Aquí entre ustedes y yo Seguir historia

abril_diaz Abril Diaz

Entre ustedes y yo, es un relato corto de cómo una mujer puede empezar su día, esta lleno de toques cómicos, eróticos, y ciertos.


Erótico Sólo para mayores de 18.

#libertad #deseo #mujer
Cuento corto
10
1.3mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Entre nosotros


Estas historias son como muchas tantas, solo que algunas ven la luz y tienen la suerte de no quedarse pudriéndose en nuestro interior.

Las que tienen menos suerte, se quedan guardadas en el rincon de casa, las que imaginamos quedan ahi en la mente, y solo a veces cuando nos damos la libertad de soñar y disfrutar cerramos los ojos con fuerza y las deseamos tanto que las podemos saborear hasta el punto del ¡ahhhh¡... click.


Pero de repente el chamaco llora y fin de la fantasía.


Aunque las peores son las que dejamos reprimidas en la cama, acomodadas en la almohada y bien tapadas con el edredón carísimo que compramos solo para que la cama seviera hermosa, porque siendo sinceras algo se debe ver hermoso a nuestro parecer. El final de esta lista es para las valientes, las listillas. Esas que dejan que el calor abraze tanto su piel que la pueden sentir arder, esas valientes que cuando la imaginacion se empieza a desarrollar en la mente, la excitacion empieza a correr por sus venas, llenando sus tetas de calor, permitiendo que sus pezones se pongan duros y erectos, llenando su vagina de humedad, de deseo.


Que liberador debe ser dejar que los jadeos rebosen la habitación.


Esas que permiten que sus manos tomen vida propia para satisfacer esa necesidad del tacto, ese hormigueo calientito y rico al sentir las caricias en su cuerpo.


Sus manos estrujan su piel, y aumentan su deseo


Los jadeos son más intensos, la piel más ardiente, siente, respira, anhela, desea, grita, esta viva y receptiva.


Vibra...


Las manos ocupan su destreza descendiendo despacio, acariciando rico hasta su vagina; la acaricia suavemente, le da pequeñas palmeaditas con una mano, mientras la otra esta posando sus dedos en su boca acaricia su lengua.

Jadea, escurre, gime, se excita.


-Que puta es ¿verdad?


Una vez que su mano sasio su boca desciende para acompañar a la otra mano porque empieza a sentirse solita.


-Es tan caliente dejar que las manos... se liberen.


Suavemente abre los pliegues de su vagina, va en busca del boton mágico, ese que lo sobas despacio despues rapidito y te da mucho placer.

Una vez que lo encuentra lo soba con mimo, resbala tan bien, la humedad abunda. Esta preparada para que la otra mano ponga en practica la penetracion.


Ahora viene el trabajo en equipo.


Entre más gima, más velocidad, mas se moja.


-Que coordinación pueden llegar a tener las manos caray.


Mientras la derecha penetra sin tregua, la otra acaricia el botón del placer.

Suave, más rápido, más, y más rápido...

Las piernas tiemblen, el cuerpo vibran, la piel arde; quema.

Gime cada vez mas duro, su lengua busca desesperadamente rozar unos labios imaginarios, pero las manos ahora menos van a dar tregua, el cuerpo se tensa, la respiracion se detiene... grita, vibra, gime, se empapa.

Una sonrisa se dibuja en su rostro, sus ojos brillan, parece perfecto y ella está lista para lo que traiga el día.

8 de Diciembre de 2019 a las 18:55 0 Reporte Insertar 3
Fin

Conoce al autor

Abril Diaz calor pasión y piel

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~