0
483 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

INICIO APRESURADO

El entrenamiento ocurre sin ningún percance durante 3 semanas, en ese tiempo sólo practican y refuerzan sus estrategias, ningún otro poder es descubierto en este tiempo por lo que sólo se conocen los poderes de Luu, Enalí y Alice; se sabe que el poder de Luu consume mucha de su energía, el poder de las flechas de Alice varían principalmente del tiempo de recarga más que la distancia que recorren y el poder de Enalí puede activarse sólo luego de 2 minutos y unos cuantos segundos más, por lo que sólo puede ser usada para casos de emergencia.

Luego de aquel mes los chicos son llamados a cumplir una misión, esto le preocupa a la capitana que no estaba de acuerdo con esto y fue personalmente a quejarse con el jefe de ODS, el General Avelino, quien se encontraba hablando con la Teniente Coronel Sara.

- ¿No es muy pronto para enviarlo a las misiones…? A nuestros soldados los entrenamos un año por lo menos antes de enviarlos a las misiones. – exclamaba airosa la capitana.

- Es cierto que sólo ha pasado un mes, pero esos chicos no son soldados ordinarios, y usted debe estar consciente de eso… Después de todo derrotaron a un ente de gran nivel cuando éste los atacó por sorpresa.

- Aun así es muy poco tiempo.

- Sé que no quiere exponerlos a un peligro mayor, capitana, y que no quiere que arriesguen sus vidas en misiones pero…

- No es eso, yo sólo quiero que tengan más entrenamiento, eso es todo.

- Estamos perdiendo muchos hombres en estos momentos, tenemos decenas o de “focos” que atender, no podemos esperar mucho tiempo para usar a nuestros mejores soldados.

- Pero…

- Están muriendo muchas personas inocentes ya que nuestras fuerzas no son suficientes contra esos entes. Por supuesto no los mandaremos a las misiones más peligrosas dónde se encuentra entes un nivel alto, no tiene que preocuparse por ello…

- ¿Dice eso a pesar de lo que pasó en el entrenamiento cuando el equipo no pudo determinar que se aproximaba un ente de mayor nivel?

Después de meditar un poco el general responde:

- Hagamos un trato; consúlteles a ellos y lo que ellos digan se hará, después de todo si no tienen la voluntad de pelear no cumplirán sus misiones adecuadamente. ¿Le parece.

- Entendido, con permiso. – responde la capitana con gran impotencia.

La capitana se fue de la misma manera que entro, enojada y decepcionada con la organización ya que sentía que estaban no sólo poniendo una carga muy grande en prácticamente unos niños, sino que también era muy pronto para hacerlo, pero era una orden de su jefe y tenía que acatarla.

- ¿No es mejor contarle acerca de los rumores de aquella organización de la que se oyen rumores antes que se entere por su propia cuenta? – preguntaba Sara.

- Son sólo rumores, aún no estamos seguros si realmente existe.

- Si bien las fuentes no son muy confiables, hay altas posibilidades de que existan, más aún con el hecho de que hay bastantes pueblos alejados que…

- No sirve de nada alarmarla por gusto, no está de acuerdo con que vayan a misiones, si le decimos acerca de esta “Orden” va a ser incluso peor, nos estamos quedando sin armamento y las élites ya no nos quieren apoyar económicamente, estamos en una crisis.

- Si se enteran después los resultados…

- Eso sería si realmente existiese una organización como dicen los rumores, aún no está confirmado. Eso es todo, ya puedes retirarte Teniente Coronel.

Sara no es tan temperamental como lo es la capitana, por lo que se va sin dar muestras de enojo o decepción.

16 de Octubre de 2019 a las 06:38 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo OBVIA RESPUESTA

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 16 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión