Tipos de monstruos Seguir historia

rubicast Rubí Mendoza

Evelyn es una chica ordinaria que se vera envuelta en unas circunstancias por las nadie querría pasar, conocerá diferentes tipos de monstruos que la llevaran a una aventura de desesperación. Cada decisión que tomes te llevara hacia un destino bueno o malo, así que depende de ti


Suspenso/Misterio Todo público.

#misterio #monstruos #oscuridad #sueños
1
424 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 10 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Una extraña noche

Después de un largo día de trabajo, lo único que deseaba era llegar a su pequeño apartamento. Subió todas las escaleras hasta que por fin llego al último piso de un edificio de 5 pisos, abrió la puerta del apartamento 20, un lugar que a pesar de no tener el mejor aspecto, poco a poco se había convertido en lo que ella llamaba hogar. Era un lugar bastante oscuro, incluso en los días más soleados parecía un lugar de desolación. Había un pequeño pasillo que llevaba a una sala, que incluía un sillón en el que podrían sentarse 3 personas de color marrón, enfrente tenía una mesa pequeña y después la televisión, no era la más moderna, como las nuevas gigantes y extremadamente planas, pero tampoco era la televisión mas chafa que deja de funcionar apenas con un poco de lluvia, justo al lado había una puerta que llevaba a un baño como cualquier otro. Llegando se aventó al sofá, encendió la televisión, fue cambiando los canales pero solo había programas basuras, creados con morbo para atraer a mucha más audiencia pero ella no tenía interés en ello, apago la televisión un poco enojada por no poder encontrar algo de su gusto. Agarro su celular que estaba guardado en la bolsa color rosa que le regalo su mama hace aproximadamente 2 años, era la bolsa que utilizaba para ir al trabajo a pesar de ya estar bastante fracturada la seguía usando por el recuerdo. Reviso sus redes sociales, que eran una buena forma de entretenerse y perder el tiempo, después de alrededor de una hora, empezó a sentir todo el cansancio acumulado del día, esto le hizo sentirse mal, al recordar que en sus días de adolescencia podía ser capaz de dormirse hasta las 7 de la mañana o incluso no dormir, pero ya no era la misma de antes.

Del otro lado de la sala, había otra puerta que llevaba a su habitación, con una cama matrimonial, un pequeño armario de madera donde guardaba toda su ropa, también había un escritorio color blanco, donde utilizaba su computadora para hacer cosas relacionadas con el trabajo y también para divertirse. Procedió a removerse el maquillaje, se puso el pijama y al acostarse quedo inmediatamente dormida.

Ese parecía el fin de un día normal, pero la señorita Evelyn Velázquez Méndez, oriunda del estado de Puebla, con unos papas cariñosos con una economía media alta y siendo la hermana de en medio, no sabía que en la madrugada del 18 de septiembre de 2019, le ocurriría algo de lo más siniestro y escabroso, algo por lo que absolutamente nadie querría pasar.

Despertó de la manera más extraña en medio de la madrugada cuando toda la ciudad duerme, cuando el cielo esta oscuro, cuando no debería asomarse un monstruo de 2 metros a través de la puerta que lleva a tu balcón. Como una persona que se deja llevar por la razón, pensó que tal vez seguía medio dormida, así que se sentó sobre la cama y froto sus ojos, pero la criatura no desaparecía. La otra posibilidad que se le vino a la mente es que era parálisis del sueño, la descarto rápidamente porque ella acababa de sentarse y frotarse los ojos. La única otra idea es que lo que estaba viviendo era solo sueño, el problema era que ella nunca había experimentado sueños tan reales como ese, incluso las pesadillas más terribles que había tenido tenían sus trasfondos ridículos, cosas que se salían de su lugar. Pero en ese momento todo era tan realista, el monstruo se acercó a la cama de Evelyn, a pesar de ser de noche podía observarse bien al monstruo gracias a que cargaba con un candil que le alumbraba perfectamente, el pelo negro cubría todo su cuerpo, incluso en su cara la cual no parecía tener, era alto tanto que apenas cabía en el apartamento, no tenía una pinta macabra pero aun así quien no se habría muerto de miedo de estar ante tal presencia desconocida.

Mientras Evelyn posaba sus ojos sobre él, se le vino a la mente un pensamiento ridículo, de las tres posibilidades que se había planteado antes probablemente la más acertada con la situación era la parálisis del sueño, podía sentir en todo su cuerpo una parálisis incluso por un momento pareció dejar de respirar, pero lo que hacía que eso no fuera 100 % una parálisis del sueño, era que lo que estaba viviendo definitivamente no era un sueño.

Después de este pensamiento carente de sentido, recobro la conciencia, vio al monstruo al lado de su cama, un escalofrió le recorrió el cuerpo, el miedo lleno su pecho era algo que nunca había sentido en su vida, al pensar que la muerte la estaba esperando, soltó el grito más fuerte del mundo y cerró sus ojos tan fuerte que pensó que podrían sangrarle.

De repente sintió algo húmedo recorriendo sus piernas, sus pies estaban completamente mojados, la humedad se extendía de su cintura para arriba, sintió que se ahogaba en ese momento abrió sus ojos y se dio cuenta de que se hundía en el mar. Nado hasta la superficie y cuando asomo su cabeza alrededor solo había océano, a donde fuera que mirara solo existía el agua, no podía explicar este momento tan místico.

No sabía qué hacer y solo entro en absoluta desesperación, las preguntas no dejaban de brotar en su cabeza: ¿Qué estaba pasando?, ¿Cómo había llegado ahí?, ¿Qué era ese monstruo?, ¿Qué le quería hacer?, ¿Por qué ella?, ¿Cómo era esto posible?, ¿Y ahora que iba a hacer en medio de un mar que no parecía tener fin?, pero sus preguntas se vieron interrumpidas al escuchar un enorme estruendo.

Se sentía terriblemente mal, estaba completamente mojada, cansada, solo deseaba que por favor el tentáculo gigante que atravesaba el inmenso mar fuera una alucinación, iluminado por un rayo vio salir a una criatura asquerosa desde el fondo del mar. Aunque era inútil Evelyn trato de nadar de la forma más rápida posible a un lugar que no fuera ese, pero aun así fue alcanzada por el iracundo mar, ya que el monstruo con sus muchos metros al salir levanto enormes olas que llegaron a nuestra protagonista.

Esto la saco un poco de la jugada, cuando el agua volvió a la normalidad, ya estaba más lejos del monstruo; lo observo detenidamente, era un ser bestial, con varios pares de tentáculos de tamaños descomunales, su piel era áspera y reseca, tenía una boca grande llena de unos dientes increíblemente puntiagudos; con esa boca probablemente podría comerse 5 de los barcos más grandes del mundo con una sola mordida, pero después de todo tenía unos ojos hermosos, que le transmitían pureza, azules que parecían llamar a la luna porque no dejaba de apuntarles con su luz.

Evelyn al vivir este extraño acontecimiento, puso más atención en los ojos hermosos, no podía dejar de verlos; en ese momento el monstruo volteo a donde estaba Evelyn, tuvieron una serie de miradas, sintió que se le iba la respiración, los mismos ojos azules que la sacaron del mundo por un momento la llevaron otra vez a la realidad en la que había un monstruo gigante cerca.

El monstruo abrió su enorme boca y grito con una voz potente la palabra: “Espera”, retumbo esta simple palabra en todo el mar, el monstruo se movió violentamente en la dirección de Evelyn. Ella se quedó otra vez paralizada, de repente vio una luz en el fondo del mar, que iba subiendo cada vez más, algo la tiro de la mano hacia las profundidades. Lo último que vio del exterior fue los ojos del Kraken desesperados. Lo que la estaba llevando hasta el fondo del mar era la mano del monstruo negro que se había encontrado al inicio; a pesar de estar descendiendo en el mar no pensaba en la falta de aire o en el ahogamiento, solo en la extraña noche que había experimentado.

19 de Septiembre de 2019 a las 03:18 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo Día plateado

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión