Cuento corto
0
595 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

I

Diana había pintado un colibrí sobre una flor esa pintura era causaba sensación en la exposición de sus pinturas. Pero nadie comprendía lo quería decir en aquella pintura.

Diana estaba observando esa la pintura cuando sentido la vos de Diego no sabía si era un sueño o una realidad. Pero cuando giro vio a Diego que decía:

- Esta pintura Diana habla del amor entre un hombre una mujer.

- Hola Diego ¿Por qué dices este esto?

-Pues la mujer es la flor y el colibrí el hombre. El Hombre que viene a besar el néctar de la mujer que es distinto a muchas mujeres que conoció en su vida.

-¿Cuál es néctar de esa mujer?

- Es su inocencia el miedo de ser besada. También el néctar de esa mujer es su entregada cada día en su sonrisa y en el apoyo que le entrega a ese colibrí.

Ella miraba aunque en sus ojos estaban húmedos por lágrimas. Pero le pregunto.

- ¿Tu has encontrado esa flor Diego?

El la miro y sonrió se acerco a ella la tomo de su cintura, Le dijo

- Si encontré esa flor, pero me demore en darme cuenta y de tener el valor decirlo. Pues esa flor eres Tú.

De ella salieron lagrimas de sus ojos y dijo.

-Cuanto tiempo tuve que esperar para que un colibrí único se fijara en mí. Hoy soy feliz pues ese colibrí eras Tú.

- Como colibrí voy a besar a la flor.

El beso en sus labios ella templaba al sentir los labios de Él y era primera vez que la besaban. Sentía feliz pues era El primero besaba.

Cuando la dejo de besar El dijo.

- ¿Soy primero verdad?

Ella contesto

- Si

- Eso me alegra, pues yo amo a la flor, quiero que sea mi esposa para siempre.

- Si acepto ser la flor única de este hombre colibrí que es dueño de mi corazón desde el primer día que lo vi en mi jardín.

-No sabía que la flor pintada fuera un poema también eres una poeta eso aumenta más mi amor por Ti Diana siempre serás mi flor.

El la volvió besar, pero esta vez Ella con timidez contento a sus besos.

Después de estarla El dijo.

- Si Dios no envía hijos serán especiales, pues será una hermosa combinación entre colibrí y una flor.

Ella sonrió. Dijo.

- ¿También el colibrí es poeta? eso hace a un hombre hermoso y especial. Pero te amo de cualquier forma.

Se miraron y sonrieron juntos. El dijo

- Parece hemos descubierto dones oculto entre nosotros, Pues somos poetas.

Ella dijo

- Por eso te amo mi amor

El dijo

- Pero yo te amo más

Se abrazaron y se besaron mientras la gente que visitaba la exposición pasaban por su alrededor.


18 de Julio de 2019 a las 20:37 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Marcela Goberna Soy escritora trato de expresar en palabras sencillas lo que es vivir y amar de Verdad

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~