Cuento corto
0
501 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

El último adiós

Ahí estaba él parado del otro lado del salón en un traje negro que definía su cuerpo de una manera incomparable, su barba recién hecha y su cabello negro perfectamente peinado. Cruzaron miradas y fue imposible para el no notar esa cabellera roja alborotada, con ese vestido verde que resaltaba sus ojos.

Ahí estaban los dos, mirándose el uno al otro, sin saber cómo reaccionar, sin saber qué decir.

Era el primer encuentro después de terminar, después de dejar su historia de amor atrás.


Ella sonrío y se dio la media vuelta, tomando la ruta mas rápida al jardín. El no lo noto pero ella dejo de respirar en el momento que cruzaron miradas. La decisión de terminar, para ella, fue la mas difícil. Lo ama con el corazón entero y no hay razón algúna por la cual no volver. Pero se hicieron mucho daño y hay cosas que uno perdona, pero no puede olvidar.


Estando en el jardín se dijo a ella misma:

- "Todo va a estar bien."


Y de repente le llego la imagen de una vida feliz al lado de su amado, la vida que siempre imagino. Entre más pensaba más nerviosa se ponía y quería salir corriendo.


De repente siente una mano en su hombro y al voltear estaba él parado ahí, perfecto como siempre, con esos intensos ojos color miel que la paralizaron.


- "Te vas tan pronto?", le dijo.


Y ella no sabia cómo reaccionar pues él la conocía tan bien que tenia la habilidad de leerle la mente. Llegó a pensar que era por la conexión tan grande que tenían. Pero después regreso a la realidad y descubrió que es muy fácil de leer, perdiendo el encanto totalmente.


- "Hace mucho calor allá dentro con tanta gente", le contesto sin hacer contacto visual.


Al escucharla le sonrío con esa sonrisa que solía derretirla.


- "Baila conmigo." Le dijo extendiendo la mano, y entonces ella sin decir nada la tomo y se dejo llevar.


Bailaron y rieron toda la noche, sin decirse una palabra, solo disfrutando del momento. Como en un cuento de hadas. Pero toda fiesta debe terminar. Y esta ya había llegado a su fin.


Ella se detuvo, lo vio con los ojos llenos de amor y se acerco a darle un beso. Fue un sentimiento de mariposas y cohetes en el estomago combinados, una explosión de sentimientos encontrados. Se separaron y ella comenzó a caminar hacia la salida. El se quedo parado admirando su belleza pensando en lo mucho que la ama.


Pero no fue tras de ella, la dejo ir.


Ella al llegar a la puerta decidió voltear una ultima vez y lo vio parado viéndola, sin moverse. Se sonrieron y ella le susurro un "te amo", continuo su camino hacia la salida sin voltear al pasado y se fue.


Despues de esa noche nunca se volvieron a encontrar. Pero ambos aun recuerdan ese ultimo beso lleno de palabras que nunca se dijeron. Arrepintiéndose todos los días por no luchar por ese amor tan grande que tenían.




16 de Julio de 2019 a las 05:09 0 Reporte Insertar 1
Fin

Conoce al autor

Vania Gonzalez Soñar es inevitable.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~

Historias relacionadas