Cuento corto
0
547 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

10 DE AGOSTO

Entraba la mañana diez con quince y con esta hora las primeras explosiones del día en la entrada principal, ¿Qué? ¿Cómo? ¿Cuándo? ¿Dónde? Una delegada y su amante hacen su aparición como de costumbre haciendo advertencias al aire. Fresco. Como. Lechuga. En los salones más chicos y los chicos se asombran ¡Oh! ¡Ah! ¡Jajaja! ¡Oh! ¡Ahí vienen otra vez! ¡Esos perros desgraciados y sus bombas! Se suspenden las actividades hasta nueva orden. El pan de cada día y los bolsillos oprimidos no aguantan una cuota más. Alguien daba indicaciones la llorona en el rincón bastante desesperada. ¡Salgan ahora mismo! Por la entrada de atrás miles de niños, centenares de niños… niños… ¿Por qué? Y que si el sistema de educación actual es deficiente. Son niños. Son niños. Apenas unos ingenuos… se agolpan uno tras otro uno tras otro porque la so sobra y la violencia les viene de tras los persigue los acorrala… si alguien se involucra será expulsado inmediatamente. Una advertencia. Una amenaza más. Y que si quieren ser libres. Y que si alguien quiere convertirse en verdadero hombre en verdadera mujer y luchar por lo justo y verdadero. Bueno. Bueno. Según ellos. Ahora sí que estamos jodidos. Bien re que te jodidos- amigo. Perdiendo tiempo y dinero ¡vaya vida! ¡Hasta yo quiero vivirla! Dos muertos y ocho heridos como saldo de esta mañana en los disturbios en la… las victimas serán sepultadas en el cementerio de… cámara ardiente hasta las horas de… no importa la fecha ni mucho menos la hora nadie asistirá, ¿Cómo no? No. Nadie. Llevan buen ritmo ¿Cuántos habrá cuando termine todo esto? Seis siete nueve once ¡lo de hoy será un record! ¡Quedara para la historia! ¿Ustedes que creen? ¡Majaderos! ¡Holgazanes! Los de la primera plana nos quita la exclusiva si seguimos viendo. A por los encapuchados. Vamos con ellos. Vamos. Vamos. ¡Se me muere! ¡Se me muere! ¡Ayuda! ¡Ayuda! La enfermera llega demasiando tarde. La ambulancia también. No es la primera vez, la gente siempre llega tarde cuando más se necesita. ¿No lo creen? Una mujer tirada ahí en el suelo al lado de su compañero de vida muerto un cumulo de sangre carne y uno que otro hueso. Primera plana dos muertos y ocho heridos dejan manifestaciones en la… ¿Quién perpetua la violencia? ¿Cuántas llevamos? Alguien que reparta de nuevo… ahí adentro como si nada, pasa el tiempo como si nada. ¿Qué opinas de…? Esa allí la de enfermería. Es una sonsa pero con un culo de muerte. Risas en general. Nuevamente. Reparten las fichas se mueven los tacos las bolas entran por las troneras y en otras partes. Indecorosas. Que por recato no nombraremos. Música y baile por doquier. Por donde sea ¿Quién controla las actividades clandestinas? Idiota… nadie. ¿Y las siguientes rondas? Idiota… nadie. No lo pienses más un simple tres con cuatro y te rajas a la mitad, directico a las barras bravas o en el peor de los casos al otro bando. El bando del ejército nacional. CCP. ¡Como sea! ¡No me jodan! Ya ven porque el tres es el número de la discordia. Punto y seis. Pensaba. Recordaba. Las matemáticas son para gente sin cerebro. Cerebro encasillado. Rectangular, cuadriculado según el gusto. ¡Repite eso querido amigo! ¡Las matemáticas son para gente sin cerebro! ¿Y tú quereees? No. Yo no. Fumo. Las apariencias engañan. ¡Eeyyyy! Cuéntame lo de la otra vez… Si. Si. Como te digo. Una mujer fue apuñaleada 128 veces y no murió. ¿No? Al contrario quedo embarazada… risas.risas.risas.risas.risas. Vieja suertuda. Hombre cornudo. Jajaja. Jajaja. Sigue el baile. La fiesta las troneras. Las cuentas y el dinero regalado. Las dos caras de la moneda. Dinero derramado con sangre y lágrimas ¡mijito quiero que seas un doctor! ¡Mi niño será un abogado como su padre! Sudor y lágrimas que de repente aparecen al otro lado de la calle donde el disturbio y los gritos y las arengas y los bastonazos los empujones etc. etc. etc. se intensifican con cada minuto que pasa. Quinientos metros. Mil metros separan la realidad de la indiferencia. No importa pues los niños juegan sus juegos infantiles al mismo tiempo que toman su lechecita para crecer sanos y fuertes. Las mujeres se contonean dejando ver sus encantos aunque a los perros se les escurra la lengua. ¡Que es esa música! Y que tal esa de ahí… tres con seis… tres con seis, todo esta perdido. El número de la discordia. Ya tocó el tema. Ya se comió el tema. ¿Quién sabe contar? Cuéntame otra vez la historia de las francesas… las rusas... y las italianas… ¿y las negras señor? Las negras son del gusto de los artistas. Los verdaderos artistas. Risas nuevamente. Mijo otra vez camorra ¡mijo otra vez camorra! ¡Levántese! Él se turba se afana siente algo cerquita al corazón que lo oprime lo entristece se muerde los codos los hombros da botes por el piso, se muerde el pito con el prepucio de testigo y además… ¿Qué problemas puede tener un chiquillo de veinte? Pensaba. Pensaba. Pensaba. Dos muertos y ocho heridos la cifra del día. Y que como te parece la chica de medicina. Parece haber escogido la carrera equivocada. Ya verás ya verás a poco no es una lindura. ¿La conoces de verdad? ¿De veritas? Cállate tú. Tú qué sabes… ¡Ay! ¡Ay! ¡Ay! Jajaja. ¡A darle a esos aguacates! ¡A darle bien duro a esos mechudos come pitos! ¡A darle duro a esas capuchas! ¡A darle duro a esos degenerados! Una vez más la lluvia de piedra y arena, humo mortecino con sabor a muerte inunda algunas calles de la gran ciudad. ¡Tú cállate! ¿Qué sabes de todo esto? ¿Por qué luchamos? ¿Cuál es nuestra meta? ¿Nuestros más grandes objetivos? ¡Nadie lo sabe! Morir por morir ¡maldita sea! Gases fuego llantas quemadas heridos y muertos sanciones multas, dinero en todas partes, conflicto de intereses ¿hasta dónde quieres llegar? dame los huesos que te pido y serás enaltecido como verdadero dios… hijos de la gran… con el paquete blanco en la mano. Listo para ir al cielo o más lejos. ¡Ay! ¡Ay! ¡Ay! Señor por favor no me diga esas cosas mire que aquí hay mucha gente. Duele poquito pero se siente rico. Batalla en su clímax la gente corre se tapa la cara el cuerpo el alma. Vergüenza. La gente se ríe se calla se llora se vive se sufre como nunca.

– Rivas. Rivas. ¡Maricon levántese!

– Laureano ¿Qué hace aquí?

– ¡maricon! ¡¿Que no escucha nada?! Hay una revuelta en la universidad.

– ¿Qué? ¿Cuándo?

– hace dos horas. Rivas, marica. Van dos muertos y varios heridos ¿Qué hacemos?

– esos maricones hacen lo que les da la gana. La madre que lo pario. Hijos de la gran puta… no se preocupe Laureano lo primero es parar la revuelta…


POR: TheNixx.

25 de Octubre de 2019 a las 14:33 0 Reporte Insertar 1
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~