Uncanny Valley Seguir historia

Y
Yandira Martínez


En este futuro avanzado, la línea entre lo vivo y lo artificial es tan difusa como fuerte. Las emociones han quedado obsoletas y las ciudades están plagadas de almas solitarias y perdidas en una realidad impuesta y cada vez más compleja.


Ciencia ficción Todo público.

#futuro #cyberpunk #cyber #distopia
0
479 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los domingos
tiempo de lectura
AA Compartir

Fallo en el sistema

Fría como el mármol, afilada como un cuchillo pero rota cual fisura incapaz de cicatrizar, drenando sin parar, sin ningún tipo de salvación, así sentía mi vida aquella noche bajo una gran tormenta eléctrica que me mojaba sin piedad y me paralizaba con su belleza y terror, pero lo mejor de aquello era que me impedía pensar, maldita sea, era lo que necesitaba en ese momento, dejar de pensar, congelarme para siempre y dejar mi cuerpo inerte en medio de esa sucia ciudad plagada de sombras y almas rotas, anhelando ser encontradas algún día, como yo.

¿Alguna vez habéis experimentado la necesidad de salir de vuestro cuerpo y expandiros con el universo? Porque ese cuerpo no os representa, ese cuerpo es una maldita jaula que te tiene preso y te condena de por vida a seguir adelante hasta que se pudre, se oxida y deja de funcionar. Pues así me siento desde hace tiempo, bueno, sentir..algo que carece de significado para mi desde que vivo en esta Ciudad.


Por raro que parezca no siempre he sido así, de hecho, recuerdo con mucho anhelo pinceladas sueltas de felicidad, pinceladas muy difuminadas pero llenas de color y alegría que hacen que me rompa por dentro intentando recordar algo más que una simple sensación de calidez que llena mi estómago y hace erizar mi piel, haciéndome saber día tras día que hay algo de esperanza en todo esto, y es por eso que sigo viva y bien jodida, incapaz de recordar absolutamente nada y obsesionada con poder sentir a diario esa pincelada.


-¿Arlet donde estás? ¿ me estas escuchando? Llevo horas intentando contactar contigo o con lo que queda de ti, vuelve a este planeta.

-Lo siento, estaba literalmente en otro planeta, dime;

-Nada, voy a pasar la noche fuera con Tanaka, vamos a poner fin al tema de las huelgas con el sindicato, esta gentuza se cree que sirve para algo más que para trabajar y se equivocan, pronto lo descubrirán.

-¿No te cansas de ser tan cínico? Sabes que esto va a traerte muchos problemas pero en fin, yo solo formo parte de tu vida cuando te interesa, porque iba a interesarte mi opinión.

-Quien es la cínica ahora? Deja de creer que todos estamos en tu contra y sobretodo, deja de protagonizar esta encrucijada mental que te traes contigo misma y piensa un poco en mí, últimamente siento que te desvaneces, que dejas de existir muy a menudo.

-Que vaya bien la noche Bari.

-Duerme un poco, te vendrá bien.

¿Me vendrá bien? A caso alguien que protagoniza mi dolor a diario va a saber lo que me vendrá bien? Cierto es que mi relación lleva años estancada creando microorganismos tóxicos que están destruyendo poco a poco el organismo de nuestra pareja, el vinculo que teníamos Bari y yo, un vínculo que a penas recuerdo y que cada vez es más difuso y tóxico ya que constantemente me invade la idea de matarlo, si, matarlo. A veces me paso horas creyendo que me han jaqueado el sistema, que estoy corrupta, envenenada, poseída por algo superior que escapa de mi entendimiento y que emite esos impulsos a mi cerebro y a mi alma, porque creo que nunca había sentido un deseo tan fuerte por algo, substraer una vida para revivir la mía.
No paro de repetirme una y otra vez que realmente hay un virus en mi sistema, en mi cerebro, y que me está volviendo loca.

-Buenos días Arlet, haces buena cara.

-Demasiado pronto para las ironías Misi, tráeme un café solo y cargado de ganas de vivir por favor.

-A sus ordenes capitana.


Misi es de esas personas que desprenden alma, substancia, no es un simple caparazón de persona ya que debajo de esa piel pálida y esos huesos finos como alfileres hay un ser que irradia mucha luz y alumbra cada día mi rutina. Me trae café, me lee las noticias y está todo el día detrás mio intentando sustraerme un ápice de ideas ya que llevo demasiado tiempo sin poder crear nada que valga la pena.


-Nos han pedido para este mes una campaña favorecedora para el gobierno, ya sabes, hay que perfumar con toneladas de mentiras con purpurina y arco iris la hez mas grande del planeta, pero eso se te da muy bien, tienes experiencia con Bari...Lo siento, no quería ser grosera.
-Misi, posiblemente es lo más divertido que escucharé hoy, no te disculpes por ser ingeniosa, te contraté por ello, así que adelante, vamos a convertir esa maldita hez en el árbol de navidad más luminoso y pomposo de la historia.


Mi trabajo consiste en reciclar ideales, coger algo que no sirve para nada y intentar convencer a la gente a base de mentiras e ilusiones que aquello que no vale nada, lo vale todo, y creo, que es lo mejor que se me da en la vida ya que lo pongo en práctica a diario, mi vida es una completa mentira.
La falta de recursos está generando el caos en nuestra ciudad y en todo el mundo, la robótica se ha apoderado de absolutamente todo y el hambre, la corrupción y la apatía reinan las calles. El gobierno solo invierte en tecnología codiciosa para mejorar su propia calidad vida y mantener ese posicionamiento siempre en alto, ya que somos de las ciudades que más ha evolucionado en cuanto a robótica genética ¿Esto que significa? El reemplazo discreto de la raza humana tal y como la conocemos, el no saber que coño se cruza por tu lado, androide, robot, humano o simplemente una ilusión digital. ¿Espeluznante verdad? De algún modo hace que me sienta sumergida en un sueño donde todo está distorsionado, donde ha habido un salto evolutivo sin sentido e irreal y que cuando despierte todo volverá a la normalidad, a su dimensión correcta donde todo es coherente, humano y real, pero eso no va a ocurrir, ya que llevo toda la vida intentando despertar de esta realidad sintiendo como mi cuerpo cohabita con el resto pero mi mente intenta volver a su origen.

Esta vez siento que tengo que prostituirme más que nunca ya que la campaña que nos ha tocado realizar es a favor de Bari y su panda de sabandijas, donde prometerán a millones de personas indemnizaciones a cambio de sus cuerpos cuando mueran, ya que media población se encuentra sin trabajo o en huelga permanente por los despidos y la única manera que tienen de arreglar el caos, es sembrar con mucha esperanza y mentiras la mente de los ciudadanos, que por otra parte se encuentra más vulnerables que nunca.

-Vaya chapuza de eslogan Misi, no consigo encontrar palabras para tanta sarta de tonterías, necesito un descanso y un paquete entero de tabaco en mis pulmones.
-¿Realmente crees que se necesita un eslogan? La gente está desesperada, no hace falta recurrir a la antigua usanza de la publicidad de detergente barato, se concisa, busca caras que inspiren confianza y sobretodo acaba con esto de una vez, por raro que te parezca tengo vida más allá del trabajo y ya son casi las 10 de la noche.


Por primera vez, después de mucho tiempo, noto a Misi enfadada con el mundo, conmigo y con ella misma, algo no va bien.

-¿Se puede saber que te ocurre?

-Nada Arlet, no me ocurre nada, ahí está la cosa, ese es el puto problema, noto que no ocurre nada, esta puta ciudad va a acabar conmigo.



De repente un flujo de empatía recorrió mis venas y llenó mi corazón con un soplo de aire caliente, deseando poder compartir aquello con Misi, pero no puedo, soy incapaz de comunicarme emocionalmente con nadie, pese a desearlo con todas mis fuerzas.

-Misi vete a casa, descansa o vete a socializar, a ti se te da bien, pero ven despejada para mañana porque nos espera un día muy duro.
-Vente conmigo, ¿o vas a aguantar otro día más la tiranía de Bari? Lo siento, no debí hablarte así, pero desde hace tiempo siento que ejerce en ti mucha oscuridad, un poder que antes no tenía y ahora brota en el de la manera más natural del mundo.
-¿Una oscuridad? Creí que lo único oscuro que hay entre nosotros era yo. No deja de repetirme que el problema real reside en mi estúpida y egocéntrica cabeza, y el caso es, que yo ya no me cuestiono nada, solo me limito a existir y inexplicablemente es a su lado.
-La única oscuridad que hay reside en sus actos, Arlet, jamás volveré a decirte esto, pero el Bari que conociste ha muerto y con el, gran parte de ti, sois dos universos totalmente diferentes y te ha arrastrado a un inmenso agujero negro del que difícilmente creo que vayas a poder salir, y si sales que sea rápido porque quizá te conviertas en una materia totalmente inservible e irreversible.
-Escucharte hablar es lo único que merece la pena en mi vida ahora mismo Misi.

-No seas cursi, buenas noches, agujero negro.


Las palabras de Misi no dejaban de dar vueltas, se repetían una y otra vez hasta resonar con voz propia en mi cabeza, ya basta, quiero dormir, o mejor aún, quiero matar a Bari. Detente, otra vez no, para!

Noto de nuevo esa electricidad en mi cerebro, esas luces y espasmos que recorren todo mi cuerpo y me mandan ordenes y estímulos, esta vez, totalmente nuevos para mi, no los reconozco pero los detecto como un virus peligroso que se ha infiltrado en mi organismo, un virus muy poderoso que tiene vida propia y está actuando solo sin mi consentimiento, necesito poner orden pero soy incapaz.

Bari está en el suelo cubierto sobre un manto de sangre brillante e intensa que mancha su rostro pálido sin vida, inerte. ¿Que se supone que debería sentir? Pánico, tristeza, estrés, o por lo menos algún tipo de emoción humana que sacuda mi cerebro y llegue hasta mi corazón, que paralice mis extremidades, mi respiración y mis ojos, atónitos, contemplen en estado de shock el escenario más grotesco de toda mi vida protagonizado por mi misma.

Nada, no siento absolutamente nada, bueno si, pequeños espasmos momentáneos del miedo más agudo y punzante que jamás haya experimentado, pero rápidamente se van hasta apaciguarse y convertirse en una extraña sensación de tranquilidad y pasividad.
Miles de cortocircuitos interrumpen mis pensamientos, pero todos tienen un impulso en común, huir de esa habitación, huir sin dejar rastro, limpiar minuciosamente cada rincón de nuestra habitación y sacar de ahí ese cuerpo.

16 de Noviembre de 2019 a las 13:11 0 Reporte Insertar 0
Continuará… Nuevo capítulo Todos los domingos.

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~