Espíritu de Navidad © Gay /Homosexual Seguir historia

lotusvowmoon

Uriel Evans es un abogado de bienes raíces, solo quiere terminar su trabajo irse de viaje a alguna isla paradisíaca y correr lejos de la navidad antes de que su familia lo atrapé en ella, cada vez que llega la navidad recibe un montón de críticas y presiones por parte de su familia sobre por qué aún no se ha casado o no se ha establecido con una pareja cuando está a punto de llegar a sus treinta. Es el abogado más competitivo de la firma "Close your eyes and you will have it ", no ha habido una sola propiedad que no haya podido vender desde que empezó a trabajar en la firma familiar. Él no entiende porque no ha sido ascendido y sigue trabajando para su abuelo y su padre. Cuando creyó haber terminado con su trabajo a tiempo para comprar un boleto de avión lejos de su familia, el abuelo llega con una última oferta de venta y probablemente el desafío más grande de Uriel, necesita vender una posada muy antigua en Inglaterra, la posada "El camino al cielo" que por años perteneció a los Davies Brown. Pero hay un problema, otros agentes de bienes raíces han intentado venderla sin éxito, pues dicen que esta embrujada y el fantasma que ronda en ella no deja que sea vendida, el segundo problema es que Uriel tiene demasiada confianza en sí mismo. ✒Está historia es de mi autoría. Queda totalmente prohibida su copia parcial o adaptación. ✒ Portada hecha por la editorial @Disney_Company y la editora @lauravane2002 © Todos los Derechos Reservados © Obra registrada en Safe Creative © Kimberly García, 2019


LGBT+ Todo público.

#amor #sentimientos #muerte #espíritu #comedia #romance #acción #fantasmas #navidad
0
407 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

Prólogo

1919 | Cambridge | Inglaterra

Zane Davies estaba cansado, el viento helado golpeaba su rostro con fuerza y la nieve perjudicaba el movimiento de sus pasos, sacudió la nieve de sus hombros con sus manos, él estaba nervioso, pero al menos había llegado a tiempo, miró desde lejos la casa, su casa; ya no habría más vacilaciones, sacudió su gorra, su bufanda y sus zapatos, aunque no tuviera demasiado ni muy poco él quería verse presentable, dio tres pasos cerca del umbral de la casa.

Y lo vio, tan hermoso como la primera vez, con su bufanda de seda, con su sonrisa típica, lo único que quería Zane en ese momento era correr hacia él y abrazarlo con tanta fuerza que se perdiera entre sus brazos, le había prometido volver en la víspera de Navidad y así lo hizo, de seguro él lo estaría esperando. Abrió sus labios para articular su nombre, pero la puerta se abrió de nuevo dejando ver a Owen Davies, su hermano y rival, ya era muy sabido que los dos competían por el corazón del chico.

Zane debió presentir que si se iba probablemente Owen lo intentaría todo para alejarlo de su amor, la escena frente a él francamente era muy lastimera, quiso correr a confrontarlos, aquel muchacho tan risueño le había dado su corazón a él, pero no podía solo confiar en eso tomando en cuenta el tiempo que se fue, al menos lo suficiente para que Owen le lavara el cerebro.

Dio tres pasos más cerca del umbral y su respiración se volvió pesada y sus sentidos ciegos, había sentido un fuerte dolor en la cabeza, colocó su mano en donde provenía el dolor, había sangre y podía sentir un gran chorro bajar por su cuello, volteó para confrontar a su atacante, él lo conocía perfectamente, pero no entendía por qué lo había hecho, su cuerpo se envolvía en el estupor del frío de la oscura y blanquecina noche, su cuerpo cayo con todo su peso en la fría nieve, entonces su corazón se sumió en la desesperación, Zane no quería morir sin saberlo, tampoco sin dejarlo saber que jamás había roto su promesa.

11 de Noviembre de 2019 a las 01:21 0 Reporte Insertar 2
Leer el siguiente capítulo Capítulo 1

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión

Historias relacionadas