Transición Seguir historia

cinna Cinna EE

Steve desde que tiene uso de razón se la ha pasado aislado de las personas, solo conocía a personas que sean muy allegadas a su familia. Toda su vida se ve alterada desde que se cruza con una chica que hace poco ha sido transferida a su instituto. Él queda completamente enamorado de ella y no sabe qué hacer, ya que nunca le había pasado algo así. ¿Qué será capaz de de hacer con ese nuevo sentimiento que acaba de tocar a su puerta?


Romance Contemporáneo Todo público.

#13 #escolar
1
442 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los domingos
tiempo de lectura
AA Compartir

Encuentro

Cada mañana es igual, despertar, vestirme, ir al instituto, estudiar durante horas, volver a mi casa, cenar, estudiar lo que pueda e irme a dormir.

Esa rutina se está volviendo aburrida y monótona, quiero vivir algo interesante, algo que me haga sentir que estoy vivo, llegar a mi límite, llegar a sufrir para cumplir alguna meta que quiera, o hasta simplemente ir a alguna fiesta, hasta ahora no sé como es que se siente, ya que ni con mis compañeros me he relacionado alguna vez, ni tengo ni la más mínima idea de cómo se llaman mis vecinos. Desgraciadamente tampoco me tocó una de esas amistades de la infancia que hasta la edad de la adolescencia perdura como el primer día de haberse conocido, supongo que es por la razón de que siempre e permanecido aislado del exterior, y no es porque mis padres no me hayan dejado ser libre o algo parecido, desde pequeño siempre me he recluido en mi cuarto haciendo absolutamente nada, con suerte de vez en cuando leía alguna cosa que estaba en mi cuarto, siempre estaba mirando a la nada, tirado en mi cama.

Tampoco nunca me llamó la atención conocer a otras personas, niños, animales que veía pasar por mi ventana, ya que me sentía indiferente hacia ellos, como si fuesen ajenos a mí, como si ellos eran de otra especie o algo como eso, pero todo eso cambió tan repentinamente.

Desde hace una semanas una nueva chica a llegado a mi instituto, me la crucé en un pasadizo que conduce a la salida, me dirigía a mi salón de clases como cualquier día normal, hasta que caminó a mi costado y su belleza sin igual me dejó estupefacto, siempre veo pasar chicas muy "atractivas", nada igual me había pasado antes, como cualquier persona -creo-, ve a una persona atractiva y se detiene a pensar en una fracción de segundo en lo agraciada/o que es esa persona, y ahí muere, eso me pasaba con frecuencia , pero ella es completamente diferente, esos cabellos tan hermosos que al moverse por el aire crean una brisa tan cálida con un perfume de lirio natural, con un color almendrado resplandeciente como una estrella al entrar al contacto con los rayos del sol, sus llameantes ojos que reflejan un mundo hermoso y perfecto, que me tiene atrapado y encantado como el canto de una sirena, de el cual no quisiera zafarme nunca, ni qué decir de su piel, blanca como la porcelana, pero tan divinamente delicada a simple vista. Cuando la vi pasar vi su tan sublime manera de caminar que me tiene engatusado, es como una espléndida e inalcanzable reina.

Quisiera saber qué le gusta, cuáles son sus ideales, conocerla de una manera considerable, saber cuando está mal, poder ser un apoyo para ella, tenerla recostada en mi hombro cuando se sienta triste y sentir los latidos de su corazón en perfecta armonía con los míos, tener ese sentimiento de tener a alguien que te espera con ansias y amor, y espera lo mismo y más de la otra parte.

Espera un momento, ahora que lo pienso, cómo pienso ser el apoyo y el consuelo de alguien si ni me puedo ayudarme a mí mismo, cómo llegué a pensar algo así, ¿cómo?

Creo que mejor me debería darme por vencido y dejar que otro la haga feliz, le de todo eso que no le puedo dar, sí, que otro la haga feliz...

¡¿Pero qué diablos estoy pensando?!

Cualquier persona puede cambiar, sé que no es nada sencillo, pero con una buena determinación y mis ganas de ser esa persona por el cual ella esté enamorada, será más que suficiente para que logre ser una mejor persona y llegar a ser digno de ella, no me estoy atacando ni nada de eso, solo pienso que es cierto, ni yo estaría conmigo mismo ahora y voy a lograr que una chica tan esplendida se fije en mí, creo firmemente que no.

¿Qué le podría brindar yo ahora?

Sí, voy a lograr que ella se enamore de mí, dejaré mi oscuro y triste pasado para vivir, y esta vez de verdad, dejaré esa vida monótona y desastrosa para ser alguien el cual otras personas admiren.


-Desde ese momento nuestro protagonista Steve comenzó un nuevo camino, con el principal propósito de lograr enamorar a una chica que poco o nada conoció en un instituto donde estudió ya un buen tiempo y no ha logrado socializar con nadie.

¿Será posible una hazaña tan temeraria e improbable?

22 de Septiembre de 2019 a las 23:53 0 Reporte Insertar 1
Leer el siguiente capítulo La academia Priene

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión