Mis palabras // Mi tumba Seguir historia

apolozax Jordan Aleman

Algunos de nosotros nunca aprendimos a callar, no nos retractamos y quizá estamos cavando una tumba propia a causa de nuestros sentimientos. Quizá nunca cerraremos la boca.


Inspiracional Todo público. © Derechos Reservados

#sentimientos #lírica #349
1
612 VISITAS
En progreso - Nuevo capítulo Cada 10 días
tiempo de lectura
AA Compartir

Violencia // Creación de dioses

Con esa sonrisa macabra en medio de las llamas ríe el diablo, su satisfacción al ver el maldito desastre que hemos creado. Repito sus palabras y comparto su deseo, al igual que él solo queríamos justicia, toda la sangre derramada y la culpa sobre nosotros por excusas estúpidas hace que todos lo deseen. El miedo sembrado a las masas y los buitres comiendo su carne lentamente es el espectáculo más codiciado por todos.


Provocamos guerras y muertes innecesarias, todo para satisfacer nuestra avaricia, llevamos la violencia en nuestra sangre; en el gatillo de nuestras armas. Nos deleitamos en su sabor, alabamos a una maquina eterna y le entregamos cientos de sacrificios diariamente, está en nuestros corazones, los débiles serán devorados por la boca del rifle y gritarán: «¡Trae la maldita violencia!»

El océano cantará un coro para el creador mientras todos nos hundimos en su profundidad. Sueños eternos y palabras sin sentido es lo que dejamos atrás. Subiremos y conquistaremos la tierra de nuestros creadores, tomaremos su trono y destruiremos su cetro mientras escupimos en su rostro; joder, esta vida nos ha cobrado muy caro por su corto servicio. Nadie hablará en aquél día ya que todos estarán danzado sobre las llamas. Aquí vamos de nuevo, se repite la historia una y otra vez, la triste y violenta historia de una creación retando a su creador. Alimentan mentiras vestidas de blanco mientras todos alzamos las manos ante una navaja llamada "fe", no sirve de nada hablar de amor si ninguno comprende esa simple palabra, es un misterio; la incógnita del creador.


Este reino se derrumba poco a poco y no hay reparo para el, todos nos quebramos a su lado y sentimos miedo mientras ella nos elige con su delgado dedo. Dios nos llama con amor y luego nos deja elegir entre un camino estrecho y otro amplio, siempre elegimos el más fácil porque nos sentimos incapaces de cambiar; todo lo que tenemos es la violencia.


Arde, arde aún más, quiero ver como el viento se lleva tus cenizas. Un cielo oscuro y la eterna sinfonía de la soledad es el precioso regalo de nuestros dioses. Todos nos equivocamos, mentimos y chocamos en la duda; ¿cuál es el propósito?

Anhelamos luz y nos dieron la noche, pedimos amor y nos regalaron violencia, hicimos un gran berrinche por justicia y ahora tenemos esta distopía; el mayor truco del diablo fue convencernos de que no existía.


Los hijos de los dioses, los creadores del desastre y caos, estábamos mejor cuando aún no existíamos, quizá los vigilantes no se equivocaron al decir: «Señores del Universo, ¿no les advertimos el día de la Creación que el hombre demostraría ser indigno de Vuestro mundo?» Pero al igual que nosotros, ellos cayeron y sus alas fueron cortadas.

................................................................................

11 de Agosto de 2019 a las 23:41 0 Reporte Insertar 0
Leer el siguiente capítulo Oro cubriendo mentiras

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

¿Estás disfrutando la lectura?

¡Hey! Todavía hay 4 otros capítulos en esta historia.
Para seguir leyendo, por favor regístrate o inicia sesión. ¡Gratis!

Ingresa con Facebook Ingresa con Twitter

o usa la forma tradicional de iniciar sesión