Almas Perdidas Seguir historia

wilmerjr-jose1564640700 Wilmerjr Jose

Dos chicos completamente diferentes pero al mismo tiempo completamente iguales Dos corazones rotos por el mismo culpable, el amor. Dos promesas distintas pero con el mismo objetivo, nunca más enamorarse. Dos almas perdidas...lograran encontrarse y podrán vivir felices para siempre?. Son dos almas gemelas, destinadas a estar juntas pero que pasa si el destino hace que pierdan su camino... -Nunca te dejé de amar, pero acuérdate que fue tu decisión no esperarme, la verdad no se que haces acá! Yo tengo que cumplir algo, matar a quien nos separó, para después largarme- -¿Es verdad que no me dejarías nunca?- pregunte con los ojos cristalizados. -Hiciste tu vida, y creo que no estoy en ella- se fue dejándome sólo por segunda vez...


Romance Sólo para mayores de 18.

#accion #drama #378 #gay #lgbt
0
1.3mil VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los jueves
tiempo de lectura
AA Compartir

Prologo

Prov: Magnus.


Me levante del suelo de ese parque, mi espalda dolía demasiado por dormir en ese piso frió, con una manta rota.

Me fui a la fuente que estaba en el centro del parque y me lave las manos y la cara, me quede viendo fijamente mi reflejo en el agua.

Me fije en mi rostro, para ser un chico de la calle, no lo aparento, que soy pobre proveniente a los barrios bajos, físicamente estoy bien, ojos azules , cabello negro con reflejos castaños, flaco pero no tanto, mido 1,85, mi mejor amigo que va en el colegio conmigo, colegio que son de los "pobres" según las personas con mucha más alta clase social... tengo hoyuelos y linda sonrisa, cosa que no creo ya que según mi madre soy un error en esta vida, aparte casi nadie me ve sonreí ya que nadie me cae bien solo mis mejores amigos, casi todos me conocen por ser el chico más serio y frío.

Mi historia, no es muy linda que digamos, nací un 20 de noviembre de 1998, tengo actualmente 17 años, mi madre bueno digamos que su trabajo no es el más respetable del mundo, es prostituta y trabaja en un bar, me ha pegado y dicho cosas no muy agradables pero yo la sigo queriendo ya que es mi madre, vivo en los barrios más bajos o pobres de Estados Unidos, en realidad nací en Argentina pero me tuve que venir a vivir acá por obligación, Voy al colegio de mi barrio, mi padre bueno digamos que 35 años de cigarrillos no le hicieron nada bien en los pulmones y termino muriendo por cáncer, tengo dos mejores amigos. Andrew y Jack, son mis amigos desde que me mude aquí.

-¿Que hacías en el parque!? ¿Durmiendo para el colmo!?- me grito Andrew pero yo alce los hombros.


- Mi madre tenia una visita y no me apetecía escuchar los gemidos desde mi habitación- dije sentándome en el sillón de la pequeña casa de Andrew.


-Sabes que estos barrios son jodidos, y te vas a dormir por ahí- me reto y yo suspire cansado de escuchar todo lo mismo

-Hey.. puedo parecer un niño inocente pero sabes muy bien en que estoy metido- dije retándolo con la mirada- sabes que siempre llevo a mi amiga- dije sacando mi arma.

-Mira no se como mierda te fuiste a meter en el tema de los narcotraficantes, pero me da igual, para la próxima te venís a mi casa- dijo y yo asentí.


-Mi vida es así, si no hago esto muero de hambre, y acuérdate de mi padre,.. sabias que estaba metido en estas cosas pero el de mi padre era mucho peor- dije- prefieres que acepte que sea el jefe de la mafia o esto?- le pregunte.


-Ninguno de los dos, desde que te paso eso con Hec...- se quedo callado antes que yo me levantara y lo asesinara.


-Juro que una vez más pronuncias ese maldito nombre, te corto la garganta- susurre con odio puro.


-Lo siento yo...- me levanto molesto del sofá.


-No pasa nada me voy- dije frío y cortante, salí de vuelta a las frías y solitarias calles de mi barrio.


Me puse mi capucha y escondí mi manos en los bolsillos de mis jeans.


Al llegar a mi casa, que se estaba cayendo a pedazos, entre y vi a mi madre tirada con botellas de alcohol en su alrededor.

Negué con la cabeza y subí a mi habitación, no es la gran cosa, una simple cama y con grafitis en las paredes blancas.

-Maldito hijo de puta- susurre al recordar el nombre del maldito infeliz.


Hector Bolívar, mi ex novio, si soy gay y que, salimos 4 años y me termino el día de mi cumpleaños, diciéndome que solo era una puta apuesta, jugo con mis sentimientos, pero tranquilos yo no me quede de brazos cruzados, digamos que aproveche que estaba más o menos metido en la mafia, su madre no llego con vida del trabajo, accidentalmente tubo un accidente, yo lo amaba y el lo que hizo con mi corazón fue tirarlo a la basura y quemarlo. Me prometí a mi mismo, no amar a nadie, no dejar que lastimen mi corazón ya de lo que esta, ya tengo suficiente con lo de mi madre para que quiero a otro en mi vida que haga que mi corazón se rompa. No gracias.


Esa vez que me termino vine a casa y llore, luego me dormí soñando con un mundo que no halla clases sociales, que mi madre me quiera, que mi padre siga vivo pero no.


La realidad es una vida que nosotros mismos creamos, vemos con nuestros ojos cosas que nosotros mismo causamos y culpamos a la vida que tubo la culpa en que sea una mierda, la realidad siempre estará en toda nuestra vida, puede ser dura y otras veces fáciles pero todas llevaban aun mismo punto en común, la muerte, ya que nosotros decidimos morir feliz, teniendo una vida sin problemas o morir sabiendo que tu vida por tu culpa ya fue una mierda, tu decides crear lo que pasa alrededor tuyo, no el mundo. No sueñes cosas que por ahí no se cumplirán, no hay que ilusionarse porque mientras más alto vueles más duele la caída que tendrás. Somos la protagonista de nuestra propia historia tu decides hacer las cosas bien o mal.


Mi vida ya esta casi hecha, yo decido ser uno narcotraficante y próximamente jefe de una de las mafias más peligrosas en el mundo, esta es mi realidad y la tengo que vivir quiera o no. Por que ya esta hecha, cabe un agujero en el cual no puedo salir, y si lo intento me hundo más en esta porquería.


Sono mi celular y lo saque era una llamada de mi compañero Don.


Llamada.


-Que pasa?- pregunte.


-Adivina quien no quiere pagar lo que te compro durante 2 años- dijo enojado- Harry Gonzales- susurro y yo negué con la cabeza.


-Ese chico quiere terminar muerto- dije.


Ve yamenazarlo o que se yo, que te pague ahora- dijo mandándome.


-Tu no me mandas, voy por que necesito la plata para pagar el colegio- dije serio y colgué.


Fin de la llamada.


Voy a tener que hacerle una seria visita al idiota.


*******

Prov: Alec


-Alec.. hijo despierta- dijo mi madre desde el otro lado de la puerta.


Me levante con mal humor, no quería ir a la escuela ya que no me agrada, miren mis padres tiene dinero, pero eso no significa que me manden a un colegio de niños ricos y mimados que se creen el centro del mundo pero no son más que gente idiota.


Al terminar de ducharme me vestí con mi remera roja y unos jeans ajustados negros y mis zapatillas grises.


-Me voy, chao- le dije frío a mis padres, ellos piensan que con cosas materiales van a tener mi cariño? Ja así no son las cosas.


Al llegar a la entrada del colegio me quede esperando a mi mejor amigo Harry, luego de unos minutos el apareció.

-Vamos adentro ahora!- dijo asustado.


-¿Que pasa?- pregunte pero me fije que una moto para enfrente del colegio, y como todas las miradas se fijaban en el chico.


-Harry..- dijo y se saco el casco, escuche muchos suspiros de las chicas y hasta chicos, incluyéndome.


-¿Si?- dijo mi amigo tratando de no tartamudear.


El chico se acerco hasta Harry y vi como le agarra del cuello y lo tira en la pared, haciendo que Mi mejor amigo gima por el golpe.


QUE TE PASA!?- grite enojado al ver lo que hacia, el me miro.


-Mira niño de porquería! No te metas en asuntos que no te incumben y aléjate, o te ira mal- dijo y me miro con odio y yo retrocedí.


-¿Que quieres?- pregunto Harry y el soltó una carcajada sarcástica.


-Tus amigos son muy chismosos- dijo mirando a los alumnos que miraban atentos lo que pasaba- ¡LARGO DE ACÁ MIERDA!- Grito y todos se fueron del patio-Me debes algo, y ese algo es dinero, te doy hasta fin de mes o si no- se agacho hasta la altura de este- Mis compañeros harán cualquier cosa que yo les ordene y eso me dice solo una palabra...muerte- dijo y vi como Harry se volvió pálido- eso nada más- dijo y empezó a caminar, no sin antes mirarme por unos segundos pero luego negó y se fue en su moto.

Mira ahora me cuentas quien era ese tipo y que mierda hiciste- le ordene cuando empezamos a caminar por los pasillos.

Sabias que yo tuve unos problemas de drogas y estuve un año en rehabilitación- yo asentí- el es Magnus Velasquez- yo le mire asustado, sabia quien era ese tipo, mi padre es policía y vi su expediente que estaba en la oficina, era un narcotraficante y su padre era el jefe de la mafia- bueno le debo $700 por las drogas que compre- dijo apenado y quise pegarle un buen golpe por idiota.

-Mira no te pego por que eres mi mejor amigo- suspire- PERO PORQUE TE FUISTE A METER CON ÉL, DIOS MIO QUE TENIAS EN LA CABEZA!- dije retándolo.


-Vamos a clase en este momento solo quiero hacer cualquier otra cosa que escucharte- dije enojado y caminamos a clase.


-Mira quien esta ahí- susurro Harry y mire hacia donde apuntaba y suspire.


El chico cual una vez tuve enamorado, el típico chico popular que es mujeriego, y idiota, tuve una relación con el, pero solo quería tener sexo y lo tubo, pero al día siguiente habían fotos por todos lados de nosotros haciéndolo.


Desde ese día ya no creo en el amor, me enamore y salí lastimado para que quiero salir de vuelta así.


Por eso prometí no enamorar nunca más...

1 de Agosto de 2019 a las 06:56 0 Reporte Insertar 1
Leer el siguiente capítulo Conociéndolo

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 1 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión