Entre la amistad y el amor Seguir historia

C
Catalina Pérez


Es una historia de amor no correspondido, una chica se enamora de su amiga, no tan solo porque tiene que elegir entre amistad y amor sino que porque descubre que le atraen las mujeres...


LGBT+ Todo público.
0
944 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Todos los viernes
tiempo de lectura
AA Compartir

Guatita llena corazón contento

Ahí estaba yo, sentada mirando un partido de fútbol después de haber jugado, estaba un poco sudada pero siempre digna, en ese momento no recuerdo haber estado pensando en algo tan importante que me impidiera haberme dado cuenta que una niña se estaba sentando al lado mío, pero así fue, no sabía quién era, solo sé que se sentó y me habló:


- tengo hambre comamos un completo?.


- uff, yo igual tengo bastante hambre, comamos.


Ella lo tenía todo calculado ya que atrás de nosotras estaban vendiendo completos, empezamos hablar de la vida mientras comíamos y comíamos, era bien chistosa, de hecho me simpatizó, resulta que habíamos jugado juntas recién a la pelota pero como yo era nueva en el equipo no la reconocí y cabe agregar que soy muy despistada. Cuando terminamos el completo, yo seguía con hambre, la mire e inmediatamente me dijo que sí, yo quedé sorprendida, no le había dicho nada aún pero fue como que me leyó la mente, fue una súper y rara conección.


Luego de comernos el otro completo seguimos hablando y resulta que teníamos muchas cosas en común, no las empezaré a enumerar porque son demasiadas, solo diré que nos gusta comer mucho y hablar mucho...

Al final del partido le dije que me tenía que ir, me preguntó donde vivía, yo le dije que no era de la ciudad, que vivía lejos como a dos horas, me dijo que ella igual y que se iba al terminal igual que yo asi que nos fuimos juntas, hablando y riendo, era muy chistosa, siempre andaba sonriendo, creo que eso fue lo que más me sorprendió de ella al principio. Al llegar al terminal compramos pasajes, cada una en su respectivo bus, vivíamos súper lejos la una de la otra, me despedí de ella con un beso en la mejilla y ella me dijo:

- fue un gusto conocerte, espero sigas viniendo a jugar.

En ese momento yo solo sonreí, no supe que decir, siempre me pongo nerviosa cuando me dicen cosas así, soy tan loquilla, luego de eso me fuí a mi bus. Cuándo llegué a casa mi mamá emocionada me preguntó cómo me había ido jugando mi primer partido de fútbol en ese equipo, y yo solo le hablaba de la chica con la que había comido completos. Qué gran día fué ese.



29 de Julio de 2019 a las 06:20 0 Reporte Insertar 1
Continuará… Nuevo capítulo Todos los viernes.

Conoce al autor

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas