El amor Seguir historia

rregnierr Luis regnier

Una historia que no todos los días soy capaz de escribir


Cuento Todo público.
Cuento corto
0
306 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

El amor

Por: José Luis Regnier Palacios

Este cuento tiene un mensaje muy importante, espero lo encuentren.

-un café expreso por favor- El hombre me entrega el café.

Le page y me salí. El lugar era un lugar tranquilo, con el puro sonido de las aves, así que decidí sentarme, tomarme mi café y disfrutar del hermoso atardecer.

-Hola-me dijo una voz suave de chica

Voltee a mirarla, era una chica de mi edad, cabello café, ojos azules como el cielo, nariz fina, y una piel blanca sin maquillar que parecía de bebe, era simplemente hermosa, era tan hermosa que no me importo su físico ni el cómo vestía.

-Que tal- le dije, fijándome que a su derecha la acompañaba una chica morena hermosa, pero no tanto como la primera, y a su izquierda un chico ni feo ni guapo, no les preste mucha atención a los dos, ya que estaba fijándome en la de en medio.

-¿Cómo estás?- pregunto la chica de en medio

-Siempre se puede estar mejor

-¿puedo tomarme uno contigo?

-Claro- le dije

La chica sonrió, se fue a pedir un café y después se despidió de sus amigos

Ella hablo conmigo durante un buen rato nos la pasábamos muy bien, riéndonos y contándonos cosas como: que te gusta? De donde eres? Que es lo que te gusta hacer? Etc. Ella me hacía preguntas como intentado descubrir el como pienso y que clase de persona soy, normalmente me sentiría tímido, no suelo hablar con chicas, pero en ese momento me sentí en una tranquilidad inexplicable, como si ella hubiera sido mi mejor amigo de toda la vida, pero realmente no tenía ni una hora de conocerla.

-¿Quieres ir a mi fiesta? será mañana- dijo

-Apenas te conozco y ¿me quieres invitar a tu fiesta?

Sonrió

-Te espero mañana- dijo guiñándome el ojo y entregándome la dirección de donde sería la fiesta.

Desperté en mi cama de madrugada, pero quería volver al sueño así que volví a dormirme.

En esta ocasión estaba con ella, ella me agarraba del brazo con suavidad y me dirigió hasta una mesa, y antes de que me sentara me dijo-Aquí hay pizza, refresco y más chucherías, siéntete como en tu casa- me dijo alejándose a saludar a los demás invitados.

Así que como me dijo siéntete como en tu casa empecé a comer de todo, al rato estaba sentado en un sofá jugando un videojuego. De repente escuche que había mucho alboroto en un lugar de la casa pero no le preste mucha atención.

-Sígueme- me dijo alguien

Volteé a ver y era ella

-¿A dónde?- le dije

-A mi habitación, todos están atentos en otra cosa, nadie notara si estamos o no-

En ese momento no sabía qué hacer, no es como que iríamos a su habitación a jugar ambos videojuegos.

-Tú ve, yo subo cuando termine esta partida.

Ella subió, y me dio el tiempo necesario para que pudiera pensar en algo, pero en vez de que hiciera eso, simplemente no le di importancia y me puse a jugar hasta que anocheció.

-Joder la chica - pensé

Subí a su habitación sin pensarlo y sin saber cuántas horas la había dejado sola ahí a la pobre.

Estaba en su cama acurrucada en la cama dormida, me acerque para ver si realmente lo estaba y me di cuenta que tenía un rostro de tristeza incluso algunas lágrimas no se habían secado en la almohada.

-Lose, fui un idiota, debí decirte simplemente que no soy así y no quiero enamorarme aun, eres hermosa, la mujer más hermosa que he visto y puede que tu busques un amor pero yo no, hay muchas estrellas en el universo por que fijarse solo en una- dije y salí.

Justo cuando iba a cerrar la puerta me dijo

-Espera, te perdono, fue mi culpa.- dijo descobijándose para poder pararse de la cama.

-Debí suponer que no eras así- dijo ahora acercándose a mí.

Me dio un beso lento, casi apasionado, ahora sabía que realmente me amaba

-Puede que tu no me ames ni busques un amor, pero yo sí y ya lo he encontrado-dijo abrazándome.

Desperté


19 de Noviembre de 2019 a las 04:32 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~