Generos discursivos Seguir historia

juan_guzman juan guzman

Cuento con diferentes generos discursivos.


Cuento Sólo para mayores de 18.

#locura
Cuento corto
0
329 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Generos discursivos


Eran las 21:45 del Miércoles 2 de octubre. Juan estaba escribiendo un cuento que tenia que entregar mañana para el taller de narrativa. El cursaba la carrera de Artes de la Escritura en la UNA en el turno noche. Mientras escribía, sono su celular. Alguien le había hablado por Whatsapp


21:46 - Carlos Una: Che, ¿podés hacer algo por mi mañana?
21:52 - Juan: Decime
22:14 - Carlos Una: ¿Puedes imprimir el cuento que tengo que entregar?
22:15 - Carlos Una: Y de paso, ya que vas a ser el primero en leerlo, vas a actuarme un poco de jurado previo.
22:16 - Juan: Dale, pasamelo por aca
22:30 - Carlos Una: ‎T.P. IV.doc (archivo adjunto)
22:33 - Carlos Una: Decime tu opinión cuando puedas.
22:46 - Juan: Che, ahi lo pude leer... Tiene un mensaje bastante fuerte contra el feminismo.
22:47 - Juan: Y ya te avise que tenes que ser cuidadoso con este tema en la facu.
23:04 - Carlos Una: Estaba bastante ofuscado esa noche y bueno, quise soltar presión.
23:06 - Juan: Me parece que si lees esto, te vas a quemar. O te vas a acercar bastante al fuego xD.
23:07 - Carlos Una: Yo no busco ser agradable. Yo quiero ser yo. Me rompieron un brazo por nada en tercer grado. Que me rompan los dedos por mirar algo que tengo que tolerar todos los días.
23:08 - Carlos Una: A mi casi me violan, me encerraron en un baño, me jodieron toda la infancia...
23:09 - Juan: uh.
23:13 - Carlos Una: Yo quiero una vida que me pertenezca. Eso quiero.
23:13 - Juan: Ya tenes una. Buena o mala, pero vida al fin. Cuidala.
23:14 - Carlos Una: Bueno... eso es un buen punto.
23:14 - Juan: Lo es
00:15 - Carlos Una: Imprímelo para mañana. Solo haz 2 copias, una del profe y otra para mi.
00:15 - Carlos Una: Me la juego.
00:16 - Juan: Ok...

...

Al otro dia Juan imprimió su trabajo y el de su compañero. Después se tomo el colectivo rumbo a la facultad. Llego temprano y se lo encontró a Carlos. Le entregó su cuento. A Juan le llamaba la atención que siempre llevara puesta la misma campera azul que olía a sudor rancio.

Cuando entraron al aula Sebastian, el profesor, tomó lista y preguntó quiénes habían traído el cuento. Juan levantó la mano, y vio como Carlos y otros también. La modalidad era leerlo en voz alta. Usualmente era el profesor quien lo hacía.

Después de la lectura de varios textos, Sebastian llamó a Carlos. Juan estaba deseando que no lo leyera, que se arrepintiese a último momento. Pero este se levanto y paso al frente. A diferencia de los demás, él prefería leer sus propios cuentos. Se puso al lado de la mesa del profesor y comenzó a leerlo.

Cuando termino de leer, se produjo un silencio incómodo. Sebastian pregunto si alguien tenía alguna crítica para hacerle

-Me sorprende el odio tremendo que tiene el personaje hacia las mujeres- dijo una chica
-meh, está bastante justificado- respondió Carlos
-Para un cuento sí, pero no podes pensar eso en la realidad. No se puede defender eso.
-Claramente tenemos visiones diferentes de la vida…
-Ah bue...

Se empezaron a escuchar murmullos. La gente empezó a decir cosas “Estas equivocado” "¿Como vas a decir eso?" "¿Estas loco?” “Misógino" "Que sos? machirulo?" entre otras.

-Ya me lo veía venir, son todos iguales. No me van a dejar vivir tranquilo- Dijo Carlos.
En ese momento, sacó un revólver de su campera. Todos se quedaron mudos. Apuntó el arma a su sien, sonrió mostrando los dientes y apretó el gatillo. El arma se disparó y la bala atravesó la cabeza de Carlos. dejando una mancha roja y pedacitos de masa encefálica y huesos en la pared. Parecía un tomate aplastado. El cuerpo se desplomó y todos empezaron a gritar y a salir corriendo de ahí. Un chico se descompuso y vomitó. Alguien fue a dirección, otro llamó a la policía y la ambulancia. Al rato apareció más gente y empezaron a amontonarse alrededor del aula.

El viernes habían suspendido las clases en la UNA. Juan se quedó ayer hasta tarde con sus compañeros en la comisaria mas cercana para dar declaraciones de lo sucedido. El hecho salió publicado en todos los diarios y noticieros del país. Ahora se encontraba en su casa, siguiendo la noticia por las redes.

En varios medios se decía lo mismo de Carlos: Que era chico con problemas de sociabilizacion. Que sufría de trastorno bipolar y esquizofrenia. Que le habían recetado psicofármacos pero hace tiempo que no los tomaba. Que su gusto le echaban la culpa a su gusto por los videojuegos de disparos.

Juan recordó lo que Carlos le había dicho por Whatsaap “me jodieron toda la infancia”. Entonces leyó el último párrafo de su cuento:


Ustedes me dan vergüenza, porque un demonio con figura femenina me comprende más que ustedes. Ustedes que se manifiestan con violencia, que pintan a un perro con aerosol, que queman una puerta de un establecimiento público, que me culpan a mi por sus malas decisiones. Deshonran a grandes figuras solo por creerse “feministas”. Una súcubo fue mucho más amable al hablarme que ustedes chillando “esto”, y “lo otro”, solo porque su elección las mata. Esto es todo lo que veo en el noticiero cada día, déjenme en paz.

18 de Noviembre de 2019 a las 19:54 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~