Violet Labyrinth Seguir historia

baltazarruiz154

Violet despierta en medio de un laberinto, sin más opción que huir de algo que la persigue, avanza por corredores que parecen infinitos, donde descubrirá que hay peores destinos que la muerte...


Fantasía Todo público.

#delafraseelcuento #horror #fantasia
Cuento corto
16
801 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

La Pesadilla de Violet

Violet despertó cegada por la luz de la fogata frente a ella. Al haber despertado de golpe, se sentía confundida, el corazón le latía de una manera frenética, desacompasado, de tal forma que causaba cierto dolor dentro de su pecho. Cubrió su boca para no gritar y, de paso, dejar de jadear. A medida que sus signos volvían a la normalidad, su mente también se despejaba, saliendo de la bruma en la que se encontraba. Pasados unos minutos, logró mantener la calma, solo para descubrir con horror, que estaba en medio de un lugar que no conocía.

La fogata ardía con fuerza, como si alguien hubiera avivado la llama recientemente. Asustada, se puso de pie de inmediato, escudriñó sus alrededores, sin encontrar rastros que delataran la presencia de otra persona. Al haber levantado la mirada, observó el suelo estrellado, coronado con una luna llena resplandeciente. Sin embargo, aunque prefirió no ponerle atención al principio, había notado que era rodeada por muros de árboles, arbustos y helechos. Muros de casi cuatro metros de altura. La luz del fuego no lograba iluminar la totalidad del corredor donde hallaba, por lo que, a un lado y al otro, solo había oscuridad.


Recogió uno trozos de manera que yacían en el suelo, la idea de que se apagara la fogata le causaba terror. Pensó en quedarse ahí sentada, aferrándose a su abrigo hasta el amanecer, no obstante, pasados unos minutos, un grito proveniente del otro lado de la pared, un grito bestial que heló su sangre. Escuchó sus pasos, y por el sonido que provocaba al caminar, asumió que debía ser un ser de grandes proporciones.

Si esa cosa me encuentra, estaré acabada.


Sin más opción, tomó una de las ramas que ardían en la fogata y otra de las ramas que recogió antes, decidida a no esperar a que aquello fuera a por ella, respiró profundo un par de veces y comenzó a caminar. Dirigiéndose en dirección contraria a la del grito, descubrió que en realidad se encontraba en algún tipo de laberinto con bifurcaciones y corredores sin salida, todos los elementos necesarios para perderse, angustiada, andaba con sumo cuidado, la posibilidad de doblar una esquina y chocar con aquel ser, era real.


Luego de realizar un giro cerrado, dio con un corredor que detuvo sus pasos.

¿Arañas? ¿En serio? Se lamentó al ver lo que sería un nido gigante de aquellos arácnidos. La llama que iluminaba su camino estaba por apagarse, por lo cual, rasgando un trozo de su blusa, creó una antorcha improvisada, con una luz más potente que la anterior. Abriéndose paso gracias al fuego, quemaba las telarañas que impedían su paso, matando algunas arañas en el camino.

De repente, de reojo, notó movimiento, una araña gigante había permanecido oculta en las sombras, tan alta como ella misma y con ocho ojos rojos de gran tamaño. Abalanzándose sobre la muchacha con sus largas patas, logró arrojarla al suelo. Esta, lanzó patadas con todas sus fuerzas, aun en la desventaja de estar en el suelo, pudo mantener los colmillos de la araña lejos de su cuerpo. Se arrastró para así volver a tomar la antorcha que había caído y quemó con ella un par de los ojos del arácnido, retorciéndose de dolor, liberó a la muchacha, con lo cual pudo correr lejos.


La luna iluminaba con más fuerza, dando oportunidad a que pudiera ver su camino sin necesidad de la antorcha, aunque no la descartó, había comprobado que servía de arma. Sin dejar de correr, llegó a un lugar alto, una colina desde la cual, se despejaba ante ella una extensión de tierra que llegaba hasta más allá del horizonte y, para su infortunio, pudo también constatar que el laberinto se extendía más allá de eso. El grito de antes la sacó de sus pensamientos, se escuchaba cerca, cosa que le preocupaba. Bajando de la colina, dio con una bifurcación, optando por el pasillo a la derecha.


Al doblar una esquina de nuevo, un golpe seco la arrojó al suelo, era una persona, un hombre que ella conocía.


—Morgan, pensé que estaba muerto.

—Debería, ¿no es así, Alteza? —dijo el hombre con un tono amenazante.

—¿Qué fue lo que sucedió? ¡No entiendo nada!

—Verá, como última hija del Rey, tomó posesión del trono, siendo más cruel incluso que su padre, al cual considerábamos un tirano. Recuerde, Violet III, sus últimos momentos...


Violet apretó su cabeza con ambas manos, confundida. Los gritos de aquel ser se escuchaban cada vez más cerca. Unos instantes después, recordó...


—Caminaba con las manos atadas, arrastrándome a la sentencia que todos deseaban para mí... Luego el filo del acero cortó mi cabeza —respondió con lágrimas en los ojos, tocando con sus dedos la cicatriz que había en su cuello.

—Fue condenada a muerte, pero como ve, a veces, la muerte no es suficiente castigo. ¡Míreme a mí, sigo vagando en este laberinto por siglos!


Morgan, caballero que cumplía las órdenes del Rey sin cuestionarse nada, sonreía ante el llanto de Violet, la Reina Déspota. Antes de poder reaccionar, frente a ella, un minotauro apareció desde las sombras, en su mano izquierda, la cabeza de la araña gigante, en la derecha, una espada oxidada. Sobre su cabeza se encontraba una corona de oro, era el rey del laberinto.


Violet se puso de pie, había recordado su linaje.

Una reina no podía estar tirada en el suelo, levantando la mirada, observó al minotauro acercarse, en su mirada ya no había miedo.



15 de Noviembre de 2019 a las 00:53 7 Reporte Insertar 13
Fin

Conoce al autor

Baltazar Ruiz ¡Hola! Soy Baltazar y este es mi espacio, acá encontrarán desde terror hasta ciencia ficción. Trato de dar lo mejor de mí en mis historia y me gusta ayudar a los demás, si puedo servirte en algo lo haré gustoso.

Comenta algo

Publica!
Hannah Vargas Hannah Vargas
Interesante pero un poco corto
Federico Pereyra Federico Pereyra
Muy buena historia, me gustaría que siguiera un poco mas pero muy buena igual.
Dece Scott Dece Scott
Felicitaciones!!!,muy buena
ana hoy ana hoy
Me encantó !
nathaly lira nathaly lira
Oh maravilloso su cuento me gusto mucho!
Ana Jiménez Ana Jiménez
Que nivel!! Gran historia, Baltazar. :V Aunque me parece que deberia seguir la trama, pero me da la impresión que es autoconclusiva.
~