DOS CICLOS Seguir historia

O
Ocampo Vargas


¿Alguna vez te has sentido perdida? Cada noche esperas tener un mejor sueño, una esperanza y un brillo en tus ojos. Esto le sucede a Karen, quien lucha con todas sus fuerzas por entender el corazón de su posible nuevo amor o desamor.


Inspiracional Todo público.
0
495 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

DOS CICLOS

Puedes juntarte con las peores personas pero solo uno mismo decide como debe de ser.


Confundida...Estoy confundida.


Jamás en mi vida me había pasado algo parecido.


Y ahora se que observar no es lo mismo que juzgar.


Que el entreabrir de tus ojos no significa que me estés mirando de verdad.


Que ese "no sé qué" que siento podría llamarse desilusión o una simple falsificación.


Y a pesar de todo...no sé qué es lo que estoy sintiendo.


No eran las cuatro, ni las cinco, ni las seis de la tarde, eran las tres de la mañana.


Sí, no podía dormir.


Y aunque mañana sería ya otro día, en este mismo instante, en este preciso momento:


No podía dormir.


Y yo,


solo yo sabía la razón, y no era por mi,


era por él,


quién se había apoderado de todos mis pensamientos y los estaba haciendo suyos.


Había conversado conmigo y sin importar el hecho de que ya lo había escuchado antes,


él,


solo él había sido capaz de cambiar mi perspectiva hacia el mundo,


Tan real como el cosmos que flota en el universo


Tan real como el sentir de sus labios contra los míos, haciendo fluir nuestras emociones,


Que a pesar de que posiblemente no significó nada para ti,


significó mucho casi todo para mí.


No es la primera vez que he besado a un chico, ni tampoco la última vez que hablaré con uno,


pero... tendré que admitir que...


jamás en mi vida me había pasado algo parecido, en tan poco tiempo.


Esa impresión es indescriptible.


Y en este momento, en este preciso instante, se ha apoderado ya de mis tres horas de ensueño,


en las que en vez de estar contando ovejas,


estoy contando estrellas.


Y ahora sé que observar no es lo mismo que juzgar.


Lo había visto antes,


lo había visto tantas veces


¿Por qué no trate antes con él?


Es de noche y no tengo sueño


¿Por qué quiero despertar sí sé que tengo los ojos abiertos y una necesidad de conversar?


De conversar y contestar,


no de hablar sin responder.


No sé...Confundida...Estoy confundida.


Nos besamos y el entreabrir de tus ojos no significó que me estés mirando de verdad,


que de verdad


existe


este


hueco profundo




q u e h u e l e a h u m o




¿sientes esa conexión?




Tal vez ni siquiera me guste, no sé si podría gustarle. No me veo enamorada,


no sé si estoy enamorada.


Te has apoderado de mis tres horas de ensueño, en las que en vez de estar descansando,


estoy flotando en el espacio, atravesando el cielo y las estrellas hasta llegar a estar en la luna


Tu luna,


En dónde está ese "no sé qué" que siento podría llamarse simplemente:


amor.


Qué mañana


no sólo serán


tres horas,


sino,


veinticuatro


infinitas,


de las que te estarás apoderando de mis pensamientos.




Y así, muy posiblemente, no seguiremos reuniendo,


tú,


con tu espacio pasajero


y yo,


con mi universo infinito,


cómo


dos ciclos,


dos ciclos en el cielo,


dos ciclos en el cielo nocturno.





13 de Septiembre de 2019 a las 01:09 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo DOS CICLOS (2)

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión