La venganza de dios Seguir historia

c
carlos carranza


El camino de la venganza de un pobre hamster en contra de su malvado amo


Fantasía Épico No para niños menores de 13.

#op #raro #crueldad #muerte #fantasia #poderoso #hamster
Cuento corto
0
196 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

La venganza de dios

Erase una vez un pequeño hámster que era la mascota del hijo de una familia normal. El hijo se llamaba Joaquin, Joaquin siempre “jugaba” con su hámster que se llamaba Traus. Però en realidad el hamster estaba sufriendo, porque para Joaquín “jugar” era torturar a Traus, cada dia hacia algo diferente. El primer dia lo ató a una pelota y la hizo rodar con precaución de no matarlo. El segundo día lo puso al lado de una serpiente que era su otra mascota llamada señor colmillos, el hamster por poco no sobrevive. Cada dia la tortura se iba haciendo más grotesca, hasta que al pasar un año, el pobre Traus murió, pero murió durante la peor tortura.

Era un día caluroso de verano. El pobre Traus estaba agotado dia tras dia Joaquín lo torturaba, pero poco sabía que la tortura se acabaria hoy. Cuando Joaquín volvió del instituto, llevaba “algo” en la mano que compró en el quiosco. Después de saludar a su madre fue a ver a Traus, En ese momento Traus no sabia que ese “algo” le provocaria tanto dolor y sufrimiento que le mataría. Cuando Joaquín vio a Traus lo sacó al jardín, y le ató ese “algo” en la espalda. Ese “algo” era un cohete super potente que habían sacado nuevo en el quiosco. Después encendió la mecha y empezó una cuenta atrás, “3” poco sabía Traus que ese día comería su última comida, “2” Traus entró en pánico llorando y intentando morder las cuerdas para poder escapar, sabía que le quedaba poco tiempo de vida, “1” Traus estaba excretando del terror primario de la muerte y ver como se acercaba el fuego. “0” Traus salió disparado como un cohete y juró en su mente que se vengaria de Joaquin, poco después sonó un “kaboom” y el mundo de Traus se oscureció.

Traus se despertó todo lo que veía era blanco, y hacía un poco de frío, al cabo de un tiempo se dio cuenta de lo que le rodeaba era nieve, una de las tantas cosas que usaron para torturarle. Pero también se dio cuenta de que estaba en una cueva. Cuando empezó a llorar algo entró a la cueva. En ese preciso instante se dio cuenta de tres cosas:

primero: ya no era un hamster.

segundo: la cosa que había entrado no era ni de muy lejos humana tercero: se había dado cuenta que había vuelto a nacer, el no lo sabia pero se había “reencarnado”.

Al cabo de una semana Traus tomó conciencia de cuál era su nueva especie, la había reconocido de una tortura que sufrió en la que Joaquín lo asustaban todo el rato con dibujos de monstruos, en ese momento vió uno que se parecía mucho a su yo actual, en aquel momento Joaquín decía “mira soy el Yeti ahoooo”. Solo recordar la cara de su antiguo dueño le producía repugnancia, pero ahora sabía que era un yeti, y como animal salvaje en este mundo ártico tendría que empezar a cazar al cabo de un tiempo. Al pasar 5 días desde que nació su madre dejó de darle leche. Ahora empezara a cazar

Cuando salió de la cueva en dos pies (los yetis tienen un crecimiento acelerado) se encontró en un mundo totalmente blanco. lo primero que hizo como antiguo hamster fue buscar hierba debajo de la nieve busco y busco, al cabo de unas 12 horas encontró una planta, era una planta roja y deslumbrante. Como se estaba muriendo de hambre se comió la planta enseguida, pero en ese instante noto algo fuera de lo normal su fuerza estaba aumentando y también muy en su interior se estaba creando una nueva sustancia, esa substancia se conocía como “los genes de dios”, como indica su nombre son unos genes que solo tienen los dioses, pero en ese momento Traus no lo sabía ni tampoco sabía que lo que se había comido era la única “flor del dios supremo”.

3 años más tarde, Traus ya se podía comer a la mayoría de los animales pequeños tambien descubrio que en los alrededores no había presencia humana. Traus cazaba con sus manos, persiguiendo a sus presas y después estrangulando-las, comiendolas con una boca enorme y voraz. Con cada bocado que se comía de sus presas se sentía cada vez más poderoso y sus genes de dios ya reemplazaron el 50% de su cuerpo.

Al pasar 10 años ya había perfeccionado sus técnicas de caza. Cazando así a animales de tamaño medio pero en contraste a eso no podía matar ni comerse a los animales gigantes y al señor de este sitio un tigre diente de sable. En este proceso su conversión en dios estaba en un 70%.

Después de comer muchos animales y crecer pudo matar a la mayoría de animales, pero ha cambiò su hambre ya no se saciaba con la carne de los animales medianos y pequeños tenía que comerse 3 animales tan grandes como los elefantes y tenían cuernos, eran mamuts, tenía que comer esa cantidad para poder estar satisfecho. Però el señor de esta zona ya lo habia notado y emprendió un viaje para cazar al pequeño yeti.

Cuando Traus se encontró con el tigre dientes de sable, una batalla feròz començo en ese mundo lleno de blanco, ahora tiñéndose de rojo. Al pasar una hora peleando el pequeño yeti, Traus, estaba en un apuro no esperaba que el tigre dientes de sable se fijara en él, Y lo que es peor es que el tigre dientes de sable sabía usar magia. luchando desesperadamente Traus logró poner al tigre dientes de sable en una trampa, que había usado para matar a los mamuts, matándolo en el acto. Con precaución Traus le clava la lanza hecha de huesos de mamut al tigre dientes de sable y descubre que está muerto. Por la larga pelea a Traus le entra el hambre y se empieza a comer al tigre dientes de sable, Però en el momento en que se come al tigre le vienen unos recuerdos pertenecientes a su presa que son recuerdos de cómo aprendió la magia y como la perfeccionó. Después de recuperar los recuerdos del tigre dientes de sable le dolió el cuerpo y se desmayó. Por suerte para Traus se estaba comiendo al tigre dentro de su guarida. Però no le dolía el cuerpo por el cansancio de la batalla, le dolía porque al comer al tigre dientes de sable su conversión en dios se subió de escala y se convirtió en 100% (sube cuanto más come).

Después de que Traus se despertó recordó que había aprendido magia al comer la carne del tigre dientes de sable, y en ese momento se encerró en

la cueva para entrenar su magia.

Los yetis tienes una esperanza de vida muy corta aproximadamente a los 50 años pero como Traus logró convertirse en dios, ahora la esperança de vida no importaba, podía vivir eternamente. Así pasaron unos 5000 años Traus ya se convirtió en un experto en magia nivel dios y decidió cobrar su venganza empezando por su archienemigo más odiado Joaquin.

Traus uso la magia dimensional que aprendió de sus 5000 años de autoaprendizaje para abrir una puerta a la dimensión dónde está Joaquin, como el tiempo entre las dimensiones es diferente en la tierra solo pasaron 6 años.

Joaquín en ese momento estaba torturando a una tortuga ya habían pasado 6 años desde que mató a Traus. Entonces, de repente, el cielo se oscureció y se creó una gran grieta del cielo de ahí bajaron unos demonios ,que eran invocaciones que hizo Traus para horrorizar a la humanidad, la cual permitió tal tortura. Joaquín estaba con la boca abierta como todos las personas del mundo al ver tal escenario irreal pero entonces comenzó el caos los demonios comenzaron a masacrar a la gente con sus sonrisas sádicas mientras clavaban sus tridente. A continuación vino un frío ártico de la grieta y de allí salió una figura humanoide blanca. Esa figura se dirigió directamente a la casa de Joaquín. Joaquin todavía no podía ver a la figura blanca. Pero cuando estaba a 100 metros la figura blanca de el pudo identificar la cara de su hámster muerto en donde debería estar la cara de la figura blanca. Después de unos instantes descubrió que especie era, por supuesto era nuestro gran amigo yeti, Traus, al mismo tiempo que lo descubrió se cago encima y grito “maaaaaaaaammmmmmmmmmmiiiiiiiii el hamster ha vuelto como un yeti” seguidamente Traus invoco unas escarchas de hielo que atravesaron todos los francos de Joaquín haciéndolo sufrir un dolor insoportable e inimaginable que no había sufrido nunca. Después las escarchas de hielo crecieron hasta convertirlo en un erizo de hielo.

Después de matar a Joaquín conquistó país tras país, matando a todas las personas posibles, y lo peor es que no le podían hacer nada ni una bomba nuclear le afectaba. Entonces el peor caso sucedió, Traus se hartó de este mundo y lo destruyó.

Todos los personajes son de una dimensión alternativa no tienen que ver con ninguna persona de esta dimensión.

19 de Noviembre de 2019 a las 17:35 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas