Cuento corto
0
606 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Always Forever


Es irónico que como precursor en el arte ahora arremete contra ello, no lo hago en mal sentido, pero me parece imprescindible decirlo ahora mismo, pues mi situación emocional me lo permite; lo escribo enamorado y sonara meloso, lo escribo estable y sonara neutro, lo escribo ahora y quizá suena fatalista, pero es el sentimiento adecuado para esto.

Ahora mismo me encuentro escuchando Tell Me de Motorama y por alguna extraña razón siento que pueda tocarla, que puedo percibir su aroma, sentir su piel, pero últimamente he olvidado como era su vos, cada día que pasa solo tengo un vago recuerdo de esa parte de ella… aun cuando eso era algo que me gustaba mucho, creo que por eso escucho a Motorama, a Human Tetris, a DAF, aun cuando no son grupos de amor, siento que es ella es quien me habla cuando los escucho… la ultima vez que la vi y la escuche fue un Miércoles, creo de la segunda semana de Octubre, ya no sé, y la ultima vez que hablamos fue para despedirme, aunque siento que ella aun quiere regresar conmigo; pero yo me despedí al estilo Sherkspiriano, le dije todo lo que pude sentir por ella y quizá lo que aun siento, pero ese fue mi principal error, decirle hasta pronto.

Le dije hasta pronto como si de una historia se tratara, como si de un libro, película, capitulo u obra de teatro viviera, no hay un adiós en la vida real, pocas veces serán las que te puedas despedir de verdad, aun cuando yo se que la volveré a ver le dije eso, ¿Por qué? Quizá la mayor parte de la gente se siento con remordimiento al final de una relación y salta al vacío con desesperación de encontrar rastros de amor triturado que puedan remediar todo lo ya hecho.

Pero la verdad es esta, la vida no se termina en un “te ame como a nadie en el mundo” pones el celular en tu pecho, sonríes, sueltas una lagrima y fundido a negro – créditos, la vida es distinta, aun cuando todo queda en buenos términos, porque hay un mañana un mañana donde despiertas quizá bien, pero llegan algunas semanas y quieres saber de esa persona, pasan meses y vez que a lo mejor no te ha olvidado o ya tiene a otra persona a su lado, la vida no es un libro que al cerrarlo puedes volver a leer con ese final que ya sabes, la vida no esta llena de pequeñas historias, solo es vida y muchas veces es cruel, la felicidad no es una meta, es algo que viene y va en la gente, al igual que la tristeza, al igual que el recuerdo de alguien que pasa en un lugar donde tomabas el camión para ir a su casa el día de su fiesta, el día que su casa estaba sola, el día que comieron en esa plaza y el día que la dejaste para despedirse sin saberlo, por ultima vez frente a frente.

“A los amantes urgidos les basta la caridad,

No notan que en realidad todo lo tienen perdido”

-La Muerte Chiquita/ Rafael Mendoza.


31 de Octubre de 2019 a las 07:26 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Joel Nolan Ortiz La verdadera literatura es la que no puede ser transportada a otra arte

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas