...Oh Mi Rey Seguir historia

weed-1536092571 MalaHierba Escritora

Un día, un mes, un año… Amor eterno, pero cruel he inalcanzable, cuando abras tus ojos y despiertes de tu ceguera, veras que puede ser demasiado tarde ¡Oh mi Rey! ¿Ahora podre descansar de ti, y de este cruel amor que me acompaña?


Cuento Todo público.

#cuento-corto #258 #tragedia #delafraseelcuento #drama
Cuento corto
9
1.0mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

...Oh, Mi Rey

Cada peldaño era una condena, paso a paso subía los escalones hasta enfrentar a la multitud.


Mientras caminaba con las manos atadas, arrastrándome a la sentencia que todos deseaban para mí. Solo podía escuchar los bramidos y aberraciones que vociferaban contra mí.


De pie en medio del lugar podía observar a la multitud enardecida, en espera de mi muerte...Cerré mis ojos con pesar, mientras escupían palabras de odio a mi persona, mi gente, mi pueblo…


Una vez pidieron mi ayuda, implorando por que les cumpliera milagros, las lenguas que soltaban lluvias de elogios ahora soltaban veneno, condenándome sin piedad…


— ¡Bruja! – Gritaban…


— ¡Monstruo! – Bramaban sin una misera de piedad.


Mire al frente para mirar a mi principal verdugo.


Mi Rey…


Ese hombre me miraba fríamente, quise reír internamente, podía recordar la primera vez que lo conocí, de un niño abusado y débil, paso a ser el Rey de su nación… recordaba las promesas que nos hicimos, promesas infantiles pero que para mí todavía resonaban vividas en mi conciencia.


Todo mi cuerpo y alma fueron solo para servirle a él.


Viví por él, ahora moriré por él.


¿Pero lo sabrás? ¿Te darás cuenta de que sin ningún título aun así tu seguirías siendo el centro de mi vida? ¿Tu seguirías siendo mi rey…?


Aun recordaba al niño que ayude en el bosque, ese niño perdido y herido, lo ayude a salir de ese lugar, mientras el sostenía mi mano, nunca me miro debido a las lagrimas de sus ojos, un príncipe llorón, sí, siempre fuiste un llorón, mi rey, mi amado.


Borre tus memorias de la infancia, borre tu debilidad, siempre desee que mostraras esa seguridad interna que guardabas muy dentro de tu ser, porque en el fondo sabia que serias un buen gobernante.


Y en los primeros años de tu reinado te seguí, cure tus enfermedades, cure tus dolores, y aplaque tu agitación.


¿Cuándo te darás cuenta de que fui yo la que curo tu enfermedad? ¿Cuándo sabrás que todas las veces que fuiste envenenado fui yo quien te salvo?


Entre a tu palacio como una consorte más de tu harem.


Nunca te fijaste en mí, pero yo siempre velé por ti.


Tú me buscaste sin descanso alguno, a tu hada salvadora… pero yo siempre estuve a tu lado, esperando por el día en que me notaras.


No es la mujer que tienes a tu lado como tu reina la que te salvo y la que tanto buscaste, esa serpiente solo te engaño con bellas y dulces palabras.


Pero tú mi rey caíste por su dulce canto de sirena, no solo te guiaste por hermosas palabras, te cegaste por su belleza.


Mi rey, tu fuiste un hombre de muchas mujeres, pero yo solo fui mujer de un hombre.


La vez que entraste a mi cuarto, mi corazón lloraba de felicidad, cada tacto y sentir era como un bálsamo de dulce y doloroso néctar, yo te mire, mire tu rostro cincelado, cada toque tuyo quemaba, pero tu mirada era fría y tu tacto tosco.


Tu indiferencia me dolió, tu movías mi mundo, pero yo no movía el tuyo…


Y cuando escuché que habías encontrado a la mujer de tus sueños, estaba hilarante y feliz, esperaba que vinieras a mí, que abrieras tus ojos, que miraras mi belleza, miraras a la mujer que tanto anhelabas, pero al final esa mujer no fui yo. Te dejaste llevar por engaños de bestia carroñeras, creíste sus palabras y no creíste en las mías.


Mi rey, esa niña que encontraste en el halo del bosque era yo, esa hada que siempre estuvo ahí para ti en todas tus “alucinaciones” mientras agonizabas entre la vida y la muerte era yo.


Fui creada para servirte, fui fruto de tus deseos,


Al final, todo lo que hice para ganar el amor del pueblo hacia ti se volcó contra mí, los milagros que cree, los deseos que cumplí, todo lo que di por el bien de tu reino, se murió como mi esperanza por ti.


Acusada de brujería, actos inmorales y alta traición. Falsas acusaciones de viejos y cobardes sabios.


Todo mi amor concluyo en lo es ahora, mi corazón cansado lo miro a los ojos.


Tan cerca pero tan lejos… Al final nuestros ojos se encontraron al final de mi vida terrenal, cansada mire al cielo ¿Volveré a casa?


Lo mire a ojos desde su trono, era tan bello, ese hombre bellamente esculpido mantenía su desdén hacia mí.


Le sonreí bellamente, una dulce sonrisa que decía más de mil palabras, en ese momento sentí la soga en mi cuello.


Los cielos retumbaron enojados con la tierra.


Lo gritos trágicos se escuchaban, personas que una vez fueron curadas por mi comenzaban a ver indicios de su antigua enfermedad. Un dulce castigo terrenal.


— ...Oh, mi rey… como deseé que voltearas a mirarme –, y con ese último susurro, me colgué.


Entre gritos y sollozos, y milagros rotos, con la poca visión que me quedaba mire a mi rey, sus manos tocaban su cabeza llena de dolor, y fue ahí que me miró.


Sus ojos por primera vez la miraban, pero ya era demasiado tarde.


Mi rey…

6 de Noviembre de 2019 a las 06:39 9 Reporte Insertar 10
Fin

Conoce al autor

MalaHierba Escritora Disfruten de mis historias, así como yo disfruto escribirla para ustedes.

Comenta algo

Publica!
Nathaly montenegro Nathaly montenegro
me encanto

Baltazar Ruiz Baltazar Ruiz
¡Muy intenso! Me mantuvo pegado a la pantalla, excelente.

Kći Snova Kći Snova
¡Conseguiste ponerme la piel de gallina!

Kći Snova Kći Snova
¡Conseguiste ponerme la piel de gallina!
haruy . haruy .
me gusto mucho

~