Proyecto Colibrí Seguir historia

denise-aylen1558723047 Denise Aylen

La raza humana está llegando a su fin. Ya no quedan mujeres y niños, sólo hombres que han perdido el juicio y esperan su final. Sin embargo, en una parte aislada del planeta, profesionales arriesgan sus horas de sueño sacando provecho de sus conocimientos en busca de la creación de una nueva raza, una que supere al ser humano y no cometa sus errores: Dos androides en la espera del nacimiento de su hijo.


Ciencia ficción Todo público. © https://www.safecreative.org/work/1907171457802-proyecto-colibri

#humanidad #381 #vida #filosofía #androides
1
664 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Proyecto Colibrí

El verdadero peligro siempre estuvo a su alrededor, en su entorno, en cada uno de sus pasos e incluso a distancia. Los humanos tenían un enemigo persiguiéndolos desde la prehistoria, solo era cuestión de tiempo para que este atacara y así acabar con la humanidad: el enemigo del Hombre era él mismo. Es lógico. Se dañaban entre ellos un sinfín de veces, ya fuera en las guerras, en la delincuencia, con los gobiernos, la injusta justicia… Ya no confiaban en nadie de su propia especie. Movimientos mal dirigidos y absurdos fueron la cereza del pastel, el ingrediente perfecto para llevar al declive la división y rivalidad.

Millones han perdido la vida, entre ellas se encontraban los niños, criaturas ignorantes de su ámbito e incapaces de arrancar una flor de raíz de la ahora infértil tierra. Eran inocentes, tan inofensivos que eran el platillo preferido de la sociedad para corromperlos y transformarlos en ellos, privándoles de una mejor elección para sus vidas y comportamiento… Ahora desaparecieron, todos, cada uno de ellos, incluyendo bebés. Asesinados o por muerte natural. Si una mujer no podía concebir un hijo para prevalecer la especie, el castigo sería la muerte; el embarazo dejó de ser una oportunidad para ser madre, todas perdieron ese bello regalo de la naturaleza gracias al egoísmo de la humanidad: vivían estresadas, invadidas por el miedo.

Sin embargo, podían iniciar de cero. Exterminar el mal que aun habitaba el planeta y comenzar una nueva vida con ayuda de la tecnología que habían estado desarrollando y mejorando con el paso del tiempo, ocultándose en una zona desierta trasladando sus herramientas de trabajo procurando no ser detectados. Científicos, inventores, físicos, inversores, ingenieros, constructores, personas dispuestas a ser los héroes del mundo, edificaron una base aprovechando el extenso terreno con once habitaciones, una de ellas era la entrada y salida: Sala de Medicamentos, Laboratorio, Dormitorios, Armamento, Maquinaria, Incinerador, Suministros, Lavandería, Sala de descanso y la imitación de un cuarto de hospital. Al este se ubicaron las salas Medicamento, el cuarto del hospital y Lavandería; la entrada y salida, Maquinaria e Incinerador estaban en la zona sur y los dormitorios al norte, junto con la Sala de descanso, y al oeste Laboratorio, Suministros y Armamento.

Era el año 2050, mes de julio, época fría. La instalación tenía calefacción, sin necesidad de alarmarse por el crudo invierno ─siempre y cuando no fallara y tuviera que repararse─ y proseguir con sus labores con el cuerpo cálido y la mente concentrada.

Los científicos tenían como tarea la creación de un embrión humano, el primer embrión humano artificial. Para esto tuvieron que utilizar las células madres embrionarias y extraembrionarias que habían conservado a escondidas de la humanidad años antes de que las mujeres sufrieran la desgracia; si el resultado era el correcto, lo crioperservan a muy bajas temperaturas utilizando nitrógeno líquido que alcance los -196 grados centígrados. Para evitar que se formen los cristales de hielo durante la congelación que puede dañar las células, se utilizan crioprotectores, sustancias que actúan del mismo modo que un anticongelante.

Los físicos, inventores e ingenieros colaboraban en la creación de un androide capaz de sobrellevar el ciclo de embarazo hasta el noveno mes. Sería programado con el rol materno y agregarle información histórica, filosófica, ética y moral, componentes que definen a los seres humanos como Personas. Más que nada, que aprenda de los errores de la destructora especie y ser una raza superior.

El nombre del proyecto se lo bautizó una vez como «Proyecto Eva», después lo cambiaron a «Proyecto Adán y Eva» ante la creación de un segundo androide con el rol paterno, luego a «Proyecto Edén», haciendo referencia al jardín del edén, y finalmente «Proyecto Colibrí» tomando el significado del ave…

2 de Septiembre de 2019 a las 23:27 0 Reporte Insertar 2
Leer el siguiente capítulo Despertar

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 3 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión