Cuento corto
0
481 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

La Declaración de Ana

Ana ese día se decidió ir a la casa de Eduardo antes que llegara El le pidió a Julia la señora que lleva la casa de Eduardo la dejara entrar y Julia se permitió.

Ese día Ana le diría Eduardo lo que guardaba en su corazón

Cuando llego Eduardo se emociono de ver a su pequeña Ana sentada tan bella en uno de los sillones de living. Le dijo

-Que hermosa sorpresa después de dos días fuera de casa.

Ella lo miro con un mirada profunda y a Eduardo le dio miedo de ella dijera algo que el tono quería escuchar. Pero ella hablo primero.

-Bienvenido cada Eduardo necesito decirte algo.

- Te escucho Ana

-Eduardo siempre deseo ser una mujer sensual para Tus ojos tristes. Porque para mí siempre serás mi eterno amor.

Cuando termino decir estas palabras Ana temió que Eduardo no correspondiera a lo ella sentía.

Pero el rostro de Eduardo existía una leve sonrisa y dijo

-Ana Yo amo la sensualidad de Tu corazón como la sensualidad de Tu cuerpo. Pero lo más bello es saber que me amas tanto como yo te amo a Ti mi amor

Se rodillo frente a ella y la beso después de minutos ella dijo

-Temía tanto que no fuera así mi amor.

Le dijo mientras secaba con sus dedos lágrimas en el rostro de Ana

- Lo más bello fue Tu declaración de amor.

Y la abrazo

16 de Septiembre de 2019 a las 21:55 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Marcela Goberna Soy escritora trato de expresar en palabras sencillas lo que es vivir y amar de Verdad

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~