¿Te gustan la uvas? Seguir historia

kim-cherry1543607341 Kim Cherry

El tiempo no es algo que puedas regresar, si cometiste errores hay veces en que anhelas repararlos pero ya es demasiado tarde. Sin embargo lo que más anhelas y la razón por la que deseas regresar el tiempo es para volver aquellos momentos en los que fuiste plenamente feliz con esa persona y ahora simplemente forman parte de tus más hermosos recuerdos los cuales se quedarán para siempre en lo más profundo de tu memoria. Cuando una persona importante se va de tu lado seguirás sintiendo ese vacío por algún tiempo, tal vez algunos meses o quizás hasta años. Aún así tienes que seguir adelante, porque no hay otra opción y porque prometiste que estarías bien. Una historia inesperada, con un final inesperado. +Capitulos cortos


Fanfiction Bandas/Cantantes No para niños menores de 13.

#bts #misterio #drama #sope #yoonseok
0
484 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los viernes
tiempo de lectura
AA Compartir

I


El inmenso lienzo azul denominado cielo se encontraba completamente despejado aquel día, el verdoso jardín se empezó a llenar de mesas y sillas, sirvientes corrían de un lado a otro adornando aquel hermoso lugar.


— ¡Ethan!, cariño ¿qué haces ahí parado? se te va hacer tarde — dijo aquel joven de cabellos castaños.


— Tan solo estaba observando lo hermoso que se ve el paisaje Jin — respondió Ethan regalandole una cálida sonrisa a Jin quien había llegado al lado de él.


— Sin duda alguna, Ethan no tienes que preocuparte, cuidare y sacare adelante a YoonGi así que tan solo disfruta del gran dia, es tu boda después de todo — dijo amablemente Jin.


Unas cuantas lágrimas se deslizaron por las mejillas de ambos, Ethan abrazo fuertemente a Jin quien correspondio al abrazo. — ¡Gracias por todo! — .




El estruendoso sonido de la alarma causó que Hoseok se despertara de golpe, desactivo la alarma y fue hacia su pequeño baño, se miró en el espejo por unos cuantos segundos. Sus ojos estaba un poco rojos al parecer había llorado por aquel extraño sueño al cual no le tomo mucha importancia.


Después de que terminara de asearse y alistarse salió de su departamento, caminó unas cuantas cuadras para llegar a la parada del transporte público, eran las 8:00 am, el frío hacía presencia a pesar de que Hoseok se encontraba bien abrigado lo podía sentir. Decidió permanecer parado con las manos dentro de sus bolsillos para mantenerlas cálidas, los camiones pasaban uno tras otro, poco a poco la gente se iba de aquella parada, la ruta de Hoseok era la última en pasar por lo que siempre se quedaba solo en aquel lugar. Una fuerte rafaga de viendo helado que choco justo en la cara de Hoseok causo que este volteara hacia atrás.


Muchas veces Hoseok pensó sobre que hubiera pasado si en ese instante no hubiera volteado, o si tan solo lo hubiera ignorado.


Justo en la esquina de la banca se encontraba un joven de complexión delgada, cabellos cenizas con una tez semejante a la nieve de invierno, el joven se encontraba temblando a causa del frío, sus mejillas y nariz estaba completamente rojas y como no si tan solo portaba un delgado suéter negro y sus pantalones estaban rasgados. Hoseok al ver aquella escena normalmente la habría ignorado como todo, sin embargo no lo hizo, se quitó la bufanda que tenia puesta — no es mucho pero de algo servirá — pensó Hoseok camino hasta donde estaba aquel chico y se agacho a su estatura, con delicadeza enrollo la bufanda en el cuello del contrario quien sólo estaba mirando fijamente a Hoseok.


— Estamos a la mitad de invierno, no debes de salir vestido de esa manera — dijo Hoseok amablemente, pero no espero respuesta de parte de aquel joven pues su camión había llegado en ese momento así que simplemente se fue de ahí dejando a un chico confundido.


— ¡Ahi estas desgraciado! ¡Min YoonGi! — grita SeokJin mientras se acerca a Yoongi.


— ¿Qué estás haciendo aquí a la intemperie? estábamos muy preocupados por ti — dice preocupado SeokJin.


— Nada que sea de tu incumbencia Seok — responde Yoongi con un tono de voz gélido.


SeokJin ya estaba acostumbrado al tipo de actitud Yoongi, aunque a veces le daban ganas de plantarle un santo madrazo, pero el cariño por su pálido amigo no lo permitía. SeokJin le entregó a Yoongi el abrigo que traía cargando especialmente para él.


— Gracias, regresemos a casa — dijo Yoongi.


SeokJin no dijo nada más, y solo siguió a Yoongi.


Por otro lado Hoseok se encontraba atendiendo la cafetería que estaba cerca de su universidad, por las mañanas trabajaba y por las tardes asistía a clases.


Aquel chico de sonrisa cálida se encontraba atendiendo al cliente que estaba frente a él, cuando por una de las ventanas las cuales eran corredizas Taehyung estaba ingresando al local, Hoseok lo miro de mala manera.


— ¡Oye! tenemos una puerta ahí — informó Hoseok

— Eso no importa ahora, ¡tienes que venir conmigo! — dijo Taehyung

— Estoy trabajando, por favor retírate — dijo firmemente Hoseok

— Es Jungkook, ¡¡Jungkook va a cometer la mayor estupidez de su vida!! — dijo Taehyung alarmando a Hoseok, quien inmediatamente dejó de trabajar y salió del local siguiendo a Taehyung.


Como pudieron se abrieron paso entre la multitud.

— ¿¡Qué demonios está haciendo Jungkook!? — preguntó alarmado Hoseok.

— ¡Joven! ¡por favor baje de ahi! ¡aún tiene mucho por que vivir! — gritaba un oficial por medio de un micrófono.


Las manos de Hoseok empezaron a sudar y los nervios comenzaron a invadirlo, sufre de acrofobia por eso siempre evitaba estar en lugares demasiado altos. Pero al ver aquella desesperante escena se armó de valor y subió hasta la azotea de aquel edificio.


— ¡No se acerquen! — se escuchó decir a Jungkook desde él otro lado de la puerta.


Hoseok con la mano temblorosa tomo la perilla, suspiro y despues abrio la puerta que daba acceso a la azotea, camino lentamente hacia Jungkook.


— Pequeño ¿qué estás haciendo? — pregunto amablemente.


— ¡Ya estoy arto! ¡ya no quiero estar aquí! ¡solo soy un estorbo! — contestó Jungkook mientras lloraba.


— No eres un estorbo Jungkook, no pienses eso pequeño, limpiate las lagrimas, no mires hacia abajo en lugar de eso mira al horizonte, observa cómo poco a poco las nubes van decorando él gran lienzo azul que tenemos, observa las montañas y los árboles ¿no es una hermosa vista? — dijo Hoseok mientras se acercaba poco a poco a Jungkook — La verdad es que no se la situación por la que estás pasando y tampoco se como te sientes, no puedo prometer que todo estará bien, porque no es así, la vida está llena de altos y bajos porque tenemos que aprender a valorar las pequeñas cosas y al final del camino obtendrás una hermosa recompensa — agregó Hoseok.


Jungkook miraba fijamente a Hoseok.


— Pero no hay razón por la que me quede, a nadie le importo realmente — dijo tristemente Jungkook.


— Niño por si no lo sabes sufro de agorafobia, le tengo pánico a las alturas, pero mira aquí estoy cuando Tae vino por mi no me importo nada y salí corriendo hacia aquí, si no le importas a nadie entonces yo no estaria aqui, asi que no digas eso — informo dulcemente Hoseok.


Hoseok trataba de mantenerse en pie, sin embargo sentía que cada vez le faltaba mas y mas él oxigeno.


— Si no quieres vivir con tus padres, puedes vivir conmigo yo cuidare de ti — ofreció Hoseok mientras le extendía su mano a Jungkook.


Él pequeño e indefenso Jungkook tomó la mano de Hoseok y despues lo abrazo fuertemente, ambos chicos bajaron de aquel edificio, y al salir fueron recibidos por un lloroso y sonriente Taehyung.


Los tres regresaron a la cafetería, Hoseok estaba nervioso por lo que le diría su jefe es más ya se hacía buscando otro trabajo, sin embargo no fue así. Cuando Hoseok le explico lo que había ocurrido Nohan él dueño de la cafetería fue muy amable y comprensivo, les dio un fuerte abrazo a los tres chicos y de paso él dia libre a Hoseok.


Taehyung por su parte tenía asuntos que atender por lo que se despidió de ambos chicos quienes emprendieron camino al departamento de Hoseok, ese dia Hoseok no asistió a clases

14 de Agosto de 2019 a las 05:57 0 Reporte Insertar 0
Continuará… Nuevo capítulo Todos los viernes.

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~