niños en la parte de enseñarle el amor por el mundo que lo rodea; cada día se hacía un ejercicio que era para proteger a la humanidad, lanzándoles iriadas de energías, más que un ejercicio era el pan diario que la tierra necesitaba para poder sobrevivir del holocausto que los seres inescrupulosos le estaban dañando en su desmedido afán de poder y riquezas, ese era el aporte que diario hacían los educandos y los mayores como que en los rituales cada mes hacíamos ese trabajo, donde él flujo de energías es mayor. Del último grado que era el tercero de secundaria, es decir el noveno grado, ya de ahí se pasaba directo a la Universidad porque los estudiantes poseían un tal grado de superación, que a ellos no le hacía falta pasar por el Pre Universitario, eran niños precoses, muchos hacían carreras de medicina, otros ingeniería, estas dos carreras eran esenciales, pues la comunidad las necesitaba para el desarrollo y progreso en técnicas de ingenierías, arreglo de maquinarias y los científicos que se necesitaba para que las cosechas tuvieran mejor rendimiento, porque muchas cosas se podían resolver a través de la magia, de ésta como salida fácil, no era lo más recomendable porque él trabajo ayuda a ser personas mejores y más capaces como he dicho anteriormente, es lo que se necesitaba para desarrollar la mente. Por las noches salíamos a conversar en el parquecito algunas veces, o dábamos vueltas por la ciudad, con Betlelda y su nuevo amorío, todavía Josh estaba esperando por mi respuesta, él a veces me presionaba para obtener lo que quería, como no estaba enamorada de él pasaba eso, que pensaba yo muchas cosas, para convencerme de aceptar, pero mi corazón no respondía, él era un chico bueno mozo, unos años menor que yo, pero no me atraía, que podía hacer con respecto a eso, todavía lo estaba pensando y él detrás de mí, pasaron los meses y ya se acercaba el ritual del primero de Mayo, entonces le dije que ese día le daría la respuesta, que esperara y no me presionara tanto, que eso me ponía nerviosa. Este mes traía los juegos amorosos del ritual llamado Beltane,es el cortejo del chico a la chica, el sexo, el dios persigue a la diosa en medio de la danza, ella lo esquiva y lo tienta, al final ella deja que lo agarre, también es tiempo de matrimonio. Llega el Primero de Mayo y estoy un poco tensa porque le prometí a Josh que le daría hoy la respuesta en medio de la Ceremonia, tengo que cumplirlo, todavía no siento nada por él, pero he pensado darle el sí, no quiero seguir más sola, necesito de la compañía masculina para saciar mis necesidades sexuales también, podría hacer eso también, fingir que lo amo y tener una vida hasta que si algún día me llegue el amor que espero, claro Petrus queda descartado, porque respeto su matrimonio y yo a todas estas ni sé si él me ama, pero no quiero ni saberlo, no me interesa. Comienza a anochecer y habíamos quedado muchos reunirnos en las afueras de Gran Hotel para partir hacia el Círculo de las Flores, cuando ya estábamos casi todos, pensamos que ya era hora de ponernos en marcha, como este tiempo es de alegrías, música y cantos, comenzamos a entonar unas bellas canciones de amor, así alegremente fuimos por todo el camino entre rizas y con los corazones henchidos de amor llegamos, ya la Sacerdotisa y sus ayudantes nos esperaban, habían llegado antes que nosotros más grupos, ella decidió entonces comenzar, ya se encontraba en su puesto, en la silla de cuarzo para dirigir el ritual, desde donde nos encontramos al mirar el diamante destellando sus efluvios de energías multicolores y con la Sacerdotisa con su hermoso traje y su diadema en la cabeza van conformando un bello espectáculo, mientras que los reguiletes con su implacable pero bello sonido, nos transforma, al compás de la música de fondo; ella comienza a hablar asperjando los cuatro puntos y el centro con agua bendita, invoca las diosas y los dioses de los cuatro puntos y del centro, para nuestra protección. del Diamante la Sacerdotisa se veía majestuosa ,esta vez con otro hermoso traje y una tiara de hermosos diamantes y cuarzos, lucía fantástica, por las altisontes bocinas comenzó a invocar al Dios y a la Diosa y al Centro para que nos protegiera, se encienden las velas de los cuatro puntos cardinales, a medida que el ritual avanzaba las cuatro pirámides transparentes, se alumbraban por dentro y él gran Diamante comenzaba a destellar haces de colores, que ofrecía a la vista un espectáculo sin igual, entonces dice la Sacerdotisas de nuevo: Celebramos en Beltane el amor, el matrimonio sagrado del Dios y la Diosa, es tiempo de honrar la sexualidad, Beltane favorece la fertilidad del grano, Istar(Innana o Dé meter)son dadora de vida del planeta en desarrollo, es una afirmación entre mujer y hombre y cada uno con la Diosa y el Dios, entonces ella dio comienzo al baile y empezamos a cantar, Tejen, Tejen, Tejen, las mujeres y hombres Tejen la red de la vida,Tejen,Tejen,Tejen, los hombres y mujeres Tejen la red, luego un grupo pasa a bailar y entreviendo las cintas al llamado palo de Mayo, con cintas de colores, se oye la música acompañante y los que estamos en él círculo nos movemos en él sentido de las manecillas del reloj, esta actividad nos ponía eufóricos y excitados, ya que parece que como en este ritual está lleno de energías sexuales, nos estaba provocando un rico deseo, las partes de nosotros emanaban un calor, al terminar de generar estas energías, pasamos a saltar por encima de un calderón con fuego para así desenterrar los pensamientos y acciones negativas que todavía llevamos dentro de nosotros y también pedimos deseos, que tengan carácter positivos, porque si deseas cosas negativas, tres veces reforzada se vuelven contra ti, de ahí pasamos a generar más poder con el baile en espirar y formar un cono, en el centro de la espirar ponemos a nuestro amado planeta y le enviamos las energías arcoiris, limpiándola de toda maldad humana, luego bailamos saliendo de la espirar al contrario de las manecillas del reloj, y así la energía negativa se va extrayendo, ya toca el juego sexual, todos se ponen en parejas, Josh viene hacia mí para comenzar el juego amoroso, comienza la carrera, trato de que él no pueda atraparme, lo esquivo varias veces y lo voy tentando, llega el momento en que él me atrapa entre sus fuertes brazos y yo caigo rendida de amor, entonces él aprovecha y me besa y yo le correspondo, él me dice que si esto ya es el sí, y asiento con mi cabeza, nos besamos una vez más y suenan los altos parlantes diciendo este eslogan filosófico: En este tiempo el dulce deseo se casa con la delicia silvestre, Tejemos esta Red de la mujer Araña e Istar para afirmar la vida, honrar el deseo y regocijarnos en la espiral. Nos encontramos en él tiempo del florecimiento para renovar la tierra con nuestra danza, aquí termina Beltane; luego ella nos indica poner las plantas de las manos y los pies a tierra para pasar las energías sobrantes para que él planeta se sirva y lo proteja. Ya nos esperaba una rica mesa con un abundante buffet, alimentos previamente preparados, galletas, mantequilla, queso, yogurt, jugos de frutas, croquetas, frituras de maíz, calabazas y huevos hervidos, caramelos de muchos sabores, dulces de chocolates, etc. y los no elaborado como, uvas, manzanas, fresas, guindillas, guayabas, mangos, canistel, melocotones, platanitos maduros, agua de coco, etc. Como siempre nos quedamos un gran tiempo allí disfrutando, conversando, haciendo chistes y riendo, es decir, pasándola bien, comimos todo lo que quisimos, ya entrada la noche los que quedábamos nos fuimos camino hacia nuestros lugares, Josh y yo íbamos tomados de las manos, algunos nos miraban y sonreín, entonces les correspondíamos, Betlelda y Julius nos decían, que ya era hora, yo reía, pero por dentro tenía cierto grado de amargura también, pero al menos iba a estar acompañada, pensaba para mis adentros, tendría al menos con quien compartir la vida, tanto en las buenas como en malas, con el tiempo nos fuimos conociendo más, era muy atento conmigo, nos divertíamos y en los fines de semanas organizábamos excursiones a los ríos. Cerca del Lago y del río también, se habían construido cabañas rústicas y casas en los árboles, a los que no quisieran subir, podían quedarse abajo, a mí particularmente me gustaba los altos, como cabra al fin me gustaba estar trepada, soy Capricorniana, Betlelda y su novio se quedaban también en las alturas, podíamos disfrutar de la hermosas vistas, ahí comenzamos a conversar sobre el casamiento, les dije que si no era muy pronto, me dijeron que había que preparar los trajes y ajuares y que demoraban confeccionarlos y con ese espacio de tiempo que había antes de la boda, podíamos disfrutar un poco más de la soltería, les dije que estaba bien. En ese transcurso del tiempo hacíamos varias labores de humanidad, atendíamos a las personas mayores que se encontraban solas, la edad de vida llegaba hasta los ochenta años, hube de asistir a muchos rituales funerarios, pues como es natural nacemos y morimos, hasta aquí también en este plano inusual de vida, solo vedados para los grandes magos; este lugar especial aquí, existe desde el comienzo de la humanidad según me han contado, los poderosos magos Hierofantes, que tienen sus fotografías colgadas en el Lobby, conozco a muchos de ellos, los he estudiado en la literatura mística, son los que actualmente integran la Gran Fraternidad Blanca, son los grandes seres espirituales que están ayudando a la humanidad en su desenvolvimiento mental y espiritual. Preparamos a los niños en el Raja Yoga, es el Yoga más avanzado, traducido quiere decir Yoga Rey, trabaja directamente en la mente y en los Chakras, te hace recorrer el camino más corto en este largo viaje. Hube de aprender muchos oficios cada mes, pude ampliar más los lazos de amistad ya que ese roce diario, trabajando juntos cada día crean una afinidad muy fuerte y ya no era la nueva que hacía poco que había venido a la comunidad, fui entrando en confianza gradualmente, hasta con Petrus me tocó laborar, él me enseñaba con mucha dulzura, pero no quise equivocar ese lado tan humano y noble con el amor de hombre -mujer, no debemos vivir equivocados en la vida, no niego que me gustaba estar con él en esas horas y me levantaba con más bríos y deseos de vivir, pero yo misma me ponía el tope que tenía que llevar, se llamaba cordura. La Primavera se alejaba y llegaba el verano, el clima se presentaba según la estaciones, todo estaba bien coordinado, no estaba dislocado como en el mundo del que vine, había equilibrio, igual que lo teníamos los integrantes de la comunidad, las lluvias venían en tiempo, el verano, otoño e invierno, lo que aquí no nevaba, pero sí bajaba mucho la temperatura, en este tiempo invernal me ponía muy melancólica, no sé a qué se debía esa razón, era una especie de tristeza con amargura y sufrimiento, me gustaba estar sola, callada y permanecer en la intemperie, sentada en un parque tomando todo ese frío, pero abrigada y pensativa, como esperando a un ser amado, no sé de donde saco todo esos deseos raros, eso me gustaba hacerlo cuando era joven, pero cuando era niña me gustaba estar en la calle con bajas temperaturas caminando por la calle cuando estas se encontraban vacías o irme para el río, sentarme allí solita, estarme tranquilita y contemplar el agua, ésta me hipnotizaba, estar en la naturaleza me relajaba, me recuerdo que siempre venían los Zunzunes a libar de unas flores en lo alto de una cerca que tenía estas matas de enredaderas, esa niñez que bella, no pensabas en nada, solo en jugar, divertirte y disfrutar, luego cuando vamos creciendo, nos vamos enamorando de aquellos chicos que más nos atraen y es cuando comienza nuestro calvario en la vida. Estamos todos volcados en la preparación del Solsticio de Verano, hay mucho ajetreo, a cada uno de nosotros se nos ha asignado diferentes actividades, es la festividad de la Diosa Madre, Reina del mar, ríos y lagos, llamada Yemaya, no teníamos mar, pero sí el río llamado Hoppi y un hermoso Lago llamado Anún, rodeado de montañas, el agua ahora es lo más importante en el ritual ya sea agua salada o dulce, nos mudaremos por siete días a las cabañas, recogeremos a los niños y ancianos, todos vamos, el pueblo -ciudad se quedaba solo, no había temor porque no había peligro para él, nada ni nadie podía atentar contra la comunidad, todos los que vivíamos aquí éramos personas confiables, llevábamos para el lugar que tenía por nombre Heracles, como ya había ido antes puedo describir el Círculo donde se hacen los rituales, pero ésta vez de flores eran diamantes lo que circundaba el centro ritualístico, y por supuesto en el centro otro Gran Diamante igual que el otro, y en los cuatro puntos, igual, cuatro pirámides de cuarzo traslúcidas, los cuarzos y pirámides eran tan importantes aquí, ellos representaban las energías que se necesitaban para potencializar todo este mundo mágico estos dos minerales daban unos lindos destellos de energías cromáticas. Cargamos en unas máquinas con las más pesadas cargas toda la alimentación que íbamos a consumir por siete días, íbamos con tres días de adelanto al día 22 de junio, y nos íbamos tres días después del ritual, en total eran siete días, la íbamos a pasar muy bien, eso pensaba yo, pues descansaríamos, que buena falta nos hacía para desconectar y relajarnos de las labores diarias y todos juntos podríamos compartir de la amistad y el amor. Como él lugar no era tan lejos, podíamos ir caminando los niños, jóvenes y adultos, los magos y magas de edad más avanzada se llevaban en los vehículos, éstos se movían con la energía de los diamantes, cuarzos y láminas de oro puro, igual que en la planta que existía en la comunidad. Los más sesudos, es decir los magos alquimistas de la antigüedad, le pusieron la inventiva a esta forma de darle energías a equipos, maquinarias, etc., para nuestro uso, desarrollo, una mejor comodidad y prosperidad para vivir, sin dañar nada, que los combustibles que atentan al medio ambiente y a la vida respectivamente. Llegado el día de nuestra partida, como ya todo estaba

coordinado, fue más fácil y rápido todo, estábamos tan eufóricos y entusiasmados; como niños, a quién no le gusta tomarse unos días sabáticos, conectar con la madre naturaleza y romper con la rutina diaria. Cuando llegamos acomodamos primero a los ancianos, cerca de los más jóvenes para poder auxiliar los, las parejitas nos quedábamos en cabañas solos, las familias tomaban las cabañas familiares, tenían los padres habitaciones privadas y si tenían ancianos se ocupaban de ellos, él movimiento era todo muy bien sincronizado, para no cometer fallas, malos entendidos y que todo fluyera con rapidez y sentido común. Mi pecho se llenaba de gratitud y también henchido de felicidad por encontrarme en este ambiente tan equilibrado, limpiamos nuestras cabañas y ayudamos a los que se podían valer de los demás nuestros queridos ancianos que terminaban solos por equis o por ye, llevamos su comida y los ayudábamos en todo lo que necesitaran, ya él trabajo estaba repartido, para que todo no recayera en una sola persona, por la noche se compartía en una gran fogata, comíamos todos juntos en asientos confeccionados con maderas preciosas y con plato en mano, se ponía una mesa buffet con ricas y variados platos, a Josh y a mí nos tocó servirle a una pareja de ancianos, ellos eran nuestra preocupación ahora, disfrutaban un poco de las conversaciones y cuando se cansaban los llevábamos a dormir, nosotros continuábamos allí hasta que el cansancio nos vencía e íbamos para nuestras cabañas ya agotados hasta el nuevo día. Por la mañana después del desayuno nos reuníamos en él Circulo de los Diamantes para hacer la salutación al Sol, hacer oraciones a la Diosa Yema ya, pedir las bendiciones para el mundo y luego nos íbamos a preparar todo lo del ritual para que él día 22 todo estuviera listo, después de almuerzo descansábamos en las cabañas y por la tarde mucho antes de que cayera el sol, cuando se nos pasara la digestión, nos íbamos para el río a disfrutar; había en una parte un bonito lugar, como un santuario de peces tan bellos, llenos de colores hermosos, los habían especies que nunca había visto, esos nos lo habían dejado de regalo nuestros antiguos, estas formas de vida tan poco comunes de mi vida anterior; en el día ya del ritual comenzamos a trabajar lo de la mesa buffet, pelamos frutas, lavamos todo, freímos croquetas y frituras, cortamos quesos en dados, exprimimos naranjas para el jugo, llenamos las fuentes de tres variedades de Uvas ,Manzanas y Melocotones, Moras y Fresas, adornaban las mesas también, cremas de leche,almendras,maníes,jarras con leche hervida,galletas,barras de chocolate,mantequilla,fuentes de arroz amarillo compuesto de zanahorias,remolacha,maíz y calabaza, queó exquisito, tostones de plátanos y tortillas de huevo con compuesto de maíz, además no podía faltar el pan, tan calentito sacado del horno, lo que yo digo un gran banquete, antes de la festividad fuimos a refrescarnos al río, nos vestimos con los trajes ritualísticos, el collar que pertenecía a la luna de ese día y la sortija con la piedra preciosa, una piedra de esmeralda, los barquitos ya los teníamos confeccionados con nuestros deseos, para enviárselo a la diosa y ella complaciera nuestros anhelos por realizar, los reguiletes de los puntos cardinales rotaban sin cesar por él rico viento que por allí pasaba y los sonajeros cimbraban de lo lindo, que música tan agradable para mis oídos, ya cerca de la una de la tarde, se repartió una merienda y a las dos comenzaba el ritual, para cuando éste terminara como es habitual, darle a la mesa buffet lo que se merecía, una buena comilona. Todos vestidos,bañados,perfumados,con los atuendos característicos del ceremonial,todos,niños,ancianos,jóvenes,menos jóvenes,ya listos vamos para en Centro Diamantino a comenzar el ritual, Marialice ordena poner una música y es tan suave como las olas del río, luego el sonido como cayendo el agua de una cascada, luego las olas del mar y por último la lluvia, entonces asperja con agua salada los cuatro puntos, el rico aroma del incienso se esparce por todo el ambiente y la velas de colores verdes y rojas son encendidas, las mujeres y niñas llevamos flores rojas y los hombres y niños traen ramas verdes, la Sacerdotisa invoca a los dioses y diosas de los puntos, con el atañe que es una varita de cuarzo apunta para hacer la estrella de cinco puntas, y comienza su alocución diciendo: Abrimos este festival de verano teniendo por nuestra madre esta ocasión a Yemayá;el Solsticio de Verano es la entrada de la doncella al reino de Hécate, este es el tiempo de mayor generosidad en el año, el polo opuesto al invierno, se unen el nuevo nacimiento y la muerte es una estación de misterio mágico, del aspecto de la madre y la entrada a lo desconocido y a la realización de los deseos, pedimos en este ritual por la abundancia, la plenitud, la generosidad de la tierra y la diosa como Yemayá,la madre, se da la orden entonces de comenzar el baile de la espirar y a través del baile y él canto se comienza a generar mucha energía y se oye él cántico,Yemayá,Yemayá,Yemayá,madre de los océanos, ríos y lagos, protégenos y danos consuelo, lava todas nuestras preocupaciones, no nos abandones nunca, te damos nuestros deseos, realízalos y obsérvalos, nuestras vidas son plenas con tu amor, al terminar el baile nos pide que visualicemos en el centro al planeta y le enviemos la energía arcoíris y limpiarlo de todos los males, nos indica que entremos al río y echemos nuestros barquitos de los deseos, luego nos lavamos nuestras manos en el río para lavar nuestras preocupaciones, al terminar salimos del agua, ayudamos a nuestros ancianos asignados y los llevamos hacia los asientos para llevarles sus comidas, le explico a la parejita que desean comer, les servimos, Josh carga con dos platos de comida y yo les llevo agua fresca del manantial y dos vasos de leche por ahora, luego antes de marcharse a descansar desean el jugo de naranja, cuanto terminamos con ellos, comemos nosotros juntos a nuestros amigos, ya cuando todos han saciado el hambre recogemos todo, guardamos lo que quedó por si más tarde se nos abre de nuevo el apetito, toda la comunidad ya retirada para el descanso, se oye él tintineo del aire en los reguiletes a lo lejos, con tanto ajetreo nos dormimos, me despierto como a las ocho me da apetito y voy a comer algo, Josh se despierta también y le digo que le demos una vuelta a los ancianos para ver que necesitan, y tocamos en su puerta, pero no nos respondieron, entonces seguimos para la cocina donde estaban los alimentos, vimos que ya casi estaban al terminarse, pero todavía algo se podía coger, me comí unas galletas con mantequilla, todavía quedaba leche y jugo, ya del arroz con vegetales se había terminado, quedaban algunas frutas y algo de lo demás del buffet, comí también algunos tostones de plátano y picamos un poco de todo, luego aparecieron otras personas más a comer también, terminamos y nos fuimos a lavarnos los dientes y a conciliar el sueño de nuevo, al otro día seguimos con la rutina, fuimos al círculo, dimos la salutación al sol y lo mismo que el segundo día, las oraciones y demás, ayudamos en todo lo que hacía falta, nos bañamos en el río y disfrutamos de la naturaleza y las delicias de ricos manjares que preparamos, la estábamos pasando bien, ya estábamos en el cuarto día y esa noche nos reunimos con las varitas alrededor de la fogata, allí nos pusieron a practicar unos hechizos, el caso es que teníamos que aparecer el animal que quisiéramos, mover la varita, decir unas palabras mágicas y visualizar el animal en cuestión, cuando me tocó a mí sabía que me iba a costar lograrlo, porque por los magos anteriores que pasaron, puede apreciar que no tenían tanta práctica como yo, les costaba lograrlo, a la tercera vez vi el esfuerzo realizado, era una nueva experiencia para mí, fue algo apasionante, quedé impactada, aparecíó un hermoso caballo blanco, que trotaba con un gran brío como una luz fulgurante se quedaba en el astral proyectado dejando una estela de brillo transparente al desaparecer, todos aplaudieron luego de reír conmigo cada vez que me fallaba la magia en las dos ocasiones anteriores, todos gozábamos muchísimo cuando unos querían aparecer una cosa y le salían otras, pero mi Petrus no le costó mucho, en la primera logró hacer una magia excepcional, fue una de las más bellas, tenía colores y resplandecientes destellos, que todos nos quedamos boquiabiertos, sentíamos como una paz interior y una armonía tan rica, que nunca la habíamos sentido jamás. Todos pasaron por eso, menos los niños y las personas mayores, ya retirados de la magia, a esa hora ya niños y mayores estaban durmiendo después de comer, eso sí es sagrado y se respeta, principalmente los niños deben tener su horario de sueño, todo por ellos, que se críen en un ambiente de paz y armonía, como vienen con mucha energía hay que ayudarlos a canalizarla para que no tengan mal efectos en ellos, que no sean niños nerviosos como yo, hasta que el libro de la diosa y el dios me cayó en las manos logré controlar esta gran energía, siempre fui una niña muy activa, no paraba, llegaba de la escuela y cuando venía por el camino hacía las tareas para que tuviera bastante tiempo para jugar y retozar, esa tarde y al otro día por la mañana hasta que por el mediodía, volviera a la escuela de nuevo. Por eso es necesario valorar a los pequeños con corta edad para que su mente no se perturbe, aquí en la comunidad está todo pensado y bajo control. Lo que más me gusta, es que los infantes se han divertido mucho, la han pasado tan bien aquí y eso me reconforta, ver al futuro feliz, por ellos es que vivimos y soñamos, son la alegría del mundo, por eso que los debemos educarlos y cuidarlos muy bien, sin hijos mi vida no tendría sentido, sueño en el futuro con la estirpe que me pronosticó Nathanael el día que llegué aquí. Contaba los días para nuestra partida, en el quinto día siguió la misma rutina pero en la noche a la luz del fuego, practicábamos las habilidades intrínseca en nosotros, que tenemos que desarrollar, pero esta vez cambiamos para otro poder y era para tratar de leer las mentes de los demás, se llama Telepatía, reunidos allí la Sacerdotisa nos pone con otra pareja, según la que ella escoja, me tocó con Miroslav, un joven alto de cabello rojo encrespado, él vino de Rusia, era un poco introvertido como yo, cuando estuvimos frente a frente, nos sonreímos muy tímidamente y comenzamos a tratar de leernos la mente, primero nos concentramos, luego teníamos que decir lo que iba llegando a nuestra mente, lo que ella captara en ese momento, mi acierto fue en un ochenta por ciento y lo del muchacho un noventa por ciento, esa fue la puntuación que nos dieron, para mí fue bastante buena, por ser la primera vez, en cambio para Petrus fue muy fácil, a él le tocó con otra rusa igual que a mí, con el ruso, su nombre era Svetlana, era bonita, rubia, de grandes ojos azules y alta, fue muy bueno entre ambos, lograron la puntuación al cien por ciento, para mí que él era muy bueno en todo, había que esperar si más adelante demostraba ser eficiente en otras facultades, lástima que no me tocó con él, pero era mejor así, menos roce era lo que me convenía, para yo así seguir trabajando en poder sacarlo de mi mente y corazón, siempre estaba buscándolo con la mirada, pero muy discretamente. El amor es un sentimiento loco, que no sabes de quién te vas a enamorar, si eres correspondida, o si esa persona ya tiene a otra, y luego tienes que arrancártelo porque no te conviene, hay mujeres que se enamoran de hombres abusivos y aunque sufren por eso, ellas a aguantan todo por estar con ellos, eso no lo puedo soportar, porque a nosotras no se nos puede tocar ni con el pétalo de una flor, algunas veces he tenido que intervenir porque en mi naturaleza está en que como ellas no tienen esa fuerza que yo tengo internamente, aguantan de todo, pero yo no, y he expuesto mi vida por ellas, por defenderlas, no me pesa haberlo hecho porque siento que fue mi deber en ese momento. Salimos de allí hacia nuestras cabañas, sabiendo que nuestros poderes iban tomando el orden que debía tener, que se estaban manifestando por la práctica, que ellos están ahí latentes para nosotros, en el momento más adecuado y bajo la dirección de alguien que está apta psíquica y espiritualmente, por eso Marialice está en este puesto ahora,según se dice todavía no es oficial pero que el Sacerdote que estará a cargo el año que viene se llama Petrus, bueno eso es lo más malo para mí, yo que estoy tratando de quitármelo de mis pensamientos, creo que se va a acelerar y aumentar más lo que siento por él, esa es la conclusión que saco, estoy en tremendo dilema. Según me ha dicho mi amiga Betlelda, Petrus es de nacionalidad Árabe y Nathanael es de origen Griego, en cambio Maredhic es de origen Sueca y Othisha proviene de España, yo provengo de una isla del Caribe de habla hispana, pero aunque mis apellidos son ingleses es porque mis padres son de origen Inglés, ellos fueron a vivir allá cuando esta Isla fue colonia de Inglaterra, les gustó porque como era tan hermosa, los cautivó y ya la Isla había alcanzado gran prosperidad bajo el dominio de dicho país, es decir que por mis venas corre sangre de hechicera, hablaba dos lenguas y aprendí también otros idiomas y entre ellos me gustaba una lengua inusual en estos tiempos, que era el Latín, ellos no eran un matrimonio de la alta sociedad, eran personas normales que tenían un oficio, mi madre fue Maestra, de ahí mi vocación y mi padre fue Jefe en una Fábrica de Construcción Mecánica, donde se elaboraban piezas. Esa noche también fue divertida, siempre se pasa alegre en las mágicas prácticas, mañana era él último día y practicaríamos la levitación del cuerpo, esa si estaba dura, deja ver si pueda lograr algo, porque hay que mantener la mente en blanco, esperemos a ver qué pasará mañana, de pronto me vino la mente que cuando lleguemos al pueblo tenemos que ponernos a preparar la doble boda y nosotras mismas coser nuestra ropa, los trajes de nuestros futuros esposos quedaban en manos de otras costureras, también recibiríamos ayuda para la confección de nuestros ajuares, así pensando en eso me dormí abrazada por Josh. Llega el nuevo día, con el maravilloso padre Sol, tocando nuestras ventanas y puertas, el canto de la naturaleza nos recompensa con el canto de las aves, el murmullo del fresco manantial y  del impetuoso río, todo es vida, los árboles con el sonido de sus troncos y ramas que el viento mece con suavidad, tenemos todo un día bastante apremiante, preparar desayunos,comidas,meriendas y cenas,meditar,ayudar a los ancianos y por la noche hacer la práctica en la fogata, de verdad que teníamos que convertirnos en súper humanos para todo esto, pero así y todo lo disfrutábamos, esa es la ley de la vida, el trabajo, él es el progreso, lo que nos mantiene vivos, el sentido de vivir y la obtención de los resultados que deseamos a través de él. Vamos para la fogata, luego de acostar a nuestros queridos ancianitos, la última noche aquí, tenemos todo recogido para partir después del desayuno, a primera hora del día; en esta práctica que me tiene un poquito nerviosa, espero poder hacer algo, pero sino, será para la próxima, voy con la mente positiva, a Petrus lo ponen de primero, ya que se había ganado ese puesto, porque la vez anterior lo había hecho maravillosamente bien, estamos en suspenso, todo eran expectativas con él, me latía el corazón aceleradamente, mirándolo así tan apuesto y en esa pose en forma de loto, tan erguida, distinguida y varonil, con sus ojos cerrados y las con las manos formando un Mudra,se fue elevando poco a poco hacia lo alto muy lentamente, de su cuerpo irradiaba un gran magnetismo y todos pudimos apreciar un arcoíris en forma circular alrededor de su cuerpo, tan bello y brillante, que todos caímos a sus pies en prosternación; cuando hubo descendido, vimos como su rostro se transfiguraba en una especie de llama, quedamos anonadados y con los corazones prendidos de amor, luego recobró su habitual rostro y yo le pude apreciar una vez más su bello rostro, que no tenía comparación con nadie, pues era divino en sí y de sus ojos azul turquesa, una mirada lánguida y apasionante, que me derretía él corazón hasta no tener vida, eso era muy fuerte para mí, yo no sé si su esposa sentía lo mismo que sentía por él como yo, de verdad que era muy fuerte, lo digo así, sin que me quedara nada por dentro. Luego que quedamos todos con el cuerpo flojo, nos repusimos y a cada cuál le tocó hacer

lo suyo, muchos de nosotros logramos levantar algo del piso, otros unos metros, pero superarlo a él, fue muy difícil. Así terminamos por esa noche y cada cual se fue para su rancho con nuevas expectativas en la mente, por lo menos para mí, que soy la nueva. El nuevo día anuncia que es hora de no perder el tiempo, alistarnos lo más rápido posible, desayunar, recoger todo y montar lo que va trasportado, nosotros iremos detrás caminando, porque en realidad como he dicho antes la Comunidad Mágica no dista tanto, estamos medios adormilados todavía, pero vamos marchando, algunos niños lloranban, otros reían, estas actividades los van fortaleciendo física y mentalmente, lo que es necesario para alcanzar el budhado o iluminación, si no es en éste vida, será en la próxima, porque ya llevan una buena preparación, esto es para personas fuertes, los débiles no tienen cabida aquí, porque la fuerza de voluntad debe primar antes que todo o antes que nada. Estamos todos ya en nuestros lugares de residencia, con nuevos bríos, renovados y preparados para afrontar otra jornada, estamos acomodándonos y preparando, para el otro día comenzar a trabajar. Josh se quedó conmigo en el Hotel, mientras que mi amiga se fue a casa de sus padres, para pasar unos días allá, y que la asesoraran más sobre la boda, quedé con ella en hablar con Marialice para que me diera la fecha, por la noche fuimos mi novio y yo la casa de ella, para preguntarle, ella nos dijo que donde único había un espacio de tiempo era en Noviembre, que así nos daría tiempo para prepararlo todo bien, quedamos complacidos por la respuesta, le dije también que tenía una inquietud y era una idea en beneficio para todos, tratar de construir a través de la magia unas naves voladoras para poder llegar a las montañas y visitarlas, me dijo que la magia muchas veces es efímera, que mi idea era buena pero que se puede construir con material físico, que luego convocaría a una reunión con todos para llegar a un acuerdo y exponer mi idea; nos fuimos con otra mente y otro aliento al consultar esas cosas con ella. Los sábados y domingos teníamos él derecho al descanso, entonces el sábado a las dos fue la reunión, ante esta idea hubo sus recelos, pero en las discusiones se llegó a un acuerdo y era aprobar mi idea, entonces Marialice acordó poner en práctica la construcción de dicha nave después de cada jornada laboral y fines de semana, aprovechar al máximo el tiempo. Se hicieron meditaciones profundas al respecto y hubo buenas noticias, las aleaciones con metales de una buena calidad fueron el resultado de todo este esfuerzo y también les bajaron como debían fabricarse estas naves aerodinámicas para que pudieran estar suspendidas en el aire y tomar vuelo, los planos ya estaban hechos, estábamos todos involucrados en esta actividad de una forma u otra, al estar terminadas éstas, quedaron fenomenales, de una belleza de color plateada, la probaron y quedó bien, porque también se recibió la forma de saberla pilotearla, estábamos pendientes de todo, con esta nueva adquisición sugerí de nuevo que si era posible construir más de estas y que tuviera más plaza para que pudiera trasportar más pasajeros, se llegó a otro acuerdo luego de la convocatoria y se aprobó por unanimidad, los fines de semana comenzaron los viajes a la montaña, a veces íbamos al lago también, allí disfrutábamos de unos ricos baños, llevábamos meriendas y almuerzos, agua fría, refrescos y frutas, se cargaban según la capacidad, hasta que todos estuviéramos allá. Uds. se preguntarán, bueno aquí nunca hay conflictos, pues la verdad que cuando pasa algo que es muy poco común, se llevan ante el Consejo con los más superdotados y se define el problema y todo queda zanjado en buenos términos y en buena lid, nadie se deja de hablar, todo continúa normal, como si entre esas personas nunca existió algún problema, esta población está más allá del bien y el mal, porque es equilibrada y no existe ni él feo ni el lindo, yo no me enamoré solamente de Petrus por su belleza física, sino también por sus cualidades espirituales ,su fuerza interna,y lo mío con él viene de otra vida donde nos amamamos grandemente, y eso se ha quedado guardado dentro de mí, y me está afectando todavía. Lo que quiero decir que aquí todos somos iguales, unos más feos otros más bonitos, hay variedad, pero no se ofende a nadie, ni se les trata mal, gozamos de los mismos privilegios, nadie se pone celoso de nadie, porque hay confianza en que no puede haber esa alteración que pertenece a otro mundo fuera de éste, es decir la burla no existe, porque hemos transcendido hacia más allá de la mente física inferior. Cierta vez fui a la biblioteca a leer un poco y vi en un libro donde se hablaba sobre Shiva, entonces se prepara a nombre de él un Lingan que es una piedra especial,de ahí me entró deseos de tener una, donde la podría encontrar estuve pensando mucho y me vino a la mente que tal vez en la Montaña Herkirmer,como así se llamaba, hubiera; allí abundaba mucho el cuarzo, variaban en colores y piedras preciosas, en el último viaje se trajeron ambas gemas para usarlos en varios trabajos espirituales que lo llevan, por ejemplo para puntas de varas, hacer curaciones, fortalecer los charcas con su color correspondiente, él coxis o lumbar de color rojo, en los chacras genitales, el bazo de. color naranja, plexo solar, ombligo de color amarillo el chacra del corazón o cardíaco, verde, en el timo o de color azul claro, en el ojo psíquico o entrecejo llamado hipófisis azul oscuro y por último en el chakra coronario que se encuentra en el centro de la cabeza, el color violeta, estos colores de los chackas se corresponden con los colores de los siete rayos de cada maestro, cuando el discípulo se nota que está desintonizado se le aplican esas energías a estos centros energéticos, y se utilizan en otras cosas más. Mientras tanto Betlelda y yo también estábamos embebidas en nuestros ajuares del casatorio, habíamos avanzado bastante y los trajes de nuestros futuros esposos también, ya estaban casi listos, a los vestidos se les iba a agregar con magia unos bellos adornos de encajes luminiscentes como pedrerías de fantasías ya al final cuando los tuviéramos puestos antes de partir al altar, creo que Petrus iba a oficiar como Sacerdote junto Marialice porque en estos casos es necesario para el equilibrio matrimonial, estas dos fuerzas son de gran utilidad en el Universo. Para ser sincera yo estaba consciente que Josh no era mi gran pasión, pero quién puede elegir en este momento cuando da lo mismo él que otro, porque me mente estaba fija en Petrus y nadie más, no es que yo fuera a sacarle fiesta para tenerlo para mí, ni cometer traición, esa no era mi idea, me gustaba sufrir amándolo en secreto, este era un dulce y amargo pecado de mi corazón que me llevaría a la tumba, quedarme solterona tampoco iba a llegar a eso, porque como mujer joven tenía mis necesidades orgánicas y darle esas satisfacciones, además me gustaban los niños y quería tener esos que me había pronosticado mi amigo Nathanael. En el fin de semana que se avecina, tengo mi propósito en pie buscar ésta piedra, voy preparada con un jabuco, porque debe ser bastante pesada y ahí la traería, lleva tres líneas blancas verticales y en él centro de ellas tres un círculo naranjado que las toque a ellas, para iniciarla se van por pasos, hay que echarle por encima leche, agua, miel, pasarle el humo del incienso y la llama de una vela, cantarle el mantra beber esa mezcla que pasa por la piedra, ponerle Prashana, que son dulces, cocos abiertos por la mitad, platanitos maduros, dejarle una parte como ofrenda y la otra debemos comerla, todo esto le traen a uno gran beneficio, tanto material como espiritual. Llega el día en que vamos a la Montaña Herkirme, llegamos en la tercera nave, eran siete en total, pero cada una dio dos vueltas, tenían gran capacidad, Petrus y sus acompañantes llegaron en la cuarta, pero en la primera vuelta igual que nosotros, ellos vinieron donde estábamos nosotros y nos saludamos todos, se notaba la alegría por él viaje, luego fuimos y ayudamos con algunos viajeros que poco podían valerse por sí mismo, los acomodamos y desplegamos una mesa con los comestibles para el día y sillas para los adultos y las madres con niños pequeños, un frisser para mantener el agua, los jugos y la leche fría, a las diez de la mañana merendamos y les dije a mis amigos que necesitaba dar una vuelta por ahí que tenía que encontrar esa piedra, ellos decidieron acompañarme, dimos muchas vueltas, pero la indicada no aparecía, descansamos un poco, entonces como yo no me rindo tan fácilmente me fui sola a seguir explorando, me interno por entre unos arbustos y voy a dar un camino largo y en mitad de éste veo a uno que se parece a Petrus, que me hace señales para que me acerque y me indicaba con él dedo índice un lugar o un punto donde buscar, me acerqué con el cuerpo tembloroso ante su presencia, cuando llegué a el, que miro hacia el piso y veo una hermosa piedra justo como la necesitaba, me agacho a recogerla y cuando me levanto veo que ya él se había desaparecido, me encontraba allí sola, entonces echo la piedra en el jabuco que llevaba y salgo por donde mismo vine con mi pesada carga, cuando llego adonde había dejado a mi novio y amigos, miro hacia lo lejos y diviso a Petrus con su esposa y amigos hablando muy animadamente con ellos sentados sobre una manta en el piso, sentados en forma de Loto, él al verme levanta la vista hacia mí, y me sonríe, yo le correspondo y por dentro me lleno de un gran gozo, desvío mi vista a mis amigos que me indagan curiosos por ver lo que traigo. Ésta Montaña siempre desde la Comunidad me ha atraído, pienso que será por el magnetismo que desprende por la cantidad de piedras preciosas que posee. Todo el mundo manoseo la piedra, cuando llegue a mi habitación la lavaré bien, le echaré agua con sal para purificarla antes que empiece a trabajarla; pasamos un día fenomenal, había mucho viento, ya él tiempo estaba cambiando, pronto tendríamos el ritual del primero de agosto llamado Lammas, ya alistados todo, tomamos nuestras naves para partir, yo me iba con el pecho satisfecho por todo lo que había pasado en

ese día. Entre rituales y rituales se le hacen a los jóvenes, tanto hembras como varones rituales de iniciación en Luna Nueva, cuando alcanzan la mayoría de edad, este tiempo de La más es un tiempo de Sabbat de los nuevos frutos, el maíz verde, la finalización del verano, la fértil y próspera cosecha que asegura la supervivencia está casi lista, pero aún no está segura, es vulnerable al clima y a los cambios, por eso estas festividades nos ayudan al próspero año, pues el Dios y la Diosa están complacidos en esta cooperación de ayuda a la naturaleza y a su vez recibimos de ellos mucha abundancia. El clima aquí está bien equilibrado, porque lo mantenemos como debe ser, en perfecta armonía.

Hoy el altar está decorado con frutas,granos,semillas,uvas,tallos,gavillas de trigo, avena y arroz, se han confeccionados muñecas con hojas de maíz, estas se emplean después del ritual en las casas como talismán para proteger nuestros dormitorios, hay pan de maíz,tortas,etc,todo lo que hemos cosechado en este año, cada mujer debe llevar una vela, la Sacerdotisa asperja primeramente con agua salada, invoca los cuatro puntos y el centro, enciende las velas y el incienso, pone una suave melodía como fondo, toca las campanillas para atraer a las criaturas de la naturaleza para que se unan al ritual también, ella dice: El matrimonio sagrado es, el camino de la vida Hoppi ocurre en esta estación, con la Doncella Serpiente, simbolizando la madre tierra, el trigo madura, la manzana enrojece ,tiempo de esperar en los campos, tiempo entre los granos y el pan, celebración del maíz verde, la luz se acorta, el año pasa, la tierra envejece, las cegadoras listas para guadañar, para él sacrificio que finaliza, la cosecha aún es incierta, mientras nos unimos para hacer girar la rueda, al finalizar sus palabras, comenzamos a movernos a favor de las manecillas del reloj generando poder, la danza sienta su ritmo con la música y él baile, nos vamos acalorando, las energías se van enardeciendo, y los cuerpos van adquiriendo una luminosidad, las ropas ritualistas vuelan por los aires, nos quedamos desnudos, ya no sentimos nuestros cuerpos, solo flotamos y estamos conectados a nuestro yo superior, todo es paz y mucho amor, al cesar la música, recuperamos la conciencia inferior y nuestros trajes que en esta ocasión son de color verde, los atraemos con las varitas y vestimos nuestra desnudez, luego tenemos que dirigir las energías de color arcoíris de los siete rayos de los siete maestros, al centro del ritual para enviarle a la madre naturaleza para su beneficio, la limpieza y fortaleza, quitándole todo ápice de malignidad y dejándole al arcoíris a su alrededor como protector. La Sacerdotisa cierra despidiendo al dios y a la diosa y al centro, deseándole la paz en la despedida. Ya finalizado el ritual como es habitual ponemos manos y pies a tierra para dársela a la tierra y se sirva con ella para su beneficio, luego vamos a comer de la cosecha, lo que hemos obtenido y en agradecimiento de ellos nos alimentamos y lo disfrutamos a plenitud. Entre el trabajo, Yosh, los arreglos para la boda, los rituales y otras cosas, se puede decir que estaba un poquitín atareada, llega septiembre 22,tenemos él Equinoccio de Otoño, que trata sobre la acción de gracias de los hechiceros, un tiempo de regalos y bendiciones alrededor del mundo, los cultivos son cosechados, los medios para nutrir la vida a través de la muerte invernal, el invierno no está lejos, el día y la noche son iguales y él Sabbat se enfoca en el equilibrio de dar y recibir, luz y oscuridad, verano e invierno, vida y muerte. Los hechiceros celebran los rituales de curación, enfatizando en las cosechas, la reproducción y la fuerza vital masculina y femenina, esta celebración es hermana y compañera de Halloween, es el preámbulo de lo que acontecerá en el próximo ritual, es como una preparación para la fiesta de los hechiceros. De vuelta al Círculo de las Flores comienza la actividad, la Sacerdotisa asperja con agua salada los puntos cardinales, invoca al dios y a la diosa, marca el pentagrama con su varita en el aire, se encienden las velas y el incienso, su rico olor invade nuestras mentes, el altar está compuesto con productos de la cosecha y hay muchos regalos encima de la mesa, todos confeccionamos uno o dos, también hay bellotas,nueces,manzanas,conos de pino, gavillas de maíz, granos crisantemos, hojas y calabazas, la Sacerdotisa dice: Se nos ha dado mucho en ésta estación, pero también debemos dar, porque dando se recibe, y buscando se encuentra, como dijo nuestro querido Jesús, dice además, pido un regalo para el dios y la diosa en cada uno de uds, ahora pásense la copa de jugo de uvas y cada uno sorba un poco y una libación a tierra, la libación se hizo una sola vez, todos fuimos pasándonos la copa, luego se pasa una roca de cuarzo de mano en mano, luego una concha, la vela, el tazón de nueces y luego al terminar ésta parte de la actividad, comienza la música tan suave para generar energía con él baile en forma de espiral, la energía arcoíris se le envía con la varita al planeta visualizándolo en el centro de la espiral, al terminal esta ceremonia, la Sacerdotisa cierra los puntos, despide al dios y a la diosa, ponemos pies y manos a tierra para depositar las energías sobrantes, como siempre, luego vamos a la mesa donde se encuentran los regalos y se lo regalamos a cualquiera, menos a nuestras parejas amorosas, entonces busqué a quién dárselo y como Petrus estaba por causalidad a mi lado, él me regaló el suyo y yo le reciproque con el mío, ambos sonreímos y nos dimos un beso en la cara en señal de amor de fraternidad, nos miramos a los ojos y él me dijo, tienes los ojos de lotos igual que los míos, eso era una gran iniciación egipcia, le dije que no lo sabía, me dijo, eso es un secreto, nadie lo sabe y yo asentí con la cabeza, él se despidió cortésmente de mí y ya no vi a más nadie a mi alrededor, porque así me dejó la cabeza, él significaba una fuerza muy grande para mí, creo que hasta el hambre se me quitó de momento, cuando me pude recuperar Josh estaba al lado mío tirándome de un brazo para que lo atendiera, lo miré y traté de disimular que nada me había pasado, luego fuimos a comer algo, estaba desganada, tenía poca comunicación con los demás, porque solo mi mente pensaba en lo que aquí aconteció, pero luego también me acordé lo que pasó en la montaña, fue fantástico. El mundo de la magia me atrae fuertemente y los poderes inherentes en nosotros cuando los desarrollamos nos cautivan y los disfrutamos plenamente, él y yo tenemos una gran conexión todavía, a pesar de haber transcurrido muchas vidas entre nosotros,lo que más adelante contaré en los siete años de adivinación en el Festival de Hallowin,en el Centro de la Gema Violeta. Como se acerca Hallowin que es tiempo de adivinación quiero dejar bien claro que voy a dejar plasmado los siete años de rituales sintetizados aquí, para exponer por qué Petrus, mi futuro esposo y yo estamos relacionados tan cercanamente, ya sea como parientes, amigos, esposos,etc. Se acordó entre los hombres que fueran al bosque a buscar un pino para decorarlo como árbol de navidad, pero quisieron que Betlelda, Otisha, Maredhic, la rusa Svetlana y yo los acompañáramos para darle el visto bueno del árbol que íbamos a escoger las mujeres, para luego ellos cortarlo, me encantaba toda ésta diversión, tenía alma de paria, de aventurera, pero no en lo malo de la palabra, como en algunos países llamaban a las mujeres, sino como que esa actividad de buscar algo nuevo y participar en cosas alocadas, los hombres que nos acompañaban eran Petrus, Nathanael, Robín, Francisco y Válery otro chico de nacionalidad polaca, era muy alto y fornido, de un cabello lacio que le caía por la espalda con ojos del color de la avellana, igual que el pelo, Robín y Francisco eran chicos nacidos aquí, de padre italiano y madre escocesa, eran hermanos, pero tenían una fortaleza increíble, aparte, llevamos un transporte para traer ese enorme y pesado pino, íbamos a escoger uno pequeño, pero que estuviera bien formado. Estuvimos todas de acuerdo con que ese sería el árbol que amenazaría el ritual del nacimiento del niño Jesús, pero a la vez místicamente representa el nacimiento del niño interior que todos llevamos dentro, es un tiempo de mucha energía para recibir, se colocó el arbolito en la entrada que da para el Círculo de las Flores, pero a un lado para no interrumpir el paso de los participantes, se decoró con todo lo que le pudimos poner, con nuestras manos elaboramos en tallas de madera, animalitos, entre ellos renos, Papás Noé, muñecos de nieve, y muchos más adornos que lleva el pino, luego los pintamos, conos de pinos naturales, una estrella amarilla puesta en la punta alta, tallada en madera y el nacimiento con todos los elementos simbólicos hechos de barro, quedó hermoso, yo contribuí mucho en su decoración, soy una artista muy dedicada en ese aspecto y muy perfeccionista, por eso todo el mundo me busca para ayudarlos en trabajos manuales y en la plástica, amo tanto la magia como el arte, son dos cosas imprescindibles en mi vida, ellos son yo y yo soy ellos. De vuelta en el Círculo de las Flores, ya todos estábamos listos para comenzar la Ceremonia, había mucho frío, aunque no nevaba nunca en este lado del mundo, el viento ponía a los molinetes en acción, haciéndolos sonar alocadamente y las campanillas o sonajeros también se dejaban escuchar con un bello y discreto tintineo, él altar estaba decorado con velas blancas y velas negras, inciensos, conchas, cuarzos, espigas de maíz secas, conos de pino, calabazas, la Sacerdotisa sentada en el trono de diamante, con su hermoso traje, brillaba allá en lo alto, abríó como siempre el ritual, el olor del rico perfume del incienso nos transportaba a un semiextasis, ella abrió la noche diciendo: Celebramos a Perséfone y a las semillas y a los nuevos comienzos, a la Luna Oscura(,Hécate,)o Luna Nueva, él descenso estéril del invierno, de granada de su muerte, entonces recita: Manzana de amor, sangre de Luna, carne y lágrimas de mujer, lágrimas que manchan las manos, lágrimas que llenan él corazón, la matriz con fruto, Perséfone bebió cuatro lágrimas, desde dentro de la esfera del rubí, prov.ó sangre debajo de la amapola, debajo de la corona del clítoris, ella comió granadas, semillas de mujer, escogíó carne, sangre y lágrimas, escogíó inmortalidad, la espiral, ganaó verano, invierno, primavera, ganó la vida al dar a nacer, escogió éxtasis dulce, por la más dulce rueda por la sangre cada mes por sensualidad, por la semilla y él fruto de la mujer, ganó sangre, ganó leche, ganó sal y miel y probó, ganó oscuridad, luego comienza el baile en espiral, se va generando la energía al sentido de las manecillas del reloj, avanzamos hacia adentro, hacia la oscuridad del invierno, hacia la tierra de la muerte y después la espirar se va convirtiendo en

un círculo,al concluir esta parte nos vamos hacia un calderón con fuego adentro, lentamente nos acercamos y vamos echando unos papelitos que con antelación hemos escrito todo lo que nos molesta y nos impide avanzar en el camino hacia lo divino, quemándolo desterramos lo negativo que existe en nosotros, luego nos sentamos en él césped en forma de loto y comienza una suave música para meditar en nuestra niñez, luego Marialice dice: Hoy conectamos lo vivo con lo muerto, la vida es la mitad de la otra rueda y así se termina el ritual, ella cierra los puntos, da la despedida a los dioses y la paz,conectamos manos y pies a tierra y disfrutamos de los alimentos que se han preparado. Al terminar todos de comer, nos dirigimos hacia el local llamado Círculo de la Gema Violeta, estando ya allá la Sacerdotisa, puso una caja en el centro del local encima de una mesa y mandó a que cada Mago pusiera su nombre y lo echara dentro de dicha caja, entonces ella la revolvió con la varita con pases mágico y dijo, cada mujer tome un nombre y esa pareja que les va a tocar tiene que permanecer con ella durante siete años, serán sus parejas para las artes adivinatorias con la Bola de Cristal, bueno, pensé yo, ojalá me toque con Petrus; comenzó la acción y cada saque del papel me temblaba el cuerpo deseando que nadie sacara su nombre, cuando me tocó mi turno, saqueé y leí, y. acto seguido o miré y todos se dieron cuenta de inmediato de quién se trataba, yo no podía creer, será casualidad o causalidad como digo yo, le miré también los ojos a su esposa, ella no se inmutó en lo más mínimo por lo que vi en la expresión de su rostro, si se incomodó sería por dentro, y lo disimuló bien, hay que pensar que yo vengo de un mundo de muchos prejuicios, celos y tormentos y eso me queda todavía, tengo que superarlo aquí, por eso no sé en realidad como es la mente de los magos y magas, en ésta comunidad, entonces me quedé muy seria, no quería exteriorizar la alegría que llevaba por dentro, luego siguieron los demás sacando nombres y esa misma noche comenzamos uno frente a otro con las Bolas Adivinatorias a leer los mensajes que ella nos enviaba. Como era noche de contactar con los muertos, pues cada uno de nosotros pudo hablar con sus familiares, mi madre y mi padre se me aparecieron en la esfera de cristal y me dijeron que aprobaban mi decisión de haberme marchado de casa para haber tomado él camino hacia la luz, y se marcharon, mientras tanto Petrus estaba entablando una conversación con los suyos, esperaé que terminara para comenzar, mientras tanto me sudaban las manos de los nervios; entonces él ya listo me comunicó que ya íbamos a comenzar, me puse en acción y me dijo que yo empezara primero, entonces la bola comenzó a dar señales, es la primera vez que veo que hay actividad en ella, en la mía personal de mi propiedad nunca tuve esa suerte de ver nada, mientras que aquí se me está presentando esta visión, al principio la veo un poco difusa, pero poco a poco se va aclarando, veo a un hombre con sangre en la frente, el pelo por los hombros, cuando levanta la cabeza, tiene barba y bigote, se parece mucho a Petrus, está como desmayado, su cuerpo lleno de marcas, como de latigazos, la madre de él y yo lloramos amargamente por lo que le habían hecho, fui su esposa y tuvimos dos niñas después de su muerte, una, cuando quedé embarazada antes de su muerte y la otra después cuando me visitó en espíritu quedé embarazada, se preguntarán, como es eso posible, pero sucedió así, vi a esas dos hermosas niñas fruto de nuestro gran amor, su madre y yo fuimos iniciadas en Egipto en los Misterios de Isis, ella se inició mucho antes que yo, por supuesto y luego yo, en otro tiempo, nos conocimos los tres, cuando yo estaba sacando agua de un pozo y él me pidió de beber, al dársela y mirarle a los ojos me conecté con su mundo interior y desde ese momento fuimos uno solo, cuando conecté de nuevo mi mirada hacia Petrus y le miré a sus hermosos ojos sentí su mundo de nuevo dentro de mí, la conciencia se me elevó de nuevo igual que aquella vez, al rato me recobré, me empieza a aparecer otra de él, se encontraba enterrando carabelas de cuarzo para darle a la tierra suficiente energías, y así contrarrestar la negatividad, ahora le tocaba a él decir su visión, comenzó diciendo, al tiempo que la visión se le iba aclarando, dice, estoy viéndome a mí reviviendo a tu hermano, que en este caso va a ser tu futuro esposo con quien vas a tener, unos gemelos, luego más adelante tendrás otro niño, tú hermano murió de muerte natural cuando lo reviví, en ese tiempo, hacer algo así era sumamente extraordinario, fuera de lo común y esto llamó mucho la atención de los religiosos de esa época, que me delataron con las autoridades, que eran invasores extranjeros, y de esa forma se cumplió la voluntad de Dios; al decirme eso Petrus, enseguida me di cuenta de quién se trataba, juntando mi visión con su visión el del porqué de ésta mi obsesión por él y de quién había desempeñado un papel tan importante, que jugó en esa encarnación, y de que mi futuro esposo y yo estuvimos presente, para apoyarlo y compartir esa experiencia tan fuerte, hacia alguien que habíamos querido tanto, un gran amor, amigo y líder espiritual. Terminada ésta fase adivinatoria, el corazón me palpitaba alocadamente más que las otras veces que nos hemos encontrado, luego pasaron dos parejas más que estaban en turno detrás de nosotros, yo me salí fuera del local a tomar un poco de oxígeno, pues el aire me faltaba un poco, Betlelda estaba ya afuera conversando con otros amigos y me vio en ese estado, la llamé aparte para no contarle delante de los demás, le dije todo, desde la Mí hasta la Pa, quedó de una sola pieza, sin habla, le dije que de esto ni una sola palabra a nadie a nadie, que me lo prometiera, que esto era muy serio, me lo prometió, entonces quedé más tranquila, ella me dijo que no por gusto es el enamoramiento que tenía con él, yo asentí con la cabeza y nos reímos pícaramente. Voy a contar las visiones del Segundo año del Festival de Hallowin, claro, después regresar del ritual en el Círculo de las Flores, había este año mucho frío y mi corazón se me quería salir del pecho, esperando porque llegara este día, Josh y yo todavía estábamos juntos, ya estábamos casados, eso se los contaré después, la boda fue conjunta con la mi querida amiga Betlelda y Julius, seguían muy enamorados, se celebró en noviembre del año pasado. Ya este año venía embarazada la esposa de Petrus, tenía pocos meses y Nathanael comenzó a tratar con su mujer para que también se embarazase, ya era tiempo, pues los cincos ya estábamos en los veintiséis años, Josh todavía no quería tener hijos, era joven todavía, tampoco Julius; comenzamos otra sesión más en el Círculo de la Gema Violeta, parados frente a frente, cada uno con su bola de cristal, esperando por la visión, éste día comienza Petrus, te veo aquí en la India, eres hijo del Rey, tú futuro esposo es ahora el Vicario, yo soy el Sumo Sacerdote, al morir tu padre, heredas el trono, pero no dejas descendientes, lo ocupa otra persona de otro reino que es aliado al tuyo, te me presentas de nuevo como tataranieto del rey, al morir tu padre, ocupas el puesto de Rey Inca, mi bola entonces empieza a presentar un movimiento en su pantalla y comienzo a ver a Petrus vestido de un Elevado Sacerdote del Santuario, en un pueblo llamado Salem en la antigua India, después de terminada la adivinación, salimos para el exterior, nos despedimos y cada cual tomó su rumbo, a él lo esperaba su embarazada esposa que hacía rato había salido y yo esperé por mi esposo y amigos para irme al Hotel, ya estaba tarde en la noche y el frío arreciaba. En el Tercer año de estar aquí, en Mayo Maredhic ya había tenido a su primera niña, muy linda igual que su padre, de unos bellos rizos de color oro y grandes ojos azules, tenía cinco meses, era muy vivaracha, la esposa de Julius ya se le notaba la barriga, le faltaban unos meses para dar a luz a lo sumo en diciembre, creo que venían doble, ya se sabía el sexo por la adivinación, eran varones, nunca fallaba, a los cinco meses, como el niño ya estaba bastante bien formado, se podía predecir más fácilmente y no había casualidad a errar. Ya estábamos en el proceso de adivinación y esta vez me correspondía empezar a mí, la luz de las velas le daban ese misterio que tanto me gustaba, ya la bola empieza a hacer señales para ver nuestras encarnaciones, pasadas y futuras, estoy viendo que el país es China, raza Turánica, mi futuro esposo es tu nieto y a la vez es biznieto del Emperador, le digo, al terminar esta visión, viene otra y que es en Egipto, otra vez mi futuro esposo, que fue tu hija en este país, a Petrus le viene llegando una visualización y me dice, pues aquí te veo como mujer, tú padre es muy amigo del padre de tu futuro esposo, son capitanes del Ejército, él aquí está en cuerpo masculino, en la India y yo soy mujer, vivo en la misma comunidad que uds, somos amigo, ahora se me está presentando otra tuya, eres de raza negra en África, al comienzo de la historia aquí en la tierra, veo también a tu futuro esposo que es el jefe de la tribu, tiene un Harén, tú hermana actual también es esposa de él, estas celosa de ella, tú quieres ser la favorita, eso me da risa y dice Petrus, te voy a decir otra cosa que se me está presentando, tienes un problema en el interior actualmente, que te está obstaculizando para concebir hijos, pero ese problema se te va a quitar cuando tengas el primer contacto sexual con tu futuro esposo, va a ocurrir algo bueno para que te cures, yo no sabía que tenía problemas en mi interior, veo a tu futuro esposo, es un Rey mongol, tú eres una linda Princesa India, se casan tienen como tres hijos, uno de ellos lo engaña y mata para apoderarse del trono, es muy malvado, tú futuro esposo que te amaba tanto, te hizo un santuario, donde guardó tus restos y hoy en día es un monumento, es decir una joya Arquitectónica a nivel mundial, le dije que me dijera de cuál se trataba, pero se negó a decirme, salimos los dos juntos del local, su esposa ahora no podía venir porque cuidaba a la niña y Josh tuvo que ir a casa de sus padres por una emergencia, todavía Betlelda y Julius se demoraban y yo no me iba a perder la ocasión de acompañarlo, luego les digo por qué no los esperé, le dije a Petrus que me dolía un poco la cabeza y que a mis amigos no los podía esperar y no fuimos juntos para el Hotel, le pregunté si en un futuro construirían su casa, me dijo que sí, le dije que él estaba arrebatado con su criaturita, me dijo que no sabía cuánto, subimos las escaleras, yo me quedé en el primer piso y él subió al segundo, se le veía un poco cansado, nos besamos en la cara y nos deseamos las buenas

noches, le miré antes que se fuera a sus ojos y yo tenía en los míos un destello de tristeza, el siguió para su habitación y yo entré a la mía, llegaé y me tiré boca abajo en la cama, lloraé amargamente para poder limpiar ésta tristeza que embargaba a mi corazón y pensaba que cuando superaría estime aseé y me dormí al rato muy profundamente. Llega el Cuarto año de Hallowin ya Nathanael y Otisha estaban felices con los gemelos, tenían diez meses, estaban rollizos, estaban desesperados por caminar ,daban funciones para bajar al suelo y con el babeo por los dientes, la niña de Petrus y Maredhic tenía ya un año y cinco meses, de nuevo habían encargado a otra a la cigüeña, tenía cinco meses de embarazo, ya se sabía el sexo, hasta mi amiga Betlelda venía con cuatro meses, su parto caía en primavera, en marzo, yo estaba al quedarme sola, lo digo por mis amigos, ahora no sé si se sigue complicando esto Petrus no va poder venir, lo voy a extrañar más que a nadie, va a ser como si me arrancaran el corazón, va y él año que viene estaría más complicado con dos niñas. Aquí estamos los dos como cada año, comienza el arte de la adivinación, comienza él y me dice que esta vida se desarrolla en Shamballa, en la Isla Blanca, al centro de Asia, estoy en cuerpo femenino, dice él, estoy casada con el Capitán del Ejército, tú futuro esposo, es nuestra hija ahora, tú padre es amigo de nuestra familia y tú eres mujer, se le presenta otra encarnación para adivinar, Egipto, tú eres mujer y yo soy hombre, nuestras familias son amigas, esta es otra, como te dije al principio de conocernos en el lobby de Hotel, cuando te leí la mano, viviste en Perú, eras una Sacerdotisa India, trabajabas en el templo con carabelas de cuarzo, un día venías por un camino y un español te dio muerte con una lanza, eso pasó cuando ya los españoles tenían invadido Perú para apropiarse del oro y todas las riquezas que el reino poseía, entonces enseguida me entra a mí una visión, veo a mi futuro esposo que es tu hermana y tú eres hombre, eso es en la India, y en este mismo país, veo que yo soy mujer y mi hermana es cuñada del Emperador y tú eres la esposa de éste, hasta aquí termina la adivinación. Entro en el Quinto año de Hallowin, ya la niña de Betlelda tiene siete meses, los demás hijos de mis amigos están crecidos y Josh estaba medio embullado y aspiraba a tener hijos conmigo, pero él secreto que me dio Petrus en la adivinación pasada, me lo guardé y no se lo dije a nadie, ya que mis futuros hijos no serían con él porque para que lo iba a incomodar por gusto, si mi futuro ya estaba predestinado a otro hombre. Esta vez todos los niños iban para la guardería, los padres los dejarían dormidos y los recogerían por la mañana, así no me sentiría más sola, llega una vez más esta quinta hora adivinatoria, los dos parados frente a frente, he luchado todo este tiempo por apartarlo de mi vida, estoy casi lográndolo, pero es muy fuerte. Ahora comienzo yo esta vez, estamos los tres en la India, tú y yo somos mujeres y mi futuro esposo es hombre, somos todos amigos, me viene la segunda visión, veo a un hombre que ahora en ésta encarnación es mi padre, él ha sido casi siempre mi madre, padre, sobrino o sobrina, amigo o amiga, etc., ahora este es mi padre,es hijo del Rey de Masulipatan, mi padre se casó con la hija de un Rajá, éste Rey que es mi abuelo, fue tu padre y esposo en otras encarnaciones, veo otra más, le digo ,estamos de nuevo en Egipto los tres, mi futuro esposo es hombre, tú también lo eres, y yo soy mujer, nuestras familias son amigas, le toca el turno adivinar a él, estamos viviendo en Yucatán, soy Sacerdote del Templo Central Atlante, y tu futuro esposo es Sacerdote del Templo Toyocatly, fui aquí tu abuelo, mi hijo se casó, te tuvo a ti con más hermanos y hermanas, después de ésta visión no vino más ninguna, pero Petrus me dijo además que el Gran Zarathushtra había vivido entre nosotros, en las comunidades que habíamos formado de esa era, en este caso vino para la India porque los bárbaros mongoles arrasaron Persia, vivimos también en La Ciudad Blanca, en la Isla llamada Poseidonis, en la Atlántida, en la Ciudad de los Puentes, así que nos marchamos, cada cual para su casa ya Petrus y su familia vivían en una casa que ayudamos entre todos a construir, su familia, había crecido con el nacimiento de un pequeño, que fue él último de esa pareja. En el Sexto año, he aquí de nuevo, los dos en el penúltimo año de adivinación, comenzamos, le corresponde primero a Petrus, te veo con tu futuro esposo, son marido y mujer, él te encamina por el mundo filosófico y místico, en Antenas, Grecia, viviste dos veces allí, en una fueron amigos, tenías el pelo rojo y los ojos azules, y él maestro de uds, fue un filósofo muy importante en esa época, aquí veo otra más, eres un escritor y poeta Inglés, escribiste obras de teatro que lograron triunfar, mi bola comienza a presentarme a un anciano que viene conmigo en el tren, sentado a mi lado, que es cuando veníamos para esta Comunidad, entonces comienza a transformarse en Petrus y éste me sonríe, yo miro a Petrus y le digo, así que ese eras tú y asintió con la cabeza, miro a la bola de nuevo y ahora veo a Petrus haciendo magia para que yo pudiera sacar su nombre, para poder estar juntos en Hallowin en lo de la adivinación y le pregunto, que porque él me eligió, dice que era para que yo conociera como fueron nuestras vidas juntos en encarnaciones pasadas y el porqué de mi obsesión por él, que ya me había complacido al mostrarme todo, que nuestros caminos estaban opuestos, que ya ésta es otra vida y que él tenía que seguir su vida y yo hacer la mía, eso me dio mucha tristeza, al otro día recibo la noticia de que Josh me dejaba, de verdad que mi vida estaba llegando ya al cierre de una etapa y pronto se abriría otra a mi favor, pero tenía que esperar un año, la séptima etapa, estaría sola por un año, parece que Josh se aburrió de mí, me pregunto si es porque no le he dado hijo, o ya no le gusto, no le voy a pedir explicación, lo que sea no me interesa. Hemos llegado al Séptimo y último año de estar juntos en el Círculo de la Gema Violeta, mis amigos con sus hijos y yo sola de nuevo y sin niños a quien amar, ni esposo, que hago con todo esto que llevo aquí adentro, esperar es la palabra, mientras tanto trataba de ayudar en mis tiempos libre con los hijos de otros, así me iba entrenando, los niños me tomado cariño y me decían tía, ya que por lo menos no podía tener todavía los de mi sangre, con ellos se me alegraba el corazón, ya juntos Petrus y yo, nuestra última vez, así lo presentí, me toca abrir a mí, digo, veo aquí que en muchas vidas fuiste Sacerdote, muchas, muchas, pero a pesar de eso estuviste casado y tenías hijos, ahora, te veo con gran escritor, muy importante, fuiste también maestro, enseñaste a muchos niños y jóvenes, Poeta, graduado en la Universidad en Filología y Letras, armaste como hacer una revolución contra un enemigo abusivo y explotador, luchaste hasta el fin de tus días por ver tu patria libre del tirano opresor, en ese país actualmente eres muy querido, dejaste en tus poesías un gran legado que sirve de ejemplo para la educación y la enseñanza, para que los niños y las niñas lleguen a ser el día de mañana hombres y mujeres de bien, lo mismo que cuando viniste a la tierra a enseñar el amor a dios y al prójimo, en ese tiempo cuando fuimos conyugues, entonces le digo, cuando alguien tan grande como tú viene a este mundo a enseñar algo bueno, ese legado perdura para siempre y ahora aparece en mi bola cuando fuiste Sacerdote en la India a los peregrinos les dirigiste esta enseñanza, Que el amor es vida, a única vida real, el hombre que no ama, está muerto, las condiciones de la vida han de dispensarse por dichosas o desgraciadas, según se ofrezcan y no conjeturas al amor, en las más desfavorables circunstancias florecerá el amor con tal que los hombres lo dejaran florecer, sin amor cualquiera otra virtud, es como cualquier agua perdida en la arena, le dije que esa frase me gustaba mucho porque es la pura verdad, que el amor lo es todo sin amor no hay nada, por amor vivimos, por amor podemos morir, entonces él me miró y nuestros ojos brillaron bajo aquella tenue luz, por mis mejillas corrían amargas lágrimas de dolor, yo nunca había sufrido tanto, me sequé rápidamente para que él pudiera terminar la última predicción hacia mí, me dijo aquí se presenta una niña de pelo y ojos de color miel, eras muy pobre en Francia, tenías mucha hambre y hacías todo lo posible para poder comer, en esa época este país estaba atravesando una crisis terrible y siempre por toda la culpa de sus gobernantes, tú futuro esposo era tu amigo, él te defendía y ayudaba en todo; ahora se me presenta esta última, eres un hermoso varón de pelo ensortijado lacio, con una faz sonrosada que pareces un querubín de los cuadros de pintores famosos, con grandes ojos azules joven, se parecen tus ojos a los actuales, pero femeninos ahora, de ese color azul claro, en forma de loto como te dije antes que tienes eres discípulo de filosofía y misticismo de tu futuro esposo, que es tu maestro, lo quieres mucho, viven en Constantinopla, luego me dice que fui una china muy bonita y tenía unos grandes dientes, claro como suele tener esa raza, además me dijo también que mi futuro esposo lo quemaron en la hoguera igual que a mí, a él por decir que las estrellas eran soles y a mí porque decían que era una bruja, eso fue en Francia, aquí ya nos despedimos para siempre; me dijo, esa palabra es la más fuerte que una persona pueda recibir de alguien a quién en tan poco tiempo hayas amado con tanta fuerza y pasión, pero la vida es dura y hay que seguirla viviendo, porque no te puedes morir, no puedes hacer absolutamente nada, hay que traspasar el dolor y para que los demás vean que tu vida no se va a desmoronar por nada ni por nadie, que eres fuerte, éste es el momento en que tú te dices que tienes que traspasar las pruebas, que el dios y la diosa te ponen en tu camino, me repuse y le dije, descuida que yo sé lo que tengo que hacer, nunca he esperado nada de ti, respeto a tu esposa, a tus hijos y a ti, espero que me disculpes por amarte tanto, nunca voy a interferir en tu vida, uds son sagrados para mí, adiós, y salí tan pronto como un cohete de ahí, disimulé mi dolor lo más que pude ante todos los allí presente, lo que estaba sintiendo en ese momento, nadie se tenía que enterar de lo mío; porque soy muy reservada en cuanto sentimientos personales, la cosa fue cuando ya en mi cuarto me quedé sola, no hallaba consuelo, pero las lágrimas, una vez más, de las tantas que he derramado por él, me ayudaron a limpiar mi pecho adolorido y recuperarme. Ya de aquí paso, voy a contar todos los preparativos para la boda, que estaban duplicados por dos, los muchachos estaban muy entusiasmados, pero yo no, además cooperaba en todo, no estaba tan amargada definitivamente porque en realidad, me iba a beneficiar con la compañía de Josh, serviría para ayudarme en las buenas, como en las malas, acompañar la soledad que me embargaba, a ver si así de una vez de paso me olvido de Petrus y vuelvo a mi cordura original antes de conocerlo, porque me pasará esto a mí, me pregunto; las ropas nupciales ya estaban listas, se escogió el veinte y tres de Noviembre, este mes no tenía festividad como he mencionado antes, se preparó con mucho esmero y tiempo, ya todo estaba adornado muy bonito, yo también contribuí a decorar, me encanta poner

mis manos en todo lo que sea de arte, había mucho entusiasmo en el pueblo, se notaba otro tipo de energías en el ambiente, la ropa nos quedó entallada, se confeccionó dos grandes pasteles, estaban bellamente decorados, uno era de color azul y otro amarillo, tenían unos novios en la parte superior del Kake, llegado el día estaban haciéndonos unos peinados y maquillajes, nos pusieron unas diademas con piedras de siete colores, para adornar nuestras cabezas y a nuestros vestidos blancos, les pusieron unos adornos de colores usando la magia, con unos zapatos blancos de tacones, lucían nuestros pies, a las dos de la tarde rompía la Ceremonia, como es costumbre a los novios los vimos en el Anfiteatro Atlantis-Astoret, ellos lucían esplendidos, Marialice y Petrus, el Sacerdote que entraba en el nuevo año, eran los Oficiantes, todo marchó a las mil maravillas, después de la promesa y él compromiso que deben cumplir los esposos, concluyeó el ritual, todos disfrutamos del rico pastel, como me gusta mucho el dulce comí cantidad hasta explotar, había jugo de uvas y bocaditos con una pasta riquísima de vegetales encurtidos, mayonesa, y con un ligero toque de picante;pasaríamos la Luna de Miel en las cabañas cerca del río, estaríamos allí una semana, llevarían de la comunidad los alimentos confeccionados cada día, no era eso perfecto. Pasamos una Luna de Miel maravillosa, disfrutamos todas las maravillas del amor y la naturaleza, disfrutamos de las ricas aguas del río y también del Lago, fue una experiencia inolvidable, ya al cumplirse esos siete días retornamos al pueblo para continuar con nuestras labores y rutinas diarias. Como les conté anteriormente ha pasado el y tiempo y mis amistades se han estado llenando de hijos, Josh y yo rompimos en el sexto año de matrimonio, estuve un año sola, muchos en la Comunidad me pretendieron pero no acepté a ninguno, mi corazón estaba hecho pedazos todavía, no quería complicarme la vida, si ya faltaba un año para encontrarme con mi futuro esposo y padre de mis hijos; esperaba con ansias ese día, también me preguntaba si sentiría esa pasión por él igual que me pasaba con Petrus, me llegará a gustar, esas preguntas que estaban en mi cabeza y que me atormentaban día tras día. Todavía estoy contando desde el primer año en que llegué aquí, me falta el festival del Solsticio de Invierno, el 21 de Diciembre, estamos en el Círculo de las Flores, hay un rico viento frío, me refresca la cara, eso me gusta, lo disfruto a plenitud, los reguiletes giran fuertemente, por lo que su sonido se intensifica y su sonido me hace sentir bien, junto al sonido de los sonajeros, ya la Sacerdotisa comienza asperjando el lugar, se encienden las velas, son de color rojo y el incienso toma el lugar, dándole armonía y purificación con su agradable aroma al sitio, todo está decorado de color dorado, hay conos de pinos, copos de nieve, ramas blancas, se invocan a los dioses, entonces ella dice: El Solsticio es la noche más larga de la oscuridad, él punto de más profundo invierno antes del retorno de la nueva vida, es él último momento de gestación, el tiempo en la matriz a punto de finalizar el nacimiento, de la nada que se convierte en el universo, los Hoppi lo llaman tiempo Soyal, Innana regresa al mundo terrenal y el momento del rescate de Tammuz, en su segundo descenso,la diosa regresa de la muerte a la vida, del Invierno a la Primavera, Hécate devuelve a Perséfone a su madre Démeter, Tammuz y Perséfone renacen. No es casualidad, que Maria, la diosa del cristianismo, diera nacimiento a Jesús, en la navidad, la misma diosa y los dioses nacen, en el Solsticio de Invierno, aquí no solo celebramos él nacimiento de nuestros cuerpos, sino él nacimiento del Universo y el ser de nuestras mentes, la oscuridad más larga es la terminación de la muerte, de la cual nace toda la vida, esta noche voltearemos al sol ya nuestros esfuerzos darían nacimiento a la diosa, Perséfone y Tammuz todo vivo y a nosotros. Se construyeron unos nidos que nosotros mismos hicimos, allí nos acostamos en forma fetal, sentir que estamos dentro del útero de nuestra madre y sentimos que estamos sintiendo una calidez, visualizamos nuestros sueños y deseos ya cumplidos, seríamos los dioses y las diosas que naceríamos en este mundo para cumplimentar nuestra evolución espiritual, para llegar a convertirnos en lo que somos, dioses y diosas, nos vamos turnando en el nido, cuando ya todos han pasado por ahí, la música comienza y él baile también, nos movemos a favor de las manecillas del reloj, se genera mucha energía formando un laberinto de la espiral, entramos de la oscuridad del invierno y salimos de ella, hacia la primavera, hacia la luz, los cuerpos nuestros estaban entrando en calor, no sentíamos el frío, porque ya éramos fuego, los trajes salieron volando en la medida que el calor era más fuerte, nos sentíamos como llama, era una rica armonía, flotábamos en el éter, al retornar a nuestra conciencia vimos nuestras desnudeces, tomamos las varitas e hicimos retornar los trajes a las manos, nos vestimos, pusimos manos y pies a tierra y fuimos a disfrutar del banquete que se había preparado, ya era tarde en la noche regresamos y mañana sería un nuevo día en la Comunidad, como otro día cualquiera, en Enero cumpliría veinte y seis años, pronto Petrus asumiría la responsabilidad del cargo de Sacerdote en año nuevo, eso me emocionaba sobremanera, Cuando estaba finalizando Diciembre, comencé a tener unas horribles pesadillas, pero no le di la importancia que tenía, se estaba preparando entonces las fiestas del fin de año, pero yo no estaba muy bien que digamos, porque esas pesadillas me estaban afectando, como no podía aguantarlo más le comuniqué a mi esposo y amigos lo que me estaba aconteciendo, les dije que estaba soñando con unos seres horribles que querían penetrar en la Comunidad, y estaban dispuestos a acabar con nuestro mundo mágico, se echaron a reír cuando les conté, me dijeron que eso era imposible porque la línea que nos dividía era muy fuerte e impenetrable y habían seres o custodios que velaban para que nadie intentara socavar esos muros divisorios, entonces dejé ese problema así y traté de disfrutar el fin año, se adornaron muchos lugares, todo quedó muy bonito, a las doce de la noche esperamos al año nuevo y en esa hora se traspasaron los poderes de Sacerdotisa al nuevo Sacerdote, en este caso, Petrus, yo estaba muy alegre yo al verlo en este cargo, mi corazón rebosaba de alegría, todo pasó bien ese día y hasta el otro, pero el día dos de Enero, las pesadillas iban en aumento, por lo que tuve ya que confrontar al nuevo Sacerdote, Petrus para que me aclara este asunto, que ya era altamente, fui al puesto de mando donde se encontraba y le planteé el problema, pero él al contrario de los demás si prestó atención a lo que le contaba y me dijo que fuera con él al Centro de la Gema Violeta, para consultar con la esfera mágica, me dijo que me pusiera en la otra frente a él para ver si podía divisar algo, comenzamos a consultarla, él empezó a ver algo y yo también, se veía que en la parte de la contienda unos seres de aspecto macabro, entre ellos había brujas y brujos, acompañado de otros seres también tenebrosos que los seres de luz estaban combatiéndolos, porque ahora a ellos le entró la idea de exterminarmos, porque sí, entonces Petrus me miró y me dijo que mi visión si era verdadera, que teníamos que comunicárselo a los pobladores y estar pendiente de toda estos acontecimientos, a mí y a gran parte de la Comunidad nos dejó de guardia frente a las bolas de cristal, para seguir de cerca todos los pormenores. Mi cumpleaños pasó de largo, como es al principio del año, por éste problema ahora quién se va a poner a celebrar si nuestras mentes ahora estaban muy ocupadas; Petrus habló de no conversar estos asuntos delante de los niños y ancianos, tratamos de no preocuparlos y de ser lo más sutil que se pudo, se hizo tan bien, ya que no se formó alboroto y se trabajó adecuadamente, todos contuvimos nuestras emociones, ecuanimidad era la palabra, todo lo que obteníamos a través de la bola se lo comunicábamos. Los grandes seres al otro lado defendían con mucha firmeza todos los flancos, la batalla duró tres días, hasta que muchas de esas entidades sucumbieron en su afán, las pocas que quedaron huyeron de allí tan rápido como pudieron, habíamos vencido, todos nos abrazamos de la alegría y continuamos con las labores diarias, Petrus recobró la calma y recordó mi cumple, me hicieron por la noche en el Círculo de la Gema Azul un pequeño motivito y la pasé muy bien, hasta canté la canción del grupo sueco ABBA Hasta Mañana o lo que es lo mismo, El Amor es más Fuerte que la Muerte, después me pidieron otra y entoné de las Grecas, Soy la que Sufre, y yo que padezco de miedo escénico, luego bailamos, esto merecía una celebración por las dos cosas. Teníamos a Febrero encima, el día primero se celebraba la Candelaria, ese día se consagraba el Fuego y el Agua, ya estaba todo preparado y dispuesto para la festividad, allá en él Círculo de las Flores había bajado mucho la temperatura, pero todo y así la celebramos, yo no me la perdería por nada, el amor da una fuerza sobrehumana, no conoce de cansancio, ni de nocturnidad, ni frío, ni calor, esa es una fuerza superior, tratamos de amenizar, para que todo fluyera rápido y poder ir temprano a dormir, entre el tiempo hostil y él cansancio de días pasados, lo necesitábamos, ya Petrus en ese día tan gris se veía imponente encima del Gran Diamante, con ese seductor traje, me palpitaba el corazón que se me quería salir del pecho, hizo la rutina de abrir los puntos y todo lo demás que ya conocen, él comienza diciendo: Palabra de la Gran Diosa, madre del Universo, de las Galaxias, la Tierra, la Luna que existe, yo soy la belleza de la verde Tierra y la blanca Luna, entre las Estrellas y los misterios de las aguas, acudo a sus almas para que se eleven y vengan a mí, yo soy el alma de la naturaleza, que da vida al Universo, de mí proceden todas las cosas y a mí deben retornar. Que mi adoración sea el corazón que se regocija, mis rituales son todos los actos de amor y placer, que haya belleza y fuerza, poder y compasión, honor y humildad, alegría y reverencia dentro de todos ustedes, y quien quiere conocerme, sepa que la búsqueda será en vano, a menos que entienda el misterio, sigue diciendo, la Candelaria es el retorno de la Luz, un festival de purificación y dedicación sagrada a la Luna y a sus aspectos, la Cruz de los brazos iguales o la espiral, son símbolos de éste Sabbat, es tiempo de alimentar a la frágil llama de la vida nacida en él Solsticio de Invierno,la magia del nuevo fuego y la fuerza vital. La Candelaria es el día en el cual él invierno toma su curso hacia la Primavera, Persefone,Tammuz e Innana, retornan del mundo terrenal y la doncella nacida en el Solsticio se alimenta del pecho de su madre: Hécate ama del Invierno se retira de su reino; entonces aquí termina la invocación e invita a presentarse a los jóvenes que se van a iniciar, los bañan con agua de flores de lavanda y pétalos de rosas, entre risas y cantos se les pasa una vela blanca, entonces ellos tiene que meditar en que tienen que dedicarse a sí mismos, a sus nuevos comienzos, la vela pasa entonces del centro hacia el Este, luego van al calderón con su vela blanca cada uno, se dedican al espíritu y a la transformación, luego la iniciados se integran en la congregación, y son besados y abrazados, se va generando energía en forma de espiral con el baile, los cantos y la melodía que salían de los baffles, la espiral les enviaba la bendición y la bienvenida hacia los nuevos místicos, comenzó a decir el Sacerdote de nuevo: Ésta es la fiesta de la Candelaria, el tiempo de retorno de la Luz, contempla a la Diosa en las tres formas, la doncella, la madre y la anciana, sin Luz no hubiera Oscuridad, sin Oscuridad no hubiera Luz, sin Primavera no hubiera llegado el Verano, sin Verano no hubiera Invierno y sin Invierno no llegaría la Primavera, Bendita sea la Gran Madre, Pérsefone, Demeter, Hécate; Bendita sea la Luna en sus tres formas y así termina el día de la Candelaria, el cierra los puntos y despide a los dioses, manda a poner manos y pies a tierra, luegos salimos exhalando frío por la boca y la nariz, yo tengo la punta congelada, Petrus nos envía al Círculo de la Gema Azul para los comestibles, puesto que allí podemos entrar en calor, vamos tiesos del congelamiento, allí tomamos una leche caliente con chocolate y unos panes y galletas con mantequilla, se hicieron unas frituras de maíz que todavía estaban calientes en un gran termo, y una rica sopa de vegetales, que con eso nos calentó el esqueleto, no hubo tantos alimentos como anteriormente en los rituales anteriores porque ya con esos eran más que suficientes. Nos fuimos para nuestro lugares de residencia muy rápidamente al terminar, nos pusieron la calefacción y dormí plácidamente. Pasaban los años y mis amigos y parte de la comunidad iban teniendo sus hijos Petrus y Maredhic tuvieron, dos hijas y un hijo, Julius y Betlelda concibieron cinco, tres hembras y dos varones, Othisha y Nathanael seis, un gran récord, cuatro varones y dos hembras, ahí mientras estaba con Josh auxiliándolos en todo, los niños nos tomaron afecto y nos decían tíos, hablé con el Sacerdote de turno, ya no era Petrus, le pedí que construyéramos un gran parque para que los niños se divirtieran igual que yo, cuando era niña, mi vida era ir hacia las sillas voladoras, estar horas y horas meciéndome en ellas, me daban una gran sensación en mi ser, quería cada vez volar más alto, los niños merecían eso, también canales o toboganes para deslizarse y muchos otros aparatos más, quedó muy bonito el parque, se hizo con mucho amor. Cierta vez cuando Betlelda y yo todavía ello no se había casado fuimos a explorar al bosque, quería conocer a los seres de la naturaleza que habitan en el plano astral, allí al principio no vimos nada, pero luego se nos fueron apareciendo, vimos todas las variedades de entidades y nos saludaron cariñosamente, conversamos animada mente con ellas, fue una experiencia impactante, nunca las había visto. Cierta vez me encontraba un poco triste, eso fue en el Séptimo año de mi estancia, cuando pensaba que el mundo se me venía encima por todo lo que pasé, en ese año ya Josh tenía compromiso de casamiento y se estaba preparando la boda con una chica de su misma edad, yo me alegraba por él y que pudiera encontrar a su verdadero amor, soy comprensiva en todo, le deseé buena suerte y las felicidades, me quedaba poco para encontrarme con mi bien amado, pero algo no estaba bien en mí, estaba inquieta, por lo que decidí estar sola en la naturaleza y un Domingo me fui hacia el Circulo de las Flores sola, así siempre hacía cuando era pequeña, me sentaba sola por las tardes cerca del río a compartir con la madre naturaleza, la soledad muchas veces me ayudaba a mejorar mi estado de ánimo, allí en el Círculo busqué un buen lugar donde despejar mi mente de aquello que me abrumaba, el sonido del aire rompiéndolo en las veletas de los molinetes y el sonido de los sonajeros producían un gran efecto en mí, me estaban ayudando mucho, por lo que partí antes del anochecer, un poco más ecuánime podría afrontar más de lo que tendría que esperar por Lebrón, mi futuro esposo. Estamos en marzo, pronto llegaría el día 22,entre el trabajo y la preparación del ritual no lo conocí, hasta que Betlelda vino muy apurada decirme que ya el nuevo integrante había llegado, le pregunté que cómo era, pero no me pudo decir porque no lo había visto, se lo habían dicho, ya me había puesto nerviosa, no tenía concentración

en lo que estaba haciendo, estaba, deseosa por conocerlo,nos fuimos para el ritual, pero como había tantas personas no logré divisarlo, pero al terminar este cuando fuimos a disfrutar del festín veo a Petrus y Nathanael conversando con un hombre de nuestra misma edad, de pelo castaño y grandes ojos color miel, uno ochenta de estatura, por ahí más o menos, cuando me le acerqué a saludar, yo era diez centímetros menos que él, de una ancha espalda y grandes músculos, ya de frente me impactó su rostro, con una bella barba y bigote, mientras su pelo lacio le caía por los hombros, creo que está como me gusta a mí, pensé, Petrus me lo presentó y me fijo, aquí tienes a tu Astrólogo como te lo prometí, vuestras almas están unidas en una sola, mi rostro se encendió del bochorno que sentí, eló aquí por fin, él me miró y me hizo una seña muy graciosa, que yo reí espontáneamente. Salimos conversando él y yo del lugar ritualístico, le pregunté si verdad era Astrólogo y Astrónomo también, me gusta eso del Cosmos, la Luna y las Estrellaste enseñaré muchas cosas y entre ellas departiré un curso de Astrología, para que aprender a construir sus Cartas Astrales, eso me dio mucha curiosidad, sabía poco sobre eso, así que comenzamos después que ya todo para él estuvo acomodado, yo fui su guía para todo y lo ayudé mucho, como él a mí, lo presentaron en el Anfiteatro como a todos los que llegan del otro plano, él venía del mismo país y la misma ciudad que yo, nunca nos habíamos visto, y vivíamos relativamente cerca, el nombre completo de él, era Lebrón Castillo Banes que él tenía descendencia española y yo no, esa era la diferencia. Cierto día conversábamos él y yo debajo de los arbustos en los asientos donde siempre solía sentarme a tomar el sol y el aire, él me tomó de la mano y me la apretó, éntrelasó sus dedos con los míos, me miró a los ojos diciéndome que él deseaba tener una relación seria conmigo, él muy espontáneo poso sus labios encima de los míos, todo esto sin yo esperármelo, esto me aturdió un poco, pero pronto recobré el sentido, eso fue momentáneo, me puse fría del pánico, me dijo que me iba a dar tiempo para que lo pensara calmadamente, le dije que sí. Por el camino venían Nathanael y Petrus y se allegaron dónde estábamos y nos dijeron que si ya nos habíamos compenetrados bastante, les dije que era poco a poco ,que no teníamos tanta prisa, ellos rieron pícaramente y continuaron su camino, me dijo Lebrón que mañana Domingo quería por la mañana invitarme a ir a un lugar donde se podía sentir un ambiente especial, que necesitábamos ir allá, accedaí y por la mañana nos vimos en el restaurant y desayunamos ligero, pues no podíamos estar tan llenos, tomamos el camino que va al bosque, caminamos un rato buscando el lugar asignado, era entre unos árboles donde crecía una verde y fina hierba, era muy cómodo, nos sentamos y me comenzó a acariciar el rostro, estábamos nerviosos, pronto comenzó a fluir una energía que con palabras no se puede contar, los seres de la naturaleza habían preparado el sitio, nos envolvió los cuerpos y la sensación más increíble que alguien pueda sentir, era extra fabulosa, la palabra específica, ricas, ricas energías sexuales, hicimos el amor como nunca lo había sentido, solo pasó una vez, pienso que si se pudiera repetirlo otra vez, sería fabuloso. Existen muchas cosas en este mundo que las personas no han experimentado, pero yo sí, lo puedo decir con propiedad, como despertarte y que sientas como tu cuerpo flota, que tu corazón y tu lengua lo sientes como si fueran de terciopelo, algo suave, o que tu espíritu cuando estas durmiendo vuelas, o sientes cuando tu espíritu se transforma en una paloma y vuelas como ella, son bonitas experiencias, pienso que hay muchas personas en éste mundo que han tenido variedad de estas sensaciones, eso sucede en la medida de tu avance espiritual, quisiera por siempre tener esa rica armonía en mí para siempre. Ya estoy en mi etapa final de esta historia, luego de tener sexo de esta inusual sensación salí embarazada, luego de celebrar nuestra boda, ésta, mi tercera y último enlace matrimonial, quedó muy bonita y nos fuimos de Luna de miel hacia las casas de los árboles, la pasamos divinamente, el primer embarazo fue un poco complicado ya que venía de gemelos, ya mi esposo y yo teníamos treinta y tres años, no éramos tan viejos, pero no tan jóvenes, tenía como se dice mala barriga, mucho vómito, ya a finales de las últimas semanas de gestación se me fue pasando y logré un parto natural y exitoso, dos bellos niños nacieron de un peso acorde a su tamaño, la niña salió con una mata de pelo igual que yo de ojos azul claro, mi viva estampa y el niño de pelo castaño y ojos grises, dos monadas, a medida que crecían se volvían dos niños tan cautivadores e inteligentes, traían la clarividencia y clariaudiencia tan desarrollada, la niña era muy psíquica como yo, los dos demostraron grandes poderes mentales, a la niña le pusimos Madelein, por una de las encarnaciones, mías más importantes con Petrus, lo puse en nombre francés y un nombre judío le pusimos al niño, Jehosua, por una de las encarnaciones de Petrus conmigo, nacieron a mediados de Diciembre, cerca de la navidad, que causalidad, digo yo, mientras que Edmón de Jesús, nacíó en Enero al principio igual que yo, pero era idéntico al padre en todo, jaranero, extrovertido, inteligente, hablador, quería saberlo todo, simpático, era el centro en la comunidad,era tan vivaracho y despierto, que cautivaba a todos, hacia unos bellos trabajos en las Artes Plásticas, tenía los dones espirituales y síquicos, quería ser médico y fisioterapeuta, como a mí, que me gustaba restablecer los músculos atrofiados y hacer todo tipo de curaciones, él al verme trabajando en ese sentido, enseguida captó la esencia y así comenzó a interesarse desde pequeño; los tres gozaban de buena salud, por lo general, los niños aquí nacidos tenían una robusta salud, los fines de semana los llevábamos al lago a entrenarse como nadadores, estaban prohibida las competencias, eso los fortalecía físicamente, estaban robustos. En cuanto a los casamientos,Madelein se casó con el hijo de Josh, estaban enamorados profundamente, todo lo contrario que tuve con él, Jehosua se enamoró de una de las hijas de Petrus, la menor, una de pelo rojo y ojos violetas, calladita, muchas, veces había que mandarla a hablar y el más pequeño mío estaba casado con la hija de Betlelda, de las tres la más pequeña, era una muchacha magnífica, de coletas rojas como la madre, no llegaba a ser tan regordeta como la madre, pero tenía un cuerpo bien proporcionado, yo no podía pedirle más a la vida, porque el dios y la diosa me habían abierto un camino en mi vida para que fuera feliz en un mundo hostil, del que supe salir de él y no me quedé en ese círculo vicioso en que me encontraba; Lebrón como hombre adelantado me enseñó muchas cosas que yo no sabía, aprendaí junto a muchos magos y magas, que se interesaron en la Astrología esotérica y exotérica, las dos ciencias juntas; construimos nuestras Cartas Astrales con su ayuda, supe que el planeta Saturno era mi planeta regente y Maestro, que me estaba ayudando con su energías en mi avance espiritual, aprendimos a sacar el ascendente por la hora y fecha de nacimiento, que el de mi esposo era Géminis, el mío era Virgo, y nuestros espíritus provenían del planeta Mercurio, mientras que el espíritu de Petrus provenía del Sol, el de Nathanael, provenía de Saturno, Maredhic de Venus, Josh de Marte, Othisha de la Luna, Julius de Urano

y Betlelda mi más querida amiga de Júpiter, eso es por arribita de mis más allegados hermanos y amigos, mi esposo, me cuidó una vez más en ésta encarnación, buen esposo y padre cariñoso, me ayudaba en todo, se criaron los niños en el respeto hacia todos los seres que nos rodeaban, iban al bosque y jugaban con los animales, yo nunca lo hice, pero no quiere decir que ellos no pudieran hacerlo, porque les gustaban como mascotas, eran amigables con los humanos, y más amigables con ellos, también a los seres de la naturaleza les encantaban compartir con los chiquillos. Ya tenemos una edad y un hermoso jardín con el que soñé tener algún día, con mis hijos y esposo, me lo cumplieron la Diosa y el Dios, y por eso les estoy muy agradecida en esta bella vida, muchos alcanzaron la realización interna, que es la iluminación o la unión con la divinidad, por el cumplimiento que llevaron en vida, como buenas personas, su intachable conducta, eran personas compasivas y dignas, que, a los ojos de la divinidad, ellos los congratularon con ese galardón. Estamos peinando canas a la edad de cincuenta y seis años, pronto vendrán los nietos también y aquí los estaremos esperando con los brazos abiertos, siempre encaminándolos por el buen sendero, hacia el camino de la Luz Eterna.

26 de Enero de 2020 a las 16:36 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas