¿que hubiera dicho Picasso? Seguir historia

alejandro-echavarri1563301272 Alejandro Echavarri

Entra en el mundo de Picasso, Escucha su estrategia para vencer en una épica batalla artística a Matisse. por unos minutos seras protagonista de una conversación que cambio el sentido de la historia del Arte para siempre. (Cuento ficcionado)


Cuento Todo público.

#ficcion #cuento #picasso #matisse
Cuento corto
0
523 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

¿Que hubiera dicho Picasso?

Ocurre en Nimes, Francia, donde está ubicada la hermosa casa de Gertrude Stein, Pablo Picasso habla con su amigo John Richardson.

Acaba de vender una de sus obras en mucho dinero, mientras miran sentados caer las ultimas hojas de los árboles en el parque, Picasso le comenta sobre su última adquisición en mitad de una conversación sobre arte.

- Discúlpeme el atrevimiento, pero tengo una duda que hace meses atormenta mi cabeza. Que fue lo que le dijo Matisse aquella noche al oído, que provoco que usted se levantara de la mesa en mitad de la cena y se valla- John pregunto con respeto y curiosidad.

- Recuerda el intercambio de pinturas, que realice con él.

- Claro, usted eligió el retrato de su hija margarita. Debo admitir que podría haber elegido mucho mejor.

- ¿Seguro? Usted cual hubiera elegido.

- Alguno que se podría haber vendido por más valor.

- Pues yo amo este cuadro, lo tengo colgado donde puedo verlo cuando necesito inspiración para crear.

- Pero no tiene nada artístico, es una de sus obras menos populares.

- Exacto, de las menos populares…Para la mayoría.

- Pero la mayoría es la que le da valor al arte. Si la gente que compra su obra, deja usted de gustarle, no podrá vender y tampoco seguir viviendo de esto que ama.

- Que la mayoría me critique es lo que le da valor a mi arte, si todos festejarían mis obras yo me sentiría cómodo, eso es la perdición para un artista, según mi creencia.

- Está bien, no lo entendí pero no importa…creo que se fue por otro lado para evitar mi pregunta. Si no quiere contestarla, solo dígamelo.

- No fue mi intención evitar la pregunta, esa noche antes de la cena discutí con Henri, y el siempre tan elegante y con su pedantería francesa me había dicho que tuvo que repintar mi pintura, para mejorarla.

- Pero por qué no lo dijo en la cena, cuando fue su momento de exponer.

- Yo creo que tener mis códigos, creí que Matisse tenía los mismos, pero me traiciono. Por eso yo mantuve los míos y guarde silencio

- ¿Y la frase que le dijo al oído fue que corrigió su pintura?

- No, eso fue antes.

- Entonces, ¿que provoco tanta ira de usted?

- Dijo… “Me entere que estuviste horas en la habitación con la sirvienta de Gertrude y solo la admiraste, dibujaste”.

- Ahh ahora entiendo, usted… ¿no sabía que Matisse tenía un affaire con esa muchacha?

- Por supuesto que no, y seguramente ella le contó todo lo que paso en la habitación

- ¿Qué fue lo que paso?

- ¿Sabe usted por que las hojas caen en invierno? Mi querido amigo – dijo Picasso, sin sacar la mirada de las ramas de un gran árbol que estaba sobre ellos.

- Debe ser por las bajas temperaturas imagino.

-Mi verdad, ya que como siempre le digo, no existe una única verdad. El que le diga que sí, se lo estará imponiendo y debe alejarse de esa persona rápidamente- Pablo hace un silencio, mientras su amigo reflexiona- a lo que voy, es que en épocas invernales hay más vientos, los arboles lo saben, también saben que el temporal puede arrancarlos desde raíz. Por eso en otoño dejan caer sus hojas, para pesar menos y que los vientos no puedan tirarlos.

-Mire que interesante, nunca lo había visto de esa forma. ¿Y qué paso en la habitación?

-Saben que deben desnudarse para sobrevivir, muestran su esencia más pura en estas épocas. Ahora mismo estoy realizando una pintura que simboliza eso. Por eso mismo usted el otro día no me encontró, estaba en Aviñón buscando ideas.

-¿Sobre hojas cayendo?

-No, hombre, sobre el despojo de nuestras hojas, es decir prendas, para soportar los crudos inviernos de la vida.

-Discúlpeme pero mucho no lo entiendo.

-Cuando termine la obra se la mostrare y ahí entenderá todo. Cuando vuelva a mirar este mismo árbol sabrá que aquí fue donde nació la inspiración para ese lienzo.

-Me genero mucha curiosidad, no me dejara ver ahora lo que tiene realizado.

-Eso mismo le estoy mostrando, mire hacia las ramas imagine que son personas, mujeres, fuertes y sensibles, alegres y tristes, desvergonzadas y tímidas. Todas ellas sobreviviendo a los vientos de la vida. Ahora no hay nada sobre el lienzo, esta todo en mi mente, querido amigo.

-Tendré que esperar entonces, ansioso, pero esperare. Ojala no sea otra pintura desastrosa como la que acaba de vender, sigo sin entender por qué ese señor pago tanto dinero.

- Es usted un hombre muy inteligente, de las mejores y más confiables personas que conozco. Pero aunque usted crea conocer de arte, temo decirle que está equivocado.

- Entonces ¿dónde podría aprender más de arte para valorar las pinturas como usted?

- Usted no necesita aprender de arte, se lo dije al comienzo de la conversación, nadie tiene una verdad absoluta. Si para usted la pintura es fea. Es su idea y defiéndela. En cambio a Lord Cheseline le parece una pintura grandiosa y estuvo dispuesto a valorarla. Pero no deje que nadie le imponga su verdad. John para mí se equivoca en la forma de ver las cosas, pero no quiere decir que este usted equivocado con su pensamiento, tampoco el Lord que compro la pintura.

- Me deja absorto

- Y usted me hace divertir- dijo Picasso sonriendo y tomando un sorbo del té que tenían sobre la mesa junto a ellos.

- Cuénteme, cuál es su idea con el dinero que ha conseguido con la venta de esa pintura. ¿Se tomara un descanso?

- Ya no tengo más ese dinero, lo gaste todo en una pintura.

- En muchas pinturas querrá decir, ya que con todo el dinero que consiguió podría haber comprado una galería entera en París.

-Solo una, sigue en el living de mi hogar sin sacar de su embalaje.

- No le puedo creer, no escuche de su nombre en ningún titular. Como pudo haber gastado tanto dinero en una obra que no es conocida.

- Querido amigo, la obra es muy conocida y salió en los titulares del mundo artístico

- Pablo, me sorprende lo que hizo, pero dígame… ¿cuál obra compro?

- Haga memoria y en su mente saldrá, no fue hace tiempo y déjeme decirle que usted la vio personalmente.

- Espere…

- Exactamente esa que está pensando amigo.

- ¿Por qué hizo eso?

- El arte debe apreciarse, por más que sea de alguien que me traiciono.

- No me diga que usted fue el comprador de la pintura de Matisse.

- Obvio que no, fue Gestrude. Como me imagina a mí, Pablo Picasso comprando una obra de Henri.

- Pero porque gasto todo ese dinero, podría haberla comprado por mucho menos, yo tengo contactos que podrían haberla conseguido por menos dinero.

-Tiene que apreciar que el dinero en arte no influye, si mi rival se motiva con esa venta seguirá realizando pinturas de ese estilo.

- Pero… ¿No hará que sea mucho mejor?

- Exactamente, repito, en ese estilo.

- Creo que lo voy entendiendo.

- Era hora, estábamos ya próximos a la primavera - exclama Picasso divertido, mirando la cara de asombro de su amigo.

- Déjeme ver si entendí. Usted quiere que Matisse siga realizando los mismos cuadros, ya que si la gente compra ese estilo, tendrá que hacer lo mismo.

- Perfectamente, los artistas creamos cuando cambiamos. Si se mantiene en su estilo no creara nada nuevo. Y eso me dará tiempo para en unos meses mostrar la pintura de la que le hable, la que está en mi mente.

- Verdaderamente me asombra su forma de pensar, me gustaría ser como usted.

- No diga eso amigo, usted es mejor que yo en muchas cosas, solo no compita conmigo en arte, por que se terminaría la amistad.

- Lo sé, terminaría por que no soportaría ver que soy mejor que usted.

- Exactamente, no lo podría soportar.

Ambos ríen, y se levantan para entrar a la casa, ya que el frió invade el parque.

16 de Julio de 2019 a las 18:37 0 Reporte Insertar 1
Fin

Conoce al autor

Alejandro Echavarri Escritor y guionista Argentino. Amo escribir y siempre conocer lugares e historias nuevas.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas