Por fin te encontré, una historia de amor a distancia Seguir historia

abigail-morales1578622492 Abigail Morales

El amor a larga distancia, ¿será un mito o realidad?, Hasta que punto podemos hacer que esto funcione


Historias de vida Todo público.
2
644 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los lunes
tiempo de lectura
AA Compartir

Prólogo

La eterna soledad es solo la ilusión de un pensamiento vacío de sentimientos.

Cuando era niña esta rodeada de personas a mi alrededor, crecí en el movimiento constante a los cambios de residencias, eso fomento que mi pensamiento se acoplara al rompimiento de rutinas y escenarios estancados, sin embargo, también, al poco sentido de partencia en las personas y lugares.

Mi familia era mi más importante escuela de vida, ya que gracias a ellos aprendí valores, tradiciones, así como los conocimientos formales y empíricos. En clases era la clásica niña seria y sobresaliente, el prototipo perfecto de lo que comúnmente se conoce como nerd. Mis pocas habilidades sociales eran atribuidas a que no quería formar parte de un entorno al que posteriormente me retiraría. Razón por la cual esta de más decir que nunca mantuve una relación de pareja hasta a finales de mi adolescencia.

En ese entonces yo residía en un internado femenino que permitía que tuviera mayor concentración en mis estudios y evitar gastos de traslado a mi ya lejana escuela. Podría decirse que tuve buenas amistades que me apoyaron y alentaron mucho, un sinfín de historias maravillosas (y no tanto) ocurrieron por esos años, sin embargo, los omitiré por fines prácticos.

Esa fue la temporada en la que conocí al que creí “el amor de mi vida”, es tan curioso como las personas pueden cambiar tanto sus características hasta transformarte en alguien totalmente diferente, realmente ahora no me gustaría abordar demasiado a esta persona puesto, le dedique cuatro años de mi vida de manera incondicional y ahora sinceramente no lo merece.

Quiero dedicar estas líneas a la persona que me acompaño luego de meses de depresión y transes emocionales, a la persona que aun conociendo mi pasado y las cadenas que me ataban, se mantuvo de frente y me cuido. A mi novio que si Dios lo permite, más adelante tendré el placer de llamar esposo (porque ya lo considero un compañero de vida).

El actualmente no reside en la misma ciudad que yo pero cada que hay oportunidad me visita (o yo a él), cabe mencionar que cada que nos despedimos en la terminal de autobuses mi corazón se exprime de tristeza al tener que dejar de verlo.

Sus brazos son un refugio, sus labios un arma y su mirada mi perdición, este es sólo el epílogo de mi historia “Por fin te encontré”

10 de Enero de 2020 a las 02:47 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo Capítulo 1 Eres la persona perfecta en una distancia equivocada

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 2 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión