Un Amor Sorpresivo Seguir historia

marcelagoberna Marcela Goberna

Un viaje que puede cambiar su vida..........


Historias de vida Sólo para mayores de 18.
0
926 VISITAS
Completado
tiempo de lectura
AA Compartir

Un Amor Sorpresivo

Estaba Zoe sola en el jardín de su casa, pensando que otro invierno que pasaría sola, pues aunque su familia la rodeaba de amor. Pero ella estaba muy sola en la vida, pues solo podía vivir de los recuerdos de un amor que no pudo ser. Ahora solo guardaba la esperanza de un amor pero tenía claro que tal vez no llegara hacer una realidad.

Pues existían miles de situaciones que la separaban de ese hombre tan especial para ella. Era un hombre autentico pues no vivía pensando como agradar a los demás. Sonrió al recordar cómo se habían conocido su encuentro fue casual, pues ella estaba de regreso en la cuidad donde ha había nacido de vacaciones había salido a caminar esa tarde por las calles donde había corrido cuando niñas en las cuales fue creciendo hasta cumplir los 16 años, a esa edad se había ido cuando cursaba 3 medio, pues a su padre lo habían ascendió a un puesto en la cuidad de Santiago. Había dejado amigas que a pesar de la distancia el paso de los años mantenía la linda relación con ellas a través del email y los tan conocidos mensajes de texto. Ella se iba tener reunión con todas ellas al día siguiente en un encuentro en la casa de una de ellas. Caminaba viendo todo tan diferente desde su partida. Y de pronto se encontró con una cara conocida que era una de sus amigas, ella no iba sola la acompañaba un hombre, después de los abrazos besos tan naturales después de encontrarse con alguien después de tanto tiempo, su amiga le presento a su primo aunque ella sabia existía el pues su amiga le hablaba del casi siempre en sus email de él. Pero conocerlo en persona fue algo especial ella pensaba que era alguien mucho mayor de lo que ella se imaginaba porque el actuaba como un hombre adulto por lo que contaba su amiga. Fue muy agradable, simpático pero cuando él el saludo con un beso en la mejilla se sentido nerviosa de aquello fue un sentimiento que ella hacía mucho tiempo que no sentía cuando conocía a un hombre a pesar de su nerviosismo frente a él, se inicio una grata conversación esa tarde pues caminaron junto varios minutos. Pero aunque ella se comporto de una forma natural frente a él. Aun sentía su labio en su mejilla como algo tibio pero ardiente esa sensación la sentía aun en ella.

Todo se dio de forma tan especial pues siempre lo encontraba cuando salía a caminar o cuando salía a sitios más comunes en la cuidad. Pero sus encuentro siempre habían sido de minutos largos de una conversación era tan natural entre ellos dos conversaban de sus respectivas carreras o de lugares que ella recordaba con mucha ilusión, algunos lugares que ya no existían en la cuidad así fueron transcurriendo las tres semanas de sus vacaciones. Hasta que llego el ultimo día aquí, fue algo inesperado que el llegara a la casa de la amiga de sus padres a despedirse pues ese día ella no había salido caminar por preparar su viajes de regreso a casa y había querido disfrutar de su ultimas horas en casa con la familia que la había acogido con tanto cariño. El llego con una caja de chocolate y un libro de recuerdos de la cuidad. Era algo que no creyó que sucedería en especial esa tarde.

Ese recuerdo la acompañaba todas las noches cuando se acostaba. Era un recuerdo permanente en su vida. Aunque tenía una comunicación con el de forma distanciada. Pero le así ilusión recibir esa breves líneas de él se dirigía de una forma muy especial como a ella en cada email que llegaba de él. Ella había iniciado su práctica de sicología a veces pensaba que actuaba como una adolecente frente a sus sentimiento y que ella era la que necesitaba de una sicóloga. Para ese recuerdo existían en su mente y en su corazón. Pero esa tarde tenía en sus manos un parte de matrimonio de la prima de él, pues su novio había obtenido un doctorado en Europa por 3 años su amiga había decidido con su novio adelantar el matrimonio para acompañarlo se marcharía fines de julio junto a él.

El matrimonio se realizaría a fines de junio ella había decido no aceptar la invitación. Aunque en esos momentos pensaba en una escusa para no asistir. Miro como había transcurrido la tarde pensó lo que pensaba hacer era un error pues aquella amiga que se casaba eran como hermanas pues su amistad había nacido desde 5 básico. Aunque sabía que el tenia una relación aunque nunca lo había visto con ninguna mujer. Iría a ese matrimonio pues lo fallaría a su amiga.

Dejaría al destino la ilusión de ese amor. Se levanto entro casa diciéndose que era mejor enfrentarse a él que esconderse de la realidad. Pero algo en su interior le decía que debía ir aprovechar esta oportunidad de volver a encontrarse con él.

¿Podría encontrar el amor en ese viaje?


22 de Junio de 2019 a las 21:13 0 Reporte Insertar 0
Fin

Conoce al autor

Marcela Goberna Soy escritora trato de expresar en palabras sencillas lo que es vivir y amar de Verdad

Comenta algo

Publica!
No hay comentarios aún. ¡Conviértete en el primero en decir algo!
~