Cuento corto
0
714 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

...

Un hombre se encuentra observando el cielo en su estado más perfecto.


«completamente estrellado»



De pronto, toda oscuridad desaparece, se mueven los grandes árboles que parecían ser inmovibles por ningún mortal; los cables comienzan a provocar chispas; el tejado del vecino permanece quieto y su poca luz proviene de una luna gélida.

Las sombras que acostumbraban a presentarse en el jardín ya no se encuentran.

Una nave, completamente desconocida, aterriza sobre el césped, espectador de insólito hecho. Una nube de vapor se esfuma y se enciende una escalera que baja lentamente.

El hombre se encuentra sentado. Su cigarrillo ya se ha terminado.

Bajan de la escalera tres extraños seres y se posicionan frente a él. Comparten miradas, ambas de asombro y timidez.

Éstos tres permanecen quietos, sin moverse un solo centímetro.

El hombre piensa en salir corriendo, pero ante el planteamiento sobre lo que está ocurriendo, y de imaginar lo que pueda suceder si se mueve, se mantiene quieto y solo logra decir:


¿Por qué yo?



Uno de los seres parece comprender.

Realiza unas señas, una de ellas entendibles para el hombre.


«Está diciendo que me vaya con ellos»



—¿Y mi hogar?



No hay respuesta. Lo miran fijamente. Al parecer, no es una petición.

El hombre suspira, luego pregunta:

¿Volveré?


Otro de ellos realiza otra seña.

Totalmente inentendible.



«Qué más da»



El hombre se levanta, cierra su abrigo y alcanza a agarrar un cigarrillo.

Los tres extraños se dirigen a la nave sin voltear. El hombre sigue la iluminada escalera.

Finalmente entra. La nave se vuelve un poco menos brillante, se oye apenas un ruido como un auto encendiéndose.

La nave toma altura, permanece quieta unos segundos y luego desaparece.



Silencio. Vuelven las sombras y la oscuridad.



«Nada ha ocurrido aquí »




En una esquina, un gato de ojos atractivos se encuentra lamiéndose gustosamente, sin tener idea de lo que acaba de ocurrir.

4 de Julio de 2019 a las 13:00 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Juan Cruz Fernandez La práctica de la escritura nos conecta con el placer de la plena expresión.

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~