El Dragón Negro Seguir historia

haikiduo Gabriel Rendón

Este es mi primer libro, espero les guste. Los dragones son leyendas...o eso creía, ahora revivieron junto a su líder El Dragón Negro para adueñarse del mundo, ¿Podrá?, ¡vamos a averígualo!


Fantasía Medieval Todo público. © Gabriel Marchan
1
464 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los sábados
tiempo de lectura
AA Compartir

¡¿Un Dragón?!


Si, esa noche fue toda una masacre, toda mi familia murió, y no solo ellos, también todo el pueblo donde vivía, todo estaba destruido y yo solo tenia 6 años, era una noche muy tranquila como todas, estaba cenando con mamá, papá y mi hermano mayor, de pronto soplo un viento tan amenazante que todas las ventanas de la casa se abrieron violentamente lanzando todos los objetos que tenían detrás, y escuche un gran rugido, uno que con solo escucharlo te congelabas y no podías mover ni un hueso, mi familia y yo salimos de la casa, solo para ver a todo el pueblo en llamas y en el cielo un gran dragón negro, todos entramos en pánico porque los dragones solo eran leyendas.

En ese momento mi padre me grito: ¡Corre hijo! ¡Corre!. Yo...me arrepiento de no haber corrido.

El dragón al verme quiso matarme al instante ¿Porque?, no lo se. El gran dragón se paro frente a mi, y mi padre junto con mi madre y mi hermano corrieron a defenderme ya que yo era el más pequeño de la familia, el dragón los corto por la mitad con sus grandes garras, yo estaba congelado por el miedo y no pude hacer nada, y de pronto vi a un hombre desconocido correr hacia el dragón y salto hacia su cabeza cortando le un ojo con su katana de hoja roja, el dragón con su gran cola golpeo al hombre y este le corto la punta de la cola, el dragón asustado rugió tan fuerte que las llamas que cubrían el pueblo se apagaron, y del cielo se vieron las figuras de nueve dragones que inmediatamente empezaron atacar al hombre, este dijo unas extrañas palabras haciendo que se cubriera con un aura roja y se movía tan rápido que al primer dragón le corto la cabeza de un solo tajo, al segundo le corto las alas y acto seguido le clavo la espada en el pecho, al tercero le corto los brazos y con sus manos le saco los ojos y la lengua, al cuarto le corto por la mitad con su katana, al quinto le corto la cola y salto hacia su espalda y le golpeo con su mano haciendo pedazos, los otros cuatro dragones estaban tan asustados del hombre que le empezaron a rogar, el dragón negro asustado y ofendido dice: "Vosotros cazadores de dragones vais a ver el fin que os daré, por ahora me retirare para conseguir todo mi poder y despertar del letargo a todos mis súbditos".

El dragón negro junto con los otros cuatro dragones estiraron sus grandes alas y empezaron a volar y antes de irse empezaron a escupir fuego el hombre intento parar las grandes llamaradas pero el no era a quien apuntaron, si no al resto del pueblo, todo se empezó a quemar junto a las personas que aun seguían escondidas en algunas casas que aun se mantenían en pie, y en cuestión de segundos no quedo nada del pueblo y el hombre intento cortar por la mitad al dragón negro pero ya estaban demasiado alto y desaparecieron sin dejar rastro alguno, yo congelado por lo que había pasado mira atrás para ver al pueblo y solo vi a todas las personas del pueblo masacradas, todas las casas convertidas en escombros y mi familia...muerta, empece a llorar por la tristeza, el odio y el gran resentimiento que sentía en ese momento, y el misterioso hombre viéndome llorar se acerco y me dijo: "Si vas a llorar hazlo, pero no sientas odio, ni rencor, porque eso solo te llevara por un camino oscuro de muerte y sangre, pero tu familia no quisieran que lloraras, ellos quisieran que tu vivieras, porque ellos te salvaron, para que vivieras por ellos". Acto seguido me tomo de la mano y me dio un abrazo...me sentí muy seguro, sentí como el abrazo de papá y no pude soportar mis lagrimas.

El hombre empezó a buscar entre los escombras para buscar los cuerpos de las personas para darle una sepultura digna la mayoría de los cuerpos estaban calcinados y al momento de ir a sepultar los cuerpos de mi familia solo estaba el de mi madre y padre, pero el de mi hermano ya no estaba, pensó que tal vez se había calcinado y lo por accidente lo sepulto con los otros cuerpos, al terminar empezó a rezar y ya iba a partir y al verme solo decidió llevarme con el, y así...empieza mi historia.

12 de Septiembre de 2019 a las 19:29 1 Reporte Insertar 1
Continuará… Nuevo capítulo Todos los sábados.

Conoce al autor

Gabriel Rendón ¡Hola!, soy nuevo aquí...pero si voy a publicar una pequeña historia jejeje

Comenta algo

Publica!
Juan Candelas Juan Candelas
Camarada es una historia interesante. Te ruego por favor mejores tu ortografía y aprendas a usar las pausas narrativas, sobretodo el punto y seguido. De hacerlo estoy seguro de que tendrías una oportunidad en el mundo editorial.
~