Cuento corto
0
492 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

I

Ana estaba sentada en el columpio de jardín de su casa esa tarde primavera, Había terminado el invierno pare ella había vivido un otoño y un invierno triste y solitario pues hombre que amaba y que cría serian un solo toda la vida habían terminado una linda relación de dos años de amor.

Ana había decido a partir de esa primavera que comenzaría a vivir de nuevo. Su amiga Teresa le había Dijo.

-Ana debes olvidar y comenzar a buscar un hombre que te valore de verdad.

Pero ella no había dicho nada a Teresa. Pues aun no quería olvidar ese amor solo quería volver vivir con una sonrisa en sus labios.

Mientras veía como todo renacía a su alrededor.

Recordó las palabras de su abuela que un día había dicho sobre el amor.

“No se debe buscar el amor, Si hay alguien está destinado a Tu corazón el llegara sola a las puertas de Tu casa solo tienes que tener Confianza y Fe"

Eso haría Ana tomaría de nuevo el sendero su vida retomaría con alegría y su profesión no buscaría nadie pues dejaría que el amor algún día llegara de nuevo a su vida cuando fuera el momento de ellos.

18 de Julio de 2019 a las 21:01 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Marcela Goberna Soy escritora trato de expresar en palabras sencillas lo que es vivir y amar de Verdad

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~