Caídos de las estrellas Seguir historia

nosoulhere

La Tierra dividida en un encuentro bélico entre 2 facciones separa a todo el planeta en sí, al borde de una catástrofe global la guerra se ve intervenida por una visita de grandes flotas de seres desconocidos, los cuáles poseen el perfil de "conquistadores", frente a ésta probable extinción la humanidad se une bajo un único estandarte. Ahora dejando de lado toda diferencia el ser humano posee un mayor enemigo al cuál enfrentar.


Ciencia ficción Todo público.

#258 #drama #378 #245 #32819 #7 #385 #war
4
831 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 30 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Prólogo

“… mi cuerpo no dejaba de temblar a medida que escuchábamos cerrarse las compuertas presurizadas de las naves de batalla, mis manos inquietas fracasaban en cada intento de abrochar mi casco y sacar el seguro del arma, los gritos de mis superiores dándonos arengas de coraje y victoria tampoco ayudaban en demasía a mis nervios. Trato de calmarme y cerrar los ojos pero un gran rugido sediento de sangre proveniente de cientos de guerreros al unísono detuvo los latidos de mi corazón, aunque de alguna manera aquellos gritos llenaron mi espíritu de confianza y valor, ¿cómo no sentirme así?, formaba parte de los últimos pelotones de asalto pertenecientes a la 204 del cuerpo de fusileros en nuestro amado ejército.

En un principio había millones de soldados en cada facción, los campos no volvían a brotar luego de ser pisados, los ríos y lagunas se teñían de un marrón rojizo al estar rodeado de un entorno bélico sin tregua alguna, las playas ya no poseían su color oro perteneciente a la arena, se encontraban carmesí por tantos fallecidos de quienes osaban desembarcar a combatir en lugares estratégicos.

Ésta gran guerra acabó los recursos de la tierra más rápido de los que ésta podía regenerar, los altos cargos militares al enterarse de la situación crítica que podría provocar un precoz y desastroso final a la guerra decidieron llevar la situación allí arriba… quienes conquistaban la luna tenían la ventaja en dicha contienda sangrienta.

No me malentiendan por favor, aquel satélite en estado natural era inútil en todo sentido pero era el único lugar estratégico e inatacable en donde podíamos resguardar cosas esenciales como suministros, equipamiento bélico, tropas en entrenamiento, poblaciones lunares donde la mitad serían granjeros y mineros otorgados con la tarea de mantener los recursos en producción excedente, y la otra mitad serviría al cuerpo militar, mayores de 16 años tanto mujeres como hombres, huérfanos, presos y algunos ancianos quienes deseaban darle una última muestra de servicio a su infranqueable deber para con su facción.

Y a decir verdad por años mientras se veía a la vista desde allí arriba como la tierra se marchitaba, la estrategia por otro lado funcionaba a la perfección, era todo un éxito… finalmente luego de 8 años de trabajo en aquel satélite recolectamos frutos de tan ardua labor hasta que… nos dimos cuenta que tan similar era el ser humano… en la cara opuesta de la luna nuestro enemigo había pensado exactamente lo mismo que nosotros y, aquel abismo silencioso pronto se vería repleto de chatarra metálica por todo su haber sin faltar aquellos cuerpos pálidos y reventados que se encontraban flotando como hojas de aquellos tan añorados tiempos otoñales sobre un océano infinito de penumbras…

Ésta guerra a gran escala destacaba, pero no por ello era una anomalía en la historia de la humanidad… todo cambió cuando “ellos” llegaron del espacio y nos atacaron sin previo aviso… aquello unió a todos las personas del mundo aquel día...“


Teniente Robert Atkins, compañía 204, veterano de la 3ra Guerra Mundial.

7 de Noviembre de 2019 a las 15:15 3 Reporte Insertar 5
Leer el siguiente capítulo Edad dorada

Comenta algo

Publica!
Federico Pereyra Federico Pereyra
Muy buen prólogo
Dece Scott Dece Scott
Felicitaciones muy bueno!
7 de Noviembre de 2019 a las 10:38

  • Facundo A Facundo A
    Muchas gracias por comentar! 7 de Noviembre de 2019 a las 12:22
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión