La lágrima de un angel Seguir historia

tatiana-mejia2987 Tatiana Mejia

Una joven que decide morir, en vez de vivir en un mundo gris donde ella cree que su existencia no es de importancia, ni necesaria.


Cuento Todo público.

#partida #tristeza #drama #amor
Cuento corto
0
1.1mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

LA LÁGRIMA DE UN ÁNGEL

En un mundo donde las drogas, la maldad y la violencia se tranzan con tanta facilidad como una moneda local, vive una niña llamada Lily. Creció sin padre y con el poco amor de su madre, siempre soñó con ser feliz pero en el andar de la vida, ese sueño parecía solo eso, un sueño.

Ella creció viendo a su madre sumergida en húmedas botellas de licor y producto de esa vida constantemente los abrazos y caricias, acompañadas de palabras de ánimo y ternura, se convirtieron en golpes, maltrato y ultrajes de aquella alma materna que por destino o azar llamaría madre.

Ella deseaba una mano amiga que la ayudara y le brindara un poco de tranquilidad.

Constantemente veía desde la distancia a personas felices y sentía envidia de aquellos que tenían lo que ella tanto deseaba.

Desde las nubes, se alzaban miradas de cobijo, aunque están no eran notadas por ella.

Cada día que pasaba Lily empezaba a cuestionar su propia existencia, su propia humanidad y con frecuencia en las noches, empezaba a distorsionar su propia realidad, tan solo como un escape.

— ¿Por qué nací? ¡Quisiera morir! No, ¿o sí?, pero…

¿Si muero que cambiara?; ¿a quién le importo? ¿Qué sentido tiene vivir en un mundo que me desprecia?— se decía a si misma de rodillas en su habitación pues estos interrogantes se presentaban de sorpresa en su mente una y otra vez.

Desde el cielo alguien la veía y deseaba ayudarla

Después de tanto llorar se levantó de la cama y noto que su madre ya había llegado, al ver que su madre se encontraba profundamente dormida, se dirigió a la puerta y salió. Su madre por primera vez había olvidado cerrar la puerta con candado y esa era una oportunidad que ella no quería desaprovechar. Asomo la cara Fuera de casa y noto que llovía fuertemente y no le importo caminar bajo la lluvia, así sin rumbo fijo, de repente, entre la neblina húmeda y la cortina de gotas de la lluvia desenfrenada se tropezó con un puente y se acercó a un costado, cruzo el barandal y admiro el abismo con amor, con paz, ella estaba dispuesta a saltar y dejar que la noche se quedara con toda su carga, si volar era el fin, con un salto pediría que las alas se deslizaran sobre ella.

–es mejor morir a vivir sufriendo, solo le haré las cosas más fáciles a la muerte– dijo con lágrimas en sus ojos.

La lluvia no cesaba

Se lanzó del puente a ese rio tan peligroso, y sintió en su cuerpo un latigazo caliente, acompañado de un estruendo que en segundos se perdió entre la furia de las aguas, cuando empezó a sentir que el agua la consumía y que su conciencia se perdía, oyó una voz de preocupación que le decía a gritos.

—Lily no mueras, despierta y sujeta mi mano para poder ayudarte— decía una y otra vez sin parar.

Entonces antes de hundirse completamente ella con la poca fuerza que tenía reacciono, sujetando aquella mano que brillaba en el agua.

Aquel que brindo su mano no era de este mundo

Fue sacada por el joven misterioso a la superficie algo inconsciente, ella veía borrosamente la cara de él joven, pero cuando sus fuerzas regresaron, noto que era un joven hermoso de pelo negro, sus ojos eran azules como el mismo mar, su piel era blanca y emanaba de si un resplandor dorado que poco a poco se iba desvaneciendo hasta tomar el mismo tono de piel que los humanos, en el rostro del joven noto una gran sonrisa que irradiaba tranquilidad, al ella mirar hacia abajo noto que estaban flotando encima del rio y confundida e impactada le pregunto al joven que la sostenía fuertemente entre sus brazos.

— ¿Cómo es esto posible? ¿Quién eres? Y ¿Por qué me salvaste?

— ¿Lily no has notado que cada vez que tú lloras en aquel rincón de tu habitación, llueve? Le pregunto el joven misterioso a Lily.

—si lo he notado, pero…no es posible que sea por mí, y ¿cómo sabes mí nombre? Le pregunto muy confundida.

El joven la llevo a tierra firme luego la bajo de sus brazos colocándola lentamente en el suelo. Ella en ningún momento le quito la mirada de encima, estaba tan impactada al respecto que su cerebro no procesaba todo lo ocurrido.

El la miró fijamente y con voz tierna le dijo que desde los cielos la ha observado constantemente y desde allí a escuchado su triste llanto que irrumpió fuertemente en su corazón, haciendo que sus lágrimas cayeran en forma de lluvia. Le dijo con una expresión de gran tristeza

El joven le dijo que el motivo de su llegada era para cumplirle su sueño de ser feliz pero…cuando este se realizase, él tendría que partir.

Al oír esto Lily dijo en voz alta y temblorosa — ¿eres Dios? —.

—No. Yo soy menos que Dios pues él es mi señor. Soy un simple ángel que le sirve al creador y también soy la sombra de los desvalidos, desamparados y huérfanos de este mundo, Mi nombre es Biel que significa Dios es mi Padre; Padre Poderoso.

Esto es increíble ósea que en realidad nunca estuve tan sola como yo creía.

Lily escucha con atención, me transformaré totalmente en un humano y estaré a tu lado, pero ten cuenta que cuando tu obtengas la felicidad que tanto añoras al cielo tendré que regresar y cuando yo me vaya tú y ni ninguna persona que haya entrado en contacto conmigo me podrá recordar. Dijo Biel a Lily para que supiera de ante mano las condiciones que ella tendría que aceptar.

Al escuchar esto Lily acepto sin vacilar lo que abiel había dicho

¿Pero que sucederá cuando llegue ese fatídico día?

Abiel hizo que la madre de Lily se diera cuenta de lo que el trago estaba haciendo con su vida y lo que ella estaba haciendo con la de su hija. Gracias a él, la relación entre Lily y su madre mejoro drásticamente, poco a poco Lily fue alcanzando aquella felicidad que tanto añoraba, pero que no creía poder cumplir.

Cada día Lily se levantaba tranquilamente a hablar con Abiel. Los días eran tan hermosos para ella que deseaba permanecer así por siempre, Aun sabiendo que él se tendría que ir algún día.

Gracias a Abiel Lily nunca tuvo que volver a aquel rincón de su habitación donde su tristeza y dolor caía en forma de lágrimas.

Un día Abiel le dijo a Lily que el tiempo para irse se acercaba. Al escuchar esto Lily se sintió tan sorprendida, pues los días habían pasado muy rápido.

- ¿qué pasa si te quedas? dice Lily con un intento desesperado de contener sus lágrimas.

-si yo me quedo moriré, pues el poco tiempo que me queda para estar aquí también es el poco tiempo que me queda para vivir, y si yo muero no iré al cielo, pues de allí provengo, simplemente me transformare en la nada y mi existencia desaparecerá para siempre- le dijo tristemente Abiel a Lily.

Al oír esto ella se quedó muy sorprendida y triste a la vez. No hizo más preguntas, simplemente se quedó en silencio y con la mirada baja, Biel sujeto fuertemente sus manos y le dijo -solo quedan tres días para irme, así que aprovechémoslo al máximo. Lily asintió con la cabeza.

En el trascurso de esos tres días, Biel y Lily fueron muy felices. pero cuando llego el día de su partida, en el corazón de Lily había un gran dolor y en su mirada una gran tristeza que no se podía ocultar tan fácilmente. Así que el sujeto sus manos y la llevo a un lugar donde se podía ver un hermoso paisaje y escuchar el hermoso cantar de las aves.

Al estar allí, Lily sintió tanta felicidad y tristeza a la vez, que sus lágrimas no dejaban de brotar. Biel la miro, sujeto sus manos y le dijo, -"En este lugar será nuestra despedida". así que escucha con atención lo que te diré. Al oír esto Lily levanto lentamente la mirada hacia él.

-"Cada vez que mires al cielo se llenara ese vacío que en tu corazón voy a dejar con mi partida"-en el tiempo que pase junto a ti realmente fui feliz, le dijo Abiel a Lily con una mirada que asemejaba tristeza y felicidad a la vez. Después de decir estas hermosas palabras la beso y una lagrima de su rostro cayo.

El viento soplo y el aroma de las flores que estaban a su alrededor, se esparció y un minuto después en un destello de luz, él desapareció. Cuando ella reacciono, lo había olvidado y desconcertada por no saber lo que estaba pasando ni porque estaba allí, miro hacia el suelo y noto una hermosa flor, al verla sintió demasiada atracción por esta así que la agarro y cuando la sostuvo en sus manos, sintió como si hubiera perdido algo muy importante para ella, pero no podía recordar lo que era.

En todo el día la lluvia no ceso. tanto Abiel como Lily no paraban de llorar por su dura despedida.

Un amor verdadero que surgió entre la distancia del cielo y la tierra, ¿volverá a surgir nuevamente en la otra vida de Lily?

27 de Noviembre de 2019 a las 18:54 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas