Todas las mentes Seguir historia

G
Giovanni Temoche


En la universidad me enseñaron a no creer en entidades tan abstractas como "la mente". Y es que por buenas razones, de la mente se puede especular hasta decir basta. Lo que pretendo aquí, es narrar hechos resultantes y variopintos de mi vida, mi relación con los otros y las variadas reacciones que tienen los demás cuando se enfrentan con todo tipo de mentes. Espero disfrutes mucho esta lectura, tanto como yo disfruté escribiéndola.


Historias de vida Todo público.

#drama #comedia #inspiracion #historiasdevida #todasLasMentes
0
481 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los sábados
tiempo de lectura
AA Compartir

Cositas rapiditas

En la universidad me enseñaron a no creer en entidades tan abstractas como “la mente”. Y es que por buenas razones, de la mente se puede especular hasta decir basta. Una teoría de la mente para cada gusto, color y sabor; muchas veces sin métodos claros de cómo medirla. Por eso mismo, estos relatos no pretenden ser científicos ni mucho menos agregar otra teoría más al vasto universo del que ya existe. Lo que pretendo aquí, es narrar hechos resultantes y variopintos de mi vida, mi relación con los otros y las variadas reacciones que tienen los demás cuando se enfrentan con todo tipo de mentes.


Pienso que todos somos iguales hasta cierto punto; por algo tenemos costumbres muy parecidas dentro de una misma sociedad y hasta nos comunicamos con las expresiones específicas de nuestra región. Sin embargo, llega un punto donde empieza nuestra propia individualidad. Unos se rebelan antes; otros después, unos escuchan música pop mientras que otros escuchan baladas; unos se vuelven emprendedores, mientras otros luchan por estafar.


Cada mente reacciona de forma diferente ante un mismo hecho. Y eso está moldeado por la educación y experiencias únicas que ha tenido. Por ejemplo; mientras yo puedo interpretar a cierta persona por ser la peor amiga del mundo, ella puede que tenga razones más que razonables para no hablarme.


Puede que ella incluso ni siquiera sospeche de que le guardé resentimiento, pero para fines de la sociedad hay que guardar las maneras al verla.


Mientras que uno persona busca amor, otra puede estar buscando interés. Mientras que uno se sienta satisfecho por las palabras de seguridad que alguien le da, menos es la probabilidad de que sospeche que algo anda mal. Y aunque la historia demuestra de que muchas traiciones funcionaron así, igual preferimos taparnos los ojos con nuestra venda preferida. Está bien sabido y bien documentado que la mentira tiene patas cortas, pero aún así muchos tienen la pésima costumbre de invertir en ella.


Esto significa que, ante una misma situación, cada uno interpreta una situación como su educación se lo permita interpretarla. Y esto es la regla, no la excepción.


Me gusta mucho redactar en un lenguaje claro y entendible lo que vivo, aunque ahora trataré de ser mucho más espontáneo en el uso de las palabras para poder transmitir mi vivencia de estas situaciones. Quiero transmitir las diferentes reacciones, formas de pensar y hasta malentendidos que han surgido debido a que cada uno ve su mundo desde su propia perspectiva. En esos momentos, poco importa que las palabras sean formalmente claras y directas.

21 de Octubre de 2019 a las 13:29 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo El humor de baño

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión