Ellos en el metro Seguir historia

versificador001 Abrahan Hierro

Una joven despechada conoce a alguien en el metro con quien tiene una aventura que la hará experimentar cosas nunca antes sentidas.


Erótico Sólo para mayores de 18.

#adolescente #erotico #sexo #joven #metro #adulto #+18 #orgasmo #ero #oral
0
848 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

Primer acto - El encuentro

Una joven adolescente de 19 años cuyo nombre vamos a obviar por el momento sale despavorida de su casa, donde acaba de discutir fuertemente con su madre sobre su futuro. Sale corriendo a toda velocidad y se monta en el metro (cosa que hacia a menudo) puesto que en el metro solo tendría que pagar una ves y se quedaba todo el tiempo que necesitara para pensar y calmarse.

Mientras está sentada en su sillón pensando a lo lejos, entra un joven y se sienta delante de ella. Un joven tan idílico que ella no puede dejar de mirarlo, un rostro perfecto, el tamaño ideal, unos ojos brillantes y una sonrisa cautivadora la hacen ilusionarse con este sin tan solo haber compartido unas palabras. El joven se percata de que la chica lo está mirando fijamente y cruzan sus miradas, ella rápidamente lo esquiva sin poder ocultar su sonrojamiento en su pálida cara él sonríe y en la próxima estación abandona el metro.

La joven se queda pensando en lo que acaba de pasar, se imagina teniendo la oportunidad de estar con este joven con algo que podría ella llamarle como algo mas que una simple amistad, unirse a el en algo que sobrepase los limites que ella haya encontrado nunca. - hay que destacar que esta joven nunca ha visto en persona a ningún joven desnudo, y en muy pocas ocaciones ha besado a alguno. Aunque parezca sorprendente a sus 19 años continúa siendo virgen, sin embargo, tiende a estar sola pues tiene una condición sexual especial-

La joven se pasa toda la tarde en el metro, ya sube y ya baja. Pasan las horas y ella ve personas ir y venir, personas que vienen de sus trabajos, algunos estudiantes universitarios, parejas agarradas de las manos pero aun que ha pasado mucho tiempo no decide volver a su casa aun. El reloj marca las 8 de la noche y decide quedarse en la próxima estación pues es la que esta mas cerca de su casa, y cuando se pone de pie para dirigirse a la puerta de salida, ve al joven que la dejó impactada hacía un rato, no logra contener su éxtasis y tiene que sentarse.

Para su sorpresa el joven entra de nuevo en su mismo vagón y como si fuera un llamado del destino se sienta nueva ves frente a ella, pero en esta ocasión ya no tiene una sonrisa marcada, tiene una cara triste, ya no refleja el brillo que tenia horas antes. La joven quien en toda su vida había sido muy intrínseca, sale de su zona de confort se pone a su lado y tocando su hombro le dice -"Todo estará bien". El joven sorprendido por la acción de ella trata de ocultar lo que le pasa y finge una sonrisa mientras le mira a los ojos, sin haberse percatado de que era la misma joven que había visto anteriormente en ese mismo vagón.

Al cruzar sus miradas un cosquilleo pasa por sus cuerpos. La joven que aun tiene su mano en el hombro de él siente una conexión con este tan fuerte que seria capaz de hacer lo que él le pidiera. El joven le dice que por favor lo acompañe que necesita hablar con alguien, a lo que ella accede. Se dirigen a su casa y se sientan en su sala, él como todo un caballero le dice que si ella quiere algo para tomar, y ella decide tomarse un poco de vino, como la idea de ambos era compartir sus pesares comienzan a hablar él le pide que comience ella primero a contar su situación, y esta comienza diciéndole que salió de su casa luego de haber discutido con su madre sobre su actual situación, su madre quiere que ella continúe estudiando pero ella se rehúsa pues no se ve cursando una carrera universitaria, siente que en este preciso momento de su vida no tiene una verdadera vocación y espera encontrarla antes de decidir que hacer.

Él le dice que cuando la vio por primera ves en el metro se dirigía a casa de su novia, pero que al llegar sin razón aparente la novia termino con él y que esto lo estaba destrozando. Suena el teléfono de ella y es su madre llamándola preocupada pues tiene toda la tarde fuera de la casa y ya casi son las 10 de la noche, sin embargo, ella está tan entretenida que decide no contestar, al mirar la botella del vino se percatan de que ya la han terminado y comienzan a sentir los efectos de esto.

Ella decide sincerarse con el y le cuenta de su condición, le dice que a temprana edad fue diagnosticada con una rara enfermedad sexual llamada hipersexualidad nivel III, que no es mas que un deseo exacerbado de sexo, tan fuerte que muchas veces tiene que trancarse en el baño por horas y tocarse hasta llegar al orgasmo varias veces, le dice que en ocasiones ha tenido que taparse la boca con trapos pues no logra contener los gritos propios de su lujuria sexual. Le dice que cuando lo vio en el vagón del metro, no paraba de pensar en lo que sería estar con el en la intimidad. Pero que nunca en su vida ha estado con ningún hombre.

El joven decide proponerle, ser el primero en mostrarle lo que es estar con un hombre real, y le promete ser muy delicado con ella, a lo que esta accede. Se dirigen a la habitación y para su sorpresa todo estaba decorado de rojo, un color intenso para los que sufren su condición, pues elevan su lívido hasta el punto del éxtasis, no han comenzado a quitarse la ropa y ella comienza a sentir que su ropa interior se está humedeciendo.

Cierra la puerta y poner música para ambientar la situación, prende unas velas aromáticas que hacen que la habitación se torne mas romántica, es como una novela, es como ella lo había soñado, es simplemente perfecto. El joven la dirige a la cama y la hace amarrarse el pelo, y comienza a besar tiernamente sus manos, ella no puede creer lo que esta viviendo, tiene años viendo pornografía, tiene años masturbándose, años propinándose auto-orgasmos, pero nunca había sentido esto, se le ponen los pelos de punta, y comienza a morderse los labios, mientras el comienza a quitarse la camisa, ella no puede moverse, pero él le dice que esté tranquila, que él la va a dirigir.

La recuesta en la cama y sube encima de ella portando solo un boxer y comienza a bailar, suavemente sobre ella, mientras pone las manos de esta sobre su pecho, un cuerpo de atlético como los tipos que salen en las películas, mientras lo toca su corazón palpita a mil por hora, y sin darse cuenta esta gimiendo levemente, cuando se percata se avergüenza pero él le dice que no tenga miedo que puede desahogarse con él, comienza este a quitarle la ropa, le quita sus zapatillas mientras ella observa la delicadeza de este y la forma tierna en la que el la trata, es como ella lo había soñado.

Le quita las medias con la boca le sube la blusa y comienza a quitarle el pantalón mientras le besa el ombligo, al principio siente un cosquilleo pero poco a poco va deseando mas que siga haciéndolo, luego de quitarle el pantalón le quita la blusa, y se percata de que su sostén es color negro, su color favorito, y le dice al oído que ahora la desea aun mas, al quitarle el sostén, ve sus pechos perfectos de adolescente con el tamaño ideal, nuevamente sube encima de ella y comienza besarla en la boca, al principio con delicadeza y poco a poco va subiendo la tensión, mientras ella suspira, el se dirige a sus oídos y los lame con su lengua, ella siente la humedad de su lengua y el calor que esta le provee y no puede dejar de retorcerse, el va cayendo hasta su cuello deslizándose con su lengua lo que hace que ella gima de emoción y luego de sentir que ya su cometido en esta área esta logrado, se dirige a sus pechos.

Antes que nada se detiene y busca algo en su mesa de noche, una caja con varias cosas dentro, mientras el rebusca en la caja, ella pregunta que busca y él le responde diciendo que no se preocupe que no es nada malo, saca un frasco con nutella y lo unta en todo su pecho, y después de observarla durante un rato comienza la labor de quitarle todo este chocolate de estas preciosas montañas, como todo escalador, comienza por la parte de abajo y sin prisa, tomándose su tiempo, va retirando todo rastro de nutella que encuentra en su camino, hasta llegar a su destino, el pico de la montaña, el éxtasis de haber llegado, la satisfación del deber cumplido, sus grandiosos pezones rosados, era el primer hombre en escalar esta montaña y tenia que dejar su marca en ella. Primero lame la nutella que hay en ellos y luego hace la simulación de morderla con suavidad, la joven no aguanta y agarra su cabeza y lo hace sumergirse en sus pechos a lo que el se deja llevar, y las "Chupa" cual niño buscando la leche de su madre, en este preciso momento se produce el primer orgasmo en ella.

Su vagina ultrahumeda, ha mojado toda la braga que esta tiene puesta, y ha comenzado a mojar la cama. El joven al ver esto sonríe y sigue disfrutando de sus preciosos pechos. Ella lo empuja hacia abajo con la intención de que este bese sus entrepiernas, y y comienza a deslizarse hacia abajo, nuevamente desciende las montañas, haciendo un recorrido con su lengua y hace una parada técnica en su ombligo, para morderlo, sigue su camino y luego de retirar su braga, todo mojado, comienza a besar sus piernas suavemente mientras se dirige hacia el punto máximo de excitación de toda especie femenina, un lugar creado solo para el placer sexual, un órgano dado por lo Dios a la mujer con la única intención de disfrutar. La vagina.

Al llegar acerca su nariz y respira profundamente, un olor dulce y suave, una zona totalmente virgen de la mano del hombre, era el primero en verlo, y seria el primero en disfrutar de el, pasa su lengua por toda el área y poco a poco empieza a succionar sus labios, y en este momento se produce el segundo orgasmo en ella.

Luego de un buen rato ella no aguanta y le dice que por favor la penetre y el le dice que no, que aun faltan cosas por hacerle.

24 de Julio de 2019 a las 18:02 0 Reporte Insertar 0
Continuará…

Conoce al autor

Abrahan Hierro Soy un escritor autodidacta, no soy amante a la lectura, mas si a la escritura, y aunque tengo tiempo escribiendo nunca había tenido el coraje de publicar mis pensamientos, pero ya es hora de cambiar eso. Mis escritos son mixtos, un mezcla entre poemas, novelas y dramas eróticos.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas