Carta de Suicidio Seguir historia

R
Raul Ivan Olvera Acuña


Esta historia fue escrita por mi, digamos que el protagonista y yo nos parecemos algo jeje.. , en fin espero que disfruten la lectura (no se si poner mi nombre de usuario o mi nombre real asi que puse ambos xd ayuda con eso)


Historias de vida Todo público. © Raul Ivan Olvera

#sad
Cuento corto
0
494 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Hora de partir

Eh escuchado que las personas sueñan, por desgracia yo no lo hago, no puedo soñar.

Me levanto sin ánimos, sin ganas de vivir como cada día, pero este sera el ultimo.

Salgo de casa dejando la puerta de mi fría habitación entreabierta.

En mi escritorio una carta, por fuera decía en ella: "Adiós mama y papa".

Estoy caminando por una calle vacía, mientras avanzo múltiples pensamientos

invaden mi mente, preguntas con respuestas, preguntas sin respuestas y preguntas sin

sentido.

En ese Momento algo vino a mi mente, una imagen, mi funeral.. tantas personas

pero ninguna lagrima.

El cielo se empieza a nublar en ese momento miro hacia arriba, una lagrima brota en

mi rostro, pero... no es lluvia.

Empieza a llover, miro a mi alrededor y no hay nadie.

-Enserio...? - lagrimas brotan de mi rostro.

-¡¿Dios?!, ¡¿Me Obligaras llegar de la manera más sencilla?!-.

En ese momento río de forma desesperada mientras lloro sin sentido alguno.

Miro mi reflejo en un charco de agua, me acerco a el arrodillándome.

-Dime... tu mi más grande amigo y mi más odiado enemigo... que debo hacer...? -

Escuche una respuesta proveniente de mi cabeza

-si no lo soportas... acabemos con esto-

A lo que respondí

-Pero... Tengo miedo-

De una forma decepcionada

-Ese es el problema, siempre lo hemos tenido-.

En Mi madre entra en mi habitación, al leer lo que había escrito en el sobre llamo a

mi padre y comenzaron a leerlo.

"Hola mama y papa si están leyendo esto es porque eh tomado la decisión mas

estúpida, pero... la mejor para todos. Lo siento por fallarles, más de una vez me

rendido, pero no soy feliz y hago infeliz a las personas que me rodean, madre que

acaso no lo vez, notas le vergüenza al verme al rostro..., discúlpame enserio pero

estoy cansado, perdóname te lo suplico. Seguramente en estos momentos estoy en

algunas vías o en un edificio quien sabe ni siquiera para morir tomo buenas

decisiones je..., no se preocupen por mí, madre reconozco que te preocupabas mucho

por mí, eres una de las muy pocas personas a las que le importaba que tal estaba o

cómo me sentía, pero ya no por favor, tu sonreíste por mi cuando te hacia

feliz, cuando te sorprendía el día de las madres, en tu cumpleaños o en navidad,

siempre que estabas conmigo tenías una sonrisa, pero no quiero que llores por mí,

Bob... que puedo decir, Gracias por querernos a mi madre y a mí, eres el hombre mas

fuerte que conozco, el más valiente y muy trabajador, probablemente el mejor padre

que un chico podría tener, por eso te pido que me perdones, no soy tan fuerte como

tu como para continuar esta lucha, sinceramente ya estoy harto de vivir y de luchar,

Lo siento por ser un cobarde, por ser débil, por no ser el hijo que deseabas. Díganle a

mi hermano que lo quiero, que nunca me olvide ni las locuras que pasamos juntos,

que siga el ejemplo de nuestro padre, díganle que se duche a diario jeje, que estudie

el tonto, díganle que lo cuidare este dónde este y que a diferencia de mí nunca estará

solo y por último díganle... que lo quiero... que lo quiero mucho, sinceramente me

hubiese gustado decirles todo esto de frente, pero probablemente el hecho de ver a mi

madre romper en llanto seria lo suficiente como para retractarme de mi decisión tan

mediocre, yo nunca les pedí nada, ni juguetes, consolas, nada, todo me lo daban es

por qué ustedes consideraba que lo merecía, así que les pido una cosa, Cuiden de mi

hermanito".

Mis padres rompieron en llanto al terminar de leer.

Mi hermano solo se recargo de espaldas sobre la pared en la cual escuchaba cada

palabra de lo que nuestros padres leían de mi carta.

Observo desde lo alto de un puente, todo está solo a mi alrededor, a lo lejos veo

árboles y algunos automóviles abandonados.

-Entonces así termina todo? -

-Totalmente solo, pero bueno, cuantos se alegrarán -

Imagino un cementerio donde está mi lapida -como un chico de 17 puede tener

tantas cargas? - .

Me dispongo a saltar -No lo negare, extrañare a mis padres y a mi tonto hermano...

ellos siempre... estuvieron...-

Me detengo y bajo la mirada

-y si... no lo hago? -

En ese momento escuche una voz en mi cabeza y un fuerte dolor.

-auch... duele...-

-Y qué caso tiene?, ¿que caso tiene estar vivo por fuera, mientras por dentro te pudres? -

- Pero mi familia... mis a-

De pronto de forma agresiva me interrumpe.

-migos?! ¿Eso es lo que ibas a decir no? Amigos...-

-Dime rob... a que amigos te refieres eh?, ¡¿Los que nos buscan solo cuando necesitan

favores?!, ¡oh!, ya se, ¡¿el que nos dio la espalda cuando en verdad lo necesitamos?!

¡¡¿oh, o tal vez te refieres al que nos engañó con la zorra de nuestra novia?! esos amigos

Robert...? -

Sentí como se formaba un nudo en mi garganta y un dolor en el pecho.

-Te are una sencilla pregunta rob..., ¿qué día es hoy? -

Mi vista se empieza a nublar

-lunes... o miércoles... no...no, sábado? -

Solo escuche en mi cabeza carcajadas como de un demente

-O tal vez martes, o jueves o quizás puede que viernes-

-Ni siquiera sabes qué día es hoy, ¿sabes por qué?, porque nunca nos importó, ya no

cuentas el tiempo que llevas respirando porque por dentro ya estás muerto-

Solo respondí susurrando.

- ¿Tú no sabes quién soy..., Quien eres tú para decirme esa cosa...? -

-Que no se quién eres...?, hay rob... tu eres quien no sabe quién soy...-

-Yo soy tu dolor, tu desgracia, tu llanto, yo soy la pesadilla abundando en tu mente y

corazón, es curioso, tienes el mal habito de guardarte los problemas, estábamos llenos

de vida, felices hasta que papa nos abandonó, cuando vimos como mama lloraba por

las noches y aun no entiendo como por las mañanas tenía una gran sonrisa, todos los

momentos de dolor, como cuando nos quedamos esperando en nuestra primera

graduación o cuando enfermamos y no nunca llego papa, mama siempre estuvo ahí,

recuerdas cuando escuchamos a mama hablando por teléfono, cuando pregunto

"porque nos abandonaste?'', apuesto que en la respuesta estaba nuestro nombre...-

Comenzaron a venir recuerdo de mi vida, y también el dolor que sentí en esos

momentos.

- ¿Todo ese dolor, lo sientes? -

comencé a temblar y sentir frío.

- si...-

-yo me siento peor-

-cuando papa se fue, cuando no estuvo con nosotros, cuando no nos enseñó como

jugar o rasurarnos je... cuando recibías los puñetazos en la escuela, los insultos,

criticas solo por ser distintos, cuando pasaron todas y cada una de esas cosas yo estuve

ahí contigo, ahora las lágrimas no dan para más, noches llorando y pidiendo a dios,

dime funciono? -

-eh...-

-no es necesario... yo sé que no, por algo acabaremos con esto...-

Subo a la barandilla de aquel puente.

-Ahora dime rob. ¿Qué caso tiene...--Seguir viviendo...? -

Sin pensarlo salto.

Siento como si hubiese un vació abajo, veo gotas de lluvia caer conmigo, lento... muy

lento hasta llegar al suelo al igual que yo.

Siento un poco de dolor... pero no tanto como el que sentía cuando estaba vivo.

17 de Agosto de 2019 a las 06:05 8 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
Franyelis Ramirez Franyelis Ramirez
Hola. Es una historia interesante y sé que muchas personas se identifican con esta situación. Describes cada situación con detalle, lo cual es excelente. Sin embargo, hay errores ortográficos que debes corregir con urgencia. Además me causo mucha confusión, el tipo de narrador que utilizas, en principio haces uso del narrador omnisciente pero casi al finalizar, utilizas el narrador protagonista.  Te seguiré leyendo. Saludos.

  • R O Raul Ivan Olvera Acuña
    Bueno , como comenté anteriormente soy nuevo en esto, y si me percate de las faltas de ortografía, que en mi caso son faltas de "horrografia" jaja , gracias por leer mi historia 3 weeks ago
  • Franyelis Ramirez Franyelis Ramirez
    No agradezcas, estamos para apoyarnos. Para ser nuevo, lo haces bastante bien ;o 3 weeks ago
miriam Prando miriam Prando
Me duele ver que gran realidad hay en todo lo que escribistes,sobre todo en vivir pero estar muerto por dentro. Pero si seguimos en pie es por algo,es triste y doloroso para los que quedan llorando y viven con la perdida de un ser amado. Todos tenemos nuestra historia el tema es cambiarla para bien,dejando lo malo atras.

Diego E. Diego E.
Saludos Raúl!. Me parece excelente que usted trate un tema que pocos abordan. Me agrada el realismo de su trabajo. Si me permite, aprovecho su comentario hecho en la comunidad ("cuentos y microrrelatos"): propongo que revisemos con cuidado la ortografía y el uso de signos de puntuación de nuestros escritos. A espera de sus próximas publicaciones: Diego E.

~