EL DESEO DE HUIR Seguir historia

akemi2596 AKEMI RALLIV

Un sistema creado por Dios, "El deseo de huir", tiene como objetivo el conseguir la felicidad de todos los seres vivos que no se sientan conformes con su vida, pero como todo sistema nuevo, es necesario hacer pruebas para no cometer los errores del pasado... sonRIE


Ciencia ficción Sólo para mayores de 18.

#Imperfecto #dios
0
624 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

JOSEP II

Usualmente despierto en el verde del campus de la universidad, no por estudio sino por borrachera, tomando con desconocidos por lo miserable que resulta ser mi vida ya que si vuelvo a jalar un curso en la universidad me botaran de ella, y no me quedará otro trabajo más que el de mototaxista o taxista.

Pero hoy es distinto, por distinto no quiero decir que mejor, sino que despierto en una cama desconocida, salgo a la calle y al frente veo la universidad intacta, pero no estaba en mi típico departamento, sino en uno completamente distinto.

Entro y recibo saludos de personas completamente desconocidas y las personas conocidas (salvo unas cuantas excepciones) son completamente desconocidas, no saludo a las personas conocidas que ahora son desconocidas porque no soy de saludar.

Pienso si es un sueño, miro mi celular para tratar de ponerme al tanto de todo, mi celular dice mucho de mí, y caigo en cuenta que todo ha cambiado, amistades y todo es bastante extraño. Me sorprende aún más un contacto nombrado como “Amor”, lo que más sorprende no es que tenga una enamorada y que no recuerde desde cuándo ya que no la tenía hasta ayer, sino que la chica con la que estoy saliendo me había rechazado.

Fue en un día cualquiera, no sé si le agradaba, y cuando me le confesé, ella simplemente se quedó sin palabras, para luego rechazarme diciendo que no estaba interesada en nadie en ese momento, cuánto quisiera que no hubiese dicho eso ya que al mes siguiente estreno un novio y yo seguía derrumbado, ¿tan difícil era decir que no me veía como novio?

Cuando estoy por mandarle un mensaje por el celular la veo en frente de mí, en el hall de nuestra facultad.

- Carla, ¿cómo estás? –preguntó haciéndome pasar de novio.

- José, ¿no te parece extraño todo esto? –me pregunta.

- ¿De qué hablas? –me hago el desentendido.

- Yo no estaba saliendo contigo y de un momento a otro, gente que ni conozco se refieren a ti como mi novio.

- También lo oí.

- No es que tenga nada en contra de ti, pero no estaba saliendo contigo, sólo quería aclarar eso.

No puedo negar que me sentí decepcionado, sus palabras dolían tal cual puñal, pero era mejor oírlo a no hacerlo. No sé el porqué de este amor, la vi en la universidad a lo lejos y no era una chica simpática, sin embargo me llamó la atención su sonrisa, su manera de reír, una cara tan tierna que era tan agradable de ver, un sentimiento indescriptible se formaba en mí; no creo que haya sido un amor a primera vista, me enamoraba más mientras la veía sonreír, sólo eso bastaba para alegrarme el día y poco a poco me fui enamorando al punto que ahora siento que no existió, ni existe, ni existirá alguien como ella; incluso si reencarnamos caería enamorado nuevamente de ella, así de fuerte es mi amor por lo que vivir siendo ignorado por ello es profundamente doloroso.

- No te preocupes, no estamos saliendo. –aclaré con una estaca en el corazón.

Regreso a mi casa, verla y ser ignorado me quitó todas las energías por lo que no iré a clases hoy, sólo quiero dormir y que nada de esto haya pasado.

Mis tímpanos zumbaban, de un instante a otro yacía en el piso y un sentimiento cálido recorría mi cuerpo, desaparecían mis sentidos poco a poco y pensaba sobre mi vida, la tragedia vestida de blanco que era mi vida.

6 de Enero de 2020 a las 04:31 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo EL INICIO

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 16 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión