Cuento corto
0
1382 VISITAS
En progreso
tiempo de lectura
AA Compartir

Diva y Mosca


Una mosca vuela por el ómnibus hasta que se posa sobre el cabello rubio de una señora con unos rulos perfectos, producto de unas cinco horas en la peluquería. La mosca penetra uno de esos rulos hasta llegar al cuero cabelludo. Ve lo que hay, se arrepiente y quiere escapar pero queda enredada. La señora, compenetrada en algún romance de ficción, sigue leyendo su libro de Isabel Allende y no siente al insecto en su cabeza.

Los pasajeros no se percatan de lo que pasa en el ómnibus porque no les importa, se suben, se bajan y siguen con su día. Nada más. Pero cuando una acción parece una regla, se espera que haya otra que la contradiga.

La mosca al fin se escapa de ese rulo que actuó como telaraña por cinco minutos y una cantante y un guitarrista quedan atrapados en el ómnibus por el doble de tiempo. Son dos personas que ya están acostumbradas a un público indiferente, a pesar de que tienen un talento merecedor de una actuación en el teatro Solís. La cantante tiene un cuerpo esbelto, cabello castaño largo y hace ademanes con sus manos mientras canta Hijo de la Luna de Mecano. Se mueve al estilo de Diva de El Quinto Elemento, incluso tiene una voz que hace recordar a la de ella, pero a diferencia de esta dama azul, la mujer del ómnibus parece no hipnotizar a nadie con su voz.

La señora de la mosca continúa leyendo su libro y los demás pasajeros escuchan música o miran hacia afuera del ómnibus. Ni siquiera el chofer tuvo el gesto de apagar la radio que inunda al coche con la voz de Pettinati. Pero a la cantante no parece importarle y se desliza por el corredor mientras baila al ritmo de la guitarra. El tema termina y ella se mantiene inmóvil, esperando algún aplauso.

Y así sucede. El guitarrista y la cantante reciben algún que otro aplauso. Mientras ella agradece a los pasajeros por su “grata atención”, él recorre el coche con un gorro dado vuelta en su mano.

Ahora no se oye a la guitarra sonando, ni a ella cantando, ni a la gente hablando, sino a las monedas cayendo dentro del gorro.





23 de Julio de 2019 a las 00:49 0 Reporte Insertar 0
Continuará…

Conoce al autor

Eliana T.L.K He tenido muchos trabajos, blogs, hobbies, metas, miedos e ilusiones pero escribir y transitar por libros son las dos cosas constantes de mi vida.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas