Cuento corto
1
1.7mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

El pesar de mi pecho ©

Tengo un dolor fuerte en el pecho, no sé que es.

Vivo bajo ansiedad.

Vivo bajo el miedo a fracasar.

Escribir es el único medio que me ayuda a escapar de la horrible realidad en la que vivo. En cuanto los nervios atacan, me envuelven y destruyen, yo trato de huir. Pero a veces me pongo a pensar, las preguntas que no me dejan dormir: ¿Y si realmente el miedo escapa de mí y yo lo estoy persiguiendo?

Pesar.

El pesar de mi pecho.

¿En dónde estoy? ¿Qué estoy haciendo? ¿Es esto lo que yo quiero para mi vida?

He soñado todo lo que logré desde muy pequeña, porque desde pequeña me han ayudado a superar los miedos. Ahora crecí, no sé como superarlos sola. Necesito ayuda, necesito no seguir ahogándome en el pesar de mi pecho, en el vacío de mi corazón.

Lo mío no es falta de amor.

Lo mío no es falta de esperanzas.

Lo mío es vivir bajo el pesar de mi pecho.

Bajo el pesar de mi ansiedad.

Cuando voy a dormirme, y pienso en todo lo que no he hecho en el día, siento que he vuelto a fracasar y que ese pesar a ganado por mí. Siento alivio, a veces, cuando puedo hacer y lograr algo que me propuse. Y a veces, cuesta. Cuesta subir la cuesta de la colina del orgullo.

Siempre quiero enorgullecer a mis padres, a mis amigos, a las personas.

Pero a veces pienso: Ellos ya están orgullosos de mí.

La que no está orgullosa de mí, soy yo misma.

El pesar.

Otra vez, es el pesar de mi pecho.

No es dolor.

No es angustia.

No es tristeza.

Es pesar.

Me he vuelto aún más fuerte, con el tiempo. Me han roto el corazón, me han dejado por otra persona, he sido la segunda opción, he llorado por lo no correspondido, he soñado con volar, he imaginado planetas nuevos, he sido feliz por poco tiempo, he tenido pesadillas.

Pesadas pesadillas.

No sé si es el oasis, el que veo al fondo de mi camino.

Pero este pesar no me deja avanzar.

No sé si es clandestino, el amor que yo siento por los libros.

El amor.

¿Qué es amor?

Aún no sé que es el amor.

Me he ilusionado, he llorado, he fracasado.

Pero, ¿amor?

El pesar de mi amor.

Quisiera que mi madre me dijera, que para amar primero debe arder. Debe doler. Debes conseguir el amor. Y que no me dijera: ‘‘Está todo bien, hazme caso, ya conseguirás a alguien’’. No, no conseguiré a nadie que no se ame a sí misma primero.

Pero, ¿yo que sé del amor?

Nada.

Otra vez...

El pesar de mi pecho.

Ese pesar que no me deja dormir.

30 de Septiembre de 2019 a las 19:15 2 Reporte Insertar 5
Fin

Conoce al autor

Mila Mendes ❀ Embajadora y moderadora de Inkspired | Escritora y diseñadora editorial | Escribo juvenil, erótico, fantasía, ciencia ficción y muchos más (no te olvides de dejar tu reseña ñ.ñ). | Contacto: milamendesautora@hotmail.com

Comenta algo

Publica!
Tenebrae Tenebrae
Simplemente hermoso. Me ha gustado mucho. Saludos.
13 de Octubre de 2019 a las 23:45

~