La rosa de los vientos Seguir historia

A
A.M. Hernandez


hace mucho tiempo 5 vestías con los poderes de los elementos naturales atacaron las ciudades mas importante y los humanos crearon 5 armas sagradas pero desde hace 12 años las armas están perdidas


Fanfiction Anime/Manga No para niños menores de 13.
0
372 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los lunes
tiempo de lectura
AA Compartir

Origenes

Hace mucho tiempo existían 5 vestías elementales, creados por la madre tierra para crear este mundo, después aparecieron los humanos, las hadas, los pegasos y los elfos, con ellos también aparecieron las primeras ciudades, hace un tiempo la madre tierra al ver que los humanos se destrozaban en guerras, mando a las vestías elementales para destruir las ciudades humanas más importantes, la ciudad del norte, del sur, del este, y del oeste. A… y por cierto la más importante la ciudad central falego, junto con sus aliados los pegasos crearon 5 míticas armas para sellar a las vestías en ellas, y desde las cenizas de ciudades en ruinas emergieron 5 grandes héroes y guerreros los cuales serían conocidos posteriormente como la orden “de las vestías” eso fue hace 34 años pero hace 12 años, un asesino de alto nivel de los elfos conocido como la “muerte nocturna” logro matar a 4 de los 5 de la orden y el héroe de fuego logro derrotarlo a cambio de su vida, desde entonces las armas han estado perdidas.

-y que dicen niños- Les dijo un viejo hombre a unos niños que le pidieron que contara la historia

-yo dijo que chale-comento uno de los niños

Desde hace 12 años todo se ha mantenido en relativa paz aunque algo tenso y las otras razas han estado en guerra con los elfos, en falego existía un niño algo problemático llamado, Santiago phinix, Santiago se encontraba en el mirador con su mejor amigo un niño un poco más grande que el de unos 14 años, alto y delgado y Santi dijo

-oye te has puesto a pensar cómo era la orden de las bestias, oye pues tu abuelo era el portador de la lanza de viento ¿verdad?-dijo Santiago

Y Leonel dijo-si pues yo no conocí a mi abuelo pero mi madre me habla mucho de él.

-y no te conto que misiones tenían-

-pues mi madre me contó que un día lo traían en un caballo desmallado y cuando pregunto qué le paso, dijeron de que una vestía lo aventó contra con una pared y lo desmallo toda la misión hasta que llegaron a la ciudad-

-Jajajajajaja y tu mama si los conoció- dijo Santi

-pues sí pero, no le he preguntado mucho-

Santiago y Leonel siguieron platicando hasta que sonó una alarma y las calles de soldados, uno de los soldados llego con los jóvenes y les dijo

-joven Leonel necesito que venga con migo-

-aquí tienen las lanzas obligatorias de emergencia, síganme-

Un soldado más los escolto a la casa de Leonel ya que como su abuelo fue una persona muy importante la casa estaba protegida, ya en la casa los dejo en el recibidor

Y Leonel le pregunta-¿Qué está pasando?

Un soldado responde-al parecer se está eligiendo a la nueva orden de bestias, por cierto joven necesito que venga con migo-

-¿a dónde vas?- pegunto Santi

-ahorita vengo- comento Leonel. Y se fue, minutos después Santiago noto de que Leonel avía olvidado la lanza obligatoria para estos casos, salió corriendo

-¡¿A dónde vas?!-grito la madre de Leonel –A leo se le olvido la lanza-Respondió Santi y, aunque salió con ese pretexto en realidad quería ver a la nueva orden de las vestías, como ni Leonel ni el guardia les dijo a donde iban a ir lo que hiso fue ir a la plaza principal, volteo hacia la derecha y vio a un sujeto como de su edad encapuchado con el logo de la orden en la espalda escoltado por dos guardia –él debe ser de la nueva generación de la orden… pero si me descubren- se puso a pensar y al final tomo la decisión de ir en secreto y a escondidas hasta donde iban, los siguió hasta la puerta de una torre en una especie de callejón, vio como el sujeto entraba con los guardia, así que antes de que se serrara la puerta la agarro, la puerta pesaba y lo empujó hacia adelante pero logro sujetarla, la abrió despacio y entro, todo estaba obscuro, y volteando a su alrededor como buscando una vela o algo busco con la mirada, al no encontrar nada dio unos paros hacia enfrente tambaleándose un poco por la confusión de la obscuridad, en eso callo unos uno cincuenta o tal vez dos metros de altura dándose un fuerte impacto en los pies pero resistió, había caído en otra habitación un poco más iluminada por unas cuantas antorchas pero aun así estaba oscuro, volteo a la izquierda ya con la vista un poco más adaptad y vio una escalera.-¡hay es enserio!-se quejó Santi, al momento escucho otra voz desconocida que gritaba -¡he quien está ahí!- Santi se levantó y se fue caminando hacia la izquierda pasando por debajo de las escaleras, siguió caminando y llego a otra habitación, se asomó detrás de una columna de soporte y alcanzo a distinguir a Leonel y a tres tipos más en donde estaba al encapuchado que estaba siguiendo, era una mujer más o menos de su edad no muy alta con el pelo claro y de piel blanca, eso sorprendió a Santiago, avía un sacerdote de espaldas a ellos volteando a una espada,

El sacerdote se voltea hacia los cuatro tipos y dice

-hace doce años la orden de las vestías fue asesinada por la muerte nocturna, desde entonces las armas sagradas han estado perdidas por los cuatro reinos, y hoy estamos aquí para formar a la nueva orden y encontrar las armas para volver a traer paz a los reinos humanos de la rosa de los viento, Leonel, pasa enfrente y toma la espada de fuego-

Leo fue incapaz de tan solo levantarla así que la dejo

Santiago se asustó un poco así que se fue para atrás enredándose en tela de araña salió corriendo tratando de quitársela, en un ataque de miedo agarro la espada y la levanto destruyendo las telaraña con una potente llamarada, enseguida el sacerdote comenta sorprendido

-así que tú eres el elegido no Leonel- la chica a la que Santi siguió grito

-¡¿Qué?!-

25 de Enero de 2020 a las 17:50 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo La Nueva Orden de las Vestías

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión