Carta Seguir historia

A


La historia consiste en una carta que un chico le envía a su compañera y otra donde toma una decisión en cuanto a los sucesos que lo conllevan a algo difícil de asimilar


Drama No para niños menores de 13.

#romance #existencial #psicologico #tragedia
Cuento corto
1
634 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Un simple mensaje para nadie más que tu

Hola
Así es, sigo enviando mensajes los días 2 de cada mes
Supongo que la razón es porque soy alguien nostálgico
Pero da igual, simplemente ya es una costumbre como
celebrar un año nuevo o viajar a congresos para presentar
mis trabajos. Sólo quería informarte que mañana me iré de viaje y estaré de vuelta en marzo del 2020. He tenido mucho éxito trabajando en mis proyectos y publicándolos en revistas que muchos autores puedan leer sin problema. Mi situación me ha llevado a muchas oportunidades y muchas aventuras interesantes y hace poco me llegó la noticia de que pasaré el mes de enero en Estados unidos y gran parte de Europa. También estoy esperando un cheque que debo recibir para al fin pagar las cuentas de mi casa y también poder sobrevivir este año en el frío invierno que se avecina. Puede que mi vestimenta y mi aspecto no refleje nada de lo que te cuento, pero es increíble como la realidad puede ser tan distinta a lo que esperamos y la verdad es que estoy descuidado porque siento me he estado auto destruyendo todo este tiempo y aún cuando las cosas que poseo son la envidia de otros, sólo ocurre hasta que la gente me conoce para sentirse más normales y aliviados después de intentar persuadirme que la vida vale más de lo que pienso, pero es imposible. Por otro lado, pienso que todos vivimos sin un propósito, sólo se nos ocurre uno para justificar el hecho de que estamos vivos y no escapar hacía un fin trágico. Yo me pregunto porque buscamos sobrevivir y no existir más allá del fin natural de las cosas. Porque diseñamos normas para respetar a los otros, cuando el destino de cada uno es inevitable y no hay recompensa por ser o más bueno o más malo que otros. Porque somos tan hipócritas al punto de condenar actos en publico, mientras alabamos la destrucción por dentro. Porque somos tan sensibles, que borramos a la gente que quisimos por discusiones absurdas o problemas tontos que no trascienden la razón por la que comenzamos a sentir afecto hacia algunos. Porque no podemos hablar como antes en lugar de esconderse en un sentimiento de odio o vergüenza. Porque no podemos estar juntos de nuevo y aceptar las decisiones de nuestros semejantes y vivir intentando adaptarse a la nueva vida creada bajo la acción que los demás toman por muy opuesta que sea de los gustos de uno. Acaso todo ello por un tema de orgullo, pena, rabia, recelo o una simple desesperanza que yace en el fondo de nosotros. He pensando en ello, pero la verdad no quiero responder ninguna pregunta que no tenga que ver con mi trabajo, pues es triste y algo dramático no poder hacerte estas preguntas en persona.

¿Piensas que me voy a vengar ?

¿Estas harta de mi bi-polaridad ?

¿Soy un mal ser ?

¿ Es más importante tu bienestar sin importar quienes mueran a tu alrededor ?

¿Soy patético ?

¿Soy extraño y un poco perturbado ?

¿Estoy loco ?

¿Niego tu realidad y la nuestra en general ?

¿Me odio a mi mismo ?

¿ El mundo es grotesco y no tiene sentido ?

¿ Qué ves tu en mi ?
¿Qué viste tu en mi?

Creo que puedo deducir lo que ves ahora en mi y lo que viste y lo que verás y me preguntaré una vez más:

¿Qué acciones tomaras ?

Cuál es el futuro de lo nuestro ?
¿Estaré yo ahí ?

¿Estarás tu ahí ?

Estoy tan cerca de ti como a su vez tan lejos y eso me frustra mucho, pero a su vez pienso que debe ser así para que estés bien.

¿Por qué no puedo olvidarte ?

¿Por qué no puedo aceptar que eres ahora ?

¿Por qué no puedo hablarte a ti ?

¿Por qué a pesar de que conozco gente buena los hiero con mi egoísmo y mis engaños producto de mi extremo narcisismo ?

¿Por qué cuando decido ser honesto ya es tarde ?

¿Por qué cuando ya tengo éxito ya es tarde ?

¿Por qué no soy feliz con mi éxito ?

¿Porqué eres tan importante para mi, si tu me traicionaste y abandonaste ?
¿ Por qué soy más que un recuerdo en tu mirada apagada ?

¿Por qué soy ignorado por ti sabiendo que lo único que quisieras en el fondo es hablarme una vez más, pero esperas que yo tome la iniciativa?

¿Por qué no la tomas tu y porque yo no ?

¿Qué soy?

¿Quién eres?

¿Qué somos y que seremos mañana?

Son muchas preguntas y cada día son más y todas ellas son parte de algo que no comento con el fin de acabar con lo poco que me queda de juicio, pero están ahí y no hay experto, psicólogo, psiquiatra, autoridad o ser que estudie casos parecidos a los míos que pueda ayudarme, porque no voy a aceptar su verdad aún cuando sea hipócrita tomando una acción para justificarla, así que supongo que estas preguntas se quedarán en mi para siempre, o al menos quisiera que así fuese, pero una vez más lo he arruinado todo, así que te las envío sólo para no cargar con ellas todo el día. De cualquier manera estas preguntas volverán y todo volverá a la normalidad. Te seguiré escribiendo correos que no leerás y tu me ignorarás aquí y en la realidad tangible. Conozco todas tus actividades, tu trabajo, tus resultados, tus contactos, tu dirección, tus actuales gustos, tus quejas y tus pocos momentos de alegría o lo que definas como algo que te gusta. Sé sobre los planes que tienen y tendrán tus colegas, conozco tu recorrido a pie por esta ciudad y conozco a algunos de tus compañeros de trabajo y sin embargo nada de eso importa, porque no soy un acosador convencional y mi fin no es seducirte, ni agredirte, no molestarte presencialmente. Te preguntaste porque no te seguí hasta ese sitio donde fuiste el día jueves. Creo que no quiero perturbar tu día y sólo quiero actuar como una especie de fantasma, a no ser que las cosas sean un peligro para ti o que algo te perturbe de verdad, porque tu me conoces y crees conocerte a ti misma y crees que no te conozco para no opinar acerca de ti. Sabes que si algo de eso te pasa, yo estaré ahí para apoyarte como siempre lo he hecho y siempre lo haré. Es inevitable que intente acosarte un poco, debido a que sin importar lo mucho que deteste la idea, aún me gustas, aún estoy enamorado de ti y eso es distinto a querer tener sexo contigo por placer. Creo que escribirte me mantiene esperanzado de que algún día volveremos a estar juntos y aunque suene tonto, quiero creer eso porque aún te quiero y no sé si será mutuo a mi modo de ver las cosas , pero creo que tu todavía me quieres un poco, sin importar todo aún soy un dulce recuerdo de lo que fuimos y seremos. Sin embargo es muy fácil escribir un mensaje a distancia y hablo por ambos cuando digo que ninguno de los dos tiene la fuerza para ver al otro expresando sus sentimientos más profundos. Es difícil creerme cuando estoy tan lejos, pero tampoco espero que me creas, sólo quiero decirte lo que pasa por mi mente cada día 2 o cada vez que te veo. Yo no he perdido la esperanza de que volvamos a estar juntos, pero tampoco puedo actuar como si nada haya pasado. Es difícil, pero yo no quiero cambiar la página ni aceptar que esto seguirá ocurriendo. Creo que uno de estos días te lo diré y también pienso que uno de estos días volveremos a estar juntos, al fin y al cabo que son 10 años o 20 o 50 para el universo. Creo que estoy obsesionado, pero no contigo, sino con mi propia odisea y creo que te defino a ti como lo último que veré antes de desaparecer y sólo vivir como un recuerdo más. Creo que nuestro destino es que sólo podamos terminar juntos en un recuerdo que perdurará por la eternidad, aunque como sabemos que ahora mismo no formamos parte de aquel sueño. Te amo querida

Es una carta que escribí hace unos año a tu persona que hoy esta lejos, puesto que yo soy un ser despreciable y merezco estar solo por siempre. Puede que tu no lo veas como yo lo siento, pero siempre te he querido y por eso hago presente este material, para que lo puedas sentir como aquella vez en que fuimos uno, como aquella vez en que vivimos como dos ilusos que pensamos que el mundo era nuestro, como dos niños que sólo jugamos a ser adultos mientras hablábamos del futuro. Eres días hermosos, que siempre perduraron en mi corazón y que siempre te los dediqué a ti, mi dulce y querida amada que hoy ya no puede hablar más nunca. Es imposible pues tu estas muerta y yo estaré junto a ti muy pronto para verte una vez más o quizás apostar a que podré verte en alguna realidad alejada de aquella barrera que nos separa a los dos. Eso pensó una parte de mi, pero en realidad el muerto soy yo, siempre lo he estado y siempre lo estaré. El problema radica en que tu me recuerdas como el ser que escribe los poemas que conllevan a la tristeza y por eso tuve que morir, ya que vivir implicaría tu desfallecimiento y por ello yo debía desaparecer. Puedo preguntar algo a quien sea con quien este hablando


¿Es normal sentir que estas muerto por dentro cuando la vida te quiebra a pedazos?

¿Esta bien sentirse desdichado cuando las cosas no salen como uno esperaba?

¿Es normal que quiera ponerme a gritar y luego destrozar todo a mi paso?

¿Soy normal por pensar que el mundo que vive dentro de mi cabeza debe arder en una gran hoguera ?


Tal vez tu halles las palabras correctas para evitar que me quiebre por dentro

Tal vez tu puedas salvarme de mi propio descenso a la locura

Tal vez tu puedas ser mi nuevo amigo y apoyarme cuando las cosas se compliquen


Hay muchas posibilidades de que puedas ayudarme, pero no puedo ser posible en verdad, porque tu no eres real y por tanto no puedes ayudarme ni evitar que ambos seamos testigos del amanecer de las tinieblas que rodean nuestro retorcido y deplorable estado de profundo sin sentido.


Puedes consolarme, pero no puedes decirme como debo vivir y eso lo sabes y por ello no podrás salvarme, debido a que no eres un personaje relevante para mi, ya que nadie salvo ello lo es, ni lo será nunca mientras aún respire. Al final sólo yo sé donde debo ir y como me gustaría que el mañana me abra las puertas, para luego cerrarlas y nunca más mirar atrás.


En fin, no debo distraerme. Aquella vista hacia el vacío me espera. Pronto la podré ver y al fin, seremos inmortales una vez. No intentes ayudarme, no intentes decirme nada, yo sólo quiero escapar y sentirme vacío, eso es lo que deseo y lo que haré para desahogar mi odio contra ti, a quien más odio y reciento de todos.


No me queda otra opción, pues debo morir para que vivas, pero antes de que eso ocurra, me gustaría verte una vez más, para así poder saludarte, para poder decirte que todo estará bien y que nada es imposible. Puedo seguir engañándote, pero tu en el fondo sabes que soy miserable y tonto por hablar de lo que no creo ni siento y sin embargo antes de caer, voy a mentirte una vez más y diré lo que a nadie más le contaré después de esto:


Me siento bien, para que detener esta sensación.


Adiós amada mía, inventa mi felicidad en los recuerdos que aún viven en lo más profundo de tu alma. Crea en mi un estado único para no sentir más dolor ni amargura. Estoy seguro que sólo así puedo hacerte feliz por un instante y sólo así puedo ser aquel que siempre te apoyará sin importar más nada. Me despido a la cuenta de tres.



2 de Noviembre de 2019 a las 10:11 0 Reporte Insertar 1
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~