0
365 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

1

+ Fui a la vereda y me senté en ella. Miraba pasar a las personas caminando, en moto, en auto, llegando a la conclusión de que no se muestran como en realidad son. ¿Realmente les gustará caminar, andar en moto o en auto? ¿No preferirán estar en auto en vez de en moto, en moto en vez de caminar, caminar en vez de en auto? No lo sabré, pero me gustaba imaginar realidades que no puedo ver desde mi lugar de vida.

En un momento cerré los ojos para pensar en algo. Y ese algo fue la nada. O tal vez quise alejarme de la realidad rutinaria por un rato, sintiendo el calorcito del Sol golpeandome la cara y sonriendo por el hecho de volar a mi verdadero mundo.

Me metí a mi mundo. Mi mundo perfecto. Todo iba bien hasta que comencé a dudar. ¿Existe la perfección? Todos dicen que no. Pero, si no la conocen, ¿cómo afirman qué es lo imperfecto, si ni siquiera conocen algo perfecto? ¿Será necesario ser imperfecto o perfecto para vivir, sentir, hacer o ser?

Cuando abrí los ojos pasó mi amiga con una sonrisa saludándome. Obviamente le devolví el saludo con una más grande. Se acercó, me dio un beso en el cachete y se sentó conmigo a charlar un rato.

Me contó que su novio le regaló una carta describiendo todo lo que sentía por ella. Me la mostró. La leí. Pero, mientras la leía, llegaba al punto de admitir que esa carta era vacía. ¿Por qué vacía? Porque nombraba mucho el "te amo". No digo que no la ame, sino que esas palabras las dicen tanto—a veces sin sentirlo—que, para mí, perdieron su significado, su potencia, su sentimiento. Además de que decía que "amaba su forma de ser". ¿Realmente la ama como es o ama el hecho de que ella sea como ese tipo de chicas que le gustan? ¿Amará su diferencia o su similitud? Claramente todo lo que pensé no se lo dije, sólo le dije que fue algo lindo. Pero, ¿se lo demostrará? ¿Acaso los humanos somos tan inseguros que no demostramos amor por miedo a que nos lastimen y preferimos atajarnos y no vivir algo tan hermoso como eso, o seremos "textos" verbalizados?

Cuando se fue, me puse a pensar en mi situación amorosa. No es mala ni buena. A veces me dan ganas de apreciar el paisaje con alguien y a la vez agradezco estar lejos de la toxicidad que emanan las personas hoy por hoy. Cabe destacar que estoy sola por elección, y que el amor para mi es algo espontáneo que se siente—es decir, que no se construye ni se planea—, se vive, se entrega. Eso de tener que amar a alguien que tiene que tener lo que busco no me gusta para nada. ¿Es que, acaso, estoy buscando a un ídolo o qué? ¿Será que estás buscando lo que no te encuentras en ti mismo en otro? Es como si encarnizara, humanizara mis intereses o deseos en alguien a la fuerza, y eso no sería amor. ¿Para qué estar con alguien que ya tiene mucho en común conmigo, si yo ya lo tengo? Yo quiero amar a alguien por su diferencia y por como es.

—¡A comer!—dejé de pensar en mí y revisé la hora. 12:15 hs. La voz de mi mamá me sacó de mi mundo, me asesinó llevándome a vivir la otra vida: la real.

19 de Septiembre de 2019 a las 23:34 0 Reporte Insertar 0
Continuará…

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~