Todo está bien Seguir historia

joel-nolan-ortiz1561319684 Joel Nolan Ortiz

¿Que pasaría si esa persona a la que amas se diera cuenta de lo que eres? ¿Que diría un tu de 6 años si ve como te destruyes?


Drama Sólo para mayores de 18.

#239 #adolescentes #autodestrucción #sangre #depresión #sexo
Cuento corto
1
694 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Todo está bien

Se sentía como una hoguera estar dentro de ella, mientras que me chupaba el dedo pulgar con dificultades pues cada vez gemía con mas intensidad, cerraba los ojos por los cigarros medio prendidos que yacían casi extintos sobre el cenicero que estaba en el buró y cubrían nuestros cuerpos con humo, se acercó a mi para besarme la boca y sus labios sabían a alcohol con tabaco, pero ignoraba el quizá descargable sabor por la excitación de ver como se sentía su vagina en mí.

Hizo un movimiento brusco y me lastimo el miembro, en realidad no sentía gran dolor, quizá era el efecto del alcohol que negaba cualquier sensación ajena a la felicidad o derivado de ella, la tome de la espalda y le hacia el amor (solo me repetía que era hacerlo el amor para sentirme menos mal del que ya sentía), el sonido de dos cuerpos chocando en el sexo resonaba en toda la habitación y sus gritos de ella podían escucharse sin dudarlo en la calle, quería ver su rostro aunque sea un poco para observar su mirada de excitación, pero la única luz que besaba su cuerpo era la de la calle, ni si quiera la de luna, solo una luz amarillenta de un foco exterior.

Posteriormente la vi desnuda a un lado de mi espulgando algo de marihuana, hacia que se me pusiera más duro al ver como lamia el papel para cerrarlo, dejo el toke en el buro y estiro su cuerpo dejándome sus tetas colgando de lo grandes que eran y sus pezones erectos como cerezas en un helado sobre mi cara y estirando su brazo para alcanzar el zippo guardado en mis pantalones colgados en la cabeza de la cama.

Encendió la llama sobre unas flores y solo un por lapso mínimo de segundo le vi la cara, me pareció ver el infierno convertido en mujer porque su rostro iluminado con la muerte de cada pétalo de flor junto con su cuerpo hacía que la deseara más de lo debido.

Fúmanos bastante tiempo, escuchaba como subían el volumen de un disco de vinil, aunque no recordaba que ninguno de los dos hallamos puesto música, pude apenas distinguir algunas notas de alguna canción. Imagine que yo tenia una corona de espinas y la chica una corona de oro mientras movía su vagina y me llenaba de fluido mi pene y rosaba su bello crecido contra el mío , imagine que yo tenia una manta rota que olía a perro y ella una capa de reina de color blanco con manchas de sangre.

Veía el tiempo en lapsos, como si durmiera y despertara una y otra vez, en un momento veía como abría una botella de bourbon, en otro como rompía mi libro de Neruda, en otro como me venia dentro de ella, en otro como me encontraba solo, en otro que venia junto con ella un amigo, en otro el sonido de un espejo roto, hasta que me quede dormido.

A la mañana siguiente apenas y me podía mover me encontraba tirado, recargado en la esquina de mi cuarto, la visión la sentía adormilada viendo los objetos que se alargaban al voltear los ojos de un lado a otro, el humo de marihuana y tabaco hacían una nube pesada sobre mi espalda junto el aroma a semen, mierda, alcohol y marihuana que predominaba en todos lados como si de las calles del siglo XIX en Inglaterra se tratara, hacían que tuviera ganas de vomitar.

Al querer moverme me dolió el cuello, levante con dificultades el brazo y pude sentir un objeto que suspendía de mi cuello como varillas sueltas en una casa, pero no supe que era, solo sentía el liquido escarlata haciendo un rio sobre mi cuerpo y un lago en el suelo, el sonido del reloj pasaba con tanta lentitud y quise que el tiempo solo por un momento dejara de avanzar, que me dejara respirar y organizar mis ideas, pero el tiempo juega el papel de enemigo y aliado, solo depende de en que parte del campo te encuentres, pero ahora mismo jugaba el papel de una rata encerrada en un valde con una llama que lo único que hace es ir hacia adelante y que iba mordiendo mi mente con desesperación.

Pude escuchar el sonido de la puerta abriéndose, sin embargo apenas y podía distinguir algunas cosas, hasta que escuché el tono femenino y maternal de una chica que me gritaba por mi nombre muchas veces, sentí el retumbar del suelo al chocar sus rodillas contra la alfombra, me levanto el rostro, sus manos… la suavidad de sus manos me hacía sentir un niño con una raspadura, pero su mirada angustiada me revolvía las ideas, ¿Alguna vez pensó ella verme así? ¿Alguna vez ella pensó que yo era este tipo de persona? Y su mirada la sentía como la mirada de mi madre que a su vez me hacia sentir pena por mí y formular ideas de que diría un yo de 6 años si me viera.

Escuchaba sus oraciones como ecos católicos en una iglesia, me esforzaba para comprender lo quería decir, aunque para mi fueran palabras incomprensibles me recordaba que el amor no decimonónico, mientras yo solo me sentía como una canción que trataba de recordar Long Flight de Human Tetris:

“Is it me?

Or is it someone else?

I don't believe myself

“Is it me?

Or am I lost again?

Reflection from the past”

Abrí los ojos mientras mi cabeza estaba recargada en su hombro, la luz del atardecer llegaba con intensidad me daba pequeños besos en la cabeza y me decía:

-Todo estará bien.

14 de Enero de 2020 a las 06:22 0 Reporte Insertar 1
Fin

Conoce al autor

Joel Nolan Ortiz La verdadera literatura es la que no puede ser transportada a otra arte

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~