Otome Seguir historia

u15724003331572400333 Ltz Alexander M. Soriano

Otome: Se puede definir, como el síndrome del sueño que hace que pienses que lo que sueñe fue realmente real, este síndrome se mas en las personas suicidas. Este puede llevar días, meses y en casos peores años. “Ojo” <Esto no es real, es un síndrome inventado por el escrito, para dar vida a cuento> Gracias por leerlo


Cuento No para niños menores de 13.

#239
Cuento corto
0
543 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Otome

Otome

Diciembre, (noche buena) Yuki se prepara para ir a dormir, después de comer sola, porque nadie estuvo con ella para celebrar la noche buena. Yuki se dirige a su habitación cuando de pronto un pensamiento suicida y mejor prefiere olvidarlo y irse a recostar pronto en la cama, ya en la cama mira al techo y piensa:

- “Seria bonito tener alguien que se preocupe por mí. Hasta cuando piense que no”

Después de pensar eso, cayo en un profundo sueño. Pensado que no despertaría jamás y que sería feliz por siempre.

Dia 25 (Después de noche buena) Yuki, mira por la venta los copos de nieve y a lo lejos observa un joven bajo la nieve, el cual no parecía estar divirtiéndose, si no muriendo. Yuki al principio pensó fríamente déjalo morir, pero fue a auxiliarlo. El joven estaba bien congelado y no podía mover ni un musculo. Yuki lo tomo y lo llevo a su casa, alojándolo en una habitación bien cómoda y abrigándole con una tela gruesa. Mientras le preparaba un café para, según ella calentarle la sangre.

Yuki se quedo a su lado, todo el día. Ya que no tenia con quien pasar el tiempo, pero el joven no despertaba. Hasta que Yuki se durmió a su lado, en una viaja mecedora que tenia de recuerdo de su abuela Margot.

- ¡Otome! ¡Otome! ¡Otome! – Una voz continua

Yuki, escucha esa voz y lo da a entender como un sueño, pero siente un toque en su mano y despierta de inmediato dándose cuenta de que el joven no dejaba de repetir:

- ¡Otome!

Yuki, al principio pensó que era alguien, que estaba con el chico y había perdido la vida. Sin embargo, ese pensamiento la confundió, ya que solo lo vio a él. Yuki estaba muy a dentro pensado quien podía ser Otome y porque mencionaba tanto ese nombre. Sin embargo, paso algo imprevisto, el chico callo y beso sorpresivamente a Yuki, que estaba sumisa en sus propios pensamientos. Yuki, disfruto del beso, pero también se enojó.

El Joven procede a decirle después de darle ese beso:

- Yuki, siempre he querido besarte y amarte, protegerte, ayudarte, siempre te eh querido Yuki, ¡Te amo Yuki!

Yuki, se sintió muy feliz por escuchar esa linda palabras y pensó:

- ¡Que feliz estoy no pasare navidad sola! El ha venido a hacerme compañía y también esta enamorado, hasta se sabe mi nombre. Aun que yo no le he dicho mi nombre ¿Cuál será el suyo?

Yuki, un poco dudosa pregunta:

- Perdón joven ¿Cuál es tu nombre?

- Mi nombre es Otome – Responde el joven

- ¡¡¡Yuki, Yuki, Yuki!!! – voces gritando

Yuki despierta y se da cuenta que todo fue un sueño y eso la deprime mucho. Entonces tomando una soga, enganchada queda y en silencio eterno en su habitación.

Los pequeños vecinos, gritaban el nombre de Yuki.



30 de Octubre de 2019 a las 02:09 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~