Cuenta regresiva para La Copa de Autores 2020. Regístrate ahora y ten la oportunidad de ganar premios!. Leer más.
regnier Regnier P.

Que pasaría si juntamos a una chica tímida y un chico ocupado en un café? Acompáñame en esta historia para darte una mezcla de sensaciones que solo una historia de amor puede darte


Historias de vida Todo público.
5
4.1mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 10 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Parte 1

«Otra vez a la maldita escuela, al menos tengo dinero para comprar un café con una rosquilla y después ir a la parada del transporte que me lleva a mi colegio. Paso mi tarjeta que siempre suelo recargarle una buena suma de dinero para que dure por un buen tiempo y no tenga que estar recargándola a cada rato, que de por si es tedioso, entro y me espero en la puerta donde debe de llegar mi transporte como de costumbre. Generalmente no suele haber mucha gente en la estación pero en esta mañana hay al menos unas 20 personas esperando ese transporte que cuando no abren la compuerta de arriba huele a humanidad con sudor y otros olores que son asquerosos, siempre he querido llevarme un aromatizante a ese autobús para que al menos huela a mierda con aromatizante de manzana. Usualmente las personas suelen ser muy decentes antes de que llegue el autobús pero en cuanto se abren esas puertas se comportan como si hubiera un tsunami que los va a matar, incluso si el autobús está vacío quieren ser los primeros en entrar. Así que decidí que lo mejor sería alejarme un poco de la gente para cuando venga la estampida de búfalos intentando entrar a un autobús no me aplaste», Harvey se rió en sus adentros. «Vi la pantalla que suele estar a la mitad de la estación para ver cuánto tardaba», Harvey sintió unas miradas a su izquierda así que volteó y se encontró con dos chicas de su edad que se le quedaban viendo, pero no era una mirada de que huele a mierda sino más bien era como de un niño cuando va al circo y se queda maravillado por los actos del malabarista, las dos eran de estatura baja como uno con sesenta y cinco, las dos tenían la piel un blanca, y para su asombro las dos no tenían una cara como si las hubiera pintado Picasso, de hecho eran guapas, una de ellas estaba gorda pero la otra tenía un físico que la gorda envidiaría, no era algo sorprendente pero al menos se notaba que no se quedaba en su cama comiendo palomitas con mucho helado y chucherías, se notaba que al menos hacia ejercicio. Fue interesante su comportamiento cuando apareció, ya que antes de que él llegara ellas estaban hablando pero en cuanto entró se callaron y de hecho no hablaron de ahí en adelante entre ellas. Cuando las vio directamente a los ojos ellas también lo estaban viendo así que fue un momento incomodo porque ellas no sabían que hacer, como si a un niño su madre lo agarrara haciendo algo indebido.

19 de Noviembre de 2019 a las 17:19 0 Reporte Insertar Seguir historia
3
Leer el siguiente capítulo Parte 2

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 5 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Más historias

Vivir en Libertad Vivir en Libertad
Fantasía Arruinada Fantasía Arruinada
Summer Thoughts Summer Thoughts