Todo lo que Soy Seguir historia

kathleencobac Kathleen Cobac

Emma Vaughn es una joven y talentosa diseñadora inglesa que acaba de terminar una larga relación de la peor forma posible. Hundida en la humillación tendrá que enfrentar este nuevo estado de soltería ante una madre que no le aprueba nada, soportar la presión de la boda de su mejor y perfecta amiga con su hermano, y la visita inesperada de Liam, un viejo amigo, que, además de causarle dolores de cabeza, podría complicar aún más su vida si una convivencia inesperada se transforma en el puente para que la confianza y la complicidad los haga confundir la amistad con otra cosa. Nada de lo que haga parece complacer al resto, excepto a sí misma. Emma ya no quiere más complicaciones. Solo quiere ser feliz haciendo lo que le apasiona. En una ciudad como Londres todo parece ser posible, pero a Emma le llueve sobre mojado. Será cuando crea que su vida se ha desmoronado y que ha tocado fondo que un día todo se vuelve irremediablemente... Peor. ¿O no? ... Todos los derechos reservados (C) Safe Creative #1906211243399 La historia y los personajes pertenecen absolutamente a Kathleen Cobac. Queda prohibida la duplicación, copia o distribución de la obra sin autorización previa del autor. Fotografía de portada por: Moody Grams (@moodyports) Diseño por Kathleen Cobac.


Romance Romance adulto joven Sólo para mayores de 21 (adultos).

#romance #vida #amor #amistad #superación #familia #sueños #pasado #viajes #amigos #dolor #moda #lealtad #mejoresamigos #introspección #actitud #diseño #sicología #resilencia
1
949 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los viernes
tiempo de lectura
AA Compartir

Prólogo

PRÓLOGO

***

Unas luces intensas iluminaron mi cara por el costado, escuché un rugido, apenas pude reaccionar.
Algo grande y pesado me golpeó de lleno en el estómago. Vi el cielo y el suelo al mismo tiempo. Rodé sobre algo frío y duro, el sonido de un vidrio estalló contra mi cabeza. El dolor atravesó cada célula y hueso de mi cuerpo. Algo dentro de mí se rompió.
Quise gritar pero no me salió la voz.
Caí.
El aire arrancó de mis pulmones. El mundo se comenzó a apagar.
Mis huesos explotaron, mi cabeza estaba hecha pedazos, no sentía mis manos, piernas, ni pies. No sentía el cielo, no sentía el suelo. No veía nada.
En mi pecho se extendió una ola un dolor intenso que se expandió hasta mi cabeza, espalda y vientre. No pude gritar, no pude abrir la boca. No me podía mover.
El dolor hizo que deseara morir. Morir rápido... rápido por favor.
Todo me dolía, el cuerpo, el corazón, el alma...
Escuché mi nombre a lo lejos, pero en ese momento, realmente, ya no me importaba nada.
Tal vez era mejor así.
Mejor para mí.
Mejor para ella.

***

18 de Agosto de 2019 a las 16:47 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo Capítulo I

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 35 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión