por la ventana Seguir historia

jeremy-gonzales1571265814 Jeremy Gonzales

no trates de pensar que todo se arreglara por si solo, siempre tienes que dar tu grano de arena, nunca cambies el habito que hace relajarte


Historias de vida Todo público.
Cuento corto
0
395 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

La ventana

Podremos creer que la vida es hermosa, que tiene cosas que la hacen única, podemos decir que todo es como un cuento de hadas, que nada malo pasa en este lugar, pero nadie sabe que la vida te puede dar la espalda en cualquier momento y nunca más estar contigo.

Me llamo Frank tengo 20 años y he vivido mucho mas de lo que una persona adulta lo ha hecho, siempre fui una persona reservada, una persona la cual no tenia nada de importante, salía a caminar todos los días a las 7:00 pm con la compañía de mi perro, estar junto a la ventana toda la noche viendo el cielo, es lo que me gusta hacer todos los días, salía con mis pocas amistades, aunque siempre me sentía excluido de todos los planes de ellos, nunca les di la espalda.

Un viernes por la tarde estaba en un parque junto a mi perro, estábamos disfrutando de la vista, cuando tomo ha ciento una mujer, se miraba muy arreglada, para estar en un parque no le tome mucha importancia, ella se miraba desilusionada lo demostraba con sus expresiones y su forma de responder, dijo una opinión del un libro el cual yo estaba leyendo, raramente, sabia que libro era sin ver la caratula, eso se me pareció raro, pero le respondí y la conversación continua.

1 hora después me dijo que tenia que irse, nos despedimos y se marchó hacia su casa y yo me fui a dar una ultima vuelta al parque, en todo el camino me puse a pensar en la conversación interesante que tuvimos, al llegar a mi casa recibí un mensaje, era la mujer con la que había hablado en el parque, me alegre porque sabía que la había pasado muy bien, muy entusiasmado le respondí, y ahora nuestra conversación se hacia mucho mas interesante, a las 11:59 nos despedimos y nuestra conversación termino, justo a tiempo para sentarme junto a la ventana para ver el hermoso cielo, ese día era muy diferente a los demás y pensé que la vida me sonreía.

con el pasar de los tiempos, mi vida empezó a tomar otro rumbo, y mi gran sorpresa es que la mujer del parque estaba en ella, nunca cambie mi habito de estar sentado junto a la ventana, una noche mientras lo hacia ella me pregunto, por qué gusta cantarte junto a la ventana todas las noches? Tranquilamente le respondí, que era una forma de relajarme, era una forma de saber que podemos ser mejor que lo que somos, y mirar a las estrellas me da un pedazo de esperanza.

Claramente nada puede ser color de rosas y surgieron los problemas, algo que a mi jamás me había sucedido, ya que mi vida era normal, empecé acumular deudas, problemas con mis amigos, mi perro estaba enfermo, tenia problemas con mi novia, trataba de arreglar todo lo que me estaba sucediendo, mis deudas fueron arregladas, mis amigos me habían perdonado, aunque no por completo, mi perro desgraciadamente falleció, y había cortado con mi novia, no entendía por lo que estaba pasando, mi vida se torno gris, no tenia ánimos de hacer absolutamente nada, lo único que jamás olvide fue lo que siempre hacia todas las noches aunque parece que esta será la última, estuve parado viendo la ciudad, viendo como el cielo se tornaba negro, y como sabia que mi vida se terminaba, me propuse a esperar a que el sol saliera.

Pueden creer que siempre pensamos que todo sale bien, pero todo puede cambiar en un abrir y cerrar de ojos.

21 de Octubre de 2019 a las 03:44 0 Reporte Insertar 1
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas