Cuentos de-conocidos Seguir historia

pijon95 Simon Pacheco Wolf

Un manojo de historias reales con elementos de ficción, los cuales traducen experiencias de vida. Escrito por Victor Hugo Pacheco Torres [Mi padre].


Cuento Todo público. © reservados

#abandono #Portugés #berlin #Alemán #despedidas #alemania #cartas #amigos #conocidos #historias #ciudades #amores #emociones #recuerdos #momentos #autobiografia #ficción #pasado
9
5.0mil VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Gata desaparecida

Desde hace más de un mes se encuentra desaparecida mi gata. La última vez que la vi fue en Lisboa, la vi sonriente y contenta, me movió la cola con una sonrisa, como la mejor señal de cariño recíproco y se perdió en la calles de la ciudad. Qué me iba a imaginar yo que era nuestra despedida. La dirección a donde caminaba, la conozco:

Goethe-Institut
Campo dos Mártires da Pátria, 37
1169-016 Lisboa
Portugal

Más no sé a qué otro lugar pudo ir. La conseguí en Berlín dos veces seguidas en una de las tantas estaciones de trenes que hay en esa ciudad, le hablé en español y se acercó, después de eso, siempre estuvo a mi lado durante seis años, por eso, tengo el temor de que a lo mejor se ha ido a un lugar inalcanzable para mí. Imagínense que le hablen en portugués y se vaya, ¡yo no sé hablar portugués!... A lo mejor es eso lo que pasa, ya no entiende mi idioma, y por eso, no puede comunicarse conmigo.

Bueno, a veces, algunos gatos emprenden misiones secretas, y muchos de ellos no regresan, sea porque no pueden o porque mejoran su calidad de vida. Eso lo sé, porque mi gata me lo hizo saber una vez que hablé con ella y quería estar sola, me aruñó y maulló para luego alejarse...

Tal vez, podría ayudar un poco dar una descripción de su aspecto actual para encontrarla, pero en realidad, me imagino que seguramente cambió radicalmente su apariencia para poder realizar su misión, sea cual fuere.

Lo que si les podría servir es saber un poco de lo que le gusta: el calorcito, el dormir bien, la comida hindú, las tortas y los jugos tropicales, los Hörspiele, el Tatort, el Dancehalle, el Reggaeton, los idiomas, la buena literatura, el cine, los viajes y, por supuesto, los mimos y masajitos. También suele ronronear la “R” para decir cariño y no le gusta que se lo digan, no soporta la uñas largas y tener las manos secas, mucho menos que no le funcione la compu. Es una buena compañera y buena amiga, sencilla, sincera y se le puede tener plena confianza.

Agradecería mucho si alguien pudiera informarme acerca de su paradero o en su defecto decirme si mi gata se encuentra bien, o por lo menos escuchar un miau.

¡Gracias!

5 de Septiembre de 2019 a las 19:58 0 Reporte Insertar 7
Leer el siguiente capítulo Camuflaje

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 4 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión