Sueños rotos Seguir historia

izanru Izan Ruiz

Jordan está dispuesto a dar lo mejor de sí este curso, pero según parece todo le acaba yendo de mal en peor. ¿Cuál será su reacción ante todo esto?


Drama Todo público.

#dreams #instituto #bullying #desprecio #vida #roto #suicidio #sueños
Cuento corto
1
637 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Sueños Rotos

Quedan 5 días para que empiecen las clases de nuevo y Jordan tiene muchas ganas de comenzar la secundaria, conocer gente nueva y hacer muchos amigos, tener buena relación con los profesores nuevos y disfrutar del curso con todas sus ganas.


Llega el primer día y Jordan empieza llegando tarde a clase, sus compañeros solo
por eso empiezan a especular que posiblemente sea alguien un tanto irresponsable
o despreocupado, a pesar de que realmente él no es así y solamente tuvo problemas con el autobús. Como Jordan había llegado tarde se había perdido la presentación del profesor, de igual manera Jordan tenía que sentarse, desgraciadamente al ser el último en llegar, no tiene más remedio que sentarse en una mesa que hay en la esquina de la clase, junto a dos alumnas. Al sentarse ve que en la pizarra había puesto Jose, así que Jordan dedujo que ese es el nombre del profesor que le había sido asignado. El profesor parece bastante estricto, es alto, con pelo castaño, poca barba y con gafas.


A medida que van pasando los días Jordan va familiarizándose con sus nuevos
compañeros y profesores, desgraciadamente aún no tiene esa amistad que busca ni la confianza suficiente con los profesores, igualmente es un chico respetuoso y
amable que simplemente está ahí, sin molestar, pero sin participar. Jordan ha
cambiado mucho desde su infancia, antes ni se parecía a lo que es hoy en día, era
muy revoltoso, molesto, activo y muchas más cosas de las cuales hoy en día no está orgulloso, ahora es más pasivo, tranquilo, amable e intenta ser lo menos
molesto posible.
Al cabo de una semana llega un grupo de alumnos nuevos, según parece venían del mismo recinto, ese grupo se conocía desde la guardería y son los que más
podríamos decir que han cambiado desde su infancia. Estos chicos parecían el típico grupo que la liaba y a la gente le molaba, rápidamente se hicieron los más
populares de la clase e incluso más a delante los más populares del instituto.
Aunque a Jordan no le gustaba que fuesen tan irresponsables en clase, él sabía que
tenía que intentar relacionarse con ellos para ser tan popular como ellos. La
primera y única vez que intentó llevarse bien con ellos fue a la hora del patio, ellos
estaban en un banco en una esquina del patio, Jordan se acercó e intentó caerles lo
mejor posible, lamentablemente lo único que consiguió fue que lo dejaran en
ridículo delante de sus compañeros, y como ellos eran los “populares” tenían tras de ellos a la mayoría de los alumnos, de este modo todos fueron a por él, insultándole, riéndose de él y más cosas que no le sentaron nada bien.


Pasan las semanas, Jordan empieza a estar más desanimado, cada día en el
instituto es igual, él sigue estando solo, aún no tiene amigos, los profesores ni le
felicitan por su esfuerzo, sus compañeros siguen burlándose de él. Jordan pasa todo el trimestre igual.


Al llegar el segundo trimestre Jordan no tiene esa emoción como antes, ya no está
ilusionado por ir a clase, ya no tiene tanto interés social, simplemente deja pasar el
día, así día tras día, sin quejarse a nadie ni buscar ayuda, él no quiere decirle nada
a sus padres.


Al cabo de un tiempo Jordan tiene que hacer un trabajo sobre el sueño lúcido, tras
hacer el trabajo y presentarlo no se queda satisfecho y empieza a buscar más
información por su cuenta, al indagar por las redes buscando más información
encuentra un vídeo que le llama especialmente la atención: “Como conseguir tener sueños lúcidos todas las noches”. Se mira el vídeo completo, según parece ese tipo de sueños tienen bastantes desventajas y características negativas, se pone a pensar y a pensar, al principio no le convence, pero luego recuerda lo
verdaderamente mal que lo pasa durante el día y prefiere pasar la noche de la
mejor manera posible. Jordan comienza a seguir los pasos, uno a uno para
asegurarse de que si funciona a él le sirva a la perfección. Al seguir todos los pasos
de la mejor manera posible consigue tener un sueño lúcido al segundo día de su
investigación, orgulloso por su logro y alucinado por la sensación y satisfacción de
saber que estás soñando y poder controlar el sueño a tu favor.


Siguen pasando los días, ahora hay días en los que Jordan llega más tarde a clase
por habérsele pasado la hora por estar durmiendo y teniendo el sueño lúcido, a
consecuente de esto los profesores riñen a Jordan cada vez más a menudo, a
medida que pasan esos días Jordan les coge manía a sus profesores, les grita que
prefiere mil veces quedarse durmiendo que ir a esas clases que tanto odia por lo
mucho que sufre en ellas, no les va a decir nada más. En una reunión de profesores se ponen a hablar sobre Jordan y de sus cambios tanto sociales como laborales, algunos dicen que le notan más disperso, que ya no está tanto en la realidad ni en el presente. Preocupados acaban hablando con sus padres, estos aseguran que no sabían nada de estos problemas y que intentarán poner remedio.


Jordan está en su habitación, esperando a que le entre el sueño cuando de repente
su madre entra en la habitación, se sienta en una silla sobrante que hay ahí y le
dice que tienen que hablar, después de su charla, su madre decide castigarle sin
internet durante lo que queda de trimestre. Jordan desaprueba ese castigo solo con la mirada, su madre le amenaza diciendo que como siga así le dejará sin internet hasta lo que queda de curso, Jordan para y le pide a su madre que se vaya de su habitación, cuando su madre sale, él se tumba en la cama, con toda la rabia que iba se acaba quedando dormido. Esta vez el sueño no es lúcido, esta vez Jordan ni sabe que está durmiendo, pero inconscientemente y en el sueño él está en su casa, en su habitación, el sueño estaba representando en su totalidad los pensamientos de Jordan. Él va a la cocina, coge un cuchillo y empieza a llamar a su madre con un tono de medio susurro, no se escucha nada más que sus propios pasos, al ser un sueño todo está más oscuro y tenebroso, Jordan entra a la habitación de su madre, se le acerca por detrás y cuando ya está lo suficientemente cerca levanta el cuchillo y justo antes de clavárselo Jordan se despierta cayéndose de su cama con mucho miedo. Jordan no puede seguir así. Jordan está cansado de seguir así. Jordan no debe seguir así. Jordan no va a seguir así. Se levanta del suelo, con lágrimas en los ojos coge un papel y bolígrafo, empieza a escribir en el papel, al terminar lo deja encima de su cama. Con mucho sigilo se va de casa sin que nadie se entere.


A la mañana siguiente, cuando la madre de Jordan va a despertarlo se encuentra
con que él no está, preocupada llama al padre que está trabajando, mientras está
marcando se fija en que en la cama de su hijo hay lo que parece ser una nota, la lee con esmero:
“Mama, papa, de verdad que lo siento, perdonadme si os he dado tantos problemas y disgustos, sé que me amabais tanto como yo a vosotros, pero llevo tiempo que solo me pasan cosas malas y en peor. Me han hecho bulliyng, no se ha valorado mi esfuerzo, he sido mal entendido, he soñado cosas buenas hasta esta noche, que he tenido la peor pesadilla de mi vida, espero que sepáis comprenderme, después de todo no se valora algo hasta que lo pierdes, por lo menos eso es lo que dicen, espero que simplemente sigáis con vuestras vidas como si esto no hubiese pasado y que viváis muy felices juntos. Os quiere, Jordan.”


La madre aún confundida se echa al suelo y comienza a llorar esperando lo peor.
Pasadas unas horas el padre desde su oficina ve en las noticias que un niño
identificado como Jordan, niño de 13 años, se ha encontrado muerto debajo de uno de los puentes de la zona. Desconocen la causa de la muerte, pero todo indica a que fue un suicidio. El padre se echa las manos a la cara y comienza a llorar. Le
comenta a su jefe que tiene que irse a casa por un asunto muy urgente, coge el
coche y vuelve lo antes posible, al llegar encuentra a su mujer tirada en el suelo
llorando incesantemente, se pone junto a ella y se abrazan, la madre le enseña la
nota a su esposo. Ambos se arrepienten por la poca participación y dedicación en la vida de su hijo.

26 de Octubre de 2019 a las 17:52 0 Reporte Insertar 1
Fin

Conoce al autor

Izan Ruiz Soy un chaval de 15 años a quien le gusta hacer historias de vez en cuando, mayoritariamente suelen ser de "drama", "miedo", "intriga". Cosas como esas me salen solas a la hora de escribir...

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~