Cuento corto
0
509 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Iceberg de letras.

Cuando se escribe, en el fondo, sólo se está reflejando una octava parte de lo que se piensa. Las emociones, los pensamientos, y las ideas son parecidas a un enorme iceberg vagando en un océano de letras y conexiones; pueden parecer inmensas, pero es una minúscula porción la que se asoma a la superficie sobre nuestro infinito mar de incertidumbres.

Ahí debajo, sumergidas entre litros de miedos, anhelos, alegrías, secretos y objeciones, existen muchas más cosas que no se mencionan y que nos cuestan explicar y definir, por muchas páginas que hayamos escrito ya y muchos cuadernos anotados que descansen dentro de los cajones.

Por ahí, en penumbra, subyacen infinidad de palabras no dichas y preguntas congeladas que quedaron latentes para el momento que asemejamos como perfecto y que nunca tuvo lugar. Incluidos los suspiros y los argumentos, las oportunidades que, a falta de agallas, nunca se pudieron mostrar.

Escribir es conversar con una misma; es imaginar principios e inventar finales. Es compartir enigmas propios y lanzar interrogantes.

Es gritar a los cuatro vientos sobre esa marea infinita de ruido, egoísmo y fríos sentimientos...a la espera de que alguien sea capaz de escucharnos y acercarse a observar.

Escribir es salvarse.

Escribir es salvarme.

Cuando yo escribo, en el fondo, solo muestro una octava parte de lo que pienso. Imagínate cómo será ese universo de ideas, emociones, dudas, pasiones y miedos vagabundos revoloteando entre mi profundidad abismal.


My baby just cares for me- Nina Simone


Ophelia Libertine

13 de Octubre de 2019 a las 05:17 0 Reporte Insertar 1
Fin

Conoce al autor

Ophelia Libertine "Una chica excelente. Bastante loca de a ratos. A veces tan triste. A veces tan muerta de risa. A veces mala " Julio Cortázar

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~